martes, 9 de julio de 2013

Energía eólica y gas natural: Comparaciones odiosas



Autor: William Yohai
6 de julio de 2013

Estudiando el tema de la energía en Uruguay, asunto en el que venimos desde hace meses, nos encontramos con el siguiente párrafo de una información aparecida hoy en [1]:
“La inversión total para instalar estos parques eólicos de 300 MW demandará unos US$ 600 millones. No obstante, la idea es que unos US$ 420 millones puedan financiarse con préstamos de organismos multilaterales de créditos que ofrecen “bajas tasas de interés”, añadió anoche Casaravilla, entrevistado por el programa Quien es Quien de Diamante FM y Canal 5. Los restantes US$ 180 millones, un máximo de 20% serán aportados por UTE (US$ 36 millones), mientras que el restante 80% (US$ 144 millones) se destinará a inversores particulares e institucionales como las AFAPs. De hecho, UTE ya mantuvo contactos con estas administradoras de fondos previsionales y también con autoridades del Ministerio de Economía, OPP y el Banco Central para tratar de darle un trámite ágil a la estructuración de la emisión”.
De lo cual se deduce que el mega Vatio (MW)  de potencia eléctrica (suponemos se refiere a potencia pico, o sea, cuando el sistema está efectivamente generando, lo que sucede cuando hay viento) cuesta U$S 2.000.000 (dos millones de dólares).
Como el sistema no está generando siempre, se calcula que su eficiencia es de 40%. Lo cual eleva el precio de cada MW a U$S 5.000.000.

Nos llamó la atención lo bajo de esta cifra y decidimos compararla con el costo de generación de la planta de ciclo combinado que se está construyendo en Punta del Tigre.
Tomamos en cuenta, dada las muy distintas cifras que se han informado [2], el costo intermedio publicado, el que figura en la página del Banco Interamericano de Desarrollo: U$S 741 millones.
De acuerdo a esto, un conjunto de generadores eólicos para una potencia nominal suficiente para generar 500 MW en forma continua  costaría U$S 2.500 millones.
La diferencia con el costo de la central de ciclo combinado sería pues de U$S 1.759 millones.
Calculando una tasa de interés fija del 5% anual y una vida útil del parque eólico de 20 años tendríamos unos pagos anuales de U$S 141.146.711 (ciento cuarenta y un millones y pico).
Podemos suponer que los costos de mantenimiento de ambas instalaciones son similares[3].
La diferencia, obviamente, es que la planta de ciclo combinado necesita gas natural para operar, mientras que el sistema eólico tiene básicamente, sólo costos de mantenimiento y financieros.
Ambas instalaciones producirían en el año aproximadamente la misma cantidad de energía eléctrica: 4.380.000 Megavatios hora (MWh.). Y suponiendo un precio de mercado mundial del gas natural licuado (sería la forma que llegaría al país de acuerdo a la planificación oficial) de U$S 14 el millón de BTU, el costo de producir cada MWh oscilaría alrededor de los 87 dólares.
La planta de ciclo combinado tendría, pues, que producir 1.479.471 MWh. de energía para que el costo del gas se equiparara con el costo financiero del sistema de generación eólica equivalente. Lo cual representa a su vez la producción de 135 días.
Repitamos: en apenas 135 días de producción los molinos de viento desquitarían su mayor costo financiero, producto a su vez de su mayor costo de instalación en relación a un sistema basado en gas natural. El resto del año producirían esencialmente gratis (comparando siempre con la planta de ciclo combinado).

Y aquí no hemos tenido en cuenta los costos asociados a la planta regasificadora que es, dentro del esquema propuesto “la otra pata” de la planta de ciclo combinado. Si partiéramos de la base del mayor costo de la planta de ciclo combinado conocido (U$S 1.300 millones) la comparación sería aún mucho peor para ésta.
Por supuesto, la generación eólica tiene un problema: el viento no sopla en forma continua, por lo cual su producción es intermitente. Necesita obligatoriamente un sistema de respaldo. En Uruguay el sistema hidráulico basado en las 4 represas hidroeléctricas que existen cumple perfectamente esta función. Complementado con los varios (dos de ellos grandes, UPM y Montes del Plata) sistemas de generación a partir de biomasa.

Resulta, por lo expuesto más arriba, altamente cuestionable la decisión de comprar una planta de generación de ciclo combinado destinada a funcionar a partir de gas natural.


[3] Investigando el tema para la energía eólica el costo de operación y mantenimiento debería aproximarse a los U$S 15 por MWh. generado. De esta forma el costo total del MWh se acercaría a los U$S 50. Si bien desconocemos el factor para una central térmica, difícilmente se aparte mucho de este número.
Hay mucha bibliografía al respecto, por ejemplo: http://www.irena.org/DocumentDownloads/Publications/RE_Technologies_Cost_Analysis-WIND_POWER.pdf

Información disponible también en este link: resonandoenfenix.blogspot.com



 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada