domingo, 14 de julio de 2013

The making of ikurriña


Unos barbudos pescadores cuelgan una ikurriña en la plaza del Ayuntamiento de Iruñea poco antes de las 12 del mediodía del día 6 de Julio y la lían parda, pero que muy gorda. El alcalde, rabioso porque su gran despliegue de seguridad formado por cientos de policías de todos los colores y de paisano no ha podido evitar esta simpática acción, ordena retrasar el txupinazo, liándola esta vez sí, muy pero que muy gorda, sobradamente gorda. Medios de comunicación y partidos políticos hablan de boicot, pero a muchxs se nos pone una sonrisa en la cara y nos remontamos a tiempos de giraldillas y solidarios con Itoiz cortando cables. Algunxs, tanto tiempo hablando de desobediencia civil e insumisión, critican la acción. Pero nuestra sonrisa continua en nuestras caras. Estos momentos ya son inolvidables.

 Inesperado y accidentado inicio de los sanfermines. El tradicional chupinazo que marca el inicio de las fiestas se ha lanzado con 20 minutos de retraso, después de que unos desconocidos descolgaran una ikurriña gigante delante de la fachada del Ayuntamiento de Pamplona.
.





0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada