jueves, 31 de diciembre de 2009

2010 feliz año




Dicen que somos pasado.

Que llegó el fin de la historia.

Que olvidemos militancias

que a nada nos condujeron .



Después de todo...

perdimos,

nos dicen los que vencieron

para que seguir peleando

contra molinos de viento.



Viejos amigos de ruta

pragmáticos y modernos

nos acercan su consejo

de que nos quedemos quietos



Ya cumplimos nuestra parte

fue tan solo un lindo sueño

pero ya pasó ese momento

de arriesgar el pellejo



Lo escucho y no lo creo

ni lo quise,

ni lo quiero,

ese consejo no viene

de boca de compañeros.



Viene de algunos que piensan

que los muertos ya murieron

y que no vale la pena

el mantener esos sueños.



No creemos en finales

de la historia,

ni en silencios,

pues aquellos que se fueron

siguen llegando de nuevo.



Bajan de trenes,

caminan,

vienen en ómnibus viejos,

hombres, mujeres y niños

con su utopía de flecos...



Son nuestros compañeros

aquellos que retornaron

porque nunca se nos fueron,

regresan del mar profundo

donde fueron a esconderlos,

con nuevos gritos regresan

rompiendo torpes silencios,

amanecen viejos sueños

que de tan viejos son nuevos,

regresan para decirles

a esos de malos consejos,

que no gasten su saliva

buscando falsos pretextos

están acá

en su regreso

transformados nuevamente

en miles de compañeros

que no piensan que la historia

terminó en aquellos tiempos

sino que todos nosotros

la seguimos escribiendo.



Feliz año compañeros - Eduardo Abeleira - 30 -12 - 2009

____________________________________

A toda mi red de contactos les deseo un buen final de año! y mejor comienzo del 2010!!!
Gracias por ayudar a difundir! por estar! por no claudicar!
en la búsqueda por
Verdad y Justicia

MARTHA PASSEGGI
reportera-gráfica.

No goza de buena prensa

En el informe que el actual ministro de Defensa, Gonzalo Fernández, entregó a su sucesor, señaló que es inminente subir el salario de las Fuerzas Armadas porque sino puede colapsar.
y qué?

de Teledoce
video

Milicos indigentes


En el informe, Fernández declaró que es prioritario y necesario hacerlo porque el 70% de los integrantes de las Fuerzas Armadas cobra menos de 7000 pesos mensuales. Inclusive el 7% de los efectivos del Ejército vive en la indigencia.

Esta realidad, señala Fernández, provoca que muchos efectivos decidan irse a la Policía. El actual ministro de Defensa recalcó que es importante darle ese aumento aunque sea algo que no goce de buena prensa.

Mientras la basura se acumula







.

A los defensores del progresismo

Donde quieran que estén



"El latifundio reduce la población agraria a un mínimo siempre decreciente y la sitúa frente a una población industrial hacinada en grandes ciudades. De este modo da origen a unas condiciones que provocan una fractura irreparable en el proceso interdependiente del metabolismo social, metabolismo que prescriben las leyes naturales de la vida misma.
El resultado de esto es un desprecio de la vitalidad del suelo, que el comercio lleva mucho más allá de los límites de un sólo país. (Liebig).La gran industria y la gran agricultura explotada industrialmente actúan de un modo conjunto y forman una unidad.
Si bien en un principio se separan por el hecho de que la primera desbasta y arruina más bien la fuerza de trabajo, y por lo tanto, la fuerza natural del hombre, y la segunda más directamente la fuerza natural de la tierra, más tarde tienden cada vez más a darse la mano, pues el sistema industrial acaba robando también las energías de los trabajadores del campo, a la par que la industria y el comercio suministran a la agricultura los medios para el agotamiento de la tierra"
(Karl Marx, El Capital, Tomo III, Génesis de la renta capitalista del suelo)

Los Progresistas De Izquierda Y Sus Gobiernos.
Neoliberalismo, Sí O Sí

El neoliberalismo ha sido foco de las más diversas críticas al progresismo dejando a un costado debates y discusiones en torno a la problemática del imperialismo, el análisis del capitalismo como modo de producción, el tipo de relación con la naturaleza y las consecuencias sociales.
Al mismo tiempo, los gobiernos progresistas como Brasil, Chile, Uruguay, Argentina, críticos algunas veces al neoliberalismo y al imperialismo, en palabras, dan libre paso al mercado en distintas funciones regulatorias y redistributivas, olvidando los discursos acerca de las distintas formas de acumulación capitalista que los llevaron a gobernar.

¿Pueden estos gobiernos progresistas, con antiguos tintes de "izquierda" asegurar la soberanía alimentaria de sus pueblos?
¿Dónde ha quedado el debate de luchas de clase? ¿Qué lo que no existe, las diferentes clases o la lucha de clases?

El neoliberalismo es un modo de producción para algunos, que toma los viejos postulados del liberalismo clásico e individualista.

Producción agrícola

¿Qué sistema de producción agrícola debería desarrollarse?
Para encontrar las soluciones reales y duraderas debemos encontrar sus causas; y ellas deben darse un marco más allá de partidos políticos, de presidentes con más o menos "popularidad" y ver sin miopías los resultados de sus políticas, no justificando las de gobiernos anteriores como defensa.


Nada de herencia maldita.


Hasta el momento los políticos, concentrados en perpetuarse en el poder, no han ofrecido ni lo harán soluciones genuinas. Todo lo contrario, para ellos, la reforma agraria es un capítulo pasado de moda.
Las propuestas presentadas representan los intereses de avariciosas empresas extranjeras que solo responden al beneficio propio.
Hoy por hoy, la agricultura sigue siendo un arma del coloniaje, de este nuevo coloniaje sobre América latina.
Si hay un debate que no se da, ni de parte de los gobiernos, ni de la izquierda es el desplazamiento de campesinos, de indígenas, ya sea por extranjerización de la tierra o por contaminación.
Las consecuencias del mismo es la migración hacia las ciudades y los costes del mismo. Para todo esto siempre hay soluciones del mercado y sus alcahuetes.

Libre Comercio

Uno de los argumentos más conocidos dados por los gobiernos progresistas en que sin el libre comercio nos aislamos, cuando en realidad deberían plantearse y discutir a fondo, mirando siempre al pueblo que los votó; la forma de relación y cómo debemos hacerlo. (Votantes también)

Debo retomar nuevamente la producción agrícola como ejemplo.
Si para el "desarrollo" debo importar alimentos que pueden sin dificultad alguna producirse en el país, para imponernos TLC, o cualquiera de sus formas, además de otorgar zonas francas, libres de todo impuesto y responsabilidad ambiental.


La respuesta es No.


(O comemos ajos chinos, papas de Corea, y nos secamos el traste con celulosa u hojas de soja, etc.).

¿Tienen Europa o Japón TLC con los Estados Unidos? No, por ello no están aislados, comercian. ¿Tienen zonas francas? No
Desde afuera nos imponen esos mismos poderes lo que ellos mismos no aplican en sus países, porque tienen intereses distintos.
Lo que se está implantado es el capitalismo monopolista en todos los rincones del planeta.

En general, es la clase media la que se hace eco en defensa de los "gobiernos progresistas de izquierdas", y este es otro tema.

En lugar de discutir, prestar atención a temas que nos atañen a todos, y que ponen en riesgo el futuro de las próximas generaciones, salimos en defensa o ataque de presientes, ministros, partidos políticos, etc.
Los ganadores del sistema son sectores minoritarios de los países llamados "ricos" y las oligarquías económicas. Las clases medias se contraen tienen mayor dificultad para funcionar y sobrevivir. (Poco a poco engrosaran la nueva pobreza)

¿Se puede hablar de soberanía nacional en un país cuyo capital pasa a manos del capital extranjero?
Otros de los argumentos que aducen cuando se critican las zonas francas, es que no se les puede cobrar impuestos a las trasnacionales, porque entonces no vienen a traernos "el desarrollo".
¿Creen ustedes que se puede desarrollar un país donde los grandes capitales, los ricos del mundo no paguen impuestos?
Para que el "Capital del desarrollo" venga tenemos que ofrecerles todo, regalarles nuestro patrimonio, venderles las empresas estatales, ofrecerles mano de obra barata.
La única competencia que tenemos como pueblos es vender la mano de obra más barata, esos son los empleos con los que los progresistas de izquierdas tan orgullosas proclaman.
El debate queda abierto.


Lidia Camacho 27/12

postaporteñ@_______________________________________

Úselo y tírelo

Melina Alfaro


La sociedad de consumo ofrece fugacidades. Cosas, personas; las cosas fabricadas para durar, mueren al nacer, y hay cada vez más personas arrojadas a la basura desde que se asoman a la vida. Los niños abandonados en las calles de Colombia, que antes se llamaban gamines y ahora se llaman desechables, y están marcados para morir. Los numerosos nadies, los fuera de lugar, son "económicamente inviables", según el lenguaje técnico. La ley del mercado los expulsa por superabundancia de mano de obra barata. El Norte del mundo genera basuras en cantidades asombrosas. El Sur del mundo genera marginados. ¿Qué destino tienen los sobrantes humanos?. El sistema los invita a desaparecer; les dice: "Ustedes no existen".
¿Qué hace el Norte del mundo con sus inmensidades de basura venenosa para la naturaleza y la gente? Las envía a los grandes espacios del Sur y del Este, de la mano de sus banqueros, que exigen libertad para la basura a cambio de sus créditos, y de la mano de sus Gobiernos, que ofrecen sobornos.
Los 24 países desarrollados que forman la Organización para la Cooperación en el Desarrollo Económico del Tercer Mundo produce el 98% de los desechos venenosos de todo el planeta. Ellos cooperan con el desarrollo regalando al Tercer Mundo su mierda radioactiva y la otra basura tóxica que no saben dónde meter. Prohíben la importación de sustancias contaminantes, pero las derraman generosamente sobre los países pobres. Hacen con la basura lo mismo que con los pesticidas y abonos químicos prohibidos en casa: los exportan al Sur bajo otros nombres.
En el reino de lo efímero, todo se convierte inmediatamente en chatarra para que bien se multipliquen la demanda, las deudas y las ganancias, las cosas se agotan en un santiamén, como las imágenes que dispara la ametralladora de la televisión y las modas y los ídolos que la publicidad lanza al mercado.
El Sur, basurero del Norte, hace todo lo posible por convertirse en su caricatura. Pero la sociedad de consumo -dime cuánto consumes y te diré cuánto vales- invita a una fiesta prohibida para el 80% de la humanidad. Las fulgurantes burbujas se estrellan contra los altos muros de la realidad. La poca naturaleza que le queda al mundo, maltrecha y al borde del agotamiento, no podría sustentar el delirio del supermercado universal, y al fin y al cabo, la gran mayoría de la gente consume poco, poquito y nada necesariamente, para garantizar el equilibrio de la economía mundial mediante sus brazos baratos y sus productos a precio de ganga. En un mundo unificado por el dinero, la modernización expulsa mucha más gente que la que integra.
Para un innumerable cantidad de niños y jóvenes latinoamericanos, la invitación al consumo es una invitación al delito. La televisión te hace agua la boca y la policía te echa de la mesa. El sistema niega lo que ofrece; y no hay valium que pueda dormir esa ansiedad ni prozac capaz de apagar ese tormento. La lucha social aparece en las páginas políticas y sindicales.
El mundo de fin de siglo viaja con más náufragos que navegantes, y los técnicos denuncian los "excedentes de población" en el Sur, donde las masas ignorantes no saben hacer otra cosa que violar el sexto mandamiento día y noche. ¿"Excedentes de población" en Brasil, donde hay 17 habitantes por kilómetro cuadrado, o en Colombia, donde hay 29? Holanda tiene 400 habitantes por kilómetro cuadrado y ningún holandés se muere de hambre; pero en Brasil y en Colombia, un puñado de voraces se queda con todos los panes y peces.
Cada vez son más los niños marginados que, según sospechan ciertos expertos, "nacen con tendencia al crimen y la prostitución". Ellos integran el sector más peligroso de los "excedentes de población". El niño como amenaza pública, la conducta antisocial del menor en América, es el tema recurrente de los Congresos Panamericanos del Niño desde 1993..
A principios de siglo, el científico inglés Cyril Burt propuso eliminar a los pobres muy pobres "impidiendo la propagación de su especie". Al fin de siglo el Pentágono anuncia la renovación de sus arsenales, adaptados a las guerras del futuro, que tendrán por objetivo los motines callejeros y los saqueos; y en algunas ciudades latinoamericanas, como Santiago de Chile, ya hay cámaras de televisión vigilando las calles.
El sistema está en guerra con los pobres que fabrica, y a los pobres más pobres los trata como si fueran basura tóxica. Pero el Sur no puede exportar al Norte estos residuos peligrosos, que se multiplican cada día. No hay manera de "impedir la propagación de su especie", aunque según al arzobispo de San Pablo, cinco niños caen asesinados cada día en las calles de las ciudades brasileñas, y, según la organización Justicia y Paz, son niños buena parte de los 40 desechables que cada mes caen asesinados en las calles de las ciudades colombianas.
Tampoco se puede mantenerlos escondidos, aunque los desechables no existen en la realidad oficial: la población marginal que más ha crecido en Buenos Aires se llama Ciudad Oculta y se llaman ciudades perdidas los barrios de lata y cartón que brotan en los barrancos y basurales de los suburbios de la ciudad de México.
No hace mucho, los desechables colombianos emergieron de debajo de las piedras y se juntaron para gritar. La manifestación estalló cuando se supo que los escuadrones parapoliciales, "los grupos de limpieza social", mataban indigentes para venderlos a los estudiantes que aprenden anatomía en la Universidad Libre de Baranquilla.
Y entonces Buenaventura Vidal, contador de cuentos, les contó la verdadera historia de la Creación. Ante los vomitados del sistema, Buenaventura contó que a Dios le sobraban pedacitos de todo lo que creaba. Mientras nacían de su mano el sol y la luna, el tiempo, el mundo, los mares y las selvas, Dios iba arrojando al abismo los desechos que le sobraban, pero Dios, distraído, se había olvidado de la mujer y del hombre, que esperaban allá en el fondo del abismo, queriendo existir. Y ante los hijos de la basura, Buenaventura contó que la mujer y el hombre no habían tenido más remedio que hacerse a sí mismos, y se habían creado con aquellas sobras de Dios. Y por eso nosotros, nacidos de la basura, tenemos todos algo de día y algo de noche, y somos un poco tierra y un poco agua y un poco viento.





Icono de canal

miércoles, 30 de diciembre de 2009

Por ser boliviana

Dirección: Carolina Luzuriaga, Iván Mantero y Pablo Ramazza Producción: Asociación por los Derechos Civiles (ADC) en el marco del Diagnóstico Participativo sobre Discriminación coordinado por Corina Courtis y María Inés Pacecca

El documental indaga en la vida de Carmen y Dayana, dos mujeres bolivianas que viven en la Ciudad de Buenos Aires. Sus historias se entrecruzan. Ambas sufren situaciones de discriminación en hospitales y centros de salud. A través de la subjetividad de estas mujeres nos adentramos en la vida cotidiana de una comunidad cuyos integrantes viajan a Argentina con la ilusión de encontrar un trabajo y estar mejor económicamente, pero se encuentran con un país hostil donde los derechos más elementales no son respetados. Otras voces contribuyen a la construcción de sentidos en este relato: hombres y mujeres en una radio boliviana, gente en el barrio y en las calles, que comparten sus historias sobre discriminación, invisibilización e indiferencia; situaciones que parecen ser recurrentes y estar profundamente arraigadas en la vida de nuestra sociedad.

Documental 20´- Ciudad de Buenos Aires, Argentina Año 2008










.

Arreglar la vereda





Lunes, 21 de diciembre, 2009 - La República

¿Reforma o revolución?

Por Julio A. Louis - Profesor







En 1899 un célebre folleto sacude a Europa: "¿Reforma o Revolución?". Su autora, una joven polaca, será la más brillante teórica del movimiento socialista internacional. Rosa Luxemburgo, nacida en 1871 y militante desde los 16 años, es perseguida por la Policía y debe abandonar su país en 1889. Su influencia crece. En 1898 se radica en Alemania, centro del movimiento obrero internacional, y al año escribe ese folleto.

¿Un debate del pasado? ¿O de actualidad? Por de pronto, vale refrescar que Rosa ha influido notablemente en la generación revolucionaria del Partido Socialista de los 50 y 60; por ejemplo en Raúl Sendic.

Desde la década del 40 del siglo XIX, en paralelo a la lucha y organización del proletariado, se elabora el pensamiento socialista. Sus teóricos comprenden que el desarrollo de las fuerzas productivas se acompaña de la pauperización de las grandes masas. El joven Federico Engels escribe "La situación de la clase obrera en Inglaterra" (1845) y profetiza: "Pero de ahí deriva también, el profundo odio contra los ricos de toda la clase trabajadora [...] un odio que dentro de poco tiempo ­se puede casi calcularlo­ ha de estallar en una revolución, frente a la cual, la Revolución Francesa y el año 1794 serán juegos de niños."

Hacia el fin del siglo el estallido no ha ocurrido y la perspectiva se diluye. Un discípulo suyo, Eduardo Berstein, revisa el pensamiento de Marx y Engels en "Socialismo teórico y socialdemocracia práctica" (1899). En el autor influye el desarrollo del capitalismo inglés y las mejoras experimentadas por el proletariado, mejoras que para la izquierda revolucionaria son resultado de la despiadada explotación de los pueblos coloniales y dependientes. Pero Berstein creía que la mejoría sería continua, pacífica y volvería innecesaria la revolución. Afirma que "el movimiento es todo, el fin es nada". El "movimiento" es la marcha gradual diaria y el "fin", el socialismo como perspectiva. En cambio, Rosa en el primer párrafo de su obra responde: "Entre las reformas sociales y la revolución existe para la socialdemocracia un lazo indisoluble: la lucha por las reformas es su medio; la revolución social, su fin."

La polémica se explica analizando al imperialismo. El capitalismo en expansión, penetra y deforma a las colonias y semi colonias y distiende la lucha entre la burguesía y el proletariado metropolitanos, ya que en la medida que la producción se vuelca en esos lejanos mercados, las fábricas funcionan, los obreros mantienen su trabajo, y aún ganan salarios más altos. Para la burguesía metropolitana ­como dijera el colonialista Cecil Rodhes­ el imperialismo es "una cuestión de estómago" que evitaría la guerra civil. Para las clases y naciones explotadas, el 'subdesarrollo' es distorsión económica impuesta por las naciones imperialistas en su provecho.

Ha pasado más de un siglo. El capitalismo ha seguido acumulando la riqueza disponible y agudizando la miseria de las mayorías, y las luchas de clases, combinadas con las de las naciones explotadas y oprimidas contra las explotadoras y opresoras, han sido intensas. Por eso las revoluciones han estado en el orden del día del siglo XX, unas con aspiraciones socialistas, otras simplemente de desarrollo nacional. Entre las primeras la rusa, la china, la vietnamita, la cubana; entre las numerosas segundas, en América Latina las protagonizadas por el MNR boliviano, el APRA peruano, el PRI mexicano. En el Cono Sur sudamericano resalta ­con el objetivo de conseguir un "capitalismo nacional"­ el bloque denominado ABC (Argentina, Brasil, Chile) bajo los gobiernos de Perón, Vargas e Ibáñez.

Pero las revoluciones han sido acompañadas de contrarrevoluciones. Estados Unidos ­guardia de seguridad del sistema­ crea la Doctrina de la Seguridad Nacional. En su nombre, los pueblos han sufrido feroces tiranías. Pero si ellas han sido denunciadas por sus crímenes, no lo han sido suficientemente por el retraso intelectual provocado. Sólo ese retraso puede explicar que dirigentes hoy auto rotulados de izquierda, puedan creer que un pequeño país dependiente (Uruguay) explotado por el imperialismo, se desarrolle por la vía capitalista, confiando en las inversiones extranjeras. La "teoría" hace unos años era de Carlos Menem. Hoy, desde cierta 'izquierda' se replantea que hay vía libre para las reformas, suponiendo que el imperialismo no existe o que se ha vuelto respetuoso. Por eso, se debe cuestionar el conformismo de "arreglar las veredas" o el cuento propio de "Alicia en el país de las maravillas", de que es posible avanzar indefinidamente respetando las reglas impuestas por el sistema capitalista.

El pensamiento de Rosa sigue en pie. Pero debe actualizarse el concepto de revolución.

¿Puede haber desarrollo sin vencer al imperialismo?

¿Cómo continúa? Poner las íes sobre Mujica: sus virtudes de popularización del FA (desarrollar este contenido) + cualquier otro con tal de derrotar a quien ha demostrado debilidad con la derecha y garantías al sistema capitalista (Astori), porque el FA nació para luchar contra el imperialismo, la oligarquía y el gran capital.

El FA muere si se convierte en el nuevo partido capitalista, si pretende un nuevo ABC como en los 50. Por eso, debo desarrollar "a propósito de Artigas: de la lucha anticolonialista a la lucha antiimperialista. Ese mismo esquema + lo de Lenin y la Revolución Rusa: dificultades con el sistema capitalista agrediendo, contra la burocracia, contra la ignorancia. Imprescindible: un instrumento político (compacto, duro, etc.). Saber que el FA se volverá Frente en 2 grandes partes (como 14 y 15, etc. o mencheviques y bolcheviques). Saber convivir es ideal, y es cuestión de hegemonía, de correlación. Frente al FLS, un Frente por Integración y Socialismo. Proponer junto a la masa, no alejada de ella. Buscando acuerdos con la izquierda extra frentista, sacándola de su auto ostracismo. Democracia de nuevo tipo y nuevo Estado. ¡Constituyente ya!


Miércoles, 16 de diciembre, 2009 - La República

Coloquiando con el Presidente

Por Julio A. Louis - Analista

Y el Pepe será presidente. Se inicia una nueva etapa. Para quien escribe vale recién ahora recordar que han pasado meses desde que en "Pepe Coloquios" el entrevistado se refiere a él. No era oportuno ni táctico comentar sus apreciaciones durante la campaña electoral. A veces el silencio es prudencia, no aquiescencia. Con el Pepe hemos vivido sueños, realizaciones, humillaciones y no dudo del cariño expresado hacia mí, cariño que es recíproco. El se expresa con su peculiar estilo, quien escribe con el suyo. No los cambiaremos, así son. El, hoy más que nunca, deberá recelar de los alcahuetes y saber quien no se presta a serlo. Partimos de historias, mentalidades y formaciones diferentes. Pero sabemos que queremos un país, una región y un mundo más justos, cultos, igualitarios, libres: ¿también socialistas? En los coloquios explica bien que hay crisis en el campo del pensamiento. A continuación expone: "El campo del pensamiento no es andar leyendo libros viejos. Ya los leímos. ¡No jodas! Es la panoplia de nuevas hipótesis de trabajo, de nuevas fundaciones. Hay que tener la audacia que tuvieron los viejos. No repetirlos, repetirlos y repetirlos".

Valen precisiones. Si el pensamiento se limitara a leer y repetir libros viejos, coincidencia total. Pero, ¿cuáles son los "libros viejos", ¿qué significa "ya los leímos?", ¿quiénes los leyeron?, ¿qué leyeron?, ¿qué entendieron? Quien escribe estas líneas es docente desde hace más de cuarenta y cinco años y sabe algo de lo que se ha leído y de lo que lee la juventud. ¿Los "libros viejos" son los del marxismo? ¿No es que el Pepe está cada día más cerca de Marx? No es antojadizo, ni simple enganche para el mercado que quien escribe haya titulado un libro del 2008 "Marxismo ese ocultado". Se argumentará que es una exageración; sin embargo, especialistas en diversas ciencias sociales, han coincidido con el título. El marxismo es una concepción prácticamente ignorada en la enseñanza secundaria y superior. Así que es una generalización equivocada pluralizar "ya los leímos". Los viejitos tal vez sí. Y pocos más. La falta de solidez intelectual es una constante preocupación de quienes participamos de la enseñanza o de la política. Además no se puede avanzar sin leer "libros viejos". Einstein es inimaginable sin Newton, Marx sin Hegel, sin introducirnos en la antropología ­ciencia que atrapa al Pepe­ donde el desarrollo del Homo Sapiens es inseparable de anteriores Homos.

Ni qué decir que hay que tener audacia y no limitarse a repetir. Este columnista ­que como todo ser humano ha cometido y comete errores­ generalmente los ha cometido y comete por transgredir y no por repetir, al punto tal que en los tiempos en que muchos recitaban manuales de catequesis política, social o económica, fue acusado más de una vez de profanador de verdades, y algunos viejitos, entre ellos el Pepe, bien lo saben.

El Pepe considera que "se necesita teoría para guiar el pensamiento" pero no se trabaja en ella. "Esta conversación que tengo contigo es medio "demodé", porque ¿en qué termina la cuestión teórica? En los trabajos de Julio Louis; me agarra el catecismo de Marx y se pone a recitarlo... ¡ flaco!, no me rompas, te quiero en pila, sos un loco bárbaro, pero ¡no me jodás! Siempre con la misma mursimónica, parecés el viejito del último organito, tocás siempre la misma melodía".

No debe haber un catecismo de Marx, cuando el mismo Marx afirmaba que no era marxista, aludiendo al continuo devenir del conocimiento. En la introducción del libro anteriormente citado se advierte: "Me propongo re-presentar al marxismo; que no es bíblico, talmúdico, coránico, de cuyos párrafos se hace fe. Al materialismo dialéctico fresco, rico, creador, antidogmático".

Autores diversos figuran en sus cien páginas para abonar, corregir o modificar el catecismo: Jorge Luis Acanda, Louis Althusser, Samir Amin, Sergio Bagú, Rudolf Bahro, John Bernal, Bidet y Dumenil, Luis Bilbao, Mario Bunge, Sarandí Cabrera, Fidel Castro, Juan Carlos Dean, Benjamin Disraeli, Olga Fernández Ríos, Foladori-Melazzi, Ernesto Guevara, Marta Harnecker, Thomas Hobbes, Monty Johnstone, Annie Kriegel, Henry Lefebvre, Lenin, Ernest Mandel, Lewis Munford, James Petras, Jorge Plejanov, Nikos Poulantzas, Ilya Prigogine, Carlos Rama, Ignacio Ramonet, Theodor Shanin, Vivian Trías, Truong Chinh, Luis Vitale

Jorge Abelardo Ramos ­a quien ambos apreciamos­ dice de un argentino del siglo pasado, Manuel Ugarte, que era considerado un "leproso" porque planteaba "tonterías" como actualizar a Bolívar, la Confederación de Estados Americanos o el socialismo, mientras la intelectualidad copiaba a Inglaterra y Francia. Los párrafos del Pepe me hacen sentir leproso y muy porfiado. ¿No será Pepe que la melodía gastada es la tuya, ésa de re-inventar al capitalismo? Muchos otros han tratado de reinventarlo con los resultados a la vista. Por el contrario, se trata de construir hegemonía ideológica, crear poder popular y hacer la Revolución, temas inabordables en pocas líneas. Las veredas deben arreglarse pero también hacerse la revolución; y viceversa, para hacer ésta hay que arreglar las veredas.


De cambiar el mundo a arreglar la vereda (ver mas)



.

Dagoberto Gutierrez sobre Mauricio Funes y el FMLN

El Salvador

Según Dagoberto Gutiérrez, ex dirigente del FMLN
Piden a Funes cambio de políticas públicas
» También al FMLN le dice que "También el FMLN no está a la altura de lo que la gente espera"


Hoy en El Salvador




Dagoberto Gutiérrez - 29.12.2009
Tú y yo sabemos, que la educación imperante hasta hoy, es la que construye neoliberalismo, consumismo y dependencia y que si el nuevo gobierno pretende o intenta un nuevo diseño de sociedad deberá contar, sin falta, con una nueva educación y al mismo tiempo, deberá construir una nueva economía, que exprese una nueva educación. Ambos sabemos que así son las cosas, porque la educación es un acontecimiento estructural y no solo una danza iluminada de ideas.
Ha sido muy estimulante para el pueblo tus declaraciones y tus visitas recientes a Venezuela y a Cuba, más allá de la calidad en que viajaste y en las que declaraste lo que declaraste, lo cierto es que, establecieron una luz o varias luces sobre la posibilidad de que el nuevo gobierno se haga, en algún momento, un gobierno nuevo.

La educación junto con la salud constituyen los dos pilares ideológicos de todo estado moderno y ambos aseguran una fortaleza ideológica necesaria para que todo gobierno emprenda cualquier proyecto audaz y novedoso. Por supuesto que el ministro o la ministra de Educación se encuentran por eso, en la primera línea de atención de la gente y, siendo la escuela, el primer nivel decisivo de reproducción de la ideología dominante, todo lo que ocurre en el aula es motivo de preocupación y atención de los sectores que dominan.

Tú y yo sabemos, que la educación imperante hasta hoy, es la que construye neoliberalismo, consumismo y dependencia y que si el nuevo gobierno pretende o intenta un nuevo diseño de sociedad deberá contar, sin falta, con una nueva educación y al mismo tiempo, deberá construir una nueva economía, que exprese una nueva educación. Ambos sabemos que así son las cosas, porque la educación es un acontecimiento estructural y no solo una danza iluminada de ideas.

La noticia de una Reforma Educativa y la construcción de un Consejo de Educación con participación social ha llevado entusiasmo, que mucha falta hace, frente al desempeño del nuevo gobierno; tu has de saber o imaginar o suponer o soñar o pensar, que el actual gobierno no entusiasma suficientemente y no construye las lucecitas en las cabezas para alumbrar los caminos; pero tu anuncio sobre una Reforma Educativa salva al gobierno de desilusiones y desencantos y posteriormente, tus declaraciones valientes sobre las relaciones con la revolución Bolivariana, y tu visita a nuestra inmensamente y eternamente querida CUBA ha fortalecido los puentes misteriosos entre el gobierno Funes y la gente.

En realidad, el presidente no necesita cambiar a ningún ministro y probablemente él necesite conocer más de cerca lo que se esta haciendo en cada ministerio y sobre todo necesita que la gente sepa lo que se esta haciendo, pero uno no sabe las presiones Salvador, las presiones que un Presidente recibe en las tarde calurosas o en las madrugadas frías, y los oligarcas inteligentes saben, me imagino yo, la importancia que tiene la educación, y estarán los señores algo sobresaltados por tu visita al Caribe, y ambos sabemos que aunque tus relaciones presidenciales no sean malas, cualquier oligarca de pura cepa, no podrá confiar fácilmente en vos, y aunque esto sea honroso no sabemos si al señor Presidente le produce desasosiego
Fíjate Salvador, que yo creo, a flor de piel, que al Señor Presidente no le sobresaltan las preocupaciones oligárquicas sobre tu trabajo, pero si así ocurriera será bueno que los mecanismos gubernamentales recojan, como quien recoge el rocío de la madrugada, las opiniones de la gente sobre el único ministro que hasta ahora a hablado de una manera clara, suficiente descubierta valiente y rotunda sobre las ideas fundamentales que el momento exige.

Al Consejo Educativo que te apoya en tu trabajo, no parece preocuparle en demasía el tema de la legalidad que planteo el Señor Presidente, y creo que más importante que lo legal es la legitimidad y me parece que el mandatario ya se dio cuenta de esto.

Faltara, que en ese Consejo se pase a discutir, con la pasión necesaria, los temas incandescentes que corresponden a una educación liberadora, porque si algo es urgente es sustituir la visión neoliberal por aquella que haga de los seres humanos sujetos históricos y no solo actores políticos.

La gente piensa que necesitamos apoyarnos en la experiencia de la revolución cubana en materia educativa y se dice, además, que el anuncio de que algo nuevo se cocine en casa presidencial, luego de seis meses de fuego lento, tiene que ver con la reforma educativa y que es necesario que profesores, padres de familia y estudiantes en un esfuerzo unido multipliquen sus energías para culminar la alfabetización total del país y para producir un ser humano liberado, una ciencia al servicio de los débiles y una educación que nos descubra, bienhechoramente, los misterios de la naturaleza, de la sociedad y de nosotros mismo como seres humanos.

La educación esta llena de parcialidad porque sirve a un sistema, como debe ser y es la que llega hasta el ultimo rincón de la vida, por eso es allí donde parece estarse librando, hacia dentro y hacia fuera del gobierno, una escaramuza determinante, la voz del ministro de educación es, en este caso, la de un guerrillero representativo, la de un dirigente querido y la de una dignidad histórica, bañada en lágrimas, sangre y sacrificios.


Enviado por Jacinto

Ofensiva del FMLN en 1989







.



.

martes, 29 de diciembre de 2009

TV Crónica ||| La historia del Che

.










.

La cámara en la selva


FARC-EP: La insurgencia del siglo XXI


Florencia Torres Freeman

Las escenas y entrevistas que retrata esta película no pertenecen a los añorados y nostálgicos años sesenta, tan alabados y tan bastardeados, sino... al siglo XXI




Mientras Estados Unidos lanza su Cuarta Flota e instala siete nuevas bases militares en Colombia, en distintos países de América Latina se acaba de estrenar simultáneamente «FARC-EP La insurgencia del siglo XXI», largometraje documental que narra el conflicto armado desde el punto de vista de la guerrilla bolivariana.

¿En el siglo XXI la insurgencia es un souvenir del pasado? ¿Se acabaron las ideologías? ¿Los revolucionarios se han convertido en delincuentes, narcotraficantes, bandoleros, terroristas?

Los grandes monopolios de la (in)comunicación insisten con un mensaje viejo, gastado y único: la insurgencia colombiana no tiene ideología, formación cultural ni proyecto político. Su corazón mercenario palpita al ritmo frenético y alocado de la coca. El antiguo y tenebroso ?oro de Moscú? ha sido reemplazado por los maletines repletos de dólares y euros, provenientes del narcotráfico. Los indígenas masacrados, las mujeres violadas, los jóvenes maltratados. En las pantallas de TV el movimiento guerrillero se ha convertido en un monstruo mucho más temible que Satán, Lucifer, Luzbel y los peores demonios medievales.

El viejo y barbudo Karl Marx comenzaba su célebre Manifiesto Comunista afirmando que ?Un fantasma recorre Europa: el espectro del comunismo. Contra este espectro se han conjurado en santa jauría todas las potencias de la vieja Europa ... No hay un solo partido de oposición a quien los adversarios gobernantes no motejen de comunista?. Si se reemplaza ?comunismo? por FARC-EP (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia ? Ejército del Pueblo), hoy el fantasma continúa deambulando por allí. ¿Qué movimiento social radicalizado de América Latina no ha sido estigmatizado y acusado de simpatizar con las FARC? Hoy en día, la CIA, el FBI, la DEA y otros organismos ?democráticos? viven repartiendo la acusación de ?colaborador de las FARC? a cualquiera que intente, parezca o aspire a ser un disidente radical.

La obra Las brujas de Salem de Arthur Miller parece haber sido escrita ayer. El macartismo se pasea altanero y desafiante. Toda disidencia, en cualquier parte del mundo, huele a guerrilla bolivariana. Vivimos un control del pensamiento que haría empalidecer los vaticinios más sombríos de las novelas 1984, Un mundo feliz y Fahrenheit 451 o las películas Brazil, Matrix y hasta la más reciente Sector 9.

Desde los grandes noticieros de TV hasta la ficción de Hollywood, pasando por las toneladas de papel manchado de tinta de los grandes emporios periodísticos, hoy todos atacan sobre un mismo blanco. Incluso los principales presidentes de América Latina deben discutir con Uribe, servil ventrílocuo local del gran amo imperial, tomando como eje el apoyo, el rechazo o la indiferencia frente a las FARC-EP. Ni UNASUR ni la OEA han escapado a estos debates.

En ese contexto global, donde la culminación de la guerra fría no ha permitido que baje un grado la temperatura de la guerra psicológica contra las rebeliones armadas contemporáneas, ¿qué piensan realmente las FARC-EP? ¿Poseen un plan? ¿Tienen ideología? ¿Mantienen a sus decenas de miles de jóvenes combatientes obligados y amenazados? ¿Cómo ven el futuro de América Latina?

El largometraje «FARC-EP: La insurgencia del siglo XXI» intenta responder aquellas preguntas, sometiendo a discusión la propaganda barroca y macartista promovida desde EEUU. Para ello el equipo de cine «Glauber Rocha», formado por camarógrafos de diversos países de América Latina y Europa, se interna en la selva, recorre las cordilleras y las montañas, mostrando desde adentro, como nunca antes se vio, la vida cotidiana en los campamentos de las FARC-EP.

El documental, que dura casi dos horas, incorpora entrevistas a los principales comandantes guerrilleros del secretariado de las FARC-EP y numerosos testimonios de combatientes de base, campesinos y jóvenes urbanos del Partido Comunista Clandestino de Colombia (PCCC), incluyendo secuencias sobre el papel fundamental de las mujeres en la lucha guerrillera, los indígenas y pueblos originarios, el problema del narcotráfico, el paramilitarismo, los prisioneros de guerra, las nuevas bases militares norteamericanas y la violación sistemática de los derechos humanos por parte del terrorismo de Estado en la patria del líder independientista Simón Bolívar.

La estructura formal del documental constituye un inmenso collage, donde aparecen reconstruidos desde las matanzas de la empresa bananera UNITED FRUIT en 1928, el asesinato del dirigente popular Eliécer Gaytan en abril de 1948 y la fundación de las FARC-EP hasta la captura de militares norteamericanos en la selva colombiana, el caso reciente de Ingrid Betancourt y las declaraciones de los principales referentes paramilitares (aliados de Uribe) que confiesan haber recibido dinero de las bananeras para asesinar guerrilleros y masacrar población civil.

En ese mosaico que no deja nada o casi nada afuera, son retratadas por primera vez en la historia (hasta donde tenemos noticias) los cursos de formación, políticos, ideológicos y militares, de los combatientes comunes de las FARC-EP y también de sus fuerzas especiales. En medio de la selva, los ríos, los árboles inmensos y los animales aparecen bibliotecas, grupos de lectura, pizarrones y mucha, pero mucha gente joven estudiando.

Quien asista a alguna proyección de este film (hasta ahora proyectado en circuitos underground, ¿se proyectará en las grandes salas?) no podrá dejar de recordar las escenas de aquellos Pasajes de la guerra revolucionaria pulidos y retratados en otra época por la pluma exquisita de Ernesto Che Guevara, uno de los inspiradores de la ideología de las FARC-EP junto a su legendario comandante y fundador Manuel Marulanda Velez, recientemente fallecido. Pero las escenas y entrevistas que retrata esta película no pertenecen a los añorados y nostálgicos años sesenta, tan alabados y tan bastardeados, sino... al siglo XXI.

Como en Cuba, Nicaragua y El Salvador, como en Argelia y sobre todo en Vietnam, hoy Colombia vive una guerra civil de dimensión continental. Esta película muestra lo que jamás aparece en la CNN y otras usinas del poder: el conflicto armado desde el punto de vista de la rebeldía bolivariana. No pasará desapercibida.
FICHA TÉCNICA:
Guión y dirección / Script and Direction: Diego Rivera
Montaje / Editing: Alejo Carpentier
Cámaras / Cameras: Diego Rivera, Tina Modotti y César Vallejo
Fotografía / Cinematography: Frida Kahlo
Producción / Production: Grupo de cine «Glauber Rocha»
Postproducción / Post-production: Julius Fucik y André Gunder Frank
Música / Music: Banda de sonido de las FARC-EP / Songs of FARC-EP
Investigación Periodística / Journalistic Research: Roque Dalton
Asesoramiento historiográfico / Historical Consultant: Ruy Mauro Marini
Agradecimientos / Thanks: Frida Kahlo, Ulrike Meinhof y Vladimir Maiacovsky
112 minutos / minutes
Mini DV Cam, 2009


Una organización guerrillera de trabajadores y luchadores por la Nueva Colombia



En el marco de la 3ra Muestra de Cine Documental DOCA 09, el sabado 14 de noviembre en el cine Gaumont de Buenos Aires se presentó el documental "FARC-EP La insurgencia del Siglo XXI". El público llenó la sala y a la salida dejó su testimonio. Mas informacion www.docacine.com.ar



.

El reciclaje Mujica

FERNANDO MOYANO


Reciclaje: Someter de nuevo una materia o un producto ya utilizado a un ciclo de tratamiento para obtener una materia prima o un nuevo producto [...] ante la perspectiva del agotamiento de recursos ... y para eliminar de forma eficaz los desechos.- Wikipedia


La presidencia del Pepe Mujica ¿será continuidad de la de Tabaré Vázquez, un giro a la izquierda, u otra cosa?


No somos afines a ver los procesos políticos en función de las personas, sino comprender los cambios de personas y elencos en función de los procesos, y a éstos en función de los conflictos sociales. La etapa Mujica es una renovación relativa del Frente Amplio en el gobierno, consolidación y asentamiento de la función de contención y control del disenso social.


El FA cumplió en parte esta función desde su nacimiento, aunque también la de expresar ese mismo disenso social de los explotados, tal como una válvula de escape manifiesta la presión del gas y al mismo tiempo sirve para evitar una explosión. Pero cuando llega al gobierno queda solamente como pared de la caldera y deja de ser de válvula de escape.


No hay mejor cuña que la del mismo palo. Nuestra hipótesis es que el elenco Mujica logrará profundizar la gestión del capitalismo, el ajuste estructural y sus dispositivos en un grado en que Tabaré o Astori nunca hubiesen logrado. Abrirá un poco la válvula (sin la rigidez de los anteriores) y tendrá manos libres para reforzar la caldera.


En nuestra nota "Un tupa de presidente" hablamos de un reciclaje: a partir de los desechos de un proyecto revolucionario fracasado se obtiene un nuevo producto, una "socialdemocracia populista" pro-capitalista. Pero ese reciclaje es a su vez materia prima para otro: el del propio gobierno frenteamplista.


Es renovación del proyecto socialdemócrata minimalista del primer gobierno del FA -que amenazaba agotarse- a partir de los desechos de la guerrilla derrotada y de su proyecto en legalidad -también abandonado- de una izquierda de participación popular. No altera la naturaleza capitalista ni el alcance minimalista del reformismo en el que se injerta, pero trae una nueva vitalidad.


Y nos queda aún pendiente de analizar un círculo más amplio de reciclaje. Un negro, un tornero, un guerrillero como continuidad del sistema blanco-burgués-militarista.

Las cosas deben cambiar para que todo siga como está. Es el reciclaje socialdemócrata de la globalización. Hay que salvar al capitalismo de su ÉXITO neoliberal, de su propio "fin de la historia".



LA HISTORIA ANTES DE MUJICA


Cuando en 1971 la izquierda socialdemócrata uruguaya creó el FA, representaba a los explotados como gestor de un espacio mejor para ellos dentro del sistema capitalista. Pero la crisis política de esa coyuntura le daba la oportunidad de algo más, intentar hacerse cargo del sistema mismo. Aprovecharla requería una adaptación, y trajo a Seregni, un general venido de un partido burgués tradicional, a que oficiase de presentador. Estaba allí por el acuerdo político intersectorial que dio lugar al FA.


Luego de la dictadura militar (1973-1985) llega una democracia TUTELADA por los militares, y Seregni promueve su aceptación. En parte por los años de prisión que hicieron de él una figura heroica, en parte por el vacío y debilitamiento de los sectores frenteamplistas golpeados por la dictadura, ahora es un actor político relevante. Pretende ser el punto de unidad de todo el FA pero es parte fundamental del ala "moderada". En ese doble rol se excede y trata de forzar prematuramente al FA a un vuelco a la derecha. Al fracasar, en 1996 cede su lugar.


Como ya la izquierda tenía un importante lugar ganado, no era necesario traer de afuera figuras políticamente correctas, podía tenerlas venidas de sus partidos históricos, de las barriadas obreras o la Universidad, siempre que no viniesen vestidos de obreros. Tabaré Vázquez era un "outsider" de la política, y eso facilitó que cumpliese el papel "carismático" en la transición del país "de los tres tercios" al país "de las dos mitades", en que el Frente comienza a hacerse cargo de la gestión del capitalismo. Su método fue el "outsourcing". Cambió izquierda por "progresismo", inventó alianzas extra-FA como el "Encuentro Progresista" y "Nueva Mayoría" que fracasaron y luego él mismo los recicló para armar la política afuera de la orgánica, inventó a Nin (un aliando no frenteamplista que fue su candidato a vice en tres elecciones) para justificar su propia derechización, tiró por la borda el programa del FA y encargó uno nuevo al CLAEH (un organismo social-cristiano de ciencias sociales) bajo la dirección de un ex-frenteamplista que luego volvió al FA y fue premiado con un ministerio.


Por fin en 2004 el FA llega al gobierno con Tabaré, y éste descartó enseguida ese mismo programa imponiendo verticalmente una línea mucho más derechista. Incumplió la reforma constitucional que hacía del agua un recurso exclusivo del estado, apoyó la implantación de las plantas de celulosa, mantuvo y amplío la participación en la ocupación de Haití, puso una estatua del Papa, invitó a Bush, vetó la despenalización del aborto, inventó el "día del nunca más" (homenaje conjunto a víctimas del terrorismo de estado y a militares y policías) y saboteó la campaña de anulación de la ley de impunidad. Tabaré fue el gran enemigo del FA, desmanteló su orgánica, quiso borrar su historia y sus símbolos, guardó en un cajón la bandera de Otorgués. Porque un FA orgánico y movilizado sería un obstáculo para los compromisos que se adquirían junto con el gobierno. Él fue su propio enemigo. Su arrogancia, engreimiento y verticalismo abrieron una hendija que los viejos zorros guerrilleros aprovecharon en un copamiento de pizarrón, descartando al mismo tiempo a Tabaré y Astori.


Podemos ver una curiosa línea evolutiva de atravesamiento institucional. A medida que el FA va ganando espacios en la sociedad y en el sistema político burgués, la política burguesa se adentra en él. A medida que todo él se corre a la derecha su cúspide parece correrse a la izquierda porque suben los que emergen de su vieja ala izquierda. Es como el movimiento aparente del Sol que muestra invertida la rotación de la Tierra.


PERO DEJEMOS LA ABURRIDA HISTORIA PALACIEGA


Vayamos a los hechos sociales.


El gobierno de Tabaré es a los gobiernos precedentes de la derecha burguesa tradicional como un travesti a una mujer. La mujer no hace de mujer, es mujer. En cambio el travesti sobreactúa. Así, el reciente e inseguro gobierno "de izquierda" se sintió obligado a exagerar su alineamiento capitalista.


Hacia las elecciones internas (o primarias) de julio de 2009 el gobierno frenteamplista mostró un pérdida de adhesión ciudadana, pero se RECUPERÓ de ese desgaste con la candidatura de Mujica, AL REVÉS de lo que suponían los operadores políticos y asesores de imagen que piensan en función de lo políticamente correcto. La necesidad de un ajuste de la política del FA en el gobierno corrigiendo el desbande de Tabaré ya se vio en el Congreso de hace un año que junto con aprobar la candidatura presidencial de Mujica resolvió varios lineamientos políticos en contra de Tabaré: acompañar la campaña por la anulación de la ley de impunidad, rechazar un TLC con EEUU, y algunos más.


El golpe autocrático a la derecha que se corregía había sido necesario para disciplinar la rebeldía frenteamplista al proyecto de gestión del capitalismo, y fue posible por la zanahoria de llegar al gobierno. Pero una vez desplegada allí la burocracia frentista, la disciplina puede distenderse y permitir que las pujas internas por cuotas de poder y prebendas se expresen libremente, como está ocurriendo en estos días. La monarquía absoluta ya no es necesaria y el rey es jubilado con honores. El reparto interno puede ser más "democrático".


A su vez, la relación entre la burocracia frentista y el movimiento social de los sectores populares puede ser un poco diferente.


En los términos de Nergi y Hardt (Imperio), la presidencia de Tabaré ha tenido un poco más de la forma "DISCIPLINARIA" que "gobierna... estructurando los parámetros y límites del pensamiento y la práctica, sancionando y prescribiendo los comportamientos normales y / o desviados". Mujica intentará un poco más de la forma de "CONTROL" donde "los mecanismos de comando se tornan aún más 'democráticos', aún más inmanentes al campo social, distribuidos... más interiorizados dentro de los propios sujetos". Dirigirá no desde arriba sino desde la cancha involucrando a la "familia frenteamplista".


Es significativo que Mujica sea el primero que llega del brazo de su mujer, que además no es una extensión del hombre público. Lucía es integrante del grupo guerrillero inicial, vivió la cárcel y la tortura y tiene su propia carrera política aún en el contexto del "machismo blando" de los uruguayos. Llega como primera senadora y no como "Primera Dama".


En la izquierda, Mujica no es un prestado ni un outsider, es un miembro nato. Era el hijo oculto, vergüenza de la buena familia. Por eso mismo el involucramiento capitalista que impulsará pretenderá abarcar a todo el FA hasta su base. El hijo pródigo se podrá a sí mismo como ejemplo para encarrilar a los nuevos transgresores. Si era casi imposible hablar con Tabaré, Mujica hará una "gerencia de puerta abierta".


El estilo Mujica de "como te digo una cosa te digo la otra" no es más que la ambivalencia propia del discurso populista. Y por esa ambivalencia también será más sinceramente burgués. Si Astori conoce a la burguesía del pizarrón universitario, Mujica va al mostrador del regateo cotidiano. Está más próximo al mezquino, ineficiente, parasitario, oportunista y muy explotador burgués típico de un pequeño país periférico como Uruguay. Como diría Marx, lo que lo hace representante de esa frustrada burguesía es que él y su gente "no van más allá, en cuanto a mentalidad" de donde ella va "en modo de vida; que, por tanto, se ven teóricamente impulsados a los mismos problemas y a las mismas soluciones...". (18 Brumario).


Creemos por tanto que Mujica PROFUNDIZARÁ el carácter capitalista del gobierno del FA y hará la "reforma del estado" (ajuste estructural regresivo) que Tabaré no pudo.


Cómo asomará de nuevo el viejo topo de la lucha de clases y cuál será el resultado final es algo que dejaremos para después.



NO PODRÁN SOLTAR LA BANANA


Desde que comenzó el ascenso de esta corriente heredera de la izquierda de pretensión revolucionaria, el discurso de la cúpula tupamara hacia su gente tomó la forma de la astucia: vamos a fingir ser reformistas. "Este es un trabajo para Clark Kent" comentábamos entonces, contrastando al Supermán del discurso heroicista guerrillero de hace años con la nueva táctica en que el revolucionario dice disfrazarse de socialdemócrata para llegar al gobierno por la vía pacífica, pero apostando más a largo plazo en sus intenciones de profundizar los cambios. Aunque la afiliación del elenco Mujica a la teoría y práctica de la gestión dura del capitalismo es cada día más evidente, tal vez puedan quedar dudas sobre su destino final.


Junto con las medidas anunciadas marcadamente capitalistas del próximo gobierno (como el modelo neozelandés de funcionariado público) hay intenciones de frenar la creciente entrega pro-imperialista de Tabaré, por ejemplo la resistencia de Mujica al decreto "Cardales" de despedida en que Tabaré cede a las transnacionales el actual monopolio estatal en la trasmisión electrónica de datos.


¿Se podría esperar un "viraje a la izquierda" de Mujica? Expectativas hay, y PARA ESO SE ELIGIÓ A MUJICA. En próxima nota veremos esas "estrategias imposibles": socialdemocracia, keynesianismo, chavismo, etc. No en Uruguay, no da la infraestructura.


La trampa para cazar monos es muy simple: un trozo de banana dentro de un coco agujereado. El agujero permite entrar a la mano abierta del mono, pero no es tan grande como para permitir salir al puño cerrado. El mono así prisionero puede liberarse soltando la banana. Pero el cazador conoce la mente de su presa.


Las cuotas de poder y prebendas del gobierno de gestión del capitalismo funcionan en tanto insertas en el negocio capitalista. Si el elenco de Tabaré es un grupo de tecnócratas oportunistas de origen pequeño-burgués que busca su propio desarrollo dentro del capitalismo, el de Mujica es un grupo de desclasados de todas las clases que solo se justifica por su rol político. Perdieron su lucha guerrillera casi al comienzo y con ella sus sueños y principios. Recuperaron la libertad física luego de años de prisión, no así la libertad interior. Internalizaron la derrota y hacen de ella una reivindicación moral. Arriar las viejas banderas es su bandera.


Este "viejo descangayado" como Mujica se llama a sí mismo no solo es un hombre que ha dejado atrás su juventud, también cree que la juventud puede ser una enfermedad peligrosa. Sus disparates ultra-reaccionarios (encerrar a los jóvenes adictos, imponer el servicio militar, que trabajen los niños de 10 años) muestran su fondo recalcitrante. Vienen de la vertiente populista y nacionalista del movimiento tupamaro, en disputa con la vertiente socialista y clasista, pero además han profundizado ese anclaje. Su objetivo es erradicar y perseguir cualquier asomo de rebeldía. Y si bien son el mejor perro guardián porque conocen el terreno a vigilar, su principal carta de triunfo es hacer de la propia derrota virtud.


Una vez que capturen el botín de la caja del estado, el botín los habrá capturado a ellos. Volverán a ser presos políticos, de otra forma.



postaporteñ@_______________________________________

Mujica quiere un show gratuito de Los Olimareños el día que asuma
Mujica, señaló que le pedirá al dúo, que toquen el día en que él asuma la presidencia, pero de forma gratuita. Es que el actual senador, pretende que se gaste lo menos posible durante la ceremonia. Por esa mima razón y para evitar molestias, tampoco habrá desfile militar.

Otro tema del que habló Mujica es un posible viaje a México para acompañar a Tabaré Vázquez a un evento. El futuro presidente de Uruguay, señaló que eso es como estar en una cárcel de lujo y el prefiere hacer otras cosas.

video





.

Solidaridad con Euskal Herria

en el recital de Leon Gieco en Montevideo
[PC118380.jpg]

Amig@s de Euskal Herria - Uruguay, es un colectivo de solidaridad con Euskal Herria nacido en Montevideo en diciembre de 2009. Nuestro objetivo es crear un gran movimiento social en Uruguay en favor de una solución dialogada al conflicto vasco, que tenga como eje el respeto a la palabra y a la decisión de la sociedad vasca.

El pasado 10 de diciembre se realizó un festival en Montevideo con motivo del Día Internacional de los Derechos Humanos. En el acto, que fue organizado por el Ministerio de Educación y Cultura, la Intendencia Municipal y Naciones Unidas Uruguay, el cantante argentino León Gieco presentó su nuevo proyecto "Mundo Alas". Euskal Herriaren Lagunak realizó allí una actividad informativa acerca de la vulneración de los derechos humanos en el País Vasco. Se repartieron 1.200 volantes y se colocó una pancarta en la parte superior de las gradas del Teatro de Verano. Los miembros de EHL portaron las remeras que se han comenzado a distribuir en Montevideo entre las personas solidarias con la causa vasca.


Leer mas
http://ehluruguay.blogspot.com/2009/12/actividad-informativa-en-el-concierto.html




.

lunes, 28 de diciembre de 2009

El Condor vive

.



.







.

Salú Compas

.









.

Luis Eduardo, el hijo de Amalia

La República, Lunes 28 de diciembre 2009

Bajo la impunidad. A 35 años de su asesinato bajo tortura y desaparición

El 26 de diciembre de 1974, en el Regimiento de Caballería Nº 6 fue muerto en la tortura el estudiante de medicina Luis Eduardo González González, de 22 años, militante del Partido Comunista Revolucionario (PCR), cuyo cuerpo fue enterrado en un lugar que, 35 años después, las Fuerzas Armadas continúan negándose a identificar.

Roger Rodríguez | rogerrodriguez@adinet.com.uy




La desaparición del "Chiqui" González se produjo una semana después del asesinato del coronel Ramón Trabal en París y del fusilamiento que, como supuesta represalia, sufrieron cinco tupamaros, secuestrados en Argentina en noviembre y trasladados ilegalmente, cuyos cuerpos aparecieron acribillados cerca de la ciudad de Soca.

González González había sido detenido en la madrugada del 13 de diciembre de 1974 en su domicilio de la calle Scosería 2556 donde vivía junto a su esposa Elena Zaffaroni, embarazada de cuatro meses, y ambos fueron llevados al 6º de Caballería y torturados como otros militantes del PCR que en esos días fueron detenidos en todo el país.

El operativo de detención fue realizado por efectivos de las Fuerzas Armadas, uniformados, que se trasladaban en un jeep y un camión militar y coparon el domicilio de los González. Antes habían ido a la casa de su madre, Amalia González, hoy uno de los principales referentes de la organización de Familiares de Desaparecidos.

"Fueron dos personas de particular a mi casa a las 2 de la mañana. Preguntaron por "Chiqui", haciéndose pasar por compañeros de mi hijo. Les dije que no vivía más allí, que se había casado. Pidieron su dirección y como me negué me obligaron a salir a la calle...", recuerda Amalia.

A la semana, recibieron un paquete con ropa en el IMES de Camino Castro y le dijeron que su hijo estaba en el 6º de Caballería. Una semana después, coincidentemente con la muerte de Trabal, no le dieron información y sólo supo el 11 de enero de 1975 que su hijo estaba requerido públicamente por un comunicado de las Fuerzas Armadas.

El "peligro" chino

A fines de noviembre de aquel 1974, las Fuerzas Conjuntas habían detenido a unos estudiantes del liceo Villa García, señalados como militantes del PCR y las Agrupaciones Rojas, mientras realizaban en la Curva de Maroñas una pintada contra la dictadura, que firmaban con la sigla UAL (Unión Artiguista de Liberación). La UAL se había convertido entonces en uno de los objetivos de la dictadura, que temía a la proyección de una alianza política de oposición y resistencia a la que desde Buenos Aires se sumaban Zelmar Michelini, Enrique Erro, los Grupos de Acciones Unificadora (GAU) y sectores del Movimiento de Liberación Nacional ­ Tupamaros. El PCR, un partido político legal, había sido duramente golpeado entre marzo y agosto de 1973 cuando la mayoría de sus militantes en Soriano y Montevideo fueron detenidos. Con ideología marxista-leninista-maoísta, el PCR realizaba acciones de propaganda y sus militantes actuaban abiertamente en gremios de trabajadores y estudiantes.

Los "chinos", editaban distintas publicaciones, pero no contaban con un aparato armado y sus detenciones no produjeron ningún enfrentamiento. Liderado por Winston Mazzuchi y Nebio Melo Cuesta (quienes desaparecerían en 1976) habían advertido de las características fascistas del golpe de Estado y eran impulsores de la UAL.

El PCR ya había sufrido tres muertes. En agosto de 1972, Santiago Rodríguez Muela fue ejecutado por la Juventud Uruguaya de Pie (JUP) en el Liceo 8, en diciembre de ese año Joaquín Kluver fue baleado en una marcha estudiantil, y en mayo de 1973, Oscar Fernández Mendietta fue muerto en la tortura en el 2º de Caballería de Durazno.


Mala Noche Buena

El 6º de Caballería era entonces el centro de actividades del Organismo Coordinador de Operaciones Antisubversivas (OCOA). Había un patio central donde se sometía a los detenidos al "plantón", rodeado por vagones de tren donde se realizaban apremios con picana, tacho y golpes.

La noche del 13 de diciembre de 1974, Luis Eduardo González González comienza a ser torturado en los vagones. Al día siguiente se lo vio en el plantón del patio. Un día después se lo dejaron ver a su compañera Elena mientras convulsionaba con los choques eléctricos. Exigían que "colaborara" bajo amenaza de dañar a su esposa embarazada.

Al tercer día, todos los detenidos fueron examinados por el médico Carlos Suzacq, quien les hizo una "ficha médica" en las que les tomó la presión, les hizo preguntas de rutina y se les sacó una foto. Ya llevaban tres días de tortura y algunos debieron ser internados en el Hospital Militar. El 24 de diciembre, en Nochebuena, Elena es trasladada al vagón de interrogatorios. La sientan frente a su marido y les permiten tomarse de la mano. "Chiqui" le explica que le habían propuesto liberarla a ella si él colaboraba. Estaba lastimado, los pies hinchados, fatigado, pero lúcido. Les dieron 24 horas para pensarlo. Nunca volvió a verlo.

"Sentí que eso fue una despedida. Tenía mucho miedo por su vida, aunque era tan joven y sano, pero... lo hostigaban tanto. La tropa que nos custodiaba, me decía que no sabían nada de él. Los milicos me dejaron "olvidada" en un colchón. Un día, un soldado rubio, con cara de nene, me lleva al baño. Mi embarazo crecía y eso muchas veces los turbaba, tal vez los avergonzara. Se puso a llorar y me pedía perdón", narra Elena.


"Nunca lo va a saber"

La última persona que vio con vida al "Chiqui" González, fue uno de sus compañeros, de iniciales JL, quien compartió con él la sala de torturas aquel 25 de diciembre, y fue testigo del brutal castigo al que era sometido. Desde esa Navidad, nadie volvió a verlo y se mantiene en condición de desaparecido.

Elena fue llevada al juzgado por primera vez en el mes de febrero. Entonces se enteró de que había un comunicado con el supuesto requerimiento. Un habeas corpus presentado por la familia tuvo como respuesta que Luis Eduardo González había fugado el 26 de diciembre, fecha en la que la Comisión para la Paz reconoce la desaparición.

La Comipaz reconoció la detención del 13 de diciembre, su traslado al Regimiento Nº 6 de Caballería y su tortura hasta la muerte. "Como en otros casos, con posterioridad a su deceso se fraguó la versión de que había fugado (...) solicitándose su captura a través de un comunicado de prensa.

En el Penal de Punta de Rieles, donde fue encarcelada, Elena habló de su marido con el teniente Roberto Echevarría y con el capitán Victorino "la víbora" Vázquez.

Le preguntaron si les guardaba rencor, le dieron a entender que ellos sabían qué, cómo y cuándo ocurrió.

Pero le aseguraron que nunca lo iba a saber...

Elena sabe quiénes fueron los militares que participaron de su detención y tortura: Manuel Cordero, Glauco Yannone, Jorge "Pajarito" Silveira y Gustavo Criado Carmona. Criado falleció, Silveira está preso, Cordero para extraditar a Argentina y Yannone está libre y fue designado docente de la Escuela Militar por el actual gobierno.


Bajo la impunidad

Luego de la reinstitucionalización del país en 1985, Elena y Amalia, con el patrocinio del Instituto de Estudios Legales y Sociales del Uruguay (Ielsur) iniciaron una causa judicial ante el Juzgado Penal de 11º Turno. El juez consideró que si citaba a los denunciados no asistirían. En esa espera se aprobó la Ley de Caducidad.

El caso fue archivado y se presentó un recurso de inconstitucionalidad que fue negado por la Suprema Corte de Justicia, por lo que se decidieron a recurrir por la vía civil y obtuvieron ­durante el gobierno de Luis Alberto Lacalle­ un fallo favorable del juzgado de 6º turno, que admitió los "daños morales" causados al hijo de Elena y el "Chiqui".

Luego del informe de la Comisión para la Paz y ante los avances en el esclarecimiento de causas por derechos humanos, tras la asunción del gobierno de Tabaré Vázquez, volvieron a presentar una denuncia judicial para que se reabriera la causa penal El ministerio público pidió la reapertura, el juez se negó y la fiscalía no apeló

El asesinato de González González es un delito cometido "por funcionarios militares y policiales, equiparados y asimilados, por móviles políticos o en ocasión del cumplimiento de sus funciones y en ocasión de acciones ordenadas por los mandos que actuaron durante el período de facto" (ley 15.848) y por tanto se mantiene impune.

Durante los últimos 35 años, la familia del "Chiqui" González no ha dejado de reclamar verdad y justicia.

Elena continúa investigando causas de violaciones a los derechos humanos. Amalia cumplirá 82 años el próximo 28 de enero. Luis Eduardo González (h), nacido el 28 de abril de 1975, no conoció a su padre ni ha recuperado sus restos.


Chiqui


Luis Eduardo González González, nació en Young, Río Negro, el 28 de agosto de 1952. Era estudiante de medicina, activo militante de la Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay (FEUU) y del Partido Comunista Revolucionario (PCR). Hijo de Orlando González y Amalia González, tenía dos hermanos, Raúl y Daniel. Estaba casado con Elena Zaffaroni, con quien tuvo un hijo, Luis Eduardo, que nació meses después de su desaparición.







La dictadura planificó ejecuciones masivas; sólo cinco se concretaron
Iban a ser más los fusilados

El 20 de diciembre de 1974, al día siguiente del asesinato del coronel Ramón Trabal en París, la dictadura uruguaya planificó un masivo fusilamiento de "subversivos" como supuesta represalia, pero sólo cinco personas fueron finalmente ejecutadas y sus cuerpos arrojados en una ruta, cerca de la ciudad de Soca, como advertencia o coartada... Un joven militante del PCR, de inicial M. y sólo 19 años de edad, había sido detenido junto al grupo de Luis Eduardo González González el 13 de diciembre de 1974.

Luego de dos días de torturas, el 15 de diciembre, debió ser internado en el Hospital Militar, por un problema cardíaco y un ataque de presión.

Encapuchado en el centro hospitalario de las Fuerzas Armadas, compartió celda con otras dos personas a las que nunca pudo identificar. Una mujer embarazada y otro joven, cuya procedencia desconocía. El 19 de diciembre, tras la muerte de Trabal, los tres fueron puestos en el piso de un jeep con destino incierto.

Luego de marchar varios minutos los bajaron en una zona de campo y les hicieron pararse para ser fusilados. Alguien dio la orden de que la ejecución no se concretara. Desde allí, sin explicación alguna, fueron regresados a los interrogatorios en los cuarteles de los que habían salido antes de internarse en el Hospital Militar.

Situaciones similares se vivieron aquellos días de diciembre en varias unidades militares: Estela Reyes, hermana de Silvia (asesinada junto a Laura Raggio y Diana Maidanick el 21 de abril de aquel 1974) también fue sacada intempestivamente del Regimiento de Infantería de Camino Maldonado.

Estela narra que supo que habían aparecido cadáveres en Soca a través de nuevos detenidos y pensó que uno podía ser su cuñado, Washington Barrios, quien había desaparecido en Buenos Aires el 17 de setiembre. Ella había sido amenazada de ser enviada a Argentina donde sería "desaparecida", aunque no sabía entonces que significaba eso.

Esa mañana del 20 de diciembre la sacaron del cuartel y tras recorrer un camino fue llevada a un celdario. Permaneció hasta el 7 de enero de 1975 incomunicada en un calabozo apartado del Penal de Punta de Rieles, donde no tenía contacto ni referencia con otras detenidas. Hoy piensa que pudo estar en la lista de eventuales fusilados.

Los inesperados traslados y simulacros de fusilamientos se habrían repetido en varias unidades militares.

En la mayoría de los casos, las ejecuciones fueron detenidas por orden de alguna autoridad. Sólo se concretó en el caso de Floreal García, Mirtha Hernández, Héctor Brum, María de los Angeles Corbo y Graciela Estefanell.

Los cinco habían sido secuestrados el 8 de noviembre en Buenos Aires y trasladados ilegalmente a Montevideo. Estaban detenidos en el centro de torturas "300 R", de la Casona de Punta Gorda, de donde fueron sacados y ejecutados. Sólo esos presos a cargo del Servicio de Información y Defensa (SID) fueron fusilados aquel día.


Homenaje de Crysol a los fusilados de Soca




Video de Crysol

Causa Brusa

Condenas de entre 19 y 23 años de cárcel para seis represores

El ex juez santafesino Víctor hermes Brusa fue condenado a 21 años de prisión y otros cinco represores fueron sentenciados a entre 19 y 23 años de cárcel en el marco de la primera condena en la provincia contra personas que cometieron delitos de lesa humanidad en la última dictadura.
El Tribunal Oral Federal de Santa Fe leyó la sentencia desde poco después de las 18 de esta tarde y dio fin al proceso oral y público que se inició el 1º de septiembre.

Las condenas fueron de 21 años al ex juez Hermes Brusa, 22 años para los ex policías Juan Calixto Perizotti, 19 años para María Eva Aebi, 20 años para Mario José Fascino, 23 años para Héctor Colombini, igual que para Eduardo Ramos por delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura en Santa Fe.
La sentencia fue leída por el presidente del Tribunal, Roberto Manuel López Arango, y representó la primera condena por este tipo de delitos en la historia de la provincia de Santa Fe, en el marco de la denominada Causa Brusa.
Brusa fue condenado por ser considerado autor penalmente responsable de apremios ilegales en ocho hechos, en concurso real, durante su actuación como funcionario judicial durante la última dictadura militar.
Además, cinco ex policías fueron condenados a penas de entre 19 y 23 años de prisión por ser responsables en carácter de coautores de los delitos de privación ilegítima de la libertad agravada por violencias y amenazas e imposición de tormentos.
Todos los delitos fueron cometidos, según el tribunal, en el marco de un plan sistemático y generalizado de represión por parte del Estado, lo que los transforma en delitos de lesa humanidad.
Así, Juan Calixto Perizotti fue condenado a 22 años de prisión, María Eva Aebi a 19 años; Eduardo Curro Ramos a 23 años; Mario José Facino a 20 años; y Héctor Pollo Colombini a 23 años de prisión.
Además, el tribunal, también integrado por los conjueces Carlos Renna y Andrea Alberto de Creus, dispuso la inhabilitación absoluta y perpetua para todos los acusados, quienes deberán responder por las costas del juicio.
López Arango, juez subrogante e integrante del Tribunal Oral de Paraná, aclaró que el fallo fue resuelto por unanimidad por los tres encargados de llevar adelante el juicio.
La causa se inició a mediados de 2002, luego de que el juez federal Reinaldo Rodríguez declaró inconstitucionales las leyes de Punto Final y Obediencia Debida, y en su desarrollo tuvo demoras por recusaciones y pedidos de nulidad interpuestos por la defensa.
Los acusados están presos desde inicios de 2005, cuando fueron procesados por delitos como apremios ilegales, tormentos y privación ilegal de la libertad, todos en concurso real. Brusa es juzgado por su actuación como funcionario judicial en la dictadura, es decir antes de ser nombrado juez federal durante la presidencia de Carlos Menem.
Facino, en tanto, fue jefe de la comisaría Cuarta de Santa Fe, uno de los lugares que las víctimas denunciaron como centro de detención ilegal y torturas. Colombini, alias Pollo, fue agente de Informaciones (D2) de la policía durante la dictadura, mientras que Perizotti fue jefe de la Guardia de Infantería Reforzada, donde María Eva Aebi era carcelera. Finalmente, Eduardo Curro Ramos fue agente de Informaciones de la policía.
Las condenas se acercaron a lo solicitado tanto por las partes querellantes como por los fiscales. La Liga de los Derechos del Hombre pidió prisión perpetua para todos los imputados, y la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación solicitó 25 años de prisión para la totalidad de los acusados.
Por su parte, los abogados querellantes Alejandra Romero y Guillermo Munné pidieron 25 años de prisión para Perizotti, Aebi, Colombini y Eduardo Ramos, y 20 años de prisión para el ex juez federal.
En cuanto al Ministerio Público Fiscal, pidió 23 años de prisión para Brusa; 25 años para Eduardo Ramos y Héctor Colombini; 24 años para Perizotti y 23 años para María Aebi y Mario Facino; mientras que las defensas habían solicitado la absolución de los imputados.
La lectura de los fundamentos de la condena será el 15 de febrero de 2010.
DIARIO LA CAPITAL 22-12-09






Icono de canal
gdroquero

Volver la memoria hacia aquellos

Cuando la Argentina se encuentra a las puertas del bicentenario como pais, bien vale volver la memoria hacia aquellos que como Carlos Mugica dieron su vida por un pais lleno de sueños e ideales.

Miembro del Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo, era un cura del pueblo.

El 11 de Mayo de 1974, Carlos era asesinado por un comando de la Triple A, Alianza Anticomunista Argentina, que comandaba el entonces Ministro de Bienestar Social José López Rega, presagio de la dictadura militar que padecería la Argentina entre 1976-1983.

Con él tema ESTE PAIS, de Ignacio Copani. Gracias Ignacio!!






memoriasdelatierra
Icono de canal

¿Vos que hiciste en dictadura, papá?



La hija de Eduardo Emilio Kalinec, alias Dr. K, quien está siendo juzgado en la causa Campo de Mayo
Sábado 12 de diciembre de 2009.




Papi está preso”. El llamado la aturdió. Tenía a su hijo en brazos, a punto de amamantarlo. “Es por cuestiones políticas, culpa de este gobierno”, le dijo su madre. En vez de aclarar las cosas, la confundió más. Aquel 31 de agosto de 2005 Analía Verónica se fundió en un llanto largo y profundo. Es la hija de Eduardo Emilio Kalinec, alias Doctor K, uno de los diecisiete implicados en la causa de Campo de Mayo por la represión ilegal perpetuada durante la última dictadura militar. A su padre se lo juzga por intervenir en la custodia de los detenidos, en interrogatorios y en tormentos en tres centros clandestinos de detención: Atlético, Banco y El Olimpo. Oficial ayudante de la Superintendencia de Seguridad Federal de la Policía Federal Argentina, Kalinec llegó a ser comisario, aunque siempre negó haber llegado a ese cargo en la fuerza.
Analía no cuenta su historia, la escupe. Escribió una carta abierta de cincuenta hojas. Después de mucho meditarlo, hoy decide hablar con Miradas al Sur. Lo hace firme y en ningún momento titubea. Su hijo más pequeño llora, demandando un poco de atención. Le tira de las polleras negras de bambula. “Éstas son las fotos de la época en que mi papá era represor”, muestra Analía. Una foto carnet blanco y negro muestra a un muchacho joven de cejas negras. De civil, con expresión seria. Algo sonriente.
Analía es docente. Trabaja como maestra recuperadora de chicos con dificultad en el aprendizaje. Su labor consiste en sacarlos del aula y nivelarlos, para luego incluirlos y posibilitar la integración. Defensora de la educación pública, paró semanas atrás contra el gobierno de Mauricio Macri. Dos de sus hermanas son policías. María de los Ángeles –Titi– se recibió de abogada en el Instituto Universitario de la Policía Federal y trabaja en un estudio de abogados policías. Alejandra es licenciada en Relaciones Internacionales, graduada en la misma institución.
“Fijáte cómo son las cosas: a las dos las metió mi viejo –se resigna Analía– y es como un clan. Yo quiero sacar a mis hijos de ahí”. La otra hermana, Claudia, cortó relación con la familia y nunca más se supo de ella. Paradojas de la vida, su marido estuvo exiliado durante la dictadura, dos de sus amigos aún están desaparecidos, y su suegro, el Doctor K, está involucrado en la causa.

Las visitas. Marcos Paz fue el primer destino de Eduardo Emilio Kalinec. Antes de terminar en Devoto, tuvo una estadía en el edificio del Cuerpo de Policía Montada. Fue el único que tuvo ese privilegio. Según Analía, porque tiene una memoria prodigiosa. Mejor bien cuidadito con tanta información. Los domingos eran los días de asado familiar en el quincho del lugar. No faltaba ni el aire acondicionado ni Lunero –el caballo que le habían asignado para que descanse– ni el vecino Christian Von Wernich. “Pobre cura, es muy buena persona”, decía su padre.
El fin de semana siguiente a la elevación de la causa a juicio oral, Analía, su madre y su hermana Titi lo fueron a saludar. El mandato era claro: papá estaba bajoneado y había que tirarle buena onda. “Cuando lo vi me impresioné. Estaba con los ojos llorosos y muy nervioso. Lo abracé fuerte y le di un beso. Nos sentamos, me agarró la mano y me preguntó si pensaba que él era un monstruo. Yo le dije que sí. Empezó a temblar”. Al otro día, lunes 30, sonó su teléfono celular. Estaba dejando a sus hijos en el jardín. Apenas atendió, una voz grabada le informaba que la llamada provenía de un instituto penitenciario. Le resultó extraño. Su padre nunca la llamaba a su teléfono personal. Con la voz llorosa, Kalinec le confesó lo solo que se sentía y cuánto necesitaba escucharla. Analía, con un nudo en la garganta, intentó explicarle que tenían maneras diferentes de pensar. Esa noche le garabateó una carta. “Te invito a sincerarte, a que permitas cuestionarte. Te invito a ponerle el pecho a tu propia historia. Sin picanas ni submarino”.
El escrito tuvo sus repercusiones. Su mamá la llamó y le reprochó la carta horrible que había escrito. En un papelito al lado del teléfono, Analía respondió: “Horrible no es lo que yo hago, horrible es lo que él hizo. Horrible no es lo que digo, horrible es no decirlo. Horrible no es mi carta, horrible es lo que pasó”. La situación la desbordó y afectó a sus hijos. La llamaron los directores del jardín, alarmados. Su hijo más grande andaba diciendo a sus compañeros que su abuelito “había matado muchas personas”. Los nenes de sala de cinco años, interesados, lo atosigaban a preguntas sobre si lo había hecho con una ametralladora o con qué tipo de arma.
La crisis. “Recién caí en lo que era mi viejo cuando la causa se elevó a juicio oral”, confiesa Analía. La orden la había dado el juez federal Daniel Rafecas el 25 de junio de 2008 y el Tribunal Oral Federal Nº 2 de la Capital Federal sería el encargado de realizar el juicio. Kalinec negó siempre su participación en los hechos que se le imputan. Incluso promete hacerle un juicio millonario al Estado apenas salga en libertad. Su abogado defensor, Juan Martín Hermida, había pedido su excarcelación por falta de méritos. Sin embargo, en la cárcel, le dijo una vez a Analía: “¿Cómo no ponerle una picana a un tipo que sabés que tiene información?”.
Dispuesta a investigar, Analía le pidió a su hermana Claudia que le envíe la causa por mail. Se sentó en la computadora y empezó a leer. No paró de llorar hasta terminar las 812 fojas. Luego puso el nombre de su padre en Google. Listados de organismos de derechos humanos lo nombraban y lo denunciaban por hallarse en funciones. Y libre.
“Al principio me comí el buzón de que él luchó por la patria. Lloraba por lo injusto de la situación. Sin darme cuenta me fui dando cuenta. Y empecé a llorar por lo justo de la situación”, confiesa Analía. A Kalinec se lo acusa de 181 privaciones ilegítimas de la libertad. Lo nombran los testimonios de Mario César Villani, Ana María Careaga, Delia Barrera de Ferrando, Miguel D’Agostino, Nora Bernal, Daniel Aldo Merialdo, Horacio Cid de la Paz y Javier Antonio del Cerro.
“Es muy duro saber que mi papá empuñaba una picana con las mismas manos con las que me tocaba. Y que la misma voz que me sigue diciendo que me quiere es la misma que dio orden de muerte y de tortura. ¿Cómo puedo hacer para unir en la misma persona a mi papá y al Doctor K?”, se pregunta Analía en su carta. Intentó hablar con su familia, pero ninguno quería. Hermética, su abuela Elsa –la mamá de su padre– decía no recordar nada. Sólo Laura –la hermana de su papá– accedió a contar todo lo que sabía. De chica, ella también había sufrido torturas por parte de su hermano. Le ponía la cabeza en un balde de agua durante mucho tiempo, hasta la desesperación. “Es un juego”, le decía el futuro Doctor K.
Laura le contó también sobre su primer matrimonio con un señor de apellido Giménez, que fue compañero de Kalinec durante la dictadura. Algunas veces, cuando volvía a su hogar, Giménez llegaba descompuesto y vomitaba. Y le decía a la tía de Analía: “Esto es una carnicería, yo no sé como tu hermano puede hacer lo que hace”.
Analía se enteró de lo que tenía ganas de enterarse y también de lo que no. De abusos familiares, de infidelidades –varias– por parte de su padre. Hasta de una supuesta media hermana, de una mujer que su padre habría dejado embarazada. Recordó a su padrino, un tal Fernando Guillermo González, al cual no vio nunca más. González había adoptado una beba llamada Mariana en el año ’80. Intentó buscarla, pero al tener un apellido tan común se le complicó. Analía tiene serias sospechas de que esa nena es hija de desaparecidos.
Las cosas por su nombre. “Mi papá es un represor”, sentencia Analía. La dureza y realidad que impone al hablar se reflejan en sus ojazos azules. En ningún momento se le llenan de lágrimas. Hoy hace terapia en el Centro de Atención por el Derecho a la Identidad de Abuelas de Plaza de Mayo. Ya casi no se habla con nadie de su familia y sólo la acompaña Luis, su marido. Mucho antes de que se sepa todo, en una muestra de derechos humanos de la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Buenos Aires, su primo Germán encontró el nombre y apellido de su padrino, el papá de Analía.
Era uno de los pocos que no tenía fotografía. Al parecer, organismos de derechos humanos lo habían estado siguiendo para fotografiarlo, pero ante el hábil y escurridizo hombre, nunca dieron con su cometido. Analía fue quien aportó su imagen. La entregó personalmente a la agrupación Hijos. Su rostro es hoy difundido en carteles que exigen juicio y castigo. “Meses antes de que lo lleven a prisión preventiva estaba con una actitud muy persecuta –deduce Analía–. Algo sabía. Alguien le había informado.”
El día del inicio del juicio, el único espacio libre para acceder a la sala era para un familiar. Analía no quiso entrar así. Estuvo en lista de espera con un primo hasta que lograron entrar como público: “No iba como familiar a apoyar lo que hizo. Yo vengo como parte de una sociedad. De última como hija, pero para repudiarlo y denunciarlo”. La separaba de su padre una distancia de seis metros. Lo encontró igual a como lo había visto la última vez, quizás un poco más gordo.
De animalito a mujer. A Analía su papá la llamaba la vizcachita, porque en un momento, cuando era chica, sólo tenía dos dientes arriba y dos abajo. Como el animalito. “De chica yo era su novia. Siempre lo acompañaba a todos lados y estaba con él. Cuando él venía de trabajar yo iba a recibirlo gateando”, escribe en su carta abierta Analía. Y pone el verbo “trabajar” en itálica.
La historia de Analía es similar a la de Ana Rita Laura Pretti Vagliati, hija del comisario bonaerense Valentín Milton Pretti, alias Saracho. Su padre había participado de la dictadura militar, torturado y asesinado personas. Presentó una demanda en el tribunal de familia número 2 de Lomas de Zamora para suprimir su apellido paterno. En 2007 se convirtió en el primer y único caso en el cual la Justicia autorizó a llevar sólo el apellido materno. Se le hacía insoportable llevar su nombre junto a la herencia de un torturador. Analía lo pensó, pero no tomó la misma decisión: “Es parte de mi historia y de lo que soy yo”. Es la misma dicotomía que se le presenta hoy. El proceso que aún sigue resolviendo. Que terminará el día que se dicte la sentencia. O posiblemente ni siquiera. El máximo deseo de Analía es dejar de ser su vizcachita y pasar a ser una mujer con identidad propia.
–¿Lo seguís queriendo a tu papá?
–Sí, es mi papá y siempre lo va a ser. Lo quiero, pero lo espero de la vereda de enfrente.