jueves, 19 de abril de 2012

El líder de Hezbolá

El líder de Hezbolá cara a cara con Assange 

"Terrorista" para millones de personas y "combatiente por la libertad" para otros. En el primer programa del proyecto televisivo 'El mundo del mañana', Julian Assange conversa con el líder de grupo extremista libanés Hezbolá, Sayеd Hasan Nasralá, quien se encuentra en una ubicación secreta en el Líbano.

Nasralá, que ha luchado en muchos enfrentamientos armados contra Israel y ahora está involucrado en la lucha internacional en Siria, concedió al fundador de WikiLeaks su primera entrevista en Occidente desde el conflicto entre el estado hebreo y el Líbano de 2006.
Israel, "asesino" y "usurpador"

La razón original por la que se estableció Hezbolá fue "liberar su tierra de la ocupación". "Israel es un país ilegal, establecido a partir de ocupar las tierras de otro pueblo, de usurparlas, de controlarlas por la fuerza, de cometer matanzas contra los palestinos que fueron expulsados", proclama Nasralá, instando que por esa razón "la justicia mantiene su carácter unilateral".
Victoria a ojos de Hezbolá

No obstante, en tiempos de guerra, el líder de Hezbolá afirma que el movimiento no busca ni quiere matar a nadie, ni tratar a nadie de manera injusta. "Deseamos que la justicia sea restaurada y el único remedio es crear un Estado, un país en el territorio de Palestina donde vivan en paz y en democracia los musulmanes, los judíos y los cristianos".
Israel ataca, Hezbolá responde

Israel declaró en varias ocasiones que Hezbolá lanza misiles contra áreas civiles del Estado hebreo. Justificando el hecho, Nasralá hace hincapié en que "siempre dijimos que si ellos no atacaban nuestras ciudades y pueblos nosotros tampoco atacaríamos las suyas. Hezbolá recurrió a este método tras muchos años de ataques a civiles libaneses con el simple objetivo de evitar que Israel continuara matando a civiles libaneses".


http://youtu.be/EPs4dENJNiM


Israel, "asesino" y "usurpador"

La razón original por la que se estableció Hezbolá fue "liberar su tierra de la ocupación". "Israel es un país ilegal, establecido a partir de ocupar las tierras de otro pueblo, de usurparlas, de controlarlas por la fuerza, de cometer matanzas contra los palestinos que fueron expulsados", proclama Nasralá, instando que por esa razón "la justicia mantiene su carácter unilateral".

Victoria a ojos de Hezbolá

No obstante, en tiempos de guerra, el líder de Hezbolá afirma que el movimiento no busca ni quiere matar a nadie, ni tratar a nadie de manera injusta. "Deseamos que la justicia sea restaurada y el único remedio es crear un Estado, un país en el territorio de Palestina donde vivan en paz y en democracia los musulmanes, los judíos y los cristianos".

Israel ataca, Hezbolá responde

Israel declaró en varias ocasiones que Hezbolá lanza misiles contra áreas civiles del Estado hebreo. Justificando el hecho, Nasralá hace hincapié en que "siempre dijimos que si ellos no atacaban nuestras ciudades y pueblos nosotros tampoco atacaríamos las suyas. Hezbolá recurrió a este método tras muchos años de ataques a civiles libaneses con el simple objetivo de evitar que Israel continuara matando a civiles libaneses".

Siria, en busca del diálogo

Nasralá le confesó a Julian Assange que Hezbolá se puso en contacto con algunos partidos de la oposición siria, pero aquellos rechazaron dialogar. "En Siria lo que pedimos es negociar, es el diálogo o llevar a cabo varias reformas. Porque la alternativa actual a esto es empujar al país a la guerra civil que es precisamente lo que quieren EE. UU. e Israel", subraya el líder del movimiento.
Por otro lado, afirma que el problema se ubica en que "la oposición no está preparada para el diálogo y no está lista para aceptar ninguna de las reformas, todo lo que quiere es derribar el régimen".

Miedo estadounidense

Tras haber creado Hezbolá una red mediática internacional,  EE. UU. está bloqueando en su territorio la emisión de su estación de televisión por satélite, Al-Manar. Según Nasralá, lo único que pretende la administración estadounidense es tachar la organización de "terrorista". "Nos acusa pero ni siquiera tenemos el derecho básico de defendernos y presentar nuestros argumentos a la gente del mundo, no dejan que esta voz les alcance", afirma.
"La cuestión de resistir a la hegemonía estadounidense u oponerse a la ocupación es una cuestión moral e instintiva y también humana. Cuando en un país o incluso en una casa hay dos líderes, eso es algo que conduce a la ruina. Así que, ¿cómo podría el universo existir en una hermosa armonía con más de un dios?", concluye el líder de Hamás.

Hezbolá, ¿amigo de la corrupción?

Según las filtraciones de WikiLeaks que provienen de la embajada de EE. UU. en el Líbano, entre algunos miembros de Hezbolá, que conducen potentes vehículos 4x4 y visten con trajes de seda, existe un gran nivel de corrupción. No obstante, Nasralá niega categóricamente dicha información, tachándola de "la guerra mediática, cuyo objetivo es desacreditar a Hezbolá y distorsionar su imagen".
Hezbolá representa una organización islamista, fundada en el Líbano en 1982 como respuesta a la intervención israelí. Varios países, entre los cuales se encuentran EE. UU., Australia, Canadá, Israel, Países Bajos, Reino Unido y Egipto, tachan oficialmente a Hezbolá de una "organización terrorista". Por el contrario, gran parte de los Gobiernos del mundo árabe consideran a la organización un movimiento de resistencia legítimo.

Sayеd Nasralá es el primer invitado de Julian Assange en el marco de su ciclo de entrevistas ‘El mundo del mañana’, uno de los proyectos más esperados de 2012. El primer episodio se estrenó este 17 de abril, fecha en la que se cumplen 500 días de bloqueo financiero a WikiLeaks.
En el marco del proyecto, que cuenta con 10 capítulos, Assange conversará con "iconoclastas, visionarios y expertos de poder" en busca de analizar el futuro de la comunidad mundial.
Poco antes del estreno, Assange reveló que espera que su show cause una verdadera tormenta, con medios de comunicación tachándole de "combatiente enemigo y un traidor que entrevista a los terribles radicales”. "Muchas cosas que hemos intentado contar, no han sido tratadas con exactitud en la prensa tradicional. Hay muchas pequeñas excepciones a esta regla, pero si miramos cadenas internacionales, en realidad hay solo dos de las que vale la pena hablar. Son RT y Al Jazeera", afirmó Assange, explicando por qué eligió a RT para su fichaje estelar.

Artículo completo en: http://actualidad.rt.com/actualidad/internacional/issue_38855.html
 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada