sábado, 7 de junio de 2008

Racismo y xenofóbia en Sucre ||| Bolivia

Sucre, Capital del Racismo

Racismo: Al menos 18 campesinos fueron hoy golpeados, tomados como rehenes y posteriormente humillados semidesnudos en plena Plaza 25 de Mayo de Sucre, presuntamente por grupos instigados por el Comité Interinstitucional, que se movilizó de manera violenta para evitar la llegada del presidente Evo Morales a esa ciudad. Una turba de jóvenes allanó durante la mañana varias viviendas de Sucre, donde se encontraban alojados campesinos que llegaron a la ciudad para participar del acto organizado por la presidencia de la República en el estadio Patria. Las mujeres campesinas con lágrimas en los ojos y lleno de impotencia, también, sufrieron agresiones físicas y verbales, lleno de adjetivos racistas que emitieron con furia los agresores. Tras la golpiza, varios de los campesinos fueron tomados como rehenes y posteriormente trasladados a la Plaza 25 de Mayo, donde fueron obligados "a pedir perdón" de rodillas y semidesnudos ante la multitud. Los 18 campesinos sin ropa de cintura para arriba, entre ellos el alcalde de Mojocoya, fueron obligados a emitir insultos en contra del Gobierno Central. La Federación de Campesinos de Chuquisaca denunció que aproximadamente 20 personas de su sector se encuentran desaparecidos, entre ellos algunos niños.


Campesinos secuestrados por grupos organizados fueron llevados a golpes y latigazos a la Plaza principal de Sucre y humillados el pasado 24 de Mayo de 2008. Se les quitaron sus ropas y pertenencias y se les obligó a desfilar por la plaza portando banderas de la capitalía, quemar su propia bandera (wiphala) y arrodillarse frente a los cívicos sucrenses, quienes los insultaban enfervorizados. Los campesinos habían llegado a Sucre para recibir al Presidente Evo morales.



Testimonio de campesinos agredidos el 24 de mayo en Sucre 1









Testimonio de campesinos agredidos el 24 de mayo en Sucre 2





Testimonio de campesinos agredidos el 24 de mayo en Sucre 3


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada