martes, 7 de abril de 2009

¿Cuál es el crimen de Norelys?


Dos delitos imperdonables.

* Publicado por Minoska Cadalso Navarro el abril 6, 2009

Amenazas contra una colaboradora de inSurGente
Por: Antonio Maira.

En realidad, Norelys Morales Aguilera cometió dos crímenes imperdonables. En “Leer más”, información completa.

El primer crimen fue “de lesa majestad imperial”, y por difundir espontáneamente y, sin preámbulos, la opinión de todo un pueblo.

Lo hizo con palabras inmediatas, sin retórica, con ocasión de los cambios en el gobierno de Raúl Castro en Cuba, cuando Falsimedia y la casi totalidad de la “prensa alternativa” (en España, dentro de los lindes europeos del Imperio, no en América Latina), se lanzaron contra Fidel:

Quién quiere callar a Fidel?

Carta a los Amigos de Cuba; por Norelys Morales Aguilera

InSurGente (10 marzo 2008).- Por su peso cae la respuesta. Sí, querrían callar a Fidel. Durante la visita de la presidenta de Chile a La Habana la derecha de ese país estaba escandalizada. Según Manuel Cabieses Donoso en Rebelión, “Fidel se equivocó al incluir en sus Reflexiones el derecho de Bolivia a una salida soberana al mar. Pero no se puede negar que tiene toda la razón.”. O sea, que se le está pidiendo a Fidel Castro, aunque lleve razón, lo “políticamente correcto”. ¿Qué se calle?

El día que veamos a un Fidel Castro y la Revolución cubana “políticamente correctos”, en ese supuesto malhadado día se abría renunciado a la ética que los revolucionarios cubanos tenemos como un sagrado don.

Ahora, el querido colega Pascual Serrano entra al río y no sabemos si se mojó la ropa o no.

Dice Pascual : “Los cambios anunciados por el gobierno cubano este 2 de marzo no hubieran sido diferentes, en forma y fondo, a los sucedidos constantemente en el resto de los países del mundo si no hubiese sido por la reflexión del ex presidente cubano Fidel Castro el día después.”

Para nuestro amigo que se publiquen las Reflexiones de Fidel en los diarios y sitios web cubanos traen una contravención de la institucionalidad. ¿De verdad?

Y, añade: “Como resultado, los amigos de Cuba nos encontramos sin fuerzas ni información para explicar la institucionalidad cubana.”

Me parece desmesurado que Pascual Serrano hable a nombre de todos los amigos de Cuba. Aquí Pascual renuncia a la “institucionalidad de la modestia”.

Si hubiera hablado a título personal, no me habría tomado el trabajo de escribir una letra porque le asiste el derecho de no tener fuerzas y de desconfiar de Cuba, más aún, de querer callar a Fidel. Es un problema de Pascual.

¿Acaso no hay suficientes fuerzas para lo que sea en la inequívoca ética demostrada por el Gobierno revolucionario de Cuba y de Fidel Castro?.

¡No nos juzguéis bajo las reglas del juego distintas a las nuestras!

Únicamente a los cubanos nos corresponde revisar nuestra institucionalidad en el sentido que sea. Tenemos derecho a exigir respeto, aún a los amigos de Cuba.

Los amigos de Cuba no tienen más compromiso que con sus propias convicciones. Ya lo han demostrado muchas veces.

Más de uno que criticó a Cuba cuando más feroces fueron los ataques, luego han podido mostrar la grandeza de reconocer el error.

Segundo crimen

Divulgar los artículos de Fidel Castro Ruz, líder indiscutible de la revolución y del pueblo cubano; líder también de los pueblos de América Latina.


La orden del Imperio es taxativa: Fidel, el compañero, el comandante, no puede ser oído. ¡Fidel ha muerto, se enteran!

El conversador entrenado

¿Fidel es un bloguero?
por Norelys Morales Aguilera

inSurGente

Una tarde majestuosa de belleza caribeña en la tierra cubana, mi interlocutor era Adolfo Rodríguez Rivera, el hombre que con tesón y paciencia había logrado por vía genética tradicional obtener la mejor variedad de fruta bomba o papaya que se conoce, la Maradol, denominada así en homenaje al amor que se profesaban, él y su esposa María, según me contó.


Charlábamos a futuro sobre lo que había sido el Centro Nacional de Semillas Agámicas en la antigua provincia de Las Villas, devenido hoy por inspiración de Fidel Castro, el Instituto Nacional en Investigaciones de Viandas Tropicales (INIVIT), en Santo Domingo, municipio de la provincia de Villa Clara.


Sobre aquellos surcos de “olor a tierra recién parida”, Adolfo, con la mirada en la lejanía de la campiña, escrutador y campesino sapiente, me dijo: “Fidel es un virólogo”. Él, se percató de que de mis palabras brotarían inquisidoras o chispeantes, no sé. Entonces me explicó que no podía concebir que conociera tanto del tema y se preocupara de que los investigadores ampliaran el saber en ese sentido.


De modo, que con admiración y cariño, aquel anciano genial lo consideraba un virólogo. Muchos obreros, campesinos, profesionales o intelectuales de nuestro país, por los mismos motivos lo ubican en las más increíbles profesiones. Lo sienten suyo. ¿Podría alguien quitarles tal patrimonio?.


A partir de que Fidel dejara su cargo de presidente de Cuba, se ha dedicado a Reflexionar sobre los más diversos tópicos. Hoy lo hace con la libertad de no ser un jefe de estado, sino un soldado, como siempre lo ha sido. Pero, posee la incalculable experiencia de haber conducido a una pequeña nación por la utopía posible de la libertad, frente al imperio más poderoso que la humanidad ha conocido.


Ileso en decenas de atentados reconocidos por una comisión investigadora del Congreso de los Estados Unidos y más de 600 documentados por las autoridades cubanas, el hecho indica la importancia que le han concedido a este luchador.


De paso, por proteger su seguridad personal han privado a los cubanos de contar con él en una plática deportiva en el Parque Central de La Habana o en la Plaza de Marte de Santiago de Cuba, por no hablar de otros lugares o temas. Tal y como él ha confesado que le gustaría hacer.


Sus palabras tienen una repercusión entre amigos y enemigos que va más allá de cualquier preferencia o animadversión. Vale señalar que la autora de estas líneas ni se inscribe ni se acepta en una corriente de culto a la personalidad, puesto que bien se sabe lo que encierra el concepto.


Hace unos meses un reputado sociólogo imputó a Fidel Castro ocho errores a propósito del caso colombiano. En mi comentario sobre el suceso escribí respecto a las Reflexiones del cubano: “Fidel Castro se da la libertad de no agotar un tema y mantenerse pegado a su estilo de conversador entrenado.”


No intento teorizar ni sostengo intercambio personal alguno con el líder de la Revolución cubana. Poco después Fidel confirmaría mi juicio entregándonos su amplio texto “La paz en Colombia” donde aportó experiencias y sucesos inéditos.


Alguien ha escrito por estos días que Fidel es un bloguero y que tiene una bitácora virtual. En realidad, él escribe en el sitio digital cubano Cubadebate donde aparecen bajo la denominación de “Reflexiones del Comandante en Jefe”, todos sus trabajos desde el 28 de marzo de 2007. http://www.cubadebate.cu/index.php?tpl=design/libros.tpl.html&newsid_obj_id=8860


En su Reflexión del día 3 de marzo, Fidel dice: “Escribo sobre temas políticos de los cuales no me aparto nunca.”


Para hacerlo no se ha ubicado en la posición de un bloguero ni administra una bitócora, toda una especialidad dentro de la escritura de Internet, cuyas características no son las de un sitio digital.


Si bien es cierto que muchas páginas web, cubanas o no, y blogs de todas partes reproducen las Reflexiones de Fidel Castro, el periodista Juan Balboa (Proceso.COM.MX) haciendo un análisis de la blogosfera cubana pone al ex presidente cubano en el título de su artículo: “Fidel, el bloguero mayor” y luego hace generalizaciones con las cuales esta autora discrepa.


Una de mis discrepancias es que Blogueros y Corresponsales de la Revolución (http://bloguerosrevolucion.ning.com) es una red alojada en la plataforma Ning.com y no tiene representación de todos los bloguers cubanos, ni es su objetivo. Los que estamos en dicha red nos denominamos Corresponsales de la Revolución. Una generalización de tan limitada pretensión hacia toda la blogosfera cubana, es una opinión del autor, solo eso.


Por otra parte, Balboa pone una cita supuestamente escrita por mí donde menciono al Vaticano. Lo lamento, yo no he escrito tal cosa. La cita que se me atribuye pertenece a Tirzo Molina en Cuba Solidaridad. http://cubasolidaridad.org/index.php?option=com_content&task=view&id=604&Itemid=27

La Red Blogueros y Corresponsales de la Revolución no se dedica a monitorear los blogs de los cubanos de Miami, como expresa Balboa. Es una afirmación contundente a la cual no razonaré su intencionalidad. Y sí, continuamos llamando gusanos a quienes son asalariados del Gobierno de Estados Unidos, que sostiene un bloqueo contra la Isla y que no levantarán tal y como ha dicho el Vicepresidente de esa nación, a pesar de las tan promocionadas medidas de “flexibilización” de Obama hacia Cuba.

Afirmo, en efecto, en mi blog que grupos terroristas anticubanos, no “supuestos”, como apostilla Balboa respetando la “imparcialidad”, sino comprobados terroristas como Alpha 66, se preparan para realizar acciones en contra Cuba, tal y como ha informado una página web española. La fuente está referenciada en mi bitácora.

Sobre Fidel, él se autodefine político y sus trabajos en cuanto a géneros periodísticos u otra consideración técnica debe ser aportada con seriedad. Él escogió el título de Reflexiones.


En mi opinión, a dos años de estar escribiendo para los cubanos y los revolucionarios del mundo, afirmo que Fidel no es un bloguero, es algo más.

.

0 comentarios:

Publicar un comentario