lunes, 8 de julio de 2013

Declaración de UCRUS

Basta de exclusión, discriminación criminalización social y sindical


Declaración de UCRUS

Acusación de homicidio a nuestra Secretaria General

Es de público conocimiento por la prensa oral, escrita o televisiva, la acusación a la compañera Patricia Gutiérrez (a.”Pato”) del lamentable homicidio cometido en una vivienda relativamente próxima a su domicilio, de su detención policial así como de algunos de sus familiares. Es la misma prensa que en la etapa presumarial, ha informado que había sido remitida con prisión, siendo que a la fecha 07/07/13, se halla en libertad condicional desde hace siete dias, lo que da margen para la reclamación pertinente de emitir, publicar, el desmentido correspondiente, o atenerse a las consecuencias.-

En estas condiciones la UCRUS a través de su organismo responsable, había cometido a uno de los integrantes del equipo de asesores, a que previamente autorizado, pudiera declarar como testigo ante el Juez penal, que el perfil homicida de Patricia, contratante de “sicarios” (textual de la prensa), colide con el definido en casi once años de intervención en nuestra interna. Para ello pasa a exponer dos acontecimientos, uno privado y otro público, que ilustran la afirmación precedente. El privado: hace más de tres años, existió un intento de acoso sexual por parte de un individuo, ejecutado contra una de sus hijas. Todos conocen la existencia de códigos sobre procedimientos de justicia por mano propia, que en el caso -y nos atenemos a los hechos- no fue apelado por la compañera, entre otros elementos esenciales, al valorar su responsabilidad sindical. El público: su comportamiento en la organización de una de las concentraciones y cortes de rutas, ejecutados por clasificadores con carros a tracción animal, el día 28 de junio p.pdo. en este caso, en el cruce de las Avda. General Flores y Bvar. J. Batlle y Ordoñez, en protesta pacífica contra el decreto 34.205 de la J.D.M. parcialmente aplicado, y que pretende al 31 de diciembre próximo, privarnos de levantar los residuos no domiciliarios con nuestra propia herramienta laboral.

La compañera fue responsable de hecho y de derecho, de la normalidad interna y externa, en tanto no se debía afectar ni la seguridad personal, ni de sus pertenencias (para el caso vehículos) de los ciudadanos atascados en el corte, ante eventuales reclamaciones más o menos vehementes. Asimismo reconducir civilizadamente, todo intento de desborde que afectara el derecho ciudadano de expresar el rechazo de un sector social, a una medida que le priva de su medio de vida, sin la mínima alternativa. Frente al uso y abuso de la crónica roja, hasta el nivel de la morbosidad, consistente en enfatizar la criminalidad y el vandalismo que se potencia en las épocas de crisis económicas, que ya padecemos los de abajo desde hace rato, no hubo la mínima referencia de la prensa a incidente alguno, ni en este ni en el otro corte.

Para finalizar, y ante los intentos de enlodar la trayectoria sindical, gratificándose de las acusaciones difamatorias de prensa al servicio del lucro y la expoliación, recordamos las afirmaciones de la compañera en el interrogatorio del Sr. Juez: “Si, yo dije que había que matar al violador (origen de todo lo acontecido y que aún seguiría en libertad) pero este es el mismo dicho afirmado por medio barrio, incluyendo a técnicos del Plan Juntos que operan en la cercanía...” En suma estamos en caso que no se redireccione la investigación, ante un nuevo insoluble, FUENTE OVEJUNA, SEÑOR, en este caso no como reconocimiento subyacente de la paternidad del hecho, si no del direccionamiento falso que se le ha querido imponer.-

Secretariado ampliado de UCRUS 7 de Julio de 2013

 leer mas El País

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada