miércoles, 16 de marzo de 2011

Ideas atómicas



Explotan reactores nucleares de Fukushima
video

Japón no logra enfriar los reactores
Fukushima se muere. La  central nuclear  que mantiene al mundo en vilo parece vivir sus últimas horas. Autoridades, expertos y gobiernos, incluyendo el japonés, califican la situación de"apocalíptica", una auténtica "pesadilla" que no muestra atisbo de frenar.
Explosiones, fusiones parciales del núcleo, incendios, expulsión de partículas radiactivas a la atmósfera...  Los seis reactores que configuran la central japonesa, con graves problemas desde  el terremoto del viernes, siguen su camino hacia la catástrofe nuclear. Y lo que muchos intentaban controlar  se va de las manos.
La situación de los reactores es "gravísima". El reactor número 1,  el primero que explotó, se encuentra  sin refrigeración, se ha producido una  fusión parcial del núcleo  y  su vasija está dañada.
El 2, uno de los más afectados, no tiene prácticamente refrigeración, mientras que  su vasija de contención resultó dañada  tras la explosión de hidrógeno que se produjo en la madrugada del martes. Los reactores 5 y 6 también viven problemas de refrigeración ya que la temperatura de sus piscinas se ha incrementado considerablemente, aunque se encuentra en niveles normales.
El 3 y 4, los más peligrososPero, sin lugar a dudas,  los reactores más peligrosos son ahora el 3 y el 4. El primero de ellos, dañado por una explosión desde el lunes, tiene graves problemas de refrigeración, ha producido una fusión parcial del núcleo y su sistema de contención está gravemente dañado y está expulsando partículas radiactivas a la atmósfera, lo que junto al escape del reactor 2 ha elevado  los niveles de radiación hasta los 10 milisievert por hora, por lo que las labores de refrigeración se han parado hasta que desciendan dichos niveles.
En este reactor  se han medido tasas de dosis muy elevadas(400 milisievert) junto a una de las paredes del edificio del reactor.
Estos valores podrían estar relacionados con la situación en la que se encuentra el núcleo del reactor, que está descubierto, con su recinto de contención o con el estado de la piscina de combustible tras la deflagración sufrida.
Por su parte, el reactor 4, que  se encuentra en estado "crítico", según la compañía TEPCO. Desde ayer se han producido dos incendios y la piscina que enfría las barras de combustible está completamente vacía.
Tal es la situación que el Gobierno ha ordenado a la empresainyectar agua en la piscina "tan pronto como sea posible  para evitar un desastre nuclear importante".
Aunque las llamas en el reactor 4 fueron controladas rápidamente, la detonación provocó  dos orificios de ocho metros cuadrados en el muro del edificio exterior  del reactor, dejando en contacto con el aire la piscina de combustible. Además, el techo se ha agrietado.
En resumen, se estima que  un 70% de las barras de combustible nuclear han resultado dañadas, de las que un 33% pertenecen al reactor 2. Además, se cree que los núcleos de los reactores se han fusionado parcialmente ante la falta de refrigeración.
Medidas contra la radiaciónAnte el aumento de la radiación y pese a que  las autoridades han permitido niveles de hasta 250 milisievert para los trabajadores, la central obligó a evacuar a los últimos empleados que permanecían en el recinto, que regresaron horas después. Durante ese tiempo, las operaciones para enfriar los reactores se paralizaron.
Un helicóptero ha estado sobrevolando la zona con carga de agua para poder enfríar el reactor dañado, pero los altos niveles de radiactividad han impedido cumplir el objetivo.
Las medidas tomadas por el Gobierno de momento han incluido  la evacuación de los ciudadanos en un radio de 20 kilómetros, el establecimiento de una zona de  exclusión aérea de 30 kilómetros  y la petición a los vecinos de Fukushima que se queden en casa y no salgan a la calle.
Pero, los problemas no sólo parten de la central. La escasez de energía tras el seísmo ha obligado a realizar cortes de luz en determinadas horas del día, momentos en los que el  sistema informático utilizado para medir la propagación de la radiactividad  en torno a Fukushima deja de funcionar.
La Agencia de Seguridad Nuclear japonesa no cuenta con que el sistema vuelva a funcionar al cien por cien, puesto que muchos de los puntos de medición no funcionan por culpa de los cortes de energía.
En este contexto, el jefe del Gabinete japonés, Yukio Edano, ha admitido que podría ser necesario la ayuda de terceros países. Así, ha barajado la posibilidad de solicitar la intervención de las fuerzas militares estadounidenses para atender la emergencia, desatada tras el terremoto de nueve grados en la escala de Richter que el pasado viernes azotó la costa nororiental.
A pesar de esta advertencia, Edano ha dicho que los niveles de la radiación liberada a la atmósfera,  no suponen un riesgo inmediato para la salud. También ha solicitado a la población que mantenga la calma y  frene la compra compulsiva de combustible, ya que esto podría provocar un desabastecimiento general que empeoraría la ya de por sí grave situación que atraviesa el país.
Por su parte, el emperador de Japón, Akihito, se ha dirigido en un discurso televisado al país. Cinco días después del grave seísmo y posterior tsunami, ha pedido calma. A través de la cadena de televisión pública NHK, Akihito, de 77 años, ha dicho al pueblo nipón que reza por "el bienestar del máximo número de supervivientes posible tras el desastre". A su vez, ha explicado que  los problemas en los reactores nucleares de Japón son impredecibles.


Los japoneses huyen de Tokio
Un masivo éxodo se registra en la capital de Japón ante la preocupación de que se repita la historia de Chernobyl.  Ya se produjeron cuatro explosiones y los niveles de contaminación radiactiva superan diez veces lo normal.  El plan para refrigerar los reactores no funcionó
En medio de rezos para evitar lo peor,  los habitantes de Tokio abandonan la capital por miedo de quedar envueltos en otra pesadilla nuclear. Los niveles de radiación superan la normalidad diez veces, por lo que el pánico se impuso en las calles.
Encima,  este éxodo comenzó a registrarse antes que acontezca la cuarta explosión, la que ya advierte con más fuerza sobre la posible caída de lluvia radioactiva.
Las autoridades japonesas ordenaron que las centrales sean evacuadas  dado los altos niveles de contaminación registrados; sin embargo ya circulan rumores que los trabajadores estarían volviendo a sus funciones para lidiar con la catástrofe.
Además,  desde la central eléctrica aseguraron que los índices de radiación registrados en el reactor 3 de la planta de Fukushima ya alcanzaron niveles de alto impacto, de acuerdo al diario  The Sun.
El secretario de Gabinete  Yukido Edano  indicó que los niveles de radiación parecieron disminuir anoche, pero  por la mañana de hoy comenzaron a ascender de manera imprevista e impactante. Además, afirmó que los expertos detectaron columnas de humo blanco que salían de los reactores y que no podían descifrar de qué se trataba.
"Estamos buscando la causa de este humo blanco y estamos estudiando si está relacionado con la fluctuación nuclear", aseguró Edano.
Las averías y escapes en la central nuclear de Fukushima Daiichi, cuyos reactores se vieron afectados por el terremoto y posterior tsunami del pasado viernes, han generado una  amenaza de consecuencias imprevisibles.
La central de Fukushima entró en funcionamiento en 1971 y cuenta con seis reactores, al menos cuatro de los cuales han sido dañados  y en uno de ellos se declaró un  incendio anoche, por segunda vez en tres días, como consecuencia del sobrecalentamiento del combustible nuclear.
Fukshima Daiichi,  unos 250 kilómetros al norte de Tokio en un recinto de  350 hectáreas creado a orillas del Pacífico, tiene una capacidad de 4.696 MW.

Las barras de combustible de los reactores uno y dos están dañadas al 70% y 33%, respectivamente
  La Compañía Eléctrica de Tokio (TEPCO) ha informado este miércoles de que las barras de combustible de los reactores uno y dos de la central nuclear de Fukushima-1 están dañadas al 70 y 33 por ciento, respectivamente, según recoge la agencia de noticias Kiodo.
    La compañía, encargada de la gestión de la planta, teme que estos daños hayan provocado una fusión parcial del núcleo de los reactores, lo que supondría la emisión de nuevas partículas radiactivas a la atmósfera.
    Los operarios han tratado de enfriar los reactores desde que el pasado viernes un terremoto de nueve grados en la escala de Richter sacudiera la costa noreste de Japón. Sin embargo, sus esfuerzos se han visto frustrados por la falta de refrigerante y las dificultades técnicas para bombear agua de mar.
    Como consecuencia de este fracaso, la presión en los reactores continuó elevándose. Así, el sábado explotó el número uno, el lunes el número tres y el martes el dos y el cuatro, lo que ha disparado los niveles de radiación en el entorno de la central.


La radiactividad en Japón podría entrar en la cadena alimentaria
"El vapor que se emite al aire terminará nuevamente en el agua y la vida marina se verá afectada (...) una vez que llueva, el agua para beber también se contaminará", añadió.
Por otra parte, Emily Chan, experta en tratamiento de emergencias y profesora asistente de salud pública de la Universidad China, dijo que la exposición a la radiación también está relacionada con abortos espontáneos e infertilidad tanto en hombres como en mujeres.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo el martes que Japón está tomando las medidas correctas para proteger a su población de la radiactividad, incluidas las evacuaciones y la acumulación de reservas de yoduro de potasio, un antídoto contra la radiación.
NIÑOS EN RIESGO
La radiación es peligrosa porque puede provocar cambios o mutaciones en el ADN, lo que luego avanzaría hasta generar cáncer.
El cuerpo humano puede reparar los cambios o daños en el ADN, pero una persona sólo está segura si el proceso de reparación se produce más rápido que el tiempo que le lleva multiplicarse al material mutado o dañado de ADN.
La mayoría de los expertos coinciden en que los niños en crecimiento y los fetos corren el mayor riesgo porque sus células se dividen a un ritmo más veloz que las de los adultos.
Además, los pequeños consumen más leche de vaca que los adultos, lo que incrementa su riesgo, señaló un científico japonés que trató a víctimas de la bomba atómica de Hiroshima.
"Las vacas son como aspiradoras, toman el yodo radiactivo que se encuentra en una zona amplia de pasto y luego esas partículas se concentran rápidamente y pasan a la leche", explicó el especialista, que pidió no ser identificado.

Trabajadores abandonan brevemente planta nuclear Japón
TOKIO  (Reuters) - Trabajadores recibieron el miércoles la orden de retirarse brevemente de una dañada planta nuclear en Japón luego de que repuntaron los niveles de radiación, reportó la agencia de noticias Kyodo, un desarrollo que sugiere que la crisis se está saliendo de control.
Sólo horas más temprano otro incendio se registró en la instalación, que ha enviado bajos niveles de radiación hacia Tokio en las últimas 24 horas, desencadenando tanto el temor en la capital como alarma internacional.
Francia instó a sus ciudadanos a abandonar Japón o a dirigirse hacia el sur del país y pidió a Air France a que provea aviones para evacuarlos. En un comunicado, la embajada francesa en Tokio dijo que dos aviones se dirigen hacia la capital.
Académicos y expertos nucleares dijeron que las soluciones que han sido propuestas para reducir las fugas de radiación en la planta nuclear Daiichi en Fukushima son esfuerzos de último minutos para controlar lo que bien podría ser recordado como uno de los peores desastres industriales del mundo.
"Esta es una pesadilla de lento avance", dijo el doctor Thomas Neff, un investigador afilado del Centro para Estudios Internacionales, que forma parte del Massachusetts Institute of Technology (MIT).
Trabajadores trataban de construir una vía para que los camiones de bomberos puedan alcanzar el dañado reactor número 4 que ardió en llamas el miércoles.
La cadena pública NHK dijo que las llamas ya no eran visibles en el edificio que alberga al reactor, pero imágenes de televisión mostraban humo o vapor surgiendo desde la instalación cerca de las 0100 GMT.
Funcionarios japoneses dijeron que estaban hablando con el Ejército estadounidense sobre cualquier ayuda posible a la planta, ubicada a 240 kilómetros al norte de Tokio.
Es el momento justo de pararle el carro a los que vengan con la propuesta de debatir la posibilidad del uso de la energía atómica. Tal vez oportunista de mi parte, pero la ocasión es única como para ponerle la tapa de una vez a la incoherencia.
La energía nuclear es peligrosa, y  mas aun políticamente peligrosa cuando va de la mano de políticas de desarrollo, donde la inversión de capitales y la rentabilidad de estos es el motivo fundamental de desarrollo.

Energía nuclear
Eleuterio Fernández Huidobro
Veamos lo sucedido ahora con la energía nuclear: nos han inculcado hasta nuestros días que, independientemente de la opinión acerca de su conveniencia "ecológica", se trata de plantas tan grandes que están fuera del alcance de Uruguay por la inversión que requieren, el tamaño (capaces de generar más de mil megavatios), la demora en construirlas, los técnicos necesarios para manejarlas y mantenerlas, la enorme cantidad de residuos tóxicos que dejan y encima, porque superan nuestras necesidades energéticas: en suma, son para países centrales y además grandes. Se nos llegó a decir que el tamaño está implícito en la energía nuclear y que por ello era imposible una planta pequeña.
Pues bien: así era en 1945. Desde hace décadas eso es ignorancia. Repetirlo hoy es disparate. Uruguay carece de científicos y técnicos asesores en el pleno sentido de la palabra.
Porque hace ya mucho que países como India han desarrollado plantas de mediano porte (generan menos de mil megavatios). Y que la ONU apoya proyectos internacionales, en especial para países pobres, tanto para producir el combustible como aun plantas de menor tamaño.
A pocos kilómetros de esta contratapa, en Porto Alegre, vienen trabajando pública y febrilmente en ello sin que nos hayamos enterado (como no nos enteramos en veinte años de que los brasileños además de jugar al fútbol le metían alcohol vegetal a las naftas).
La otra mil y una noche, trajeron a Uruguay, mediante colecta particular, la lámpara de Aladino de la que salió un genio persa, munido de pesado "currículo": el profesor de ingeniería nuclear Farhang Sefidvash a explicarnos qué es y cómo funciona el llamado "reactor del pueblo", que genera nada más que cuarenta megavatios (como los tragones motores de avión que recién pusimos en Punta del Tigre) y mide dos metros de ancho por seis de alto. Se ensambla en cualquier lado con partes ya existentes, disponibles, comprables y harto probadas en esa ya vieja industria.
Su "pila" de combustible dura diez años, es intercambiable, y en lugar de residuos genera productos utilizables en la industria, el agro, la ciencia y la medicina (que hoy importamos y deberemos seguir importando crecientemente, a alto costo, para tales menesteres). Como el sistema Linux, carece de dueño (es internacional en el pleno sentido de la palabra) y Uruguay puede ingresar ya, si lo quiere y sin costo, en su estudio y construcción para formar a sus técnicos y lograr puestos de trabajo calificados.
Lo que inventó el genio iraní fue sustituir las pesadas, peligrosas y largas barras de sustancia radioactiva de los generadores "al uso", de difícil manejo y cuantiosos residuos, por unas bolitas de tamaño y forma parecidas a las que usan los niños. Por eso son muy maleables y utilizables después.
Y además inventó suspenderlas (como en muchos curiosos juegos) en el "chorro" (como el de una fuente) de agua a presión que, a la vez, funciona como refrigerante. Sólo cuando las bolitas están así sostenidas se produce la reacción nuclear. Si la presión del agua disminuye, sea por lo que sea, las bolitas caen a un embudo y un "almacén", cesando al instante la reacción que, como todos sabemos desde que lo demostró Paul Newman en las películas de la bomba atómica, se produce increíblemente nada más que por razones de posiciones
geométricas. Mientras exista la ley de gravedad este reactor es el único que se apaga sin necesidad de gente, censores, válvulas, ni mandos electrónicos o mecánicos. Posee lo que en su jerga se llama "seguridad inherente" o "pasiva".
Parece, como todos los grandes inventos de la humanidad, una pavada como la del huevo de Colón.
Lo trajeron por colecta privada y lo atendimos en un teatro pequeñito de la Plaza Cagancha, que además está en el subsuelo, por no decir el sótano.
Estamos dando lástima. *
(*) Senador nacional; escritor.
La piqueta del progreso neoliberal

Se vienen

Ola de megaproyectos en Uruguay



Sube la radiación en Fukushima tras los últimos incidentes


Tokio es una ciudad fanstama


Lacalle responde sobre Energía Nuclear


Debate en Uruguay
video


Diez razones para ser antinuclear.
1.- La energía Nuclear es muy peligrosa. La tragedia de Chernobil, dejo bien a las claras las posibilidades destructivas que puede acarrear esta fuente de energía. 
2.- La nuclear es la energía mas sucia. Los residuos producidos por la energía nuclear duran miles de años y su gestión, tratamiento y desaparición aun están sin solución. 
3.- La energia nuclear es la que crea menos puestos de trabajo. Los puesto de trabajo por unidades energéticas, están por debajo de las creadas por las energías renovables, según el informe 2008 de Comisiones Obreras. 
4.- La nuclear es una energía muy cara. Las ayudas gubernamentales (que pagamos todos...) que necesita para llevar a cabo su mantenimiento son desorbitadas,por poner una cifra sobre el coste de los residuos radioactivos según La Empresa de Residuos Radioactivos (ENRESA) son superiores a los 13.000 millones de Euros hasta el 2070. 
5.- La energía nuclear no es necesaria. Siempre que haya voluntad política, como sucede en Alemania o Suecia, es posible ir reduciendo su implantación, y cumplir la reducción de emisiones de CO2 como dice el Protocolo de Kyoto. 
6.- La energía nuclear no es la solución al cambio climático. Al estar fuera de los mecanismos financieros, del Protocolo de Kyoto, no puede ser económicamente viable , menos como agente de la reducción de emisiones de CO2 y su eficiencia como reductor del Cambio climático queda en entredicho.  
7.- La energía nuclear no crea independencia energética. Ante la carencia de uranio, España debe de importar el 100%lo con lo que la dependencia de otros países persiste, como los fósiles. 
8.- La energía nuclear también es finita. La reservas del Uranio -235- (el que usan los reactores atómicos) se calcula que duraran unas décadas solamente. 
9.- La energía nuclear tiene un rechazo social elevado. En las encuestas realizadas en España, la mayoría de la ciudadanía rechaza la energía nuclear.
10.- La energía nuclear no es compatible con las energías sostenibles. No reúne ninguno de los requisitos de sostenibilidad: No es eficiente desde el punto de vista económico, no tiene una viabilidad social, y no es bueno para el medioambiente. 
 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada