martes, 16 de julio de 2013

Marfrig: sinónimo de hambre

"estamos dispuestos a llegar hasta las últimas consecuencias"



La empresa brasileña Marfrig desde que llegó a establecimientos colonia se convirtió en sinónimo de hambre para nosotros .. solo buscan la rebaja salarial como si nos sobrara y se olvidan que el departamento de colonia es un lugar demasiado caro para vivir pero no reclamamos un aumento sino igualdad de trabajo, no somos rebeldes intentamos recuperar la capacidad de respirar por que ellos con estrategias apretaron nuestros cuellos y de tener una economía medianamente trabajadora pasamos a rasgar nuestros bolsillos para alcanzar el kilo de pan eso es esta gran industria para nosotros HAMBRE ¡¡¡


Se corta el diálogo entre Foica y Grupo Tacuarembó Marfrig
La Federación de Obreros de la Industria Cárnica y Afines (Foica) no descarta ocupar las otras cuatro plantas frigoríficas del grupo brasileño Marfrig, si no se soluciona el conflicto generado en el ex frigorífico Colonia, que conforma la quinta planta manejada por el grupo.
El dirigente Luis Muñoz aseguró a El País que en paralelo se analiza cuál será la determinación a adoptar respecto a toda la industria frigorífica, porque “escuchamos que los frigoríficos están casi fundidos cuando el volumen de ganado industrializado creció 7% en el primer semestre del año en curso y las exportaciones generaron más plata. No nos pueden seguir diciendo que se van a fundir cuando no es así. Sabemos que no tienen la misma ganancia que en años anteriores, pero tampoco están transitando por un momento de crisis”.
Muñoz explicó que el conflicto en el frigorífico Colonia y la actual ocupación, se generó porque las negociaciones en el Ministerio de Trabajo “no prosperan” tras tres meses de discusiones.
“La semana pasada pedimos que se les pagara a los trabajadores del frigorífico Colonia diez días de licencia para paliar la baja faena, porque están trabajando entre dos y cuatro días por semana. La empresa contestó que se darían cinco días de licencia esta semana y el resto la próxima, pero sólo para un grupo de trabajadores. A la gente más sumergida no se les daba licencia”, explicó.
La Foica le viene pidiendo al grupo Marfrig que nivele las faenas en sus cinco frigoríficos, porque están más concentradas hoy en dos. Por otro lado, se volvió a complicar el conflicto en el frigorífico Casablanca (Fricasa) en Paysandú.
“La empresa emitió una lista con 70 trabajadores que están sindicalizados que serán enviados al seguro de paro”, confirmó Muñoz

Tras la ocupación de la planta del ex frigorífico Colonia, en reclamo por más faenas semanales, la Federación de Obreros de la Industria Cárnica y Afines (Foica) analiza ocupar otras plantas de Marfrig.
Los trabajadores del ex frigorífico Colonia, perteneciente ahora a la empresa brasileña Marfrig, ocupó en la tarde de ayer las instalaciones de la planta. Los obreros reclaman aumentar el número de faenas semanales para asegurar un mínimo de jornales.
La producción en la planta del frigorifico en los últimos meses mermó significativamente, y desde la Federación Obrera de la Industria de la Carne y Afines, señalan que hace más de un año, la planta no faena con asiduidad, extremo que provocó el envío al seguro de paro de los trabajadores durante 8 meses.
Los obreros estiman que la faena semanal del Frigorífico Colonia debería llegar a 3.000 cabezas, cifra similar a la faena de las plantas frigoríficas de Marfrig en Tacuarembó, San José y Salto.
En la planta de Colonia, la faena oscila últimamente en un promedio de 1.500 reses semanales. Así lo informó a El Observador el dirigente de Foica, Luis Muñoz. “En todo este tiempo se hicieron dos o tres faenas semanales, solo se faenaron 1.400 o 1.500 reses por semana”, señaló.
Ante esta situación, la Foica, no descarta la ocupación de las otras 4 plantas frigoríficas del grupo brasileño. Muñoz aseguró a El País que paralelamente se analiza las líneas a adoptar respecto a la industria frigorífica. “Escuchamos que los frigoríficos están casi fundidos cuando el volumen de ganado industrializado creció 7% en el primer semestre del año en curso y las exportaciones generaron más plata. No nos pueden seguir diciendo que se van a fundir cuando no es así. Sabemos que no tienen la misma ganancia que en años anteriores, pero tampoco están transitando por un momento de crisis”, expresó.

Origen del conflicto
El conflicto en el frigorífico Colonia y la actual ocupación, se generó tras las infructuosas negociaciones entre la empresa y  los trabajadores en el Ministerio de Trabajo. “La semana pasada pedimos que se les pagara a los trabajadores del frigorífico Colonia diez días de licencia para paliar la baja faena, porque están trabajando entre dos y cuatro días por semana. La empresa contestó que se darían cinco días de licencia esta semana y el resto la próxima, pero sólo para un grupo de trabajadores. A la gente más sumergida no se les daba licencia”, explicó Muñoz.
.
 .
Concentran las medidas contra el grupo Marfrig
Sindicato de la carne extiende el conflicto y ocupa frigoríficos
 El sindicato de la industria frigorífica decidió anoche ocupar las otras cuatro plantas del grupo brasileño Tacuarembó/Marfrig, extendiendo el conflicto que mantiene con el exfrigorífico Colonia, en Tarariras.

Pablo Antunez
Luis Muñoz, dirigente de la Federación de Obreros y Empleados de la Industria Cárnica (Foica), dijo a El País que el sindicato no descarta además ocupar otras plantas de empresas del sector.
La decisión se tomó durante una asamblea en el exfrigorífico Colonia, de la que participaron 500 de los 600 operarios de la planta.
Por otro lado, mañana miércoles, los directivos de la Foica fueron convocados a la comisión de Legislación y Trabajo de Diputados, y posteriormente, a última hora, mantendrán una reunión con representantes del gobierno, no descartándose incluso la participación del presidente José Mujica.
"Nos acaba de comunicar el gobierno que el grupo Marfrig no se presentará a una reunión prevista para hoy (por ayer) en el Ministerio de Trabajo y estamos evaluando extender las medidas", aseguró Muñoz.
El gremio está muy preocupado por la falta de ganado gordo preparado para faena, un problema que se viene agravando en los últimos años.
Según la Foica, de las cinco plantas de Marfrig, la de Tarariras es la que menos ganado está faenando, por lo que se pidió que se le pagara a los operarios los 10 días de licencia que tienen para cobrar, a fin de ir paliando la caída de los jornales (estarían haciendo sólo dos faenas semanales).
Muñoz dijo que la respuesta de la empresa no fue satisfactoria y la planta fue ocupada. "Ayer se hizo una Asamblea en Tarariras, donde participaron más de 500 trabajadores y todo Tarariras está apoyando a los trabajadores", dijo Muñoz.
En total, en los cinco frigoríficos del grupo Marfrig, están involucrados alrededor de 3.000 trabajadores.
Por el momento sólo está ocupada la ex planta del frigorífico Colonia (Tarariras), ya que se levantó la ocupación en el frigorífico Casablanca (Paysandú) que estuvo ocupado la semana pasada.
Muñoz confirmó que hay 1.500 trabajadores haciendo uso del seguro total o parcial. En el primero de los casos ya son 1.000 los operarios y en el parcial no más de 500 trabajadores de los frigoríficos Sarubbi y Schneck.
Por más que el mercado de haciendas vaya mostrando un leve crecimiento de la oferta, la falta de ganado gordo persistirá hasta la próxima primavera. Generalmente desde abril hasta pasado agosto la oferta de ganados de campo decae y en junio, julio y agosto las faenas se solventan con animales terminados en verdeos (pasturas preparadas) y en los corrales de engorde.

Faltante.

Este año, el faltante de ganado se acentuó mucho más, puesto que en el primer semestre del año en curso el volumen de bovinos industrializados creció 6% comparado con igual fecha del año pasado.
Según los datos del Instituto Nacional de Carnes (INAC), hasta el pasado 6 de junio se llevaban faenados 1.161.523 cabezas, contra 1.084.634 de cabezas bovinas que pasaron por los frigoríficos a la misma fecha del 2012.
De acuerdo a los consignatarios de ganado, ya no hay ganados de campo; por otro lado, si lo hubiera, al productor ya no le sirve tenerlo en el campo, pues con las heladas comenzará a perder kilos o corre peligro de que tenga un mayor grado de engrasamiento y su valor baje en el mercado.
El problema es que recién este año la cantidad de terneros paridos llegará a 3.000.000 de cabezas, una cifra histórica y habrá que esperar, al menos dos años, para que esos terneros se desarrollen y se transformen en los futuros novillos que solventarán las faenas.
También es cierto que Uruguay tiene una mayor capacidad instalada que las haciendas que tiene para matar.
A decir del consultor cárnico argentino Ignacio Iriarte, "Uruguay tiene más negocios que novillos" y esta situación se está notando cada año más. Mercados a donde vender hay, falta ganado.


0 comentarios:

Publicar un comentario