jueves, 5 de junio de 2008

Sólo para herejes (II)





"El gobierno actúa sometido a tensiones de una sociedad dividida en clases y no puede actuar siempre acorde a ese programa (el del Frente Amplio, nota del autor) y tiene que ceder a las presiones del bloque dominante", palabras dichas en el acto del Primero de Mayo, por Juan Castillo, principal vocero del PITCNT.

A riesgo de aburrir lectores y alienarme voluntades, creo conveniente repasar el listado de las cesiones que se hace frente al bloque dominante:

I) a los grandes capitales multinacionales se les cede enorme extensiones de tierras forestadas con eucaliptos y se deja plantar soja transgénica cultivada en base a agro tóxicos hasta alcanzar a ser el décimo país en el campeonato mundial sojero organizado por la Monsanto. Se les regala la instalación de plantas de celulosa en zonas francas donde no pagan ni un peso en impuestos. Se les ceden las industrias molineras y frigoríficas que exportan sin pagar detracciones como en Brasil o Argentina. Se mantiene el funcionamiento secreto de la plaza financiera, asentamiento extranjero que exporta capital expropiado a los asalariados uruguayos.

II) Se cede en la concepción de la política económica al centrarla en el pago de la Deuda Externa. Se paga por adelantado el capital al FMI, y no se atrasan ni un segundo en el pago de intereses y amortizaciones a los acreedores privados. Al mismo tiempo se hace la mosqueta con el 4,5% para la educación; con las inversiones en vivienda popular y préstamos a cooperativas; se niega al INAU lo imprescindible para atender niños y adolescentes arrojados a la calle por esta misma política astoriana.

III) Se cede ante el complejo latifundio-agro exportación que hacen su agosto con el consumo popular al tiempo que no pagan prácticamente nada por las rentas de capital o por el privilegio de la propiedad de la tierra o por las exportaciones de carne y lana (¿qué pasó con el impuesto a la productividad media y con la ley de sociedades anónimas?).

IV) Se cede a las presiones del terrorismo de estado para no anular la ley de caducidad y sacar de la manga una cárcel VIP para los asesinos con o sin uniforme, al tiempo que no hay un peso para humanizar las cárceles y las colonias de menores (como botón de muestra: ver las condiciones en que esperan en las puertas de las cárceles los familiares que no han cometido delito alguno). El gobierno también cede al no tomar la iniciativa en materia de derechos humanos: podría dar órdenes a sus fiscales para que inicien investigación y denuncias judiciales sobre la tortura, desapariciones y asesinatos desde 1968 a 1985, así como lo que ocurre actualmente en comisarías, cárceles y hogares de menores.

V) Se cede a las presiones de lo más reaccionario (Opus Dei y arzobispo) para no aprobar la despenalización del aborto y al hacerse los distraídos para no ver las clínicas aborteras clandestinas, gran negocio de algunos médicos.

VI) También cede ante el imperialismo, al enviar tropas hipócritamente llamadas "de paz" a reprimir al pueblo haitiano para restablecer la "democracia" como le gusta a George Bush, gran democratizador en Afganistán, Irak y el resto del mundo; además se cede al no levantar una voz indignada por la invasión del ejército colombiano a Ecuador y al recibir, por el silencio cómplice, las felicitaciones de Condoleza Rice. También se calla sin denunciar el reflotamiento de la IV Flota bajo el mando del Comando Sur, división del Pentágono para el control y la represión en América Latina, responsable de violaciones del territorio ecuatoriano y venezolano, del Plan Colombia y de la construcción, con el consentimiento del Ministerio de Defensa, del anzuelo-políclina en mis pagos de Santa Catalina.

Este incompleto listado (olvidé las privatizaciones y la ley "luz verde para la policía", por ejemplo) abre dos interrogantes en negrita: A) ¿Dónde termina el "ceder a las presiones" y empieza el "hacer los mandados a la oligarquía y el imperialismo"?, y B) ¿Qué está en disputa en este gobierno donde el programa popular ya perdió por goleada?

Las respuestas las tienen los miembros del secretariado ejecutivo del PITCNT, en particular, Castillo, Abdala y Bermúdez que unen a esa condición la de ser comunistas y, por lo tanto, se supone que ideológicamente rechazan toda colaboración de "su" gobierno con la oligarquía y el imperialismo. Personalmente, sospecho que ya no hay nada que disputar: el gobierno acaudillado por Mujica, Astori y Tabaré es de derecha sin remedio.

El inefable senador Huidobro reafirma su compromiso a muerte con la gestión del gobierno progresista y que sus alianzas en el Frente Amplio tienen un carácter estratégico. Manifiesta nuevamente su lealtad para con Astori, Valenti, Nicolini, Bengoa y etc. a la par que valora la actual política económica como de izquierda.

Huidobro se suma al discurso "¡unidad, unidad!" que vienen haciendo los caudillos del progresismo y los dirigentes de la central sindical. Consigna que se ha venido imponiendo desde 1960, cuando el PCU unificaba a palo y cadena.

La "Unidad" posee mucho significado afectivo para el pueblo asalariado y es un excelente recurso retórico. Basta mentarla para despertar aplausos en el público más aburrido (como el de todos los Primeros de Mayo, por ejemplo).

El contenido político de este nuevo paquete de "Unidad" parece ser el disciplinamiento a las políticas de gobierno. La tribu entera atrás de Pluma Blanca, de su primer ministro Danilo y del Gran Brujo. Disciplinarse al gobierno por un lado y por el otro, anular con un discurso demagógico las resistencias populares que pudieran surgir

Unidad para hacer los mandados y dejar hacer los grandes negocios a los dueños del Uruguay, los que viven en Carrasco y también los europeos y gringos. Unidad para convencer de que tres años son poco tiempo para cambiar las causas de la pobreza en que vive el millón y medio de uruguayos que no goza del privilegio de pagar IRPF.

PD. Compañeras, compañeros, este artículo aparece este jueves 5 en "Voces del Frente" con mi firma. Habrá patria socialista para todos o no habrá patria para nadies. Abrazos Tambero

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada