jueves, 25 de julio de 2013

Estado de alerta rojo





Hugo Bruschi
 La sala de prensa colmada, esperaba ansiosa el fin de la reunión convocada con carácter de urgencia. A falta de información oficial y como es costumbre, los rumores circulaban y las teorías más diversas iban desde la destitución de un ministro a la rebaja de sueldos para diputados, ministros y senadores. Aún en la incertidumbre, todos eran concientes que algo grave estaría pasando en esferas gubernamentales. Por fin, se levanta la reunión y el secretario de la presidencia da a conocer un comunicado oficial que sería transmitido en cadena de radio y televisión horas más tarde, pero en honor a la transparencia y buena relación con los medios, se les hacía llegar de antemano. 
Textual:
 "El Sr. Presidente de la República en reunión con el Consejo de Ministros, ha decretado el estado de alerta permanente para todo el territorio nacional. No es intención de este gobierno llevar el pánico a la población, pero nos encontramos en el deber de informar a la ciudadanía, sobre la existencia de un virus altamente nocivo, que actúa sobre la voluntad de las personas y que ya ha cobrado decenas de víctimas mortales. Los casos de suicidio están superando largamente los reportados como homicidios.
 Este fenómeno ajeno a la idiosincracia del Pueblo uruguayo amante de la vida, no puede pasar desapercibido a las autoridades responsables de la salud ciudadana. Por otra parte, el alto grado de conflictividad registrado los últimos meses en el país, en forma de paros, protestas, manifestaciones, ocupaciones de locales de trabajo, huelgas y reclamos de toda índole que el gobierno no puede dar satisfacción, tienen un vínculo directo con esta enfermedad llamada "consumismo", cuyo agente ya identificado, es la llamada tarjeta de crédito en sus distintas versiones. En tal sentido las autoridades sanitarias encabezadas por el Ministerio de Salud Pública en estrecha relación con los de Interior y Defensa, tendrán a su cargo la misión de informar a la población sobre los peligros que se ciernen sobre la Sociedad. En tal sentido, se recomienda a la población seguir las indicaciones que se darán a conocer más tarde, y de este modo colaborar en forma madura y consciente, en el combate a este flagelo." Fin del comunicado. Eso es todo lo que por ahora podemos informar, dijo el Secretario de la Presidencia, dando por finalizada la conferencia de prensa.

Minutos más tarde los ministerios en cuestión emiten un segundo comunicado de prensa, que es también transmitido en cadena por radios y Tv. " Se exhorta a la población a devolver en la unidad sanitaria más cercana a su domicilio, toda tarjeta de crédito en su poder, contando para ello con un plazo de 48 hs. Cualquier omisión a esta exhortación dará lugar a una requisa domiciliaria que quisiéramos evitar, pero que dada las circunstancias se hace imprescindible para preservar la salud de la población"

Bueno, si la intención del gobierno era no crear un estado de pánico innecesario, el efecto logrado fue el opuesto. La gente desesperada y carente de contado se agolpaba en los comercios y supermercados de venta masiva, en busca de provisiones antes que se venciera el plazo o en su defecto que llegaran las fuerzas conjuntas de Interior y Defensa, a requisar los hogares uruguayos. En estos casos de emergencia, las órdenes de allanamiento sólo son adelanto manuscrito. La harina, el arroz, los huevos, el azúcar, los fideos y el papel higiénico estaban llegando a su fin y en algunos mercados sólo se aceptaba contado para evitar contagios y en otros casos ya se hablaba de acaparamiento destinado a especular más adelante ,cuando la escacez se haga evidente.

El Ministerio del Interior informaba permanentemente de los peligros de la tarjeta, de como el virus instalado en el cerebro empujaba a la gente, a tomar decisiones que de otro modo, serían impensables. Habían quienes jamás habían visto un billete de 1000 pesos y las consecuencias eran inevitables: robos, rapiñas, asaltos a locales de pago, comercios etc. Cuando no huelgas pidiendo un aumento que jamás cubriría esa necesidad incontrolada de comprar cualquier cosa. Se citó también la opinión de una senadora en ese sentido. Y hasta se hizo mención de un grupo de jóvenes socialistas, quienes poniendo de manifiesto su madurez y su conocimiento de las leyes del mercado, aconsejaban en su congreso no. XXXIII, a poner fin a esta carrera consumista. "Consumir para vivir y no vivir para consumir" O sea que las medidas adoptadas por el gobierno, también contaban con respaldo partidario.

También el Ministerio de Defensa, en la persona de su ministro, advirtió que quienes no siguieran las recomendaciones de las autoridades sanitarias y no se presentaran en el plazo fijado, estarían comprometiendo la seguridad nacional . Los servicios de inteligencia ya habrían detectado gente que trabajando desde las sombras, estaría incitando al consumo irresponsable, no sabemos con que fines. Tal vez elementos llegados al país con fines desestabilizadores y en ese caso también la soberanía estaría comprometida. A esta altura y sin saberlo, la ciudadanía se había convertido en un conspirador potencial o una suerte de terrorista que contaba con un arma de destrucción masiva: su tarjeta de crédito contaminada. Pasaron las 48 horas y la respuesta no fue del todo satisfactoria para las autoridades. Se hacían menester operativos en busca del agente agresor. Los soldados y policías encargados de las requisas, fueron pertrechados con  máscaras y arengados con cantos de guerra. Llegaban al domicilio señalado en busca del enemigo. "Entregue su arma" gritaban fuera de sí. "Mi tarjeta está descargada, respondió una señora.....
La tensión iba en aumento y la gente permanecía en las calles sin entregar su tarjeta y a la busca de algún comercio. Ante esta situación inesperada  el gobierno que en otras oportunidades se niega a negociar, decide lanzar una propuesta tan inteligente como original. La tarjeta sería entregada para su incineración y a cambio recibirían una totalmente segura y con tratamiento anti-virus. La misma se denominaría "la progresista" y habilitaría a la gente a un consumo racional sin necesidad de endeudarse al límite del suicidio o del divorcio. Bueno, por fin todo volvió a su cauce normal. Las víctimas están siendo tratadas y los robos, las huelgas con ocupaciones y los reclamos desmedidos, ya son cosa del pasado.


“Uruguay está sufriendo una epidemia de cáncer”

El profesor Daniel Panario, representante de la Facultad de Ciencias, dio su punto de vista sobre la situación del agua en Uruguay. “El tema es que se puede morir, pero sin alarma”, dijo
El profesor Daniel Panario, representante de la Facultad de Ciencias de la Universidad de la República, consideró que “Uruguay está sufriendo una epidemia de cáncer” al hablar sobre la situación del agua en una reciente conferencia sobre la temática “Urgencias Ambientales” brindada en Paysandú, informó el diario El Pueblo de Salto.
“Morir, pero sin alarma”
“(Si) se fuera a jerarquizar los problemas ambientales por su importancia, se debería empezar por referirnos a problemas como la indigencia, la pobreza, a los cuales se asocian después todas las vulnerabilidades a los problemas ambientales. Los organismos del gobierno han logrado mantenerlos ocultos y los problemas ambientales comienzan a resolverse cuando adquieren luz pública. La estrategia oficial ha sido tradicionalmente que no la tengan”, explicó Panario durante la charla.
Al respecto, el profesor contó lo que pasó cuando ingresó a la comisión relacionada con la problemática del plomo y la preocupación de las autoridades, tanto sea de los organismos públicos, como el Ministerio de Salud Pública, OSE, Ancap y la Presidencia de la República, “era no declarar el hecho una emergencia nacional” para no generar alarma pública.
“El tema es que se puede morir, pero sin alarma. Lo importante es que no se sepan las causas y qué lo está matando. Esta es una de las tantas herencias malditas de la dictadura que perviven en nuestra comunidad, que han quedado en la mentalidad de los funcionarios públicos. Parte puede provenir de esta herencia, pero también me parece que atrás de eso hay una cierta cola de paja”, declaró el expositor.
El agua y la microcystina
Panario también habló sobre la realidad del agua en Uruguay. “Es necesario el fósforo para tener los huesos fuertes, la mente activa, todo eso es cierto. ¿Empero qué pasa en el Uruguay con el fósforo en el agua? Lo que está pasando es que la mayor parte de nuestras vías de drenaje están saturadas, con niveles de fósforo por encima de lo que indica un nivel de eutrofización, o sea, contaminación severa”, declaró.
“En los años se estaba trabajando en Salto Grande  y se dio la oportunidad de ver la primera floración de algas con que tuvo contacto la ciencia. Apareció una cantidad de cosas verdes flotando, que venían de arriba. Llamamos en aquel momento a la Facultad de Humanidades, no supieron establecer de qué se trataba pero dijeron que se trataba de algas tóxicas y por lo tanto, había que tener cuidado con el agua y no ingerirla”, expresó.
Agregó que “hace unos tres años, ante la constatación de que la gente que vivía en Rincón del Bonete tenía un nivel de cáncer un poco elevado, la UTE le solicitó a la Facultad de Ciencias una investigación. Ellos tomaban agua del embalse, provista por la propia UTE y no por OSE. Se determinó que el problema era un alga tóxica existente en el embalse que se llama microcystis”.
Puntualizó que “la microcystis es un alga que produce una toxina llamada microcystina, que es carcinógena, teratogénica, bioacumulativa, hepatóxica, etc., podemos darle todos los títulos de un arma mortal. Ocurre que esta alga, cuando se muere, libera esa toxina, que va disuelta en el agua y pasa casi todos los filtros que se le puedan poner cuando se filtra el agua potable”.
“Se informó de la existencia de este elemento, no sólo a la UTE sino también a las intendencias que tenían que ver con la zona. La UTE se enojó muchísimo de que hubiéramos hecho público el resultado. O sea, investigar, sí, pero profesionalmente, nada de hacer públicos los resultados. No sea cosa que genere alarma pública… En la capital, concretamente en Puerto del Buceo, el agua llega a tener un color verde que parece pintura. Se trataba de la microcystis… Se ha visto en grandes cantidades, a cinco kilómetros de la costa, a la altura de La Tuna. En realidad, la gente no se debería bañar cuando hay esas concentraciones”.
Epidemia de cáncer
En el marco de su alocución, Panario recordó a un intendente de Colonia que, cuando aparecieron estas floraciones, al estilo Fujimori (que comió pescado cuando la epidemia del cólera en Perú), “se fue a bañar a la playa para mostrar que no había ningún problema. ¡No fuera a fracasar la temporada turística, que es lo que importa! No importa que la gente se intoxique. El problema no es que se genere una epidemia pasajera de alergias o eventualmente, unas intoxicaciones que no matan a nadie”.
“En los hechos, los oncólogos en el día de hoy están reconociendo que en el presente el Uruguay está sufriendo una epidemia de cáncer. Pero esto tampoco se dice, ¿verdad? Esto no se dice, pero es así. En los hechos, los tejidos blandos que son afectados por este tipo de toxinas son parte de esos casos explosivos en cuanto a incidencia de cáncer. Claro, establecer la relación causal es muy difícil. ¿Cómo separar que yo soy fumador y me enfermé por otra cosa? Los médicos saben que es muy difícil establecer la relación causal en este tipo de cosas, que lleva muchos años  e ingentes recursos. Establecer la relación causal entre el cigarro y el cáncer, aunque se conocía, llevó muchísimos años demostrarla. Y por instituciones muy poderosas. De ahí que va a demorar muchísimo tiempo establecer que acá en Uruguay este pudiera ser uno de los problemas.
“Ahora bien: ¿Se tiene primero que probar para luego  tomar la precaución? ¿O primero tenemos que tomar las precauciones y después probar cuáles son los problemas? En los hechos, la verdad es que buena parte de las poblaciones, inclusive la población de Montevideo, que toma agua de Paso Severino (es de los lugares que tienen explosiones de algas de este tipo) está siendo afectada”.
Panario destacó que “las plantas potabilizadoras de OSE no tienen filtros de carbón activado, no filtran la microcystina”.
“Ahora, para no crear alarma pública, lo que han dicho es: Resulta muy fácil, para el que quiera seguir el expediente, saber quiénes son los cómplices. “¿Quiénes son los cómplices? Los que no informan, los que no toman medidas, OSE, el Ministerio de Vivienda, las intendencias departamentales. Ya tenemos el expediente completo, como para el Fiscal”, señaló el docente de la UdelaR.
En base a El Pueblo de Salto
Panario: “Las microcistinas no se resuelven con hervir el agua”*
Las microcistinas no se resuelven con hervir el agua. No se desintegran. Ni los plaguicidas. Ni el plomo. Siempre digo: los plaguicidas siempre cotizan a la baja. Los niveles aceptables bajan; el estándar de plomo es más bajo hoy que hace poco tiempo. El organismo humano no puede defenderse de cosas que aparecieron hace 100 años. Nuestra evolución no nos permitió evolucionar contra los plaguicidas. Y son concentraciones que se acumulan.
El presidente de OSE dijo que los filtros requieren mantenimiento y que el uruguayo no mantiene. Pero mantenimiento requiere el auto, la moto, hasta el reel de pesca. Decir eso es menospreciar a la gente.
¿Hay poblaciones más vulnerables a la bioacumulación de las sustancias disueltas en el agua potable?
Los bebés son los más vulnerables. Cuanto antes empezamos a acumular, más vamos a tener. Son organismos más sensibles. Los ancianos y la gente mal alimentada también. A ellos habría que regalarles los filtros.
¿Qué uso le da usted al agua que brinda OSE?
Solo para bañarme. Yo tomo agua de pozo. Mi madre tiene 96 años y sigue tomando de ese pozo. Las concentraciones de algunas sustancias organocloradas en el agua de OSE son mínimas pero yo no quiero nada.
Son indetectables por los instrumentos usados para detectar plaguicidas, pero existen. Y, por lo general, no se analizan porque Uruguay no está en condiciones de hacerlo.
*Fragmento de una entrevista del diario El Observador

(enviado por Mau Mau) 

1 comentario:

  1. Hola,

    ¿Necesita un préstamo legítimo en la tasa de interés del 3%?, Ofrecen préstamos Mark Steven Préstamo firmes a los individuos y las organizaciones, Damos préstamos de entre $ 5,000 a $ 10.000.000. Nuestros préstamos están bien asegurados y la máxima seguridad es nuestra prioridad, préstamos disponibles que ofrecemos son,

    * Préstamos Personales (Secure y ordinarios)
    * Préstamos Comerciales (Secure y ordinarios)
    * Préstamo de combinación
    * Préstamo de Consolidación y muchos más:

    Si te interesa volver a nosotros con el recibo de este correo electrónico permitimos a proceder en la transacción, se puede llegar a través del correo electrónico: marksteven123@hotmail.com

    Mejor relación,
    Mr.Mark Steven,
    C.E.O / Consultor General.
    Mark Steven FIRMA PRÉSTAMO.
    marksteven123@hotmail.com

    ResponderEliminar