viernes, 20 de abril de 2012

¿”Poder Ciudadano”?... ¿O poder de un flamante “imperio Romano”?

.


Con la sorpresiva y sugestiva ausencia de su conductor principal –el periodista rochense Miguel Nogueira— y cuando en el programa “Poder Ciudadano” -canal 5, los jueves, 21:30 horas- era esperable algo así como un debate abierto a propósito del caso Ney Thedy -colono arbitrariamente desalojado y despojado de sus animales hace casi un año en Bella Unión-, únicamente estuvieron presentes, este último jueves, el periodista auxiliar Gabriel Romano y el Ingeniero Andrés Berterreche, Director del Instituto Nacional de Colonización, notoriamente empeñado en tratar de descalificar moralmente al veterano productor artíguense y hacerlo aparecer poco menos que como partícipe de una oscura “conspiración” anti-Berterreche.
Era imaginable que fuera así, que Berterreche insistiera en recurrir a la pretendida desautorización ética como único argumento para “explicar” la saña nepótica con que ha venido castigándose a un trabajador rural de 70 años cuyo único “delito” es haber sido uno de los integrantes de las históricas marchas cañeras de los ´60/´70 y no haber abandonado sus principios clasistas a pesar del pedazo de tierra que hace 20 años le asignara Colonización para ganarse la vida honradamente y sin explotar ni joder a nadie (el “delito” tiene el “agravante” de haberle transmitido a sus hijos esos mismos principios y haberles inculcado la idea de que “la tierra no se mendiga; la tierra se gestiona, y si no la dan, se toma”, tal como postula una de las consignas más sentidas de UTAA, Unión de Trabajadores Azucareros de Artigas / PIT-CNT).
Eso era imaginable, por cierto. Lo que no lo era, sobre todo después de haberse hecho públicos los aberrantes pormenores del “caso Thedy” (expuestos recientemente precisamente en “Poder Ciudadano” en presencia de Miguel Nogueira, entre otras entrevistas de prensa), es que Romano omitiera hacerle al “entrevistado” algunas preguntas elementales acerca de aspectos que Berterreche eludió mencionar a plena conciencia y sin el más mínimo pudor ni respeto por la verdad.
(Antes de seguir, conviene destacarlo aunque el mismo ingeniero lo hace reiteradamente: Berterreche “no perdona” que a él, integrante del Movimiento de Participación Popular/Frente Amplio, se le haya hecho un escrache callejero, meses atrás, frente a su domicilio, por su persistente actitud de hostilidad hacia la familia Thedy y por su marcada responsabilidad en comportamientos del directorio de Colonización decididamente contrarios a sus fines sociales establecidos por ley).
Como es sabido, desde el mismo momento del desalojo (28 de abril de 2011, día en que se cumplían 22 años de la muerte de Raúl Sendic Antonaccio), ni la familia Thedy ni las organizaciones rurales y sociales que le respaldan –incluida UTAA--, han dejado de denunciar públicamente los extremos arbitrarios de la medida oficial, presentada mediáticamente por Berterreche como consecuencia del supuesto incumplimiento de Ney Thedy respecto al uso del predio asignado y a “abultadísimas” deudas contraídas con Colonización.
En los últimos meses del año pasado, se dio intervención en el asunto al Dr. Hélios Sarthou, cuya primera acción profesional apuntó a demostrar lo ilegal y abusivo del embargo de más de 200 animales de cría pertenecientes a Thedy, que quedaron en el predio desalojado a cargo de Colonización, bajo una custodia policial permanente que cuesta 9.000 dólares mensuales, cuando la deuda que no se le permitió pagar al colono y por la que se le ejecutó, apenas llegaba a 3.000 dólares (aunque ahora el rostrudo de Berterreche hable de una deuda de ¡50.000 dólares!).
Sin dejar de impugnar, por supuesto, la expulsión de Thedy del predio, Sarthou centró la atención en la “yapa” del embargo del ganado, cuestionando la misma decisión judicial que lo posibilitó y reclamando una pronta inspección que permitiera conocer en qué condiciones estaban los animales, instancia que recién pudo realizarse hace aproximadamente un mes y que permitió comprobar el faltante de 77 ejemplares, de los cuales buena parte son novillos muy preciados para hacer buen negocio faenándolos y comercializándolos clandestinamente.
Increiblemente, la actitud de Colonización frente a esta “desaparición” de la cual pretende desentenderse, fue la orden de Berterreche de inspeccionar el predio próximo donde funciona el tambo de “Mandiyú”, a cargo de los hijos de Ney Thedy, para “chequear” si los animales faltantes no estarían allí. Al estilo miliquero de los western del cine yanqui, cuatro funcionarios de Colonización y Ganadería y Agricultura, con una patrulla policial, ingresaron de prepo al lugar, insinuando que los novillos “desaparecidos” podían estar entre los demás animales del establecimiento lechero.
Todo lo referido y otros entretelones de semejante gravedad, trascienden la situación particular de Thedy, y revelan la existencia de un modus operandi oficial totalmente antojadizo e irregular, con el aditamento de hábitos judiciales más propios del mundo feudal que de un país en el que gobierna una fuerza política cuyo triunfo electoral ha tenido muchísimo que ver con la reivindicación declarativa de una justa redistribución de la tenencia de la tierra, de políticas agrarias que favorezcan a los sectores más humildes y desamparados del campo y que ataquen la concentración y extranjerización del territorio nacional, defendiéndolo del saqueo de bienes naturales que son patrimonio social y no simple mercancía.
El auxiliar Gabriel Romano no preguntó nada acerca de todo este disparate y Berterreche se dio el lujo de reiterar públicamente su retorcida insinuación de que era “raro” que solamente faltaran animales de Ney Thedy y no de algún otro productor de la zona, y, encima, se preguntó con carita de canchero, “quiénes” están atrás de todo el “bochinche” del caso Thedy.
En ningún momento se aclaró qué había pasado con Miguel Nogueira –que sí venía realizando una tarea de investigación periodística seria con testimonios de ambas partes-- y qué con la necesaria presencia del Dr. Sarthou en el programa, y Romano remató el papelón preguntando con asombro cómo era posible que UTAA apoyara al viejo peludo de los ´60 en todo este asunto.
¿”Poder Ciudadano”?... ¿O poder de un flamante “imperio Romano” al servicio de quienes ya llevan gastados más de 100.000 dólares para que de a poco no quede un solo animal de los que venía criando el viejo Ney Thedy?.
¿”Poder Ciudadano” o también abuso de poder mediático en el manejo de un canal de TV que debería tener, como Colonización, una función social ajena a favoritismos político-partidarios y a intereses de grupos económicos o de amigos del gobierno de turno?.
Es muy probable, y muy deseable, que esta sumatoria de arbitrariedades e irregularidades varias, termine conduciéndonos a un esclarecimiento general del funcionamiento de Colonización y de otros organismos oficiales vinculados a nuestra principal fuente de riqueza y de soberanía: la tierra, esta tierra nuestra por cuya defensa “nada debemos esperar, sino de nosotros mismos” a no dudarlo.

Gabriel –Saracho- Carbajales, 20 de abril de 2012.-


Berterreche buscando las vacas muertas
Acta de Allanamiento e Inspección en el almacén y casa de Sandro Thedy que vive en Tomás Gomensoro departamento de Artigas.

.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada