jueves, 11 de julio de 2013

Economistas de izquierda cuestionan regasificadora



La Red de Economistas de Izquierda del Uruguay (Rediu) cuestionó la conveniencia de instalar una planta regasificadora en la bahía de Montevideo. De acuerdo a un documento que elaboró esta corriente de expertos y al que accedió El Observador “la única explicación racional” de que la utilización de gas natural se destinará a la generación de energía eléctrica “está completamente sobredimensionada”.

En ese sentido, la Rediu sostiene que teniendo en cuenta el crecimiento de la demanda total de energía eléctrica hasta 2020 y considerando los anuncios oficiales acerca de aumento de la oferta de energías renovables (biomasa y eólica), la demanda de origen térmico “está muy lejos de justificar el enorme costo de esta instalación”. El Poder Ejecutivo adjudicó en mayo a la firma GDF Suez la construcción y operación de una planta regasificadora por un período de 30 años con una inversión de US$ 1.125 millones.

De todas formas, el contrato de obra con esta empresa aún no fue firmado. A esto hay que sumarle unos US$ 80 millones del dragado de la zona de Puntas de Sayago y la construcción de un gasoducto que estarán a cargo del Estado. “Si agregamos a esto la superestructura técnica y administrativa que insume el proyecto, el total de costo por encima de los US$ 14 millones mensuales no baja de US$ 100 millones”, asegura la Rediu. En otro pasaje del trabajo, se sostiene que la finalidad de este emprendimiento estaría “vinculado al suministro de energía barata para desarrollar el proyecto” de la minera Aratirí. “Si la información disponible es correcta, las autoridades uruguayas están a punto de cometer un carísimo error”, alertan.

La Rediu indica que para el 1º de enero de 2016 el país tendrá 1.346 Megavatios (MW) de energía eólica instalada que producirán 4.700 GWh en un año. A esto hay que sumarle otros 1.100 GWh de biomasa. Basado en proyecciones de un crecimiento de la demanda de energía de 3,53% por año, UTE no necesitaría más generación térmica hasta el 2020.

Por su parte, en otro pasaje del documento de la Rediu, se recuerda que Argentina tiene reservas técnicamente recuperables de gas de esquistos (shale gas) “para muchos años. Y se está trabajando para extraerlo en cantidades suficientes para consumo interno y exportación”, advierte. Añade que si se confirman las proyecciones actuales, el país vecino podría acceder a estos yacimientos en un período de 3 a 5 años, por lo que no importará gas de Uruguay.

Privatización El documento de la Rediu fue crítico con el “proceso de privatización” de la generación de energía eléctrica que lleva adelante UTE, particularmente en las energías renovables (eólica y fotovoltaica).

.


..




.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada