miércoles, 3 de julio de 2013

Bienvenido viejo Julio!!!




Está visto que el crecimiento electoral nada tiene que ver con el desarrollo político; para salir de la estupidez, el gigantesco MPP debería salir al cruce de la extranjerización de la economía, la militarización del presupuesto nacional, la asociación del gobierno con los empresarios, los acuerdos estratégicos con el Pentágono y algunas otras cosillas... espero que desde la base puedas influír para un cambio en la orientación conciliadora y de coexistencia pacífica con el imperialismo.

Al tomar distancia de las intrigas y pujas cotidianas, a veces ocurre que la mirada crítica se agudiza y uno percibe las cosas de otra manera. El ostracismo suele ser saludable, hay tiempo para tomar mate y charlar sin apuros. En cualquier momento paso por tu casa.

Abrazo fraterno

Tambero 



. .

 En conversación con LARED21, el ex dirigente tupamaro
Julio Marenales aseguró que renunció a la Dirección del MPP porque sus antiguos compañeros  están preocupados únicamente por la gestión y no por cambiar la sociedad. Actualmente está estudiando el desarrollo del cristianismo y reconoce que la construcción de una nueva sociedad no está funcionando en ninguna parte.
¿Usted renunció a la Dirección del MPP?
Sí, ahora formo parte de la Agrupación Aguada. Renuncié para sentirme más cómodo, estoy dedicado a la tarea de investigar cómo se forma el germen de una nueva sociedad en la vieja sociedad. Mis compañeros están preocupados por la gestión y los entiendo, pero hace tiempo planteo  que la organización forme equipos de estudio, pero reboté, no hay interés por ese tema.  Entonces decidí irme a militar a las bases y me quiero reunir con quien esté interesado, venga del partido que venga.
¿Cuál es su definición ideológica?
Soy un revolucionario,  no hay que confundir revolución con un método como es la lucha armada. Revolucionario en el sentido de la transformación profunda de la sociedad.
¿Qué está estudiando, leyendo, en este momento?
Con varios compañeros nos reunimos a estudiar. En este momento estoy repasando el desarrollo del cristianismo. Cómo se generó la burguesía dentro del sistema feudal. Sí nosotros repetimos lo mismo que hace la sociedad presente no la cambiamos, la reproducimos.
Hasta hace muy poco tiempo dentro del colectivo (MPP) me sentía cómodo, pero ahora tengo este interés y veo que no está en el resto de mis compañeros. Decidí salir y que los demás sigan haciendo progresismo yo quiero investigar otra cosa. A mí no me alcanza con darle de comer a la gente, quiero cambiar la sociedad.
Hace un tiempo fui a un Comité de base del FA y dije algo que pensé que me iban a pegar y no, al final hubo mucha gente que me rodeo. El Frente Amplio es una fuerza poli clasista que no se plantea cambiar la sociedad, no es socialista sino progresista. En el FA hay empresarios y trabajadores y los empresarios frenteamplistas no quieren que la gente coma de la basura,  por eso son nuestros aliados. La gente que come de un contenedor no le importa la política, ni la democracia, ni el socialismo, ni nada.
Antiguamente teníamos una sociedad donde el trabajo en la fábrica era estructuradora de la sociedad y podíamos desarrollar trabajo político pero hoy día, con la gente que no sabe sí va a tener trabajo mañana y que no tiene un techo, no es posible hacer trabajo político. Entonces la alianza con el FA sirve para eso.
Me pregunto: los que queremos cambiar la sociedad, ¿qué más tenemos que hacer?. Ahí está el tema
¿Qué desafíos tienen un posible tercer gobierno del FA?
Profundizar el gobierno progresista. Movimiento progresista que no profundiza, perece.
El APRA de Perú, el MRN de Bolivia, todos esos movimientos desaparecieron, sí el FA no profundiza retrocede y muere. Al fin de cuentas cual es la diferencia con los otros partidos. Hoy día hasta los blancos hablan con el lenguaje del FA. Miremos lo que está sucediendo en  Brasil, la gente tiene más educación comprende más y exige más.
Marenales, por Mariana Costa / LARED21
¿Qué países son sus referencias: Venezuela, China, Cuba, Ecuador?
La construcción hacia una nueva sociedad no está funcionando en ninguna parte. En lo personal respeto los experimentos tanto de Cuba como de Venezuela. Se llaman socialistas, pero no lo son. Están construyendo una posible vía de transición. China tiene un capitalismo feroz, que no sé sí no habrá que hacer una nueva revolución aunque el gobierno se diga comunista.
Cuba pasó millones de trabajadores al sistema cuentapropista. La última vez que estuve en la Isla, integrantes del Comité Central del Partido Comunista reconocieron que cuando se hizo la revolución cometieron el error de poner todas las actividades en el Estado
Recuerdo que nosotros estábamos en la clandestinidad y cuando nos enteramos de ese proceso nos dimos cuenta que era un error que pasaran la actividad de un zapatero o de un carpintero a la órbita estatal
El otro problema que no está resuelto, es como construimos la propiedad social, porque sí está en manos del Estado, no es social. No lo fue en el campo socialista y tampoco lo es en Cuba. En la Isla la propiedad, es del Estado por tanto, no es social. ¿Quién administra? el Partido Comunista cubano.
Lo digo en un sentido constructivo, para pensar como lo corregimos. No le estoy dando con un palo, no creo que los cubanos sean tarados, no es sencilla la resolución de los problemas. La experiencia socialista que trascendió a los partidos comunistas fue un experimento de la humanidad y no funcionó. Tenemos que investigar que pasó, y por qué pasó.
Millones participaron de un proceso que no funcionó, a veces me pregunto: será que la humanidad no está pronta para una sociedad de otro tipo. Mi preocupación hoy es investigar con mi cerebro de carpintero jubilado, no soy un intelectual aunque trató de cultivarme
¿Se puede decir que usted tiene cierta pica con los intelectuales?
No, de ninguna manera, soy un híbrido, es decir no soy auténticamente un proletario. He vivido del trabajo que hice con mis manos, pero mi casa siempre estuvo llena de libros. Sí tuviera memoria sería un erudito. Actualmente leo cuatro horas por día. Reflexiono y se lo digo a mis compañeros: la  Universidad formó a todos los que nos gobernaron hasta ahora. Es la Universidad del sistema, no es revolucionaria. Nuestros profesionales son parte del sistema, hubo una época donde los intelectuales y profesionales fueron de izquierda, luego hubo un cambio donde querían ser ascépticos y creo que hoy retomamos por la senda del compromiso.
En el grupo de estudio ¿sobre qué temas reflexionan?
Nadie sabe que nosotros fuimos gestores del FA, la unidad de la izquierda la empezamos a discutir en la cárcel. Recuerdo que había muchos compañeros que no querían al Partido Comunista en la unidad de la izquierda.
Nuestro argumento para incorporar al PCU fue que se tomara en cuenta la incidencia que tenían los comunistas en el movimiento obrero. Y nuestros argumentos pesaron, pero la discusión fue muy dura.
En cambio hoy día se discuten muchos temas con una superficialidad que me horroriza. En una reunión de dirección para hablar te dan cinco minutos con opción a 3 más.
Nosotros pasábamos días, metiendo cabeza en los temas. Ahora se tratan muchos temas por arriba, y este método lo crítico.
Marenales, por Mariana Costa / LARED21
Usted ha dicho que los gobiernos del FA han hecho un batllismo menor. ¿Qué significa esa definición?
José Batlle y Ordoñez organizó el Estado, estructuró un país más moderno. Nosotros estamos mejorando el país pero el cambio que hizo Pepe Batlle no lo estamos haciendo. Incluso me enteré que Carlos Maggi (intelectual  uruguayo) quedó maravillado con mi definición.
¿Como vivió la reaparición de Amodio  Perez y la publicación de sus cartas?
Me enteré porque me las trajeron. Son auténticas y si no lo son es un trabajo de inteligencia perfecto, que entró en el espíritu de Amodio.  No sé lo que está buscando, quiere justificar a su compañera (Alicia Rey) y miente. Dice que ella se entregó para salvar a los compañeros y eso es mentira. Los compañeros que estaban con ella escucharon cuando dijo: no tiren que me entrego.
Incluso a un compañero (Carlos Rodríguez Ducós) le pregunté “¿y cuando escuchaste eso que hiciste?”, él me respondió “Me quedé tan sorprendido que no hice nada”. Le contesté: la tendrías que haber agarrado de los pelos. Pero (Carlos) no tuvo razón rápida.
No voy a desmentir más nada porque, si no, le damos oxígeno y es peor.
¿Se va a vivir a Salto?
Sí voy hacer escultura allá. No es como dijo un compañero que dejo la política, continúo pero de otro modo. Voy a seguir la investigación, actualmente nos juntamos con diferentes compañeros, leemos materiales y luego los discutimos, no sé si somos capaces de hacer algo. Estamos  haciendo el esfuerzo porque tenemos la preocupación, cómo se desarrollan gérmenes de otra sociedad.
¿Qué le parece que Mujica encabece la lista del MPP para la  próximas  elecciones?
Me tiene sin cuidado, dejo el progresismo a los progresistas. Estoy para otra cosa, ahora que no se equivoquen, que traten de profundizar,  si no les va a pasar como en Brasil.



21 Junio 2013

“La izquierda debe hacer algo más que gestionar” 
Escrito por: Víctor H Abelando
.
Con Julio Marenales

El dirigente histórico del mln sostuvo que volvió al llano para actuar con más libertad. Por otro lado, afirmó que al Frente lo gobierna la clase media alta, y que su policlasismo le impide trascender el “progresismo”: lo que hace es reproducir el capitalismo. Sin embargo entiende que hay etapas a recorrer en el camino progresista, por lo cual persiste como herramienta política. Respecto al presidente, afirmó que no tiene don de mando y que la política general es conducida por el equipo de Danilo Astori.
—¿Su renuncia a la dirección del mpp significa que llegó la hora del reposo del guerrero?
—No dejé la política, como dijeron, entre ellos Agazzi. Están equivocados. Estoy operando de otra manera. ¿Cuál es el problema? Hay un triunfo de las ideas socialdemócratas, por más que hablen contra la socialdemocracia. Estamos repartiendo un excedente que más o menos tenemos, que fue lo que hizo la socialdemocracia en Europa. No digo que no haya que hacer esfuerzos progresistas, vamos a llamarle así. Ah, pero yo quiero más. Soy de los que piensan en cómo construimos gérmenes de transición hacia una nueva sociedad, porque lo que estamos haciendo es reproducir el capitalismo. No me conformo con eso.
Ahora estoy en la base. Y si no les gusta lo que digo, bueno, que me echen. Lo que sucede es que cuando uno está en un colectivo, lo respeta. Hasta hace un tiempo coincidía, pero después de la experiencia de acceder al gobierno comencé a descubrir nuevas cosas.
¿Qué pasa? Las ideas políticas se institucionalizan, ya los compañeros tienen absorbido el seso con que la política es la gestión. Yo no soy gestionante y no digo que no hay que gestionar, pero, ¿qué más tenemos que hacer? Ese “qué más” en la izquierda desapareció. La mayoría se está conformando con este progresismo y nada más. Ahí tengo diferencias.
Por ejemplo –lo sostengo hace tiempo– no le estamos diciendo la verdad a la gente con aquello que repetía Tabaré de “que el que tiene más pague más”. No, en este país los que tienen mucho no pagan en proporción. Ahora con todos los conflictos que hay, el Pepe dice que la frazada no da. Si le pusiéramos impuestos más fuertes a los ricos podría haber recursos. Los que pensamos en un trabajo de acumulación estratégica, para crear gérmenes de una nueva sociedad, no la llevamos bien. No sé si seremos capaces de producir alguna cosa, por lo menos estamos intentando recoger información. Estoy leyendo el libro de un francés de la izquierda del ps de ese país, que ahora está en el movimiento altermundista y trabaja en la organización de los foros sociales. El hombre coincide en el análisis que uno hace. Claro, uno dice que el análisis está muy bien porque coincide con uno, si no diría lo contrario. Él plantea estudiar nuevas formas, nuevos valores, porque si esto no se hace, se reproduce la sociedad capitalista. Él habla de una transición hacia otro sistema.
—¿Siente que ha perdido la batalla ideológica?

 Con Julio Marenales

El dirigente histórico del mln sostuvo que volvió al llano para actuar con más libertad. Por otro lado, afirmó que al Frente lo gobierna la clase media alta, y que su policlasismo le impide trascender el “progresismo”: lo que hace es reproducir el capitalismo. Sin embargo entiende que hay etapas a recorrer en el camino progresista, por lo cual persiste como herramienta política. Respecto al presidente, afirmó que no tiene don de mando y que la política general es conducida por el equipo de Danilo Astori.
—¿Su renuncia a la dirección del mpp significa que llegó la hora del reposo del guerrero?
—No dejé la política, como dijeron, entre ellos Agazzi. Están equivocados. Estoy operando de otra manera. ¿Cuál es el problema? Hay un triunfo de las ideas socialdemócratas, por más que hablen contra la socialdemocracia. Estamos repartiendo un excedente que más o menos tenemos, que fue lo que hizo la socialdemocracia en Europa. No digo que no haya que hacer esfuerzos progresistas, vamos a llamarle así. Ah, pero yo quiero más. Soy de los que piensan en cómo construimos gérmenes de transición hacia una nueva sociedad, porque lo que estamos haciendo es reproducir el capitalismo. No me conformo con eso.
Ahora estoy en la base. Y si no les gusta lo que digo, bueno, que me echen. Lo que sucede es que cuando uno está en un colectivo, lo respeta. Hasta hace un tiempo coincidía, pero después de la experiencia de acceder al gobierno comencé a descubrir nuevas cosas.
¿Qué pasa? Las ideas políticas se institucionalizan, ya los compañeros tienen absorbido el seso con que la política es la gestión. Yo no soy gestionante y no digo que no hay que gestionar, pero, ¿qué más tenemos que hacer? Ese “qué más” en la izquierda desapareció. La mayoría se está conformando con este progresismo y nada más. Ahí tengo diferencias.
Por ejemplo –lo sostengo hace tiempo– no le estamos diciendo la verdad a la gente con aquello que repetía Tabaré de “que el que tiene más pague más”. No, en este país los que tienen mucho no pagan en proporción. Ahora con todos los conflictos que hay, el Pepe dice que la frazada no da. Si le pusiéramos impuestos más fuertes a los ricos podría haber recursos. Los que pensamos en un trabajo de acumulación estratégica, para crear gérmenes de una nueva sociedad, no la llevamos bien. No sé si seremos capaces de producir alguna cosa, por lo menos estamos intentando recoger información. Estoy leyendo el libro de un francés de la izquierda del ps de ese país, que ahora está en el movimiento altermundista y trabaja en la organización de los foros sociales. El hombre coincide en el análisis que uno hace. Claro, uno dice que el análisis está muy bien porque coincide con uno, si no diría lo contrario. Él plantea estudiar nuevas formas, nuevos valores, porque si esto no se hace, se reproduce la sociedad capitalista. Él habla de una transición hacia otro sistema.
—¿Siente que ha perdido la batalla ideológica?

Ver completo en Brecha




0 comentarios:

Publicar un comentario