jueves, 3 de mayo de 2012

Mire amigo no venga


Yo lo vi a Mister “coso” tomando whisky con los del “clú”;

Política 3.5.12
Coronita

No es de ahora. José Mujica tiene por costumbre, desde hace ya muchos años, comer un asado los primeros de mayo en el quincho de su vecino, amigo y ocasional colaborador Sergio Varela, y es frecuente que entre los invitados haya destacados empresarios. Ocurre, sin embargo, que tal costumbre adquiere otras connotaciones desde que el ciudadano Mujica es presidente de la República.
Imaginemos por un momento qué habría sucedido si, durante sus gobiernos, Julio María Sanguinetti, Luis Alberto Lacalle o Jorge Batlle hubieran almorzado, en un Día de los Trabajadores, con decenas de prominentes patrones, entre ellos varios representantes en Uruguay de firmas transnacionales. Supongamos que el asado se hubiera servido en un salón cuya decoración incluyera una bandera del partido de gobierno, y que recién después de una prolongada sobremesa, alguno de esos primeros mandatarios hubiera pasado brevemente por el tradicional acto del PIT-CNT, llegando casi al final.
Es indudable que si eso hubiera ocurrido los medios de prensa habrían recogido indignados comentarios de sindicalistas y dirigentes políticos de izquierda, quizá con alguna oportuna cita de la canción “Mire amigo”, de Alfredo Zitarrosa (aquella que dice “no dirá que chupaban y que brindaban a mi salú”).
Es obvio que Mujica, por ser quien es, puede hacer cosas que le habrían costado muy caras a sus antecesores (incluyendo a Tabaré Vázquez), por las mismas razones que hacen políticamente menos riesgoso el diálogo con representantes de la Autoridad Nacional Palestina para un primer ministro israelí derechista que para uno de centroizquierda. Los simbolismos no dependen sólo de qué se hace, sino también -y a veces ante todo- de quién lo hace. De todos modos, que Mujica pueda no significa que acierte al hacerlo.
Durante la misma reunión del Día de los Trabajadores en el quincho de Varela, a la derecha del presidente estaba sentado el embajador de la República Bolivariana de Venezuela, Julio Chirino. El diplomático, que reside desde hace unos cuantos años en Uruguay y ya no se debe sorprender con las peculiaridades de nuestro elenco político, es además una persona discreta, y seguramente ni se le ocurrió retirarse del amigable almuerzo cuando Mujica sostuvo que “éste es el mundo de Brasil” y exhortó a los empresarios presentes a priorizar sus negocios con ese país. Aun así, cabe preguntarse cómo le habrá caído el asado al embajador venezolano.
Estamos acostumbrados a leer los hechos en un contexto sobreentendido. Sabemos que Kesman es Kesman y en él no nos llaman la atención algunas expresiones que resultarían escandalosas en boca de Víctor Hugo Morales. Mujica es quien es y es como es; a eso se debe, en buena medida, que haya ganado las elecciones. En muchos aspectos no esperamos que actúe como sus predecesores y probablemente nos perturbaría que lo hiciera. Le aceptamos y muchos le festejan gestos que no serían tolerados en otro presidente. Pero de vez en cuando puede ser interesante preguntarse hasta qué punto tiene carta blanca.
No dirá que “chupaban” y que brindaban a mi “salú”. Desparpajo 
Despés llegaron al acto de 1 de mayo que ANTEL llamó para los trabajadores 
 Sin grandes reclamos al gobierno, las reivindicaciones se centraron en una mayor redistribución de la riqueza y la generación de oportunidades de trabajo para los jóvenes que incurrieron en accionar delictivo.
Con la panza llena 
 Uruguayos llaman a concretar cambios en Día mundial del trabajo
 Montevideo, 1 may (PL) A tono con la consigna central de "Ahora es tiempo de los trabajadores a concretar los cambios, la central obrera PIT-CNT uruguaya llamó hoy a una mejor distribución de ingresos, desarrollo nacional, educación, salud y seguridad.

  Estas consideraciones se expresaron en la capitalina Plaza 1 de Mayo con motivo del acto por el Día Internacional de los Trabajadores, que tuvo como principales oradores a los dirigentes sindicales Gabriel Molina y Fernando Gambera.

En sus intervenciones reconocieron los avances en el terreno legislativo hacia los obreros en estos últimos siete años, pero llamaron la atención sobre la brecha social, ya que el 20 por ciento de los más poderosos se lleva la mitad de la riqueza de la nación.

Insistieron en mejores políticas sociales, llamaron a la solidaridad internacional, a fomentar la integración y consideraron la unidad de acción fundamental de un movimiento sindical maduro, serio y responsable.

Sobre la seguridad ciudadana, ambos líderes criticaron la postura de dirigentes de la derecha de satanizar a los jóvenes y por la recogida de firmas, para convocar un plebiscito destinado a bajar la edad de imputabilidad de 18 a 16 años.

Otras intervenciones en la jornada, a la que asistió el presidente, José Mujica, estuvieron relacionadas con el cese de la violencia doméstica, legalizar el aborto, la vivienda y mayores oportunidades en todos los ámbitos para las mujeres.

Los trabajadores uruguayos recibieron el saludo de Cuba en las voces de Olga Salanueva, esposa de René González, uno de los cinco antiterroristas condenados en Estados Unidos, y de Abel Rivero, por la Central de Trabajadores de la isla.

Salanueva expresó que en esta ocasión, como nunca antes, se agudiza la contradicción entre el capital y el trabajo, "poniendo al mundo en condiciones tan complejas como inéditas".

"Ante tal estado de cosas Américas Latina se levanta como una esperanza. La unidad política de nuestras naciones se hace una realidad. El sueño continental de Bolívar se hace más cercano", argumentó.

Rivero reiteró que la profundidad de la actual crisis tiene un fuerte impacto social y político, y señaló qjue el hemisferio vive momentos excepcionales en torno a la integración con el nacimiento de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños.

Destacó la "rebelión Latinoamericana contra Estados Unidos" en la VI Cumbre de las Américas, por devolverle a Cuba su derecho a cualquier reunión continental y el rechazo al bloqueo contra la isla, y por la soberanía de Argentina sobre las Malvinas.

El PIT-CNT efectuó este martes más de 30 actos en ciudades importantes del país, para conmemorar la efemérides mundial.

Hubo menos gente este 1 de mayo

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada