miércoles, 28 de septiembre de 2011

La psicosis del Pepe

Peligro de derrumbe, el viejo edificio esquina Uruguay y Rio Negro se caía a pedazos


SEGURIDAD. EL PRESIDENTE NO PUDO ASISTIR AL TRASLADO DE LOS RESTOS DE ARTIGAS

Amenaza impidió presencia de Mujica en acto público

Los servicios de Inteligencia de la Presidencia de la República recibieron una amenaza de atentado contra José Mujica por lo menos 24 horas antes del acto en Plaza Independencia del 23 de setiembre, fecha del fallecimiento de José Artigas, por lo cual se acordó que el mandatario no asistiera al evento.

LORELEY NICROSI MAURICIO PÉREZ
Mujica. La seguridad del Presidente consideró creíble la amenaza del pasado viernes.
Mujica. La seguridad del Presidente consideró creíble la amenaza del pasado viernes.
Al menos un día antes del 23 de setiembre, día en que se conmemoró el 161 aniversario del fallecimiento del prócer José Artigas y fecha elegida por el gobierno para realizar el traslado de sus restos al regimiento de Blandengues de Artigas de Caballería Nº 1, para refaccionar la urna de madera que los contiene, Inteligencia de Presidencia recibió la alerta.
Si bien no se pudo detectar si se trató de una amenaza de alguien perteneciente a una organización o fue a título personal, de inmediato se optó por tomar los mayores recaudos. En tal sentido se acordó que Mujica no asistiera al acto.
La amenaza no iba dirigida al resto de los integrantes del gabinete sino al propio mandatario. No obstante, fue escasa la presencia de autoridades oficiales en el evento que encabezó el secretario de la Presidencia, Alberto Breccia, en lugar de Mujica.
Además de decidirse que no asistiera Mujica, se dispuso un amplio despliegue de seguridad en las inmediaciones de la plaza. Incluso los servicios "instalaron francotiradores en los edificios que circundan la zona", según informaron diversas fuentes militares.
A la vez, se dispuso un amplio vallado por parte de la Policía para impedir el paso del público en general, el que además abarcó a toda la Plaza Independencia y también incluyó la vereda principal de la Torre Ejecutiva.
También se estableció reforzar la seguridad durante el acto a pesar de que el jefe de Estado no estaría presente.
La información sobre la amenaza no se limitó a los servicios de Presidencia sino que se extendió a otras áreas del Estado que cumplen tareas de Inteligencia. Algunos integrantes de las FFAA conocieron la información poco antes de que se realizara el acto.
Inicialmente se había planificado que el acto de traslado de los restos de Artigas tuviera otro tipo de trascendencia, al formar parte de los hechos significativos de la celebración del Bicentenario del proceso de emancipación.
En tanto, el viernes 23 Mujica decidió visitar la planta de ensamblaje de automotores Effa, que se encuentra próximo a la ciudad de Libertad, con la finalidad de conversar con los trabajadores ya que se anunciaba que serían enviados al seguro de desempleo por las medidas proteccionistas adoptadas por el gobierno de Brasil.
Luego del encuentro con los trabajadores de la planta automotriz, el mandatario prosiguió su viaje a la estancia presidencial de Anchorena, en Colonia, no solo como medida de prevención sino además para poder seguir la línea de investigación que se inició al recibir la amenaza.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada