viernes, 3 de julio de 2009

La venganza de Carlos Marx

SURda

video

Por William Yohai

Integrante de Red de Economistas de Izquierda del Uruguay y de Comisión de Programa de Asamblea Popular.

30 de junio de 2009

“El 71,5% de los trabajadores dependientes tiene un ingreso nominal mensual promedio de $ 4.772, según datos divulgados por la Dirección General Impositiva (DGI) en el Boletín Estadístico 2008”(1).

O sea, 798 mil trabajadores asalariados de 1 millón 116 mil ganaban, en 2008 apenas algo más de 4000 pesos “en la mano”.

Y, claro, la DGI sólo registra a los trabajadores “en blanco”, o en planilla. Como estimamos, basados en (2) que en el país los asalariados son aproximadamente un millón y medio, hay unos 340 mil que están en “negro”. Y no resulta demasiado aventurado afirmar que difícilmente ganen más que los “en blanco”. Por lo cual podemos afirmar, con bastante certeza que 1,1 millones de compatriotas trabajan ganando poco más de 4 mil pesos mensuales.

Pero hay más, como hemos señalado desde la Red de Economistas de Izquierda del Uruguay, (3) la participación de la masa salarial en el Producto Bruto Interno que era de aproximadamente 30% a fines de los 90 descendió abruptamente durante la crisis (al 17% en 2004) y apenas aumentó a muy poco más de 20% durante los 4 años de gobierno del FA.(3)

Mientras tanto, el PBI creció un 30% en estos años, riqueza extra creada que fue distribuida en beneficio prácticamente exclusivo del capital o, más bien, del gran capital.

Frigoríficos, estancieros, grandes superficies comerciales, grandes importadores, el sector financiero, las grandes trasnacionales de la forestación, la celulosa, la soja, el arroz, y algunos otros grupos son los grandes beneficiarios de estos 58 meses de gobierno FA.

Se pagaron unos 3600 millones de dólares por concepto de intereses de deuda pública. Deuda de origen espurio en gran parte, generada por la dictadura y para tapar las grandes estafas bancarias que plagaron las últimas décadas.

Mientras tanto, el “buque insignia”, el plan de emergencia y su sucesor, el de “equidad” difícilmente sobrepasen los 320 millones de dólares hasta ahora.

Se extranjerizó tierra como nunca. Los estancieros, ahora muchos de ellos empresas y personas extranjeras recibieron los beneficios de la bonanza internacional de precios de la materia prima sin impuestos. Lo mismo cabe decir de industriales y trasnacionales proveedoras de insumos y comercializadoras de la producción agropecuaria.

Mientras tanto los pequeños productores fueron expulsados por los precios que los grandes actores están dispuestos a pagar para arrendar y comprar campos. El precio de estos por lo menos se cuadruplicó en este período.

Recientemente FUCVAM denunció en carta al Presidente Vázquez que se les promete por el Ministerio de Vivienda fondos para apenas 300 viviendas anuales, cuando hay 4500 familias anotadas.

Entonces los cooperativistas hacen una huelga de hambre frente a la residencia de Suárez. Vázquez, colocado en ese cargo, entre otros por los votos de aquellos, no se molesta en cruzar la calle para saludar.

Tampoco el Ministro de Ganadería, ni otro responsable recibe a los apicultores a los que este modelo de subdesarrollo agropecuario está aniquilando.

Ministerio que tuvo el “acierto” de negar la sequía más grande del último medio siglo. Y como siempre, los parches son insignificantes frente a las fabulosas ganancias de los grandes empresarios.

Y entonces hay unas elecciones internas y el FA recibe 50 mil votos menos que los blancos. Mujica recibe 50 mil votos menos que Lacalle.

Se equivocan los politólogos, los analistas, los dirigentes políticos. No se trata de “gestos”, de abrazos sonrisas o caras crispadas. No se trata de “mensajes” más o menos subliminales, de contratar “asesores de imagen”, de dar “seguridad a los inversores”…….

Se trata, como decía Marx de que el ser social determina la conciencia social.

Se trata de un gobierno indiferente a la suerte de nuestros hermanos. Que visita a Uribe pero no va a la asunción de Evo Morales, que firma tratados de inversión y TIFAS con Estados Unidos, que demora incontables horas en condenar el golpe en Honduras.

De que la gente se está dando cuenta de que esto es más de lo mismo.

De que se continúan violando los derechos humanos de los presos, sean adultos o menores.

Y de que la soberbia ha impregnado a toda una clase dirigente que se puso al servicio del gran capital.

Se trata, nada más ni nada menos, que de la lucha de clases.

¿Qué esperaban?

• El País: 30 de junio de 2009.

• Evolución de Empleo y desempleo en www.ine.gub.uy

• Joaquín Etchevers: “ La distribución del Ingreso en el período 2005/2007 con referencias a tendencias de más largo plazo. ….” En www.rediu.org




0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada