viernes, 16 de diciembre de 2011

Siguen saliendo a luz

Hallan una fosa común de inhumación en un centro clandestino de detención en la provincia de Tucumán
Imágenes provistas por el Juzgado Federal N° 1 de Tucumán




Es un lugar donde se asesinaban y quemaban personas
Es importante para que se entienda", declaró el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, durante una visita al Arsenal Miguel de Azcuénaga. Allí funcionó durante la dictadura un centro clandestino de detención y un centro de exterminio, según lo definió el juez federal Daniel Bejas, que acompañó a Lorenzetti durante el recorrido.
El titular de la Corte Suprema no podía creer lo que escuchaba con extrema atención. Selva Varela, del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), le relataba los hallazgos de restos humanos, de vainas, monedas, entre otros elementos, en una trinchera donde se quemaban cuerpos. Entre Bejas y Mario Racedo, juez federal subrogante, reconstruyeron que ese centro clandestino era el destino final de la mayoría de los detenidos en otros centros que funcionaron en esta provincia. "Acá se los fusilaba o se los blanqueaba, y se los llevaba a la cárcel de Villa Urquiza", dijo Bejas.
Lorenzetti llegó a Tucumán luego de presentar un libro sobre derechos humanos y de reafirmar que juicios por la represión no se detendrán. Fue el martes, en una presentación en la que fue insultado por familiares de ex militares procesados.

El galpón

Según las investigaciones, los detenidos llegaban al galpón N° 9 a través de un camino alternativo y luego los llevaban a trincheras donde se los fusilaba y quemaba junto con otros elementos, como su documentación. Rastros de biblioratos encontrados en el lugar así lo confirmaron. En el galpón, los presos eran ubicados en unos tabiques de 1,5 metros cuadrados, algunos esposados a la pared. Por allí pasaban alrededor de 40 personas por día, según la investigación judicial.
Cuando Lorenzetti consultó sobre la cantidad de personas que habían pasado por ese centro de detención, Racedo respondió: "Según los testimonios, unas 900 personas". "Está demostrado que el acceso al centro clandestino se habría encontrado a unos dos kilómetros de la entrada principal de la unidad militar Compañía de Arsenales 5. Para su ingreso, debía recorrerse una calle de tierra paralela a la ruta nacional 9, y se accedía al campo clandestino a través de una tranquera. Dicho lugar estaba a cargo de la V Brigada de Infantería y custodiado por Gendarmería, el puesto de guardia 1", señala un informe judicial.
Es la primera vez que la prensa accede al lugar donde funcionó un centro clandestino, y es la primera vez que un juez de la Corte visita este predio. Lorenzetti llegó a Tucumán para entregar el título honoris causa a Eugenio Llamas Pombo, de la Universidad de Salamanca, y para inaugurar las XXIII Jornadas Nacionales de Derecho Civil. En ese contexto, visitó ayer el Arsenal Azcuénaga y la fosa común conocida como Pozo de Vargas. Era un pozo de agua, ubicado en una finca limonera a la vera de la vía del tren, en la que se encontraron restos óseos

16.12.2011

Siguen saliendo a luz

Hallaron una fosa común en Tucumán, en el predio de un centro de detención clandestino de la dictadura.
El equipo argentino de Antropología Forense encontró una fosa común con al menos quince cuerpos en la provincia de Tucumán, debajo del lugar en el que funcionó durante la dictadura (1976-1983) el centro de detención y tortura Arsenal Miguel de Azcuénaga. Ese centro fue la segunda cárcel clandestina más grande del país, y allí se presentaba el interventor de la dictadura en la provincia, Antonio Domingo Bussi -que murió en noviembre- a realizar algunos de los fusilamientos él mismo, informó el diario argentino Página 12. Se presume que los restos corresponden a 15 personas que fueron secuestradas durante la dictadura.
Los cuerpos se encontraron a distintas profundidades en la misma fosa y fueron "parcialmente quemados" antes de ser enterrados, informó el Centro de Información Judicial de Argentina. Junto a ellos se encontraron restos de neumáticos y rastros de combustión en las paredes de la fosa común. Aparentemente el asesinato se realizó en el mismo lugar donde se inició la incineración de los cuerpos, que "no habría concluido por razones desconocidas", según el centro. Los cadáveres estaban completos y en distintas posiciones, varios de ellos "atados en las extremidades superiores" y algunos "con presencia de proyectiles de arma de fuego". En la fosa también se encontraron zapatos, ropa y balas.
Los primeros hallazgos de restos óseos en el Arsenal Miguel de Azcuénaga datan de marzo y se enmarcan en una megacausa sobre el centro de detención, para la cual se iniciaron excavaciones en 2005. Se estima que unas 900 personas fueron detenidas, torturadas y exterminadas en ese predio.
El nuevo descubrimiento, el miércoles, "comprueba que el genocidio de la dictadura militar fue tremendo, el grado de aberración que tuvo en la Argentina y cómo se mataba gente”, dijo el gobernador de Tucumán, José Alperovich.
También en Tucumán fueron identificados ayer los restos del ex senador provincial peronista Guillermo Chonga Vargas Aignasse, que desapareció el 5 de abril de 1976, con 35 años, y por cuya muerte fueron condenados a cadena perpetua Bussi y Luciano Benjamín Menéndez.
La detención de Bussi por esta causa, en 2003, le impidió asumir como intendente de San Miguel de Tucumán, tras ganar las elecciones por un mínimo de votos ante el ahora legislador provincial y ex diputado nacional Gerónimo Vargas, hijo de Vargas Aignasse. El ADN del legislador y de dos de sus hermanos se cotejó con el extraído de restos encontrados en la fosa meses atrás, para confirmar su identidad.
Ante la confirmación, la presidenta argentina Cristina Fernández se comunicó por teléfono con Gerónimo Vargas y recordó públicamente que en 2003 el ex presidente Néstor Kirchner pasó en tren por el lugar en el que se encontraron los restos, el Pozo de Vargas: "Iba con medio cuerpo afuera... y cuando pasaron por ahí, hizo parar el tren, se bajó y depositó un ramo de flores que le dio un familiar de desaparecido".

Repugnancia...


(del Diccionario: "Aversión o antipatía","sinónimos: hastío, náusea, repulsión")

Hace dos días leíamos en la prensa : "En declaraciones brindadas a Subrayado Mujica señaló que "me repugna tener a viejos presos, pero no voy a presentar nada de nada". De esta forma el mandatario aseguró que no se presentará una iniciativa para conceder la prisión domiciliaría a presos mayores de 70 años, recluidos por crímenes ocurridos en la última dictadura militar." De esta manera tan "protocolar" anunciaba el Presidente que daba marcha atrás en su intención de presentar un recurso en favor de los criminales de lesa humanidad mayores de 70 años, iniciativa que ya había sido anunciada por la Senadora Topolanski.

Ayer, informaban los medios sobre la Conferencia de Prensa del SERPAJ en estos términos: "Los temas relativos a los Derechos Humanos en Uruguay han vivido un último año marcado por "demasiadas idas y venidas" que no ayudan al proceso de restablecer la verdad y la justicia sobre lo sucedido en la dictadura (1973-1985), denunció hoy en su informe anual la ONG Servicio Paz y Justicia (SERPAJ)."

Hoy vemos: "La OEA libera datos de restos - Argentinos hallados en la costa uruguaya" "serán una prueba fundamental para confirmar la existencia de "vuelos de la muerte" "Hay un montón de descripciones que permiten determinar que posiblemente las personas fueron lanzadas desde aviones al río y estaban con manos y pies atados y señales de tortura. Las fotos muestran eso o se describe eso" , añadió.""Cantón consideró que "esto puede permitir desde un punto de vista judicial probar la existencia de un plan sistemático en esta materia". "Las cientos de espeluznantes fotos de esta carpeta vistas por esta periodista, corresponden a cuerpos encontrados sobre las costas uruguayas, los que en general fueron arrastrados por las corrientes marinas. En algunos casos, están completamente enteros, aunque comidos por la fauna marina, hinchados, putrefactos, sin ojos y sin pelos. Sin sus partes blandas, en resumen. Pero otras veces, el daño se debía al previo maltratado de los victimarios. Como el de un hombre que apareció capado a cuchillo."
"La mayoría de los cuerpos aparecieron con ataduras rústicas, o con rasgos de haberlas tenido. Ello demuestra que los inmovilizaron de pies y manos y que las víctimas no tuvieron posibilidad alguna de nadar y salvarse tras ser arrojadas vivas a las aguas. Según pudo saber este diario también parecen ser casi todos argentinos, aunque la falta de identificación de los mismos impide certificarlo. Pero en la carpeta por ejemplo hay una cédula de una mujer, cuya identidad se preserva. Sanjuanina, nacida en 1954."
"En la carpeta 37 también pudo comprobar Clarín , hay fichas de los archivos policiales y de la Inteligencia uruguaya , de enorme valor documental. Como una que da cuenta del hallazgo en Laguna de Rocha (Uruguay) de un cuerpo femenino, el 22 de abril de 1976. Una mujer de cabello negro, un metro sesenta de altura, de unos 30 años. El informe tiene enorme valor de “prueba inmediata” como dicen los abogados. La ficha indica por ejemplo que el cuerpo presentaba indicios externos de violencia: “violación, probablemente con objetos punzantes, fracturas múltiples y codo destrozado en el brazo izquierdo, múltiples fracturas en ambas piernas, con indicios de haberlas tenido atadas; una enorme cantidad de hematomas diseminadas por todo el cuerpo, destrozo total del cráneo y del macizo óseo fácil”. Se informa que el cuerpo apareció desnudo en las aguas y no se pudo determinar su identidad."

También hoy podemos leer: "Hallados 15 cadáveres en una fosa de la dictadura argentina" "Los cuerpos, que fueron quemados, se han localizado en un centro de detención clandestino de la provincia de Tucumán" "Las autoridades argentinas han hallado una fosa común con los restos mortales de 15 personas en el Arsenal Miguel de Azcuénaga de la provincia de Tucumán (en el norte del país), que durante la dictadura militar (1976-1983) funcionó como centro de detención clandestino, según ha informado el Centro de Información Judicial. Según fuentes judiciales consultadas por el diario Clarín, los restos mortales pertenecerían a personas desaparecidas durante ese período la dictadura militar. Entre estos restos, habría "cuerpos completos en diferentes posiciones, algunos de ellos atados en las extremidades superiores", algo que se observa con claridad en las imágenes difundidas por fuentes judiciales." "En la fosa, el mayor centro de detención de la provincia, se han encontrado también "elementos asociados a los restos mortales, como proyectiles de armas de fuego, ropa y calzado", así como "círculos de neumáticos" y "rastros de combustión" que indican que los cadáveres, que han sido encontrados enterrados a distintas profundidades, habrían sido quemados." "En opinión de estas fuentes, la quema de los cadáveres y su posterior ocultación en una fosa, "refuerza la presunción de la comisión de un delito de homicidio agravado y un accionar posterior destinados a garantizar la impunidad del delito". Según organizaciones de derechos humanos, la dictadura militar argentina causó 30.000 muertos y desaparecidos."

Paralelamente trascendió, hoy mismo: "ALEMANIA - Lanzan nueva cacería de criminales de guerra nazis -La "Operación Ultima Oportunidad II" ofrecerá hasta 25.000 euros por información que sirva para investigar y enjuiciar de criminales de guerra." "La campaña tiene lugar después que los fiscales alemanes dijeron en octubre que la condena de John Demjanjuk sentó un precedente que les permitió reabrir cientos de investigaciones." "Demjanjuk, de 91 años, fue condenado en mayo por complicidad en miles de asesinatos cuando un tribunal de Munich halló que se desempeñó como guardia de un campo de concentración. Es la primera vez que un sospechoso es declarado culpable sin evidencia de un delito específico. El tribunal falló que cualquier guardia en un campamento nazi cuyo único objetivo era matar prisioneros podía ser condenado por complicidad en asesinatos."

Al entender de mucha gente al día de hoy, las posturas del Presidente Mujica al respecto de los criminales de lesa humanidad son sencillamente condenables. Sus acostumbradas "gambetas" en el tratamiento de problemas ministeriales o alianzas puntuales internas y externas,han fracasado rotundamente en el caso de los Derechos Humanos, los criminales de lesa humanidad y aún sobre la Ley de Caducidad. Eso se lo ve a cada paso. O son sus "propios hombres" como Saravia y Semproni que así se declararon serlo, que generan el repudio masivo, o son estas movidas, o como lo fué la visita al condenado Gral. Dalmao, que muestran y demuestran tanto su posición real en el tema, como, el que por mas maniobreo que se intente, genera el rechazo de muchísima gente, más que nada entre quienes fueron sus votantes. Una cosa son las negociaciones por el IVA o las promesas en Punta del Este. Muy otro es este tema que le hace a LOS PRINCIPIOS ELEMENTALES DE LA CONVIVENCIA. En esta materia no ha tenido éxito y menos aún lo tendrá con todo lo que está saliendo a luz de manera acelerada, comenzando con el hallazgo de los restos del Maestro Julio Castro. Y eso que NO SE HAN ABIERTO LOS ARCHIVOS, QUE ESTÁN, y a pesar también, de que no se ha ido a fondo en la investigación e interrogatorios de los eventuales sospechosos y testigos. Esto ùltimo va a darse, INEVITABLEMENTE, y a partir de ese momento se podrá decir que comienza a materializarse un proceso mínimo de esclarecimeinto de la verdad.

La impunidad se viene desmoronando, se está quebrando el "bunker" del silencio y las complicidades, de los pactos y las componendas. Cada día nos trae noticias de los hallazgos, por ejemplo, en Argentina. Descubrimientos de centros clandestinos de detención, descubrimientos de fosas comunes, conocimiento público de pruebas terminantes como las fotos que la OEA tuvo guardadas durante más de tres decenios, nuevos juicios en Argentina por ejemplo, nuevas condenas, nuevas revelaciones sobre el "Plan Cóndor" que contara con la activa participación del Estado uruguayo, un inicio de búsqueda de la verdad en Brasil y desclasificaciones de documentos en diferentes países. Todo lo que viene conformando una nueva situación, que de continuar de esta manera, terminará en una avalancha de revelaciones. Esto es el resultado del permanente trabajo de los familiares de los desaparecidos en primer lugar, de las organizaciones de los Derechos Humanos, de las organizaciones de ex-presos durante el período del terrorismo de estado, y de la infatigable labor de los periodistas que han investigado, de los fiscales que han actuado como tales y de los jueces que no se han dejado intimidar. Todos estos participantes, rodeados por la solidaridad activa de las organizaciones populares, sindicales, y de un sinnúmero de colectivos y asociaciones que han hecho de esta problemática su eje central de actividad, habida cuenta - y con toda razón - de que no se puede seguir adelante sin esclarecer este conjunto de crímenes de lesa humanidad. Vaya para todos ellos el reconocimiento de la generación que lo sufrió en carne propia, de las actuales que necesitan saber lo que pasó y en nombre, también, de las futuras generaciones que si esta problemática quedase resuelta tendrán suficientes defensas como para que no vuelva a ocurrir.

Coincidimos con el Presidente en el término empleado: REPUGNANCIA.

REPUGNANCIA que toda la gente decente sintió cuando se encontraron los restos de Julio Castro.

REPUGNANCIA que sacudió a toda persona de bien cuando las ex presas y los ex presos denunciaron de manera masiva las torturas a las que fueron sometidos, las violaciones y la humillaciónes que debieron afrontar.

REPUGNANCIA que afectará a cualquiera, hasta a los parlamentarios, seguramente, cuando vean las fotos de los prisioneros arrojados vivos al mar.

REPUGNANCIA por todo lo conocido, por todos, hasta por el gran tapador de delitos de lesa humanidad, Sanguinetti, por los robos de bebés, por los asesinatos en la tortura, por las desapariciones, por los "vuelos de la muerte", por los fusilados de Soca.

REPUGNANCIA al constatar, como bién lo expresa el SERPAJ: "demasiadas idas y venidas" que no ayudan al proceso de restablecer la verdad y la justicia sobre lo sucedido en la dictadura (1973-1985)

Y la lista de la REPUGNANCIA es muy larga, como todos lo saben. Hasta Mujica, por supuesto. Ahí están los tres tomos de la "Investigación Histórica sobre la Dictadura y el Terrorismo de Estado en Uruguay" presentados por el Equipo de Investigación que fuera coordinado por Álvaro Rico y promovido por la Universidad de la República. Tres tomos en los que cada página está plagada de crímenes. De Lesa Humanidad, de esos que no prescriben como lo estipulan todos los tratados internacionales sobre los Derechos Humanos, incluyendo la tortura que afecto a decenas de miles de uruguayos. REPUGNANCIA SÍ, es toda una definición. En eso el Presidente APARENTEMENTE interpretó el sentir de la mayoría de los orientales. Por desgracia SU REPUGNANCIA está referida a tener presos (en cárceles de lujo, hasta con sitios de Internet para destilar su veneno asesino) a "los viejitos", de más de 70, mientras que la REPUGNANCIA de la gente decente tiene que ver con TODOS LOS CRÍMENES QUE SIGUEN IMPUNES, DESAPARECIDOS SIN APARECER Y CRIMINALES DE LESA HUMANIDAD SUELTOS. La misma palabra, aplicada con dos sentidos diametralmente opuestos.

¿ No ha sentido, o siente, REPUGNANCIA el Presidente cuando ve las fotos que ahora da a conocer la OEA ? ¿ No ha sentido o siente REPUGNANCIA el Presidente cuando lee o escucha los relatos de miles que han sido vejados y cientos violados ? ¿ No ha sentido REPUGNANCIA el Presidente Mujica ante los relatos de los hijos rescatados ? ¿ o de los que nacieron en cautiverio ? ¿ No ha sentido o siente REPUGNANCIA el Presidente cuando lee los informes sobre los vuelos de la muerte, los testimonios de las víctimas sobrevivientes de secuestros y torturas, el sufrimiento de los familiares, de los hijos, de los nietos ? Esperamos que sienta REPUGNANCIA y que lo diga .Y como consecuencia de esa REPUGNANCIA y en base a sus postestades presidenciales DECRETE LA APERTURA DE TODOS LOS ARCHIVOS. Eso es lo que corresponde.

La gente siente REPUGNANCIA cuando trasciende lo sucedido con Julio Castro. Porque -una véz más- se confirma lo que todos ya han deducido: alguien dió la orden de seguimiento,control y detención, alguien estaba al mando de ese grupo, y varios lo integraban, eso está registrado porque ni oficiales ni soldados, ni tiras ni policías, nadie podía andar por la libre y no informar sobre lo hecho y las órdenes ejecutadas. Alguien le da entrada al lugar de detención y lo registra, ante varios testigos naturalmente, varios lo trasladan a alguna parte de las instalaciones de detención, alguien se encarga del interrogatorio en base a informaciones que ya existen y que estan escritas y archivadas, alguien dirige al grupo de cobardes que patotean a un hombre viejo y enfermo y lo someten a inúmeros sufrimientos y vejámenes, alguien pregunta y varios miran, y así sucesivamente, traslados desde el lugar de la tortura hasta "el depósito", una y otra vez,alguien le dió algo de comer, algo de agua, lo custodio al baño, y por último, alguien evaluó la información y decidió ejecutar al maestro, alguien lo hizo, alguien materialmente disparó, otros lo enterraron, y muchos, pero muchos vieron o sintieron algo. Son decenas de involucrados en primera o segunda línea, y aún mas los testigos, más todos los que se enteraron de algo. Se pretende hacer creer que todo eso, que toda esa cantidad de personas no están registradas con grado y nombre, con días en funciones, con horarios bien precisos.En pocas palabras: TODO ESTO ESTÁ EN LOS ARCHIVOS, que son propiedad del Estado y que deben de abrirse. No hay ningún secreto de estado o algo que ponga en riesgo "la seguridad nacional". Las tropelías de los asesinos son públicas por sus efectos y consecuencias por lo tanto no es ningún secreto. La "seguridad nacional" se pone en riesgo cuando se mantienen cerrados los archivos y los criminales andan sueltos, los únicos que REALMENTE ATENTARON CONTRA LA SEGURIDAD NACIONAL Y ATENTARON CONTRA LA CONSTITUCIÓN, ya no en ningún ridículo "en grado de conspiración" sino que LO MATERIALIZARON Y MANTUVIERON DURANTE MAS DE UN DECENIO.

El Presidente Mujica estuvo de visita oficial en Alemania. Aparte de que le dió algunos consejos campechanos a la Merkel sobre la crisis económica que aún no está resuelta, y que -desgraciadamente- se plegó al coro de "lo peor de la derecha" como le gusta decir al Presidente, aseverando que el problema de Europa radica en que "tiraron manteca al techo", versión criolla de lo que dicen los peores hambreadores de los que se tenga noticias por esos lares que han sostenido que todo esto es porque los trabajadores tienen sueldos muy altos o jubilaciones demasiado caras. Dicho esto sin haberse detenido a analizar minimamente el nivel salarial y jubilatorio de los países de la Unión Europea, y claro está, menos aún, el adónde fueron a parar los billones de euros ( la "manteca") que se han evaporado a través de los bancos y financieras (el "techo") en el brutal saqueo que ahora se le quiere hacer pagar al pueblo trabajador. Estuvo en Alemania y de allí, por lo menos podría haber traído un poco de información sobre los criterios de la justicia alemana al respecto de la persecusión, detención, juzgamiento y prisión de los criminales de lesa humanidad, incluyendo a "viejitos" de 91 años. Haberles preguntado como y por qué, haberles consultado sobre las bases jurídicas empleadas en Alemania, y haber intercambiado información sobre la particular aplicación alemana del "ni olvido, ni perdón". Por desgracia nada de eso se hizo. Así que tenemos que estar enterandonos por la prensa sobre la renovada cacería de criminales. Se podría haber pedido detalles sobre: "Es la primera vez que un sospechoso es declarado culpable sin evidencia de un delito específico. El tribunal falló que cualquier guardia en un campamento nazi cuyo único objetivo era matar prisioneros podía ser condenado por complicidad en asesinatos." Lo que nos lleva, nuevamente, a que los archivos propiedad del estado DEBEN DE SER ABIERTOS. Ahí está lo sustancial y alcanza con que bajo el criterio de que "cualquier guardia en un campamento nazi cuyo único objetivo era matar prisioneros podía ser condenado por complicidad en asesinatos.". Se podría empezar citando a TODOS LOS QUE REVISTARON EN EL PERÍODO EN EL CUAL ESTUVO DETENIDO, FUÉ TORTURADO Y EJECUTADO EL MAESTRO JULIO CASTRO.

Así como hay un movimiento de los "Indignados" debería hacerse uno de los "Repugnados". Repugnados con todas estas dilaciones, tapaderas, zancadillas y destrato a los familiares. "Repugnados" por el bastardo uso de los muertos y desaparecidos, de los torturados y violados, en aras de presuntas maniobras políticas de "alto nivel" lo que no es mas que componendas con la inservible camarilla militar.

Sí, muy bien dicho: REPUGNANCIA !!!

Por el Colectivo del Blog "Noticias Uruguayas"

"El Muerto" y Alberto Vidal


CIDH y la OEA mantuvieron oculta evidencia de "vuelos de la muerte"


 EL TESTIMONIO DE UN PERIODISTA URUGUAYO QUE INVESTIGO EL CASO DE MACARENA GELMAN Y EL TRASLADO DE SU MADRE

“La trajeron como una incubadora”

Gabriel Mazzarovich, que coordinó un equipo del diario uruguayo La República que empezó a investigar el paradero de la nuera y la nieta nacida en cautiverio del poeta Juan Gelman, detalló el trabajo en la causa por robo de bebés.
Por Alejandra Dandan

La causa por el plan sistemático de robo de bebés actualiza las presiones y el poder de lobby que ejerció el Partido Colorado uruguayo, una vez recuperada la democracia, para impedir u obstaculizar el avance de la investigación sobre el paradero de Macarena Gelman, la nieta del poeta argentino Juan Gelman. “Tuvimos que enfrentar a todo el Estado uruguayo, que en esa época no sólo no colaboró sino que puso todos los obstáculos posibles”, declaró durante el juicio el periodista Gabriel Mazzarovich, que coordinó un equipo de investigación desde el diario La República y finalmente dio con Macarena. “Toda la investigación hubo que hacerla al margen de la Justicia, al margen y en contra del Estado, porque fuimos vigilados, pincharon nuestros teléfonos, nos siguieron en autos durante la madrugada cuando salíamos del diario, vigilaron a mi hijo en la escuela y lo siguieron. Nos amenazaron de muerte varias veces telefónicamente, la mayoría anónimos, algunas no. Estuvimos con vigilancia policial durante meses y finalmente se logró ubicar a Macarena Gelman, pero la investigación no terminó cuando el presidente de la República lo anunció: nosotros seguimos investigando para ver qué había pasado con la madre.”

Mazzarovich declaró ante el Tribunal Oral Federal seis días después de la declaración de Juan y Macarena Gelman y dos días antes del testimonio de otro periodista uruguayo, Roger Rodríguez, que aportó un documento que arroja una nueva hipótesis sobre el posible día del traslado ilegal a Montevideo de María Claudia Iruretagoyena, embarazada, a bordo de un avión de Pluna y en medio de comunicaciones entre la Cancillería uruguaya y sus delegados en el país. Mazzarovich fue convocado, en cambio, para dar cuenta de la investigación que llevó adelante con otros dos colegas del diario y en coordinación con Juan Gelman para dar con Macarena. “Llegamos a la conclusión de que la trajeron a mi país solamente como una incubadora y para robarle la bebé, después la mataron”, explicó. Contó en la audiencia cómo debió abordar un coche tirado en el piso y con los ojos vendados para entrar clandestino al Hospital Militar ya en democracia, pero en una reedición de las peores imágenes de la dictadura. Y describió los mecanismos con los que el Partido Colorado intentó “desterritorializar” la presencia de esa niña.
La historia

En 1998, el poeta se reunió con el director del diario, Federico Fasano, y con Mazzarovich y les pidió ayuda para chequear en Uruguay los primeros datos que iba recibiendo sobre la posibilidad de que su nuera hubiese sido trasladada allí y que la o el bebé hubiese nacido en territorio uruguayo. Para los periodistas, el dato fue llamativo: “Nunca se había planteado la posibilidad de que una ciudadana argentina que no había tenido ningún vínculo con Uruguay, político ni de otro tipo, con 19 años y embarazada, hubiera sido traída a Uruguay en esas condiciones. Hasta ese momento no se había escuchado una cosa así, no estaba planteado”.

Cuando dieron los primeros pasos, empezó la oposición del gobierno: el entonces presidente Julio María Sanguinetti salió a negarlo. Dijo que “era todo falso, que nunca había sido traída a Uruguay, que todo había pasado en Argentina, que ellos no tenían nada que ver”, recordó el testigo.

Los periodistas volvieron a ver testimonios de los sobrevivientes de Automotores Orletti en Argentina, entre los que estaban los uruguayos capturados en el marco del Plan Cóndor. Los relatos les permitieron rápidamente relacionar a María Claudia con la muchacha de la que muchos sobrevivientes habían hablado, que hasta ese momento se pensaba que podía ser uruguaya. Coincidían las fechas y referencias. Los recuerdos de un traslado agitado al Hospital Militar para un parto; el regreso al SID, el llanto de un niño o niña y biberones preparados por otras secuestradas.

“Ahí empezamos a presionar publicando notas –dijo Mazzarovich–. Trabajamos, investigamos, hablamos con testigos, con sobrevivientes, buscamos nuevo material y finalmente hablamos con las fuentes militares. Ante la evidencia, la versión de los militares presuntamente involucrados cambió: aceptaron que María Claudia había llegado a Uruguay, pero dieron la versión de que la bebé había nacido muerta y por lo tanto no podía ser ubicada.”

El dato es curioso también a la luz de los juicios en Buenos Aires. De momento, puede ser sólo una coincidencia, pero los acusados del Circuito Camps juzgados en La Plata en estas semanas dijeron lo mismo sobre Clara Anahí, la nieta que Chicha Chorobick de Mariani busca desde hace 35 años.

En Uruguay, en tanto, el diario siguió publicando. “Para dar una idea, entre octubre de 1999 y marzo de 2000, que fue una fecha clave, en La República publicamos 39 tapas y 55 notas referidas al tema. Hasta la actualidad llevamos más de 112 notas escritas. Todas las notas fueron recusadas por el presidente de entonces y los militares presuntamente involucrados. El cruce de nuestra investigación con la que hacían Juan Gelman y Mara La Madrid –su compañera– permitió ir armando un esquema que incluyó hasta testimonios de vecinos que mencionaban una fecha que coincidía mucho con la fecha del vuelo que había hecho María Claudia, en el marco del Plan Cóndor.”

Entre los primeros datos, contactaron a un soldado que había estado de guardia en el Hospital Militar el día del parto de María Claudia. El testimonio ahora es conocido, pero en aquel momento les dijo que ella había entrado por el portón de la calle Centenario, por la parte de atrás del hospital y más tarde la habían regresado al SID. Otro guardia, también ya conocido, les habló en cambio del momento en el que dos oficiales se la llevaron del SID, uno de los cuales dijo en voz alta: “A veces hay que hacer cosas jorobadas”.

“Nosotros rechequeábamos toda la información con fuentes independientes o cruzando datos con mucha dificultad porque los encuentros con estas fuentes eran clandestinos: se suspendían cuando ellos sentían que nos estaban vigilando demasiado y dependíamos de ellos para que nos avisaran de juntarnos. Llegó un momento en el que, de acuerdo con el diseño de la investigación, le dijimos a una de estas fuentes que necesitábamos algún otro tipo de prueba, más allá de su palabra”, dijo. La persona les pidió unos días. “Nos llamó después, nos encontramos en uno de los tres lugares donde nos reuníamos a tener estos encuentros, siempre los rotábamos. Y nos dijo que sabía que en el Hospital Militar había un registro de una ciudadana argentina que había tenido un parto y que había tenido una niña que había nacido viva.”
El hospital

“Pedí conocer el registro. Después de varias conversaciones, me llevaron con los ojos tapados. Me muestran uno de esos libros que correspondía al año 1976 y efectivamente en uno de noviembre de ese año estaba establecido, a mano, el nacimiento. Decía: ciudadana argentina, una niña de sexo femenino. Yo pedí sacar fotocopias. Obvio me dijeron que no. Salimos y en base a ese material hicimos varias notas. Las notas fueron desmentidas. Ese archivo acaba de ser ubicado recién ahora: más de diez años después en el mismo lugar donde habíamos dicho, con esa misma cantidad de carpetas. Todavía no ha sido ubicada la carpeta del año ’76. Yo ignoro si sigue allí o fue destruida porque ellos tuvieron acceso indiscriminado desde entonces a ese archivo.”

Cuando los jueces le preguntaron algo más sobre el archivo, dijo que no intentaron profundizarlo: “El objetivo central era encontrar a Macarena y cuando esa carpeta nos llevó a la muchacha dejo de tener interés porque ya no era necesaria”.

Las pruebas del horror en Tucumán


Eduardo Galeano reflexiona sobre la aparición del cuerpo del maestro Julio Castro, fusilado por la dictadura uruguaya en 1977

.

0 comentarios:

Publicar un comentario