miércoles, 18 de noviembre de 2009

¡No nos dejen desaparecer!

“Zurda de mierda, cuidate porque te vamos a meter picana hasta en el orto, y cuida a tus hermanos porque también se la tenemos jurada; y al zurdito del novio de tu hermana lo tenemos enlistado también; ya vas a ver lo que le hacemos. Viva la Patria.”

Hoy lunes 9 de octubre. Que se haga público.

Lamentablemente somos la primera familia atacada en democracia, luego de reiteradas amenazas. Les pedimos que se difunda este mail para que el país se entere de lo que está sucediendo. No sólo quieren desaparecer a Julio López. ¡No nos dejen desaparecer!

Por favor, reenvíen a todos sus contactos, armen cadenas, estamos denunciando en todos los entes públicos y privados para que se dé a conocer este hecho violento.

A nuestros amigos, que nos llamen y se mantengan continuamente en contacto. Les pedimos que nos apoyen y acompañen.

Esta es la amenaza que recibió María Cristina Saborido.

“Zurda de mierda, cuidate porque te vamos a meter picana hasta en el orto, y cuida a tus hermanos porque también se la tenemos jurada; y al zurdito del novio de tu hermana lo tenemos enlistado también; ya vas a ver lo que le hacemos. Viva la Patria.”

Luego de recibir el domingo este mail, sucedió a la madrugada el ataque: el novio de nuestra hermana, yéndose de nuestra casa, fue atacado a dos cuadras de la misma por dos hombres. Lo tajearon en el brazo, luego de decirle zurdo de mierda. Pedimos máxima difusión.

Maria Cristina Saborido, ex detenida—desaparecida del Pozo de Banfield/Quilmes, Julio/ 77, cristina_saborido@yahoo.com.ar



RESPUESTA A BERGOGLIO DE UNA EX-DETENIDA DESAPARECIDA.

Frente al peor silencio
Yo te contesto Bergoglio
(AW) Una ex detenida-desaparecida le responde a Bergoglio, máxima figura de la Iglesia Católica argentina que busca la reconciliación luego de haber callado mientras mataban hasta a sus propios integrantes.

YO TE CONTESTO BERGOGLIO.
Tal vez porque después de tanto tiempo puedo tomar distancia.
Tal vez porque después de tanto tiempo ya no siento que se subleva mi corazón y se enloquece la vena de mi garganta ante tanta desfachatez de parte tuya y de los curas que te acompañan.
Tal vez porque los años pasaron para vos y para mí y al pasar me dejaron esa desolada sensación que es extrañar.
Yo te contesto.
Y le contesto a ese solapado intento de trazar los caminos que al parecer debemos caminar para salvar el alma y vivir en un País en el que reine la concordia a partir de perdonarnos o tal vez reconciliarnos.
Despojado de la humildad que debieras mostrar por tener el culo sucio de reconciliación has hablado
Y te planteo ¿Reconciliarnos? ¿ con quién o con quiénes?
¿Con los que comulgaban de día y asesinaban de noche?
¿Con los que nos pasaban sus sucias manos por los pechos y pezones mientras con sus lenguas nos baboseaban estando atadas y sin poder defendernos?
¿Con los que se robaban los hijos de las que parían para entregarlos a familias de milicos?
¿Con los que se burlaban de nuestras madres y las llamaban locas?
¿Con los que nos estrellaban las cabezas contra las rejas de las celdas para gozar sádicamente con los lamentos y los gritos de dolor que el hierro rompiéndonos la carne producía en nuestros cuerpos?
Te has atrevido a sermonear teniendo el alma negra y el culo sucio.
Y al hacerlo lo has hecho desde la impudicia de la inmoralidad que debiera hacerte guardar un silencio recoleto.
Porque debieras responder con el silencio al silencio que producen en mi alma la muerte de tantos compañeros que no aparecen.
30.000 compañeros no volvieron, 30.000 silencios en el silencio de ese horror que fue que la Iglesia delatara y entregara a los corderos a la muerte.
¿Por qué hablas ahora y no lo hiciste entonces?
Pudiste hacerlo... otros lo hicieron.
Vestían la sotana y andaban por las villas, fueron mis compañeros.
No regresaron.. ...
Desde este extrañar que se hizo costumbre en cada día de mis días.
Desde este llorar por las noches a escondidas.
Desde este sentir que algún día volveré a abrazarme en un abrazo con tantos compañeros que se fueron.
Desde esta convicción de saber que la Iglesia fue una mierda delatora que entregaba y señalaba.
Desde este sentimiento de resistir a tanto inmoral vestido con sotana que cree que el discurso y las palabras han de acallar los gritos que duermen en mi alma.
YO TE CONTESTO BERGOGLIO.
Y lo hago convencida que hay otros como yo que sienten lo que siento.
Teniendo el culo sucio, teniendo el alma negra y habiendo pactado con el diablo no podés venir a hablar cuando callaste.
Silencio recoleto, mea culpa y muchas oraciones que tal vez perdonen tus pecados
Porque yo que soy sobreviviente, no te perdono.
Tampoco olvido
Y menos aún me reconcilio.
Profesora María Cristina Saborido
Ex - detenida - desaparecida Pozo de Banfield/Quilmes en Julio/ 77
Algún día empezarán a respetarnos.
HASTA NUNCA MÁS BERGOGLIO O HASTA QUE VUELVAS A ABRIR LA BOCA



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada