domingo, 30 de septiembre de 2012

La prohibición de Amodio

Amodios


Prohibición de Fernández Huidobro molestó a defensores de DDHH 
En una inspección ocular del Batallón 13, donde funcionó el centro de torturas “300 Carlos”, no se permitió sacar fotografías.



28.09.2012
La prohibición de sacar fotografías durante una inspección ocular realizada este jueves en el Batallón 13, donde en la dictadura funcionó el centro de torturas conocido como “Infierno Grande” o “300 Carlos”, causó malestar en defensores de los Derechos Humanos (DDHH).
“Realmente no podemos creer esta decisión de (el ministro de Defensa, Eleuterio) Fernández Huidobro. Es algo que entorpece la causa judicial y que limita la función de un poder independiente del Estado”, dijo a la diaria el abogado Federico Álvarez Petraglia, quien es representante en una denuncia por violaciones a los DDHH en la dictadura, presentada por el periodista Rodolfo Porley.
“Pareciera que el ministro no entiende estas cosas”, agregó el abogado.
Este jueves a la hora 14, Álvarez Petraglia, la fiscal Ana María Tellechea, la jueza penal de 7º turno Mariana Mota, los denunciantes, seies funcionarios del Ministerio del Interior y seis expresos políticos en calidad de testigos, concurrieron al lugar para realizar una inspección ocular del lugar.
Según relata la diaria, antes de que comenzara la inspección la jueza Mota le comunicó a un coronel que se iban a tomara fotos, a lo que éste, tras hablar con un general, le dijo que no iba a poder ser posible.
Álvarez Petraglia señaló que en el momento les explicaron que tras una consulta “directamente con el ministro Fernández Huidobro habría ordenado que no se podía sacar fotos”. El abogado agregó que las razones que se les dieron fueron poco creíbles. “Nos dijeron un verdadero disparate: que supuestamente habría en ese lugar armamento secreto”.
“Para nosotros sacar fotos es importante”, explicó. Sin las imágenes, durante la recorrido se hizo un croquis del lugar. El abogado agregó que todos los que estuvieron en el 300 Carlos declararon que había una escalera de 17 escalones, que está hasta hoy. “Esos testimonios coincidieron, pero en el marco de la causa es importante documentarlo”, expresó.
Desde Defensa se indicó a la diaria que no se sacaron fotografías porque “la orden judicial sólo se refería a una inspección ocular”.
A su vez, Fernández Huidobro señaló a a República que su cartera “colabora con la Justicia en forma permanente”, con entrega de información. Señalo que en ese caso “se dio cumplimiento a una resolución judicial”. “Este ministerio está de puertas abiertas, esa es la línea”, añadió.

 
LaRed21
Sábado 29 de septiembre de 2012
“Armamento secreto” 
Derechos Humanos: Justicia enfrentada a Huidobro por fotos prohibidas en cuartel
Las fotos que la Justicia ordenó tomar en el centro de torturas “Infierno Grande” (Batallón de Infantería No13), no pudieron hacerse por orden del Ministro de Defensa, Eleuterio Fernández Huidobro, con el argumento que hay “armamento secreto” en la unidad, dijo la jueza de la actuación.
o único que había ahí eran unas máquinas viejas”, coincidieron los asistentes al procedimiento judicial, según publica el diario La Diaria.
“Realmente no podemos creer esta decisión de Fernández Huidobro; es algo que entorpece la causa judicial y que limita la función de un poder independiente del Estado. Pareciera que el ministro no entiende estas cosas”, dijo el abogado Federico Álvarez Petraglia, que patrocina una denuncia por violaciones a los derechos humanos cometidos en la dictadura.

El “armamento secreto” a buen recaudo

El viernes, la jueza penal de 7º Turno, Mariana Mota, acompañada de fiscal, denunciantes y testigos se apersonaron en el Batallón de Infantería No 13 (“Ïnfierno  Grande”  o “300 Carlos”) donde seis ex presos del Partido Comunista asistirían a una inspección ocular.
La jueza Mota explicó al coronel presente que tomarían fotos. La comunicación llegó al ministro quien negó la posibilidad. El abogado actuante afirma que los militares prohibieron el acceso del equipo fotográfico porque “habría en ese lugar armamento secreto: lo único que vimos cuando entramos eran máquinas en desuso”.
La Justicia considera importante tener imágenes de la pericia técnica ocular, en tanto documenta en el marco de la causa, según afirmaron los actuantes. Se espera que hoy el Ministerio de Defensa envíe a la jueza una explicación por escrito de la prohibición señalada.


El arma secreta que esconde Frenandez Huidobro en el Batallón de Infantería N0 13

ÑATOS EN EL CAMINO: EL MINISTRO ELEUTERIO FERNÁNDEZ SIGUE SIENDO UN OBSTÁCULO A LA MEMORIA, LA VERDAD Y LA JUSTICIA:

“Realmente no podemos creer esta decisión del ministro de Defensa, Eleuterio Fernández. Es algo que entorpece la causa judicial y que limita la función de un poder independiente del Estado. Pareciera qanoche en diálogo con la diaria el abogado Federico Álvarez Petraglia, patrocinante de una denuncia por violaciones a los derechos humanos en la última dictadura, presentada por el periodista Rodolfo Porley.

Álvarez Petraglia expresaba así su molestia a raíz de un episodio registrado ayer a las 14.00 en el Batallón de Infantería Nº 13, donde funcionó el centro de torturas conocido como “Infierno Grande” o “300 Carlos”.

Hasta ese lugar, ubicado en Avenida de las Instrucciones y Casavalle, llegaron con el propósito de hacer una inspección ocular la fiscal Ana María Tellechea, la jueza penal de 7º Turno, Mariana Mota, los denunciantes con sus abogados y seis funcionarios del Ministerio del Interior.

También concurrieron, en calidad de testigos y citados por la Justicia, seis ex presos políticos del Partido Comunista que estuvieron en el “Infierno Grande”: Martha Valentini, Beatriz Weisman, Mario Ítalo Moreni, Albert Moreira, Dari Mendiondo y Clarel de los Santos.

Unos minutos antes de empezar la inspección ocular, la jueza Mota habló con un coronel para informarle que se iban a tomar fotos. El coronel se comunicó con un general y poco después llegó la noticia. “Nos explicaron que tras una consulta que se hizo desde el comando del Servicio de Materiales y Armamentos del Ejército directamente con el ministro Fernández habría ordenado que no se podía sacar fotos”, explicó Álvarez Petraglia a La Diaria.

Según el abogado, las razones esgrimidas para impedir el ingreso de los equipos les resultaron poco creíbles.“Nos dijeron un verdadero disparate: que supuestamente habría en ese lugar armamento secreto. Lo único que vimos cuando entramos eran máquinas en desuso”, agregó Álvarez Petraglia. La inspección se pudo realizar y la jueza Mota, además de escuchar los testimonios de los seis ex presos, dispuso que los funcionarios de Policía Técnica hicieran un croquis del lugar.

“Para nosotros sacar fotos era importante. Por ejemplo, todos los que estuvieron en el 300 Carlos relataron que había un primer piso dentro del barracón al que se subía por una escalera de 17 escalones, que está hasta hoy. Esos testimonios coincidieron, pero en el marco de la causa es importante documentarlo. Las inspecciones oculares siempre requieren las imágenes de la pericia técnica”, detalló el abogado, quien insistirá para que eso pueda concretarse. Desde el Ministerio de Defensa se explicó a la diaria que se impidió fotografiar porque “la orden judicial sólo se refería a una inspección ocular”. La fuente consultada agregó que hoy se recibirá un informe escrito sobre lo sucedido.

De: Jorge Daniel Díaz


Va sin foto 
Malestar de defensores de los Derechos Humanos por decisión del ministro de Defensa.

“Realmente no podemos creer esta decisión de [el ministro de Defensa, Eleuterio] Fernández Huidobro. Es algo que entorpece la causa judicial y que limita la función de un poder independiente del Estado. Pareciera que el ministro no entiende estas cosas”, dijo anoche en diálogo con la diaria el abogado Federico Álvarez Petraglia, patrocinante de una denuncia por violaciones a los derechos humanos en la última dictadura, presentada por el periodista Rodolfo Porley.
Álvarez Petraglia expresaba así su molestia a raíz de un episodio registrado ayer a las 14.00 en el Batallón de Infantería Nº 13, donde funcionó el centro de torturas conocido como “Infierno Grande” o “300 Carlos”. Hasta ese lugar, ubicado en Avenida de las Instrucciones y Casavalle, llegaron con el propósito de hacer una inspección ocular la fiscal Ana María Tellechea, la jueza penal de 7º Turno, Mariana Mota, los denunciantes con sus abogados y seis funcionarios del Ministerio del Interior. También concurrieron, en calidad de testigos y citados por la Justicia, seis ex presos políticos del Partido Comunista que estuvieron en el “Infierno Grande”: Martha Valentini, Beatriz Weisman, Mario Ítalo Moreni, Albert Moreira, Dari Mendiondo y Clarel de los Santos.
Unos minutos antes de empezar la inspección ocular, la jueza Mota habló con un coronel para informarle que se iban a tomar fotos. El coronel se comunicó con un general y poco después llegó la noticia. “Nos explicaron que tras una consulta que se hizo desde el comando del Servicio de Materiales y Armamentos del Ejército directamente con el ministro Fernández Huidobro habría ordenado que no se podía sacar fotos”, explicó Álvarez Petraglia a la diaria.
Según el abogado, las razones esgrimidas para impedir el ingreso de los equipos les resultaron poco creíbles.“Nos dijeron un verdadero disparate: que supuestamente habría en ese lugar armamento secreto. Lo único que vimos cuando entramos eran máquinas en desuso”, agregó Álvarez Petraglia. La inspección se pudo realizar y la jueza Mota, además de escuchar los testimonios de los seis ex presos, dispuso que los funcionarios de Policía Técnica hicieran un croquis del lugar.
“Para nosotros sacar fotos era importante. Por ejemplo, todos los que estuvieron en el 300 Carlos relataron que había un primer piso dentro del barracón al que se subía por una escalera de 17 escalones, que está hasta hoy. Esos testimonios coincidieron, pero en el marco de la causa es importante documentarlo. Las inspecciones oculares siempre requieren las imágenes de la pericia técnica”, detalló el abogado, quien insistirá para que eso pueda concretarse. Desde el Ministerio de Defensa se explicó a la diaria que se impidió fotografiar porque “la orden judicial sólo se refería a una inspección ocular”. La fuente consultada agregó que hoy se recibirá un informe escrito sobre lo sucedido.

Ver además :

El Muerto |||: Cartas de Zabalza a Huidobro

 

3 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Queriodo Compas.

    Bueno por aca voy encillando pero siempre con el mismo apero.

    Lo del Nato no es nuevo los secretos que el tiene es que en cuartel no armas secreta hay muchos compas muertos DESAPARECIDOS y el sabe muy bien este traidor participo en muchas cosasa entre otra en la maquina en apuntalar a compas, pero nato acordate que los muertos hablan vos y la caterba de ortibas un dia encontrras tu nicho porque alos compas no los dejaremos nunca atras.

    Sigue los secretos son la entrega la participacio y de seguro que muchos compas lo saben bien y recontra bien que este desgraciado tiene las manos con sangre lean la carta del Tambero.. Hay mucho chanchuyo y huela mal... y ya se sabe como terminara el fin de este largo metrage con actores como este y muchos mas pues no solo fue el negro Amodio hay una carterba de gente que participo deio maquina hiso desaparecer ect.

    Este personaje no hay duda que si puede nos pasa a la parrila nos voletea sin vacilar este comio y sigue comiendo con Gabazo Y SU GENTE .

    Asi compas la lucha sigue sin retroceder y siempre buscando la verdad por las dudas.

    NATO TE LLEGO EL CHALECO SALIO UN NUEVO......

    Manuel B

    ResponderEliminar