martes, 6 de octubre de 2009

Comiendo de costado


LA JUVENTUD PÁG. 7
Escribe: Edgar Lenin Rodríguez *


Como militantes de base sabemos del sacrificio para defender nuestras ideas, y gozamos como locos cuando jaqueamos con pocas movidas


A MENUDO LA tranquila ciudad de Toledo se ve conmovida por los distintos movimientos de los militares, cuando no salen algunos cientos de ellos, a trotar con toda su indumentaria, pegando gritos o dando cánticos que quizás de muy ignorante que soy no le encuentro sentido, a no ser de una rima tonta parecida a la de los elefantes que se columpiaban sobre la tela de una araña, o cosas así. Y cuando no estos personajes, salen con sus tanques y tanquetas por las rutas de esta localidad. Este último domingo iba a la radio y preferí sacar una foto antes de llegar a debatir.

Había que verlos, circular en filas, y el milico con medio cuerpo afuera empuñando la metralleta. No se que se proponen estos señores, quizás sea intimidar siempre a la población mostrando su fuerza, pero debo expresar mis sentimientos y solo son de rechazo a toda esta institución. Toledo es un lugar donde cuesta mucho mantener una ambulancia en circulación, cuando hay chofer, no hay combustible, y cuando no, no hay médicos, o lo peor todavía es que a veces no hay ambulancia. Que todo esto llegue a coincidir es más o menos como pedir que se alineen los planetas. Pero como verán los militares no tienen el mismo problema, sin embargo el señor presidente Tabare Vázquez aconseja a los demás países a invertir más en política social que en armamentos.

Seguimos participando en la radio comunitaria general Artigas, en un programa de debates, asisten todos los partidos, este último eran una banda y parecían hacer fila para patearme el traste, así que me vi obligado a afinar la puntería y vaya si fui certero con los disparos, que cuando dijeron querer debatir sobre el significado de la izquierda acepté y cuando pretendieron culparnos de una posible derrota del progresismo ante los blancos y colorados, reaccioné, responsabilizándolos a ellos de tal inminente fracaso. Le recordé todo lo que ya sabemos, alineación con el imperio yanqui, etc. Como no se salvó ni el partido colorado, cuando terminó mi ronda y me senté algo ofuscado, al lado de un hombre gordo, grande y moreno; representante del coloradismo.

Dirigiéndose a mi, dijo: -“le puedo decir algo”, - y ahora que hice, pensé, sentados en sillas de igual tamaño y desde mi mediana estatura, este señor era como una especie de buda africano, como no, le respondí. – no comparto nada de las cosas que usted propone, pero me gusta el entusiasmo con que lo plantea. Como militantes de base sabemos del sacrificio para defender nuestras ideas, y gozamos como locos cuando jaqueamos con pocas movidas. Allí había gente con cargos políticos, alfiles, torres y caballos, y de este lado teníamos un peoncito de ajedrez que comiendo de costado, avanzaba un cuadro por vez, y siempre hacia delante.
Y créanme que jaqueamos.Cuando finalizó el debate, un veterano militante del partido, me estrechó la mano y sin aflojar el apretón me dijo: “siento un profundo respeto por esas ideas que usted propuso; camarada.” El progresismo se desarmará por la culpa de los que dejaron de defender ideas, para defender cargos políticos. Hay en esa base una reserva moral importante y más temprano que tarde nos volveremos a encontrar en las trincheras.

P.D. Rumbo a las Elecciones, se repite los martes de 19:00 a 22:00 y miércoles de 9:00 a 12:00 en FM 88.9 o por Internet en http://radioartigas.radioteca.net *

Militante del 26M, obrero de la construcción e integrante del Frente Sindical de la AP.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada