martes, 22 de abril de 2008

Un señor Aquiles Gomez

Enviado por el Tambero Zabalza


Un señor Aquiles Gómez, dirigente de la Asamblea Popular de Maldonado, tuvo la virtud de decir en voz alta lo que otros se susurran al oído en los pasillos del parlamento y de CX 36: “Zabalza es un ortiba que acusa a la ETA”. Le agradezco a Aquiles la oportunidad, no de responderle a usted, cosa que no sé si vale al pena, sino comunicarme con compañeras y compañeros para reiterar algunas reflexiones a calzón quitado.

Lo hago en el siguiente orden: 1) transcripción de la frase donde se nombra a la ETA en el libro “Cero a la Izquierda”; 2) respuesta a una pregunta en entrevista publicada en la revista argentina SUDESTADA (Abril del 2008); 3) entrevista realizada para circular por Euskadi; 4) artículo publicado en el semanario BRECHA en noviembre del 2007; 5) algunos comentarios míos al respecto.

1) “cero a la izquierda” página 164


“La autonomía e independencia financiera de una organización revolucionaria es una cuestión estratégica, una necesidad intrínseca de las actividades revolucionarias. Por lo tanto, plantearse en 1985 el desarrollo de medios de prensa ponía sobre el tapete el problema de cómo financiarlos. Ambas herramientas (se refiere a Mate amargo y CX 44) eran fundamentales, tanto para el crecimiento político como para el desarrollo del horizonte revolucionario que mediante la denuncia buscaría socavar los cimientos del régimen político burgués. Pero para financiar la política comunicacional del MLN no se podía recurrir sólo a lo que venía del pueblo, y a la solidaridad internacional, eso era un hecho.

-La guita la tienen los ricos, entonces la financiación de una política revolucionaria tiene que venir de los ricos- llegó a decir Mujica, en tono pícaro y con sus clásicas guiñadas, en reuniones y asambleas internas y también en alguna mateada.

Las expropiaciones eran algo que estaba presente en el aire de la interna, aunque el MLN también se financiaría –lo que los tupamaros no reconocerían tan fácilmente- con dinero proveniente de otras organizaciones revolucionarias que contribuían solidariamente: l Monimiento Todos por la Patrai (MTP) de Enrique Gorriarán Merlo, y la Esukadi Ta Askatasuna (ETA). De esta manera se iban tejiendo compromisos que más tarde o más temprano los tupamaros retribuirían, también solidariamente”

2) Entrevista publicada en SUDESTADA


Pregunta: “La derecha ha utilizado el libro de forma oportunista y recortada: sólo han explotado sus comentarios acerca de la relación con la ETA y el MTP y el papel del MLN durante los incidentes por los vascos. ¿Qué sensaciones le genera esta manipulación de sus recuerdos en el libro?”

Respuesta: “Aclaración previa: la lucha por la liberación del pueblo vasco es una causa justa. Tan justa como la guerra del pueblo artiguista contra el dominio del Imperio Español. Claro, como nuestras retinas conocen a los Países Vascos dibujados dentro del mapa de del Estado Español, a la conciencia se la hace más difícil percibirlo. Segunda aclaración: para los tupamaros, ETA es un movimiento revolucionario con el cual siempre practicamos la solidaridad internacionalista, aún cuando creamos que algunas de sus operaciones no son comprendidas por la población y no obran en el sentido de la acumulación hacia la revolución social. De la misma manera, a lo largo de toda nuestra historia, hemos sido solidarios con la Revolución Cubana, sin por ello perder la independencia crítica con relación a muchos aspectos que no comprendemos o no compartimos. Hay un hábito mental de origen estalinista que identifica solidaridad con subordinación. Tercera aclaración: desde fines de los 80 apoyamos solidariamente la radicación de vascos perseguidos por los grupos paramilitares que armaba el gobierno socialista de Felipillo (los socialistas pueden ser más crudos que los liberales, parece una advertencia de la historia) y, al mismo tiempo, por internacionalismo, ellos contribuyeron s “salvar” las finanzas de CX 44 Radio Panamericana, como lo hicieron muchas organizaciones del mundo entero y muchísimos ciudadanos uruguayos. Creo que es una reverenda hipocresía haber aceptado la solidaridad de los revolucionarios vascos cuando se precisaba y ahora, cuando se está en el parlamento y el gobierno darles el tratamiento de “banda terrorista”. No quiero morir hipócrita, por eso confirmé lo que ya se sabía públicamente. Finalmente: ya está muy viejo eso de acallar las críticas y esconder la información para que no aproveche a la derecha. Con ese verso se prohibía opinar sobre la URSS y así les fue… La derecha siempre está haciendo su juego por sí sola sin necesitar de nadie. Además ¿a cuál derecha se refiere? ¿A la vernácula o a la derecha entronizada en el Frente Amplio y en el gobierno progresista? ¿Cuál de las dos sirve mejor a los intereses de los grandes capitales?

El favor más grande que le hacemos a la derecha es con la hipocresía del doble discurso. La verdad es revolucionaria y al hacerse pública, el pueblo y la militancia está en condiciones de sacar sus propias conclusiones y de tener todos los elementos necesarios a la hora de decidir”.

  1. Entrevista que circula por allá

Pregunta: “¿Cuál fue el carácter de las relaciones entre la ETA y los tupamaros?”

Respuesta: “Hubo tupamaros que, simplemente por un sentimiento solidario, supieron jugarse la vida en Chile, Nicaragua, Colombia, Venezuela, Salvador y en otros países. Algo muy simple: recoger la bandera internacionalista y latinoamericanista de manos de Ernesto Ché Guevara. En ese contexto de solidaridad internacional entre movimientos revolucionarios, los tupamaros y la ETA establecen vínculos. No se trata de un contrato de compraventa entre ambas partes, como tampoco lo hubo cuando el MLN recibió armas y entrenamiento de la Revolución Cubana o cuando los tupamaros formaron una columna logística del ERP en la Argentina, ni cuando construyeron el bunker de Salvador Allende. Son relaciones basadas en principios de moral revolucionarias y no en función de intereses materiales, relaciones donde cada uno aporta de acuerdo a sus diferentes posibilidades y capacidades”.

Pregunta: “Pero, a la ETA se la califica como “banda terrorista” y no como movimiento revolucionario”.

Respuesta: “En la batalla por la liberación de Euzkadi se ha abierto un abanico un espectro muy amplio de formas de lucha y de posturas ideológicas. Hay un partido gobernante (que es de derecha) al que no le permiten hacer un referéndum para conocer la voluntad política de la mayoría del pueblo vasco. Ahora se ilegaliza ilegalmente a partidos que han “prestado” sus lemas para que se exprese la izquierda vasca que pretende transitar hacia el socialismo con las armas en la mano. Esos partidos “españolistas” (PSOE y PP) son los que califican de terrorismo al movimiento revolucionario independentista, de la misma manera que EEUU e Israel hacen con Hamas y antes hicieron con la OLP.

Cabe anotar, de paso, que los partidos españolistas nunca calificaron como terrorismo de estado la acción de los GAL y del gobierno de Felipe González, que los amparó y propulsó. Adjetivan según sus estrategias políticas, descalifican como método de propaganda política.

Lo cierto es que las campañas represivas no han podido exterminar esa pretendida “banda terrorista”…¿será que cuenta con el suficiente apoyo popular para sobrevivir las sucesivas ofensivas del Estado Español? ¿ será que el único camino de salida es el acuerdo político? Si es así, entonces, callaos la boca, señores del PSOE y del PP. Por mucho que desde el poder se lo desconozca, es un movimiento revolucionario como las FARC o como el EZLN y chau!”

Pregunta: “¿Por qué revelar ahora la existencia de esos vínculos?”

Respuesta: “Más allá de entender que se trataba de relaciones entre movimientos revolucionarios, los tupamaros no compartíamos algunas de las líneas operativas de la ETA. Tampoco entendimos el asalto al cuartel de La Tablada en la Argentina de Alfonsín, pero no por eso dejamos de ser solidarios con el MTP de Gorriarán Merlo. Desde el punto de vista de los principios, la solidaridad se antepone a cualquier tipo de consideración crítica. Era la manera de pensar de Raúl Sendic.

Sin embargo, hay viejos guerrilleros que sienten la presión desde la derecha, y rechazan, como si fuera la peste cualquier clase de postura solidaria con los revolucionarios vascos. Nos parece una grandísima hipocresía.

Cuando recibimos la solidaridad de ellos en los noventa, ya sabíamos de las campañas que los descalificaban en España. No ignorábamos nada y explicitamos nuestras discrepancias de fondo con el contenido político algunas de sus operaciones, pero aceptamos la mutua solidaridad…¿cómo puede ser que ahora les brote el sarampión cada vez que se nombra a la ETA?

Entonces, creímos que “Cero a la Izquierda” no podía acompañar ese doble discurso tan descarado que se extiende a todos los aspectos de la vida política de los viejos guerrilleros uruguayos. Que era una forma de transparencia poner sobre la mesa aquellas relaciones MLN-ETA basadas en los sentimientos de la solidaridad internacionalista”.

Pregunta: “Pero, ¿no puede verse como denuncia esa revelación?”

Respuesta: “De ninguna manera. En realidad “Cero a la Izquierda” no revela nada nuevo. Los ciudadanos vascos detenidos por la policía uruguaya, declararon su asombro al ver un cartel que decía “Departamento de Inteligencia”. Exclamaron “no puede ser, si nosotros estamos acá con permiso de los servicios de inteligencia”. Claro, era la inteligencia del ejército la que había dado su permiso. No la policial, que se limitaba a obedecer las directivas de la policía del Estado Español. (¿colonialismo?). A principios de los ’90 todo eso fue llevado y traído por la prensa en el Uruguay. Hay desmemoria colectiva. También fue público el aporte de 50.000 dólares a las finanzas de CX 44 Radio Panamericana.

Por otra parte, los viejos guerrilleros que hoy participan del gobierno progresista, mantienen relaciones muy fluidas con la “Legión de los Tenientes de Artigas”, una organización de militares protagonistas del terrorismo de Estado y todavía vinculados a los servicios de inteligencia del ejército. De ahí la defensa cerrada a los militares extraditados a Chile por el asesinato de Berríos y que ambas organizaciones (los viejos guerrilleros y los responsables de delitos de lesa humanidad), hayan querido pergeñar una declaración conjunta dando por terminada la lucha por verdad y justicia. En ese marco, no hay tema que no se haya hablado. Los servicios lo saben y la prensa lo manejó hasta el hartazgo…¿cuál es el misterio? Secreto solamente para que olvidan fácilmente y para los que quieren olvidar para no hacerse cargo de su historia”.

4) Artículo publicado en BRECHA


Copete: "Cuando la hipocresía comienza a ser de muy mala calidad, es hora de empezar a decir la verdad". Bertolt Brecht

Titulo: CODIGOS ROTOS


PACTO DE SANGRE: el único que conozco es con la liberación social, con la sociedad sin oprimidos y sin explotados, con el socialismo. Y hoy, en esta subjetividad del Uruguay Progresista, resignada y renunciante, la tarea es hacer público ese pacto de luchar por la revolución hasta la muerte, contraído con el Ché Guevara, con las compañeras y los compañeros muertos y desaparecidos y con los pueblos de América Latina. Otra cosa es pactar, dentro del Frente Amplio, la transa con los dueños del poder, seguir mandando tropas a intervenir en Haití y tener a un estanciero de presidente del Instituto de Colonización. Estos pactos sólo sirven al sistema de opresión y explotación.

¿QUIÉN ROMPIÓ EL PACTO DE SANGRE?: Los que se abrazan con George Bush en lugar de jugarse a los Morales y Correa. Los que conspiran con logias de terroristas de Estado, asesinos y torturadores, en lugar de luchar por Verdad y Justicia. Los que callan ante la avalancha de la contrarreforma agraria, en lugar de pararse de punta frente a la ofensiva del capital extranjero sobre la tierra, los frigoríficos y los molinos…¿Cómo sostener que ése es un camino de liberación? Es un camino de consolidación capitalista. Recomienda un amigo mío que vuelvan a leer “El Engranaje” de Jean Paul Sastre,

¿SILENCIO PARA QUÉ?.... Decir en concreto que diecisiete viejos tupamaros nos reuníamos a conspirar, reafirma que la democracia está tutelada por los dueños del poder, hace propaganda estimulando nuevas y jóvenes rebeldías. Hay que convocar a rebelarse y conspirar contra el poder. De silencio está empedrado el camino de la aceptación y el consentimiento con el sistema.

El silencio está únicamente legitimado por el pacto de sangre con la revolución…si se quiebra éste, aquél no tiene sentido. ¿Silencio para decir que en Cuba no hay socialismo, para una renuncia a la lucha por el socialismo, que se sella, paradójicamente, en nombre del Ché Guevara y los caídos en Pando?.

TRAPOS SUCIOS: Hacer la revolución hoy, ahora y aquí, es sembrar, cultivar y propagar la voluntad de hacerla. Sin miedos. Públicamente. Para eso sobrevivimos a los dos últimos exterminios de militantes: el físico a que nos sometió el terrorismo de estado y el espiritual con que quisieron quebrarnos los ideólogos burgueses.-

“Cero a la izquierda” defiende en público el derecho a conspirar. A hacerlo en un sistema donde Julio López fue desaparecido y Fernando Morroni asesinado por consipiradores de derecha; donde continúan interviniendo teléfonos fijos y móviles; donde el ojo de la CIA nos vigila desde el cielo (recordar la visita de George II); donde Sanguinetti se reúne a conspirar con el jefe Carlos Díaz y Gloodtdofsky, jefe de la casa militar, muestra el as de espadas que escondía en su manga derecha.

Todos conspiran, todos conspiran en democracia y…bueno, ¿porqué se horrorizan que los tupas lo hayamos hecho veinte años atrás? ¿O solamente puede haber conspiradores de cuello blanco?

  1. Algunos comentarios al margen

Como verán nos le he sacado la nalga al tema. Se ha escrito y hablado abundantemente en los medios de prensa, con estilo frontal y directo. Sin subterfugios ni metáforas. Esos documentos públicos sirven de fundamento a esto que quiero decirle.

En “cero a la izquierda” no existe ninguna acusación a la ETA. . Eso está bien claro que Aquiles gómez no leyó el libro y repite lo que dicen los medios de derecha y los ideólogos de la renuncia. ¿Por qué se ensañan con lo que relata Federico Leitch sobre las relaciones con la ETA, MRTA y MTP? Porque deja en claro que este tupamaro irredento continúa reivindicando la solidaridad práctica con los movimientos revolucionarios del mundo y dispuesto a luchar donde sea necesario contra el imperialismo.

Porque se reivindican los métodos de lucha popular y no se hace el harakiri con el famoso ómnibus lleno de miguelitos de Jacinto Vera. Todo lo contrario, se sigue sosteniendo que fue correcta la decisión del Ejecutivo del MLN de llevarlo hasta ahí y que fue correcta también la decisión de sacarlo cuando la movilización militante se transformó en manifestación popular y pacífica. Porque se sigue defendiendo el derecho a conspirar como medida de lucha contra el Estado y sus diferentes aparatos de inteligencia, control y represión.

Ni en el libro de Leitch, ni en los artículos referidos, ni en mis actitudes, hay la más mínima defección. Ni tampoco he roto ningún código. Simplemente me alejé de la hipocresía reinante. Cabe preguntarse entonces ¿porqué el señor Aquiles sugiere tal cosa?.

Una respuesta posible es que haya contraído el mismo virus que enfermó a los practicantes del “seispuntismo” en la cárcel y el exilio. Ese virus que los llevó a perseguir y condenar compañeros. Podía ser eso, porque la misma enfermedad virósica continúa tiñendo algunas prácticas actuales de sus continuadores, que prefieren descalificar a debatir y usan los medios de difusión con que cuentan para condenar y aislar a quienes discrepan con sus posiciones políticas.

¿No le ha llamado la atención que hace casi tres años no oye mi voz en su radio preferida? No informaron de la marcha a Anchorena, poco de la marcha de FUCVAM desde Bella Unión a Montevideo y nada acerca del libro “cero a la izquierda”. En cambio reproducen algunas noticias que afectan a mi vida privada, dadas por La República, El País y El Observador, sin tener la gentileza de llamarme para contraponer mi versión a la de esos medios de derecha.

Le repito, Aquiles, lo que le duele a la derecha y a los adalides del progresismo es que mantengo mi compromiso revolucionario públicamente. Que digo en la televisión lo mismo que digo en las reuniones entre cumpas. Progresistas y caudillos del MLN-MPP (¿CAP-L donde va?) quisieran que tuviera dos discursos: uno para el público en general y otro para las ruedas de íntimos. Como no practico esa dualidad, usted me llama ortiba.

Sin más, me despido atte y me pongo a sus gratas órdenes para lo que usted entienda necesario.

Habrá patria socialista para todos o no habrá patria para nadie.

Arriba los que luchan!

Jorge Tambero Zabalza

PD. Le aclaro que la Columna Cerro-Teja pertenece a vecinos organizados y no organizados de esas barriadas, que hace 25 años se convoca los Primero de Mayo para llevar una posición clasista y combativa al acto de la Central. No es propiedad mía como usted sugiere. Y las decisiones son colectivas. Se mete en terreno farragoso, querido señor ex edil Aquiles Gómez.

La Columna Cerro-Teja se negó a quedar bajo las banderas del “26 de Marzo” que poblaban la plaza “1º de Mayo”. Prefirió como movimiento de vecinal de trabajadores mantener su independencia de todos los partidos políticos y no solamente de los de derecha y/o progresistas.

Quiero explicarle, señor Aquiles, que la Columna es referencia en esas barriadas proletarias entre otras cosas porque es garantía de no partidización, de sostener con autonomía posiciones de clase y combatividad. Dado el movimiento de carácter electoral al que pertenece, usted puede no compartir nuestros métodos de no hacerle el juego a ninguna lista para las elecciones nacionales. No tiene derecho, en cambio, al denuesto gratuiro

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada