domingo, 8 de noviembre de 2009

Saga del Renegado IX

El plebiscito contra la impunidad fue derrotado en las urnas y traicionado políticamente


Mario Rossi Garretano - 05 de noviembre.09

El plebiscito del 25 de octubre de 2009 contra la impunidad cosechó una derrota electoral fríamente calculada desde hace muchos años por la conducción socialdemócrata del progresismo.

Se inicia con el Pacto del club Naval y sus sesiones secretas sin actas, donde el progresismo se comprometió al olvido y al "perdón". Las consignas de juicio y castigo fueron desmontándose por verdad y justicia hasta la "solicitud" de saber la Verdad. Los responsables del golpe terrorista de estado (imperialismo, oligarquía y FFAA) fueron interlocutores válidos para los progresistas. La conducción del MLN-Tupamaros concertó un maridaje degradante con los Tenientes de Artigas, sector de las FFAA especializado en las torturas. La conducción del Partido Comunista con Ministerios en el gobierno progresista neoliberal y fondomonetarista, ha aceptado los tratados de Protección de Inversiones y Libre Comercio, el envío de tropas nacionales a los enclaves de intervención imperialista (Haití y Congo). Dirigentes Comunistas empeñados en educar a la clase trabajadora en la conciliación de clases y el pacto social, la domesticación ante el imperialismo y la prédica de que los organismos financieros internacionales han cambiado "para bien". El ablandamiento de la lucha contra la impunidad integrando la Comisión de la Paz inventada por Jorge Batlle. Las bancadas de senadores y diputados votando ascensos a militares comprometidos con la violación a los DDHH. Tabaré Vázquez aceptando Comandantes en Jefe implicados en vuelos de la muerte y eligiendo el 19 de junio, buscando la "complicidad" de la figura de Artigas, para el "Punto Final". La condena al gobierno progresista de organismos internacionales de DDHH (Naciones Unidas y OEA) por su política de cárceles, generando en la ciudadanía que violar los DDHH no es tan grave, hasta los progresistas lo hacen.

Este periplo termina con los candidatos del FA ignorando el tema de la impunidad en la campaña electoral hacia las elecciones de octubre.

Era el precio a pagar, la condición de traidores de la lucha contra la impunidad, para encaramarse en el gobierno y ser reconocidos como serios defensores de los intereses imperialistas y de la gran burguesía.


Leer mas

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada