viernes, 31 de octubre de 2008

Mafia colombiana se toma a Uruguay


Desde que ostenta el poder el presidente colombiano, Alvaro Uribe Velez -quien según reportes de inteligencia en los Estados Unidos era amigo de Pablo Escobar y del Cartel de Medellín-, el narcotráfico ha tomado alto vuelo y se “exporta” a varios países como Venezuela, Perú, Costa Rica, Argentina, España y ahora Uruguay.


ANNCOL



Como hicieron con México, en donde ahora mismo han activado una guerra sin cuartel contra el gobierno y el pueblo mexicano, y que hace recordar los peores días de la guerra entre Pablo Escobar y el gobierno de César Gaviria Trujillo, la mafia colombiana ha extendido sus tentáculos a Uruguay y ya se comenzaron a ver los resultados con la captura en México del empresario uruguayo, Alessandro Brasesco Cardona, once narcotraficantes colombianos y sólo tres mexicanos, según lo anunció la Agencia Notimex, el domingo 19 de octubre.

Según una fuente especializada, que pidió el anonimato para no entorpecer la investigación, la captura del ciudadano uruguayo se debió a “un seguimiento que se venía haciendo desde el año 2005 a la banda de narcotraficantes y que cubría territorio de México, Colombia, Perú y Uruguay”. Al parecer, ésta era la primera acción de muchas que se harían coordinadas con la DEA y el FBI.

Desde que ostenta el poder el presidente colombiano, Alvaro Uribe Velez -quien según reportes de inteligencia en los Estados Unidos era amigo de Pablo Escobar y del Cartel de Medellín-, el narcotráfico ha tomado alto vuelo y se “exporta” a varios países como Venezuela, Perú, Costa Rica, Argentina, España y ahora Uruguay.

¿Cómo llegaron a Uruguay?

“Uruguay en un país pequeño, tranquilo, con gente trabajadora y cordial. Un excelente terreno para llegar con bajo perfil y comenzar a armar la estructura diabólica de este mal que solamente sangre, dolor y miseria trae consigo”, dijo la fuente.

Y aseguró: “La mafia colombiana llegó por varias vías: Primero, como ‘inversionistas’, comprando discotecas, bares, prostíbulos, pequeños hoteles, empresas de transporte público y futbolistas o pequeños equipos de fútbol. Segundo, a través de grupos religiosos cristianos adventistas o evangélicos, estableciendo ‘comunidades religiosas’ en barrios deprimidos y zonas rurales. Buena estrategia para lavar dinero y comenzar a formar el ejército de sicarios y prostitutas, que más tarde serán ‘modelos y reinas de belleza’, como en Colombia”.

Pero la red capturada en México es apenas una de las extensiones de la gran telaraña que involucra a personajes de la política, el fútbol y el periodismo deportivo en Colombia y en la que cayeron personas como Alessandro Brasesco Cardona de Uruguay.

El 9 de febrero de 2008, reportaba la revista Semana: “Juan Bautista Ávalos era un revisor fiscal cualquiera y experto en auditorías forenses hasta 2001 cuando un grupo de accionistas minoritarios del Deportivo Independiente Medellín lo contrató para una misión casi de detective privado. Le pidieron hacer una auditoría externa del manejo que Rodrigo Tamayo -hombre clave en el equipo antioqueño por más de una década- estaba haciendo de la plata del onceno. Después lo nombraron revisor fiscal y se convirtió así en todo un 'infiltrado': durante casi cuatro años se ganó la confianza de los directivos y recogió todo tipo de información y documentos para demostrar, según él, que detrás de toda la contabilidad del equipo se manejaban grandes operaciones de lavado.

Todos los documentos reposan en una denuncia de 80 folios que interpuso Ávalos en la Fiscalía en Bogotá en 2004. A las pocas semanas fue sacado del equipo y desapareció, pues temía por su vida. Tras varios años, Ávalos Salgar, hoy identificado como Jean Segler, decidió romper su silencio. Además de escribir y poner a la venta en www.librosenred.com el libro Narcolavadora, Corporación Deportiva Independiente Medellín, habló con SEMANA de lo que descubrió en uno de los equipos más queridos de los antioqueños.

Rodrigo Tamayo, hoy pastor evangélico y según él retirado de las riendas del equipo, niega todas las acusaciones y asegura que se trata de una venganza de Ávalos por un carro que le prometieron y no le dieron”.

De acuerdo con la fuente especializada, “Rodrigo Tamayo, era un antiguo sicario al servicio de los hermanos Galeano -ajusticiados en La Catedral por Pablo Escobar-, y al morir sus jefes escaló puestos hasta llegar a ser uno de los propietarios del equipo de fútbol llamado Deportivo Independiente Medellín, y tener acciones en otro equipo llamado El Envigado”.

Según el autor de “La Narcolavadora”, habían unos mafiosos que eran los dueños del equipo: “Pablo Correa Ramos, Héctor Mesa Gómez, Guillermo Zuluaga, Julio César Villate (exmesero en un restaurante de la familia Ochoa), Jorge Castillo y Rodrigo Tamayo, quien fue dueño entre 1988 y 1992, y después volvió a tomar el equipo en 1998 hasta 2007”.

Preguntaba la revista Semana (ibídem): “¿Varios fueron reconocidos líderes deportivos de Antioquia y no tienen ningún tipo de investigación en su contra?

Y respondió el autor: “Tan reconocidos, que varios fueron asesinados por la mafia. Durante el tiempo que fui revisor fiscal pude demostrar lo que todo el mundo decía en secreto en Antioquia: que Rodrigo Tamayo era el verdadero dueño del equipo, así no figurara en la contabilidad ni en el listado de socios, ni mucho menos en los reportes que el club le enviaba a Coldeportes y a la Supersociedades. Y que durante ese tiempo lavó activos, promovió el testaferrato, hubo enriquecimiento ilícito, se evadieron impuestos, hubo maniobras dolosas con divisas y se promovió la contabilidad fraudulenta. En ese tiempo, Rodrigo Tamayo sacó miles de millones de pesos, a pesar de que era una entidad sin ánimo de lucro y en detrimento del equipo y de los hinchas minoritarios”.

Para la fuente, especialista en estos temas, las conexiones de Tamayo no solamente eran con el fútbol y la religión, también tenía periodistas deportivos, políticos y empresarios del transporte a su servicio:

“En la ciudad de Medellín, algunos periodistas deportivos están seriamente vinculados con estos sujetos. Desde la época de Pablo Escobar y los hermanos Ochoa, hasta los Tamayo de hoy. Los periodistas sirven en muchos casos como aduladores y ’lavadores’ de imagen, muchas veces a cambio de favores y dinero. Hay nombres bajo un serio escrutinio de autoridades internacionales como Santiago Martínez, Alonso Arcila, Luis Cano y Fernando Múnera, por ahora. También se sabe que Francisco Maturana, Hernán Darío Gómez, Juan José Peláez, Víctor Luna y otros, pueden estar actuando como testaferros de Tamayo, al aparecer como propietarios de su equipo de fútbol”.

Los estrechos lazos con politicos son mucho más claros. Continúa la fuente: “Por ejemplo, Guillermo Valencia Cossio, Jefe de Fiscalías en Medellín, es íntimo amigo de Hugo Albeiro Quintero, alias “El Patrón”. propietario de la empresa ‘Bellanita de Transporte’. Ambos están detenidos. Quintero fue capturado y será pedido en extradición pronto. Y ambos tienen de amigo en común al ‘pastor’ Rodrigo Tamayo.

Hay otro ‘transportador’ en la mira: Guillermo Angel Restrepo, alias ‘Guillo’, quien era propietario de ‘Helicargo’, empresa de fachada que transportó a paramilitares a diferentes áreas con la bendición del gobierno colombiano. Este sujeto está "huyendo" en Perú y está conectado con Tamayo y otro caso que sería bueno investigar: la muerte de Pedro Juan Moreno Villa”.

Es cierto. Como lo escribió el periodista sueco Dick Emanuelsson, diciembre 27 de 2007: “Pedro Juan Moreno Villa habría sido asesinado”. Cita el periodista: “Sobre el día del accidente, la misma revista Semana informa: “Sin embargo, a las 6:32 de la mañana, estaría partiendo del aeropuerto Olaya Herrera en el helicóptero BELL 2006 B de la empresa Helicargo con destino al municipio de Apartadó”.

Helicargo tiene muchos vínculos con el presidente Uribe. Dice Daniel Coronell, (revista Semana, octubre 14 de 2007).

“Al lado de este aviso mortuorio, hay otro llamativo. Allí se solidarizan e invitan al funeral del señor Uribe Sierra los hermanos Guillermo Ángel Restrepo y Juan Gonzalo Ángel Restrepo.

Guillermo Ángel Restrepo, conocido como 'Guillo', fue parte de un grupo de narcotraficantes llamado 'Los doce del Patíbulo'. Ellos fueron perdonados por la Fiscalía en 1993, a cambio de información para acabar con Pablo Escobar. Del grupo hacen parte, entre otros, Gabriel Puerta Parra y Miky Ramírez.

Muerto Escobar, 'Guillo' fue emisario del cartel de Cali para firmar la paz con el cartel de Medellín, curiosamente a instancias de la Fiscalía. El 16 de febrero de 1994, se reunió en el despacho de la fiscal Cruz Helena Aguilar, con el 'Arete' y el 'Mugre'. De la reunión hay un video, publicado por el noticiero QAP.

Ahora 'Guillo', con su fortuna legalizada, es dueño -entre otras cosas- de un club de polo en Argentina y de Helicargo, una empresa de helicópteros que ha tenido entre sus clientes varias entidades estatales, al paramilitar Vicente Castaño y usuarios menos afortunados, como el trágicamente fallecido Pedro Juan Moreno Villa”.

También, los campesinos testigos de la masacre de Ituango recordaban un helicóptero de la misma empresa que transportaba al Gobernador de Antioquia, unas veces, y en otras a los asesinos de ese entonces. De igual manera, era a esa empresa a la que el almacén donde trabajaba Nancy Ester Zapata Orozco (mujer que apareció asesinada en el aeropuerto Olaya Herrera), le vendía los repuestos.

Lo llamativo de este caso es que cuando el FBI y la DEA pusieron el ojo sobre Tamayo y “Guillo” Angel, estos adoptaron un bajo perfil y se esfumaron del país. “Guillo” Angel está en Perú y Tamayo se “convirtió” en un “pastor evangélico”, puso testaferros como “dueños” en el Deportivo Independiente Medellín y "huyó" al Uruguay donde oficia como "pastor" e "inversionista".

-------O--------

Otras fuentes consultadas:

Sobre el “Guillo” Angel y Helicargo

http://www.eltiempo.com/colombia/justicia/2008-10-19/eu-rastrea-supuesto-nexo-entre-luis-guillermo-ngel-restrepo-y-plata-ilicita-de-los-ochoa_4611168-1

Sobre Rodrigo Tamayo:

http://www.semana.com/wf_InfoArticulo.aspx?idArt=109315

Sobre el asesinato de Pedro Juan Moreno Villa y Nancy Estér Zapata

http://anncol.eu/index.php?option=com_content&task=view&id=129&Itemid=2

Sobre Helicargo por Daniel Coronell

http://www.derechos.org/nizkor/colombia/doc/uribe29.html

Sobre Hugo Albeiro Quintero

http://www.elpaisvallenato.com/html/noticias/2008/septiembre/25/5804497capturanaaliaselpatron.html

Sobre la captura de Alessandro Brasesco Cardona

uruguayo

http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2008/10/19/detienen-en-el-df-a-15-integrantes-del-cartel-de-cali

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada