viernes, 10 de agosto de 2012

La Suprema Corte de Injusticia y los viejitos violadores


OBSERVADA

Cuarto sumario a la jueza Mota, ahora por no indagar denuncia

Una jueza de Familia denunció a un escribano, y no le dio trámite

  09.08.2012
Que hay detrás de los ataques a la jueza Mota?
 La Suprema Corte de Justicia (SCJ) inició la cuarta investigación administrativa en un año a la jueza penal Mariana Mota. Esta vez, la magistrada recibió una denuncia policial por el delito de apropiación indebida y, sin investigarla, decretó que se trataba de un asunto civil.

La SCJ tiene a estudio actualmente otros dos expedientes administrativos con Mota como protagonista por declaraciones que realizó a un medio argentino y por su modo de proceder en un expediente judicial por el que indaga a militares.

El primer sumario se debió a su participación en la marcha del silencio el 20 de mayo pasado. Pero ese caso fue archivado sin consecuencias para Mota.

Mientras se la investiga la jueza sigue en el cargo.
 Jueza problemática
Si bien hay organizaciones sociales –como la Mesa Permanente contra la Impunidad– que afirmaron que se está desarrollando una campaña en contra de Mota, un ministro de la Suprema Corte dijo a El Observador que es su conducta la que la enfrenta a ser investigada y desestimó que exista una campaña.

Otras fuentes del Poder Judicial señalaron que la jueza será apartada de la materia penal.

Mota es una de las juezas que tiene más casos sobre violaciones a los derechos humanos en la dictadura. Uno de esos casos en el que indaga a militares por la muerte de Aldo Perrini, asesinado en 1974, la jueza decidió seguir adelante con los interrogatorios aunque las defensas presentaron un recurso de inconstitucionalidad contra la ley interpretativa de la ley de Caducidad.

La Corte debió intervenir y ordenarle que elevara el recurso para analizarlo y suspendiera las actuaciones. Los ministros consideraron la actuación de Mota ilegal. Pero todavía no definieron si la sancionarán.

A ello se suman las  declaraciones realizadas a la publicación argentina Página 12. En una nota periodística, Mota dijo que en Uruguay “no hay una promoción de los derechos humanos”. Apuntó que tanto el presidente Mujica  como el ministro de Defensa, Eleuterio Fernández Huidobro, en su calidad de extupamaros, no ven “con objetividad un proceso dictatorial que los tuvo como víctimas”.


Para muchos la Suprema Corte perdió el resto del poco respeto que algunos le tenían, cuando a partir de una intervención del Presidente Mujica en su audición radial privada, en lugar de exigirle algún tipo de "denuncia" o acusación formal, les fué suficiente el griterío radial para iniciarle -con desconocida prontitud para ese organismo- un expediente a la Jueza Mota. Muchos creen ver en esta actitud una sumisión de la Justicia al Poder Político (el Ejecutivo) con lo cual se vulnera la independencia de poderes. Poca autoridad moral tiene hoy la Suprema Corte. 


El Observador15 de junio 2012
La Suprema Corte dijo que el proceder de Mota fue ilegal
La corporación mandó a la jueza suspender las actuaciones y elevar el expediente 
 La Suprema Corte de Justicia afirmó que el proceder de la jueza Mariana Mota de no dar trámite al recurso de inconstitucionalidad contra la ley interpretativa de la Caducidad presentada por los militares indagados por la muerte de Aldo Perrini, asesinado en 1974, fue ilegal.

Al aceptar el recurso de queja de la defensa de los militares, la corporación afirmó que las razones invocadas por la jueza para no dar curso a la excepción de inconstitucionalidad “no se encuentran dentro de las hipótesis legales que habilitan al órgano jurisdiccional interviniente a no dar curso a la cuestiones de inconstitucionalidad deducidas”.

La fiscal Ana María Tellechea pidió a la Justicia el procesamiento de los militares Pedro Barneix, José Puigvert, José Baldean, y Washington Perdomo por el homicidio de Perrini.

La jueza los citó a declarar este jueves pero ellos presentaron el recurso de inconstitucionalidad por lo que la jueza debía elevar el caso a la Suprema Corte. Sin embargo, la jueza decidió seguir adelante con las actuaciones. Ante la queja de los militares, la corporación le ordenó a Mota suspender todo y elevar el caso.

Prosigue la cacería de brujas
 
Da la casualidad de qué el proceso contra el General Barneix está sobre el tapete, así como el de los represores violadores y varios más a los criminales de lesa humanidad y estos están en marcha a cargo de la Jueza Mota. Muchas casualidades, pactos secretos, "viejitos" con la promesa de ser liberados, inauditos foros en la Radio El Espectador contando hasta con la activa y fanática presencia de uno de los ex dirigentes de las víctimas, víctima él mismo como es el caso de Rosencof, demasiadas cosas raras, demasiadas actitudes desorbitadas como lo és el caso de qué el Presidente se queje públicamente a través de su audición radial de lo qué hace o no hace el supuestamente independiente Poder Judicial. Demasiados casos de criminales de lesa humanidad bajo tratamiento de la Jueza Mota y demasiadas exigencias de echarla. No por inédito resulta inexplicable. Pero el patoteo contra un funcionario en solitario adquiere ribetes sicilianos. Para ir "acumulando" le siguen sumando supuestas fallas denunciadas por parte de quienes se ven perjudicados por la Jueza, conformando así - de facto - una barra brava qué lleva por fin sacarla de en medio para beneficio de todos los participantes en la patoteada. ¡Repugnante!.

Colectivo Noticias Uruguayas 



 

0 comentarios:

Publicar un comentario