martes, 19 de mayo de 2009

"Oscar", "Guillermo" o "Toto"



Los alias de un ex agente de la dictadura



La república 19 de mayo, 2009



El capitán (r) Eduardo Augusto Ferro Bizzozero, alias "Oscar", "Guillermo" o "Toto", ingresó al Ejército en 1964 en el arma de Ingenieros, y tres años después egresó del curso "Cadet Orientation" en la Escuela de las Américas en Panamá, un centro especializado de entrenamiento fomentado por EEUU para militares latinoamericanos, en el marco de la Doctrina de la Seguridad Nacional. Militar formado en contrainteligencia, en 1975 se integra a la Oficina Coordinadora de Operaciones Antisubversivas (OCOA) y opera en el centro de torturas "300 Carlos", así como en la "Base Valparaíso", lugar donde presuntamente fue asesinada María Claudia García de Gelman. Además, fue jefe de la Oficina de Contrainteligencia del Ejército, y en 1980 se integra al Servicio de Información y Defensa (SID). El coronel (r) Eduardo Ferro es sindicado como partícipe de operativos clandestinos en la República Argentina a través de los que se secuestró a exiliados uruguayos en ese país, algunos de los cuales fueron "repatriados" y desaparecidos en Uruguay en 1978. Ese mismo año participa junto al capitán Glauco Yannone en la "Operación Zapato Roto", por lo cual se procedió a la detención ilegal en Brasil de los militantes del PVP, Lilián Celiberti y Universindo Rodríguez, y sus dos hijos pequeños. El operativo fue realizado por militares uruguayos y de la DOPS brasilera. El fin de la dictadura provocó su pasaje al ámbito laboral privado. En 1998, trabajó en una empresa de seguridad integrada por militares y contrabandistas. Es dado de baja por el general (r) Fernando Amado. En 2006, cesa su vinculación laboral como gerente de un hotel en Punta del Este, presuntamente cuando fue identificado como ex represor en la dictadura.

El capitán Eduardo Ferro convertido en uno de los nuevos atractivos para el turismo


Los torturadores son gerentes en el verano de Punta del Este



Ferro, secuestrador de Lilián Celiberti, y Universindo Rodríguez en Porto Alegre y uno de quienes habrían dispuesto del cuerpo de María Claudia en la Base Valparaíso, es actualmente "Operative Management" de un importante hotel de la Barra de Maldonado y maneja una Ford Ranger 4x4 de vidrios polarizados.




El capitán Eduardo Ferro, uno de los torturadores más denunciados de la dictadura uruguaya, responsable de secuestros en el Plan Cóndor y vinculado a la desaparición de la nuera del poeta Juan Gelman, se desempeña actualmente como gerente de un importante hotel de la barra de Maldonado.

Las preferencias por los balnearios del Este de algunos de los más connotados personajes de la represión de la dictadura no es nueva y hay antecedentes al respecto, aunque hasta hora se desconocía que cumplieran tareas que los pudieran dejar frente a frente con alguna de sus víctimas.

Una investigación de la publicación "Nuevo Departamento" difundida días atrás en la ciudad de Maldonado, da cuenta de que Eduardo Ferro vive actualmente en Pinares y se desempeña como gerente del Hotel Las Dunas de Manantiales, uno de los más importantes del Este del país.

El departamento de Maldonado, recuerda la publicación fernandina, se constituyó por años en refugio de reconocidos torturadores como el coronel (r) José Baudean quien vive en Piriápolis, o el coronel (r) Calixto De Armas, propietario de una empresa de seguridad en la capital fernandina.

Paralelamente, también se pudo saber que otro ex militar denunciado como torturador, el mayor (r) Ohannessian Ohannian alias "el Armenio", actúa desde hace un largo tiempo en el gerenciamiento de empresas de una de las personalidades más reconocidas de Punta del Este y su "jet set".

Más al Este, al norte de José Ignacio, habría una chacra del coronel (r) Regino Burgueño, quien en su "búnker" construido bajo un viejo galpón solía veranear con el coronel (r) José Nino Gavazzo y el coronel (r) Manuel Cordero, quien hoy se encontraría prófugo en Paraguay al no obtener refugio en Brasil.

Otro de los "socios" del principal aparato represivo de la dictadura, la Oficina Coordinadora de Operaciones Antisubversivas (OCOA), el coronel (r) Jorge "Pajarito" Silveira veranea en Aguas Dulces, departamento de Rocha, donde años atrás, visiblemente armado, quitó afiches que "escrachaban" su rostro.


Ferro: secuestrador y ¿asesino?

Eduardo Augusto Ferro Bizzozero, alias Oscar, Guillermo, nació el 10 de abril de 1947 e ingresó al Ejército, en el Arma de Ingenieros el 1º de marzo de 1964. Ya en febrero de 1967, como cadete, egresa del curso "Cadet Orientation" de la Escuela de las Américas.

En 1968 asciende a Alférez y como teniente segundo reviste en la Escuela Militar en 1970, hasta que en 1975, con el grado de capitán, pasa a la Oficina Coordinadora de Operaciones Antisubversivas (OCOA) y comienza a operar en el centro de torturas "300 Carlos", conocido como "El Infierno".

En 1977 participa de la represión de uruguayos en Argentina y vinculado a los operativos del "Plan Cóndor" en la región, en 1978 es uno de los secuestradores de la maestra Lilián Celiberti y Universindo Rodríguez en Porto Alegre y su traslado ilegal a Montevideo.

Desde 1980 revistó en el Servicio de Información y Defensa (SID) y se supo que hasta 1982 actuaba encubierto en Argentina. Después de la dictadura realizó cursos de paracaidismo (1986), Inteligencia (Alemania, 1989), seguridad electrónica (1991) y buzo táctico militar (1997).

Ferro ha sido ampliamente denunciado como torturador y represor. Entre sus méritos se encuentra el famoso "secuestro de Porto Alegre", cuyas víctimas, Celiberti y Rodríguez, sobrevivieron ante las denuncias de dos periodistas de Brasil y del activista de derechos humanos Jair Krischke.

El ex militar, también aparece en la Base Valparaíso donde junto al coronel Ricardo Arab, el mayor Ernesto Rama y el granadero Ricardo "Conejo" Medina, habría participado del asesinato y enterramiento clandestino de la desaparecida María Claudia García, nuera del poeta argentino Juan Gelman.

Luego de la reinstitucionalización del país, Ferro fue denunciado judicialmente por su participación en el secuestro de Brasil, donde por primera vez dos policías fueron condenados en un juicio contra el Plan Cóndor. En Uruguay, Ferro ya había sido citado por un juez cuando se aprobó la Ley de Caducidad.


Seguridad, contrabando y gerente

En diciembre de 1998, una nota de los periodistas Ivon Trías y Carlos Amorín del semanario Brecha, denunció a Ferro como miembros de una sospechada agencia "Federal Seguridad", propiedad del empresario Miguel Sofía, a quien se vincula a los Escuadrones de la Muerte que actuaron en los setenta.

A principios de la administración Jorge Batlle, durante la gestión de Víctor Lissidini en la Dirección Nacional de Aduanas, Ferro volvió a aparecer, como un "operador" del contrabandista Washington Resola, quien habría pretendido "coimear" jerarca, a quien luego denunció en el Parlamento.

Según la publicación "Nuevo Departamento", Ferro se desempeña en el Hotel Las Dunas desde el 20 de diciembre de 2004, donde ingresó como jefe de vigilancia y en julio de 2005 pasó a ocupar el cargo de "Operative Management", según se indica en la página web del establecimiento.

La publicación fernandina agrega que empleados y ex empleados del hotel han identificado a Ferro como responsable de "acciones violentas", en particular tras un faltante de dinero por el que el ex militar habría allanado la casa y amenazado a un empleado, aunque no hizo denuncia judicial del robo.

"Ferro reside en la Parada 36 del barrio Pinares de Maldonado y se desplaza en una camioneta 4x4 Ford Ranger, gris metalizado, con vidrios polarizados y cuya matrícula es SAD 3871-Uruguay, registrada en la Intendencia de Montevideo. Suele acompañarlo un gran perro ovejero alemán", se relata.

LA REPUBLICA pudo confirmar que el vehículo, aunque aún figura a nombre de su anterior propietario, fue adquirido por Ferro hace seis meses en la Automotora Hilton, a uno de cuyos dueños, Osvaldo Silvariño, conoció como compañero de clases de Karate en el Club de Golf de Montevideo.

Silvariño, quien según indicaron las fuentes desconocía los antecedentes de Ferro, fue quien contrató al ex militar en Hotel Las Dunas, cuya propiedad comparte con el publicista Roberto Ceruzzi de Corporación Thompson y el empresario inmobiliario y accionista de Canal 12, Carlos Cardoso. *

ROGER RODRIGUEZ, rogerrodriguez@adinet.com.uy
22 de enero, 2006


.

1 comentario: