miércoles, 14 de agosto de 2013

Capturado


Detienen a militar uruguayo buscado por desapariciones 
El ex integrante del OCOA, mayor (r ) Antranig Ohannessian, es buscado por la Causa Cóndor abierta en Italia. Fue capturado antes de viajar


Vivía en el buceo y se aprestaba a abandonar el país

Detienen a militar uruguayo requerido por 4 desapariciones

 El "colorado" Recagno, Bernardo Arnone, Gerardo Gatti y María Gatti de Islas secuestrados y asesinados en Bs As

Se trata del ex integrante del OCOA, mayor (r ) Antranig Ohannessian, requerido por la Causa Cóndor abierta en la península itálica. En este expediente se involucra a otros 30 uruguayos, civiles y militares.
Ohannessian fue acusado por el fiscal italiano Capaldo de participar en la desaparición de los uruguayos Gerardo Gatti, Bernardo Arnone, Juan Pablo Recagno y María Emilia Gatti de Islas, todos ellos secuestrados en Buenos Aires en setiembre y octubre de 1976 y recluidos en el centro clandestino de detención “Automotores Orletti”. El fiscal comenzó esta investigación hace más de 15 años a raíz de las denuncias presentadas por los familiares de italianos desaparecidos.
La detención de Ohannessian se produjo el domingo cuando el militar se disponía a viajar fuera del país.
La solicitud de captura fue cursada al Uruguay hace pocas semanas y derivada al personal del Buró de Interpol perteneciente a la Dirección General contra el Crimen Organizado. Las investigaciones realizadas permitieron determinar que el requerido estuvo un tiempo desempeñándose en un establecimiento agropecuario del Interior.
En posteriores diligencias los funcionarios obtuvieron información de que el militar se domiciliaba en un lujoso edificio de la rambla del Buceo de Montevideo.
Allí finalmente fue detenido. Lo trasladaron a declarar ante la Justicia que dispuso su prisión administrativa en la Cárcel Central con miras a extradición. El caso quedó en manos de la jueza Penal de 6º Turno doctora Fanny Canessa y de la fiscal Ana María Tellechea. La detención de Ohannessian ya fue comunicada a las autoridades italianas y ahora se aguarda el envío de la documentación correspondiente. Se presumía que el militar se encontraba en Argentina. En marzo de 2008, la Justicia de ese país ordenó su detención con vistas a la extradición a Italia. No obstante, el proceso de extradición se dilató y finalmente la Justicia del vecino país rechazó el pedido por cuestiones formales.
Tiempo después, Ohannessian fue liberado. En la causa Cóndor, la Justicia italiana pretende esclarecer el secuestro y asesinato de 25 ciudadanos de origen italiano durante los años en que los países del Cono Sur estuvieron bajo dictaduras militares: 13 ítalo-uruguayos, 7 ítalo-argentinos y 5 chilenos, todos con nacionalidad italiana.
Con ese fin, se libró el pedido de extradición de 140 militares y civiles implicados en el Plan Cóndor, el esquema represivo que coordinó las dictaduras de Argentina, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay en los años ‘70 y ‘80.
“El Turco”
Ohannessian, alias “Oscar”, “el Turco” o “el Armenio”, fue integrante del Organismo Coordinador de Operaciones Antisubversivas (OCOA). Testimonios de presos políticos lo ubican en operativos represivos en Buenos Aires junto al mayor (r) José “Nino” Gavazzo Pereira, hoy preso en Montevideo en la cárcel especial Nº 8, y al coronel Manuel Cordero, detenido en Argentina.
Recibió entrenamiento en la Escuela de las Américas, junto con Luis Maurente, entre otros, y revistó en varias unidades del Ejército dentro del arma de Ingenieros. Uno de sus últimos destinos fue el hospital militar. Al retirarse, a mediados de los años ‘80, pasó a la actividad privada, en el rubro seguridad.

 \Gráficos de "Saracho"

.

Capaldo comenzó en 1998 sus investigaciones sobre la desaparición de 25 italianos en la Operación Cóndor, urdida por los responsables de las juntas militares y servicios de inteligencia de Chile, Argentina, Bolivia, Uruguay y Brasil para reprimir en los años 70 y 80 la oposición a estos regímenes.
El 24 de diciembre de 2007, tras la petición de Capaldo, la jueza del tribunal de Roma, Luisanna Figliolia, ordenaba la detención de los 140 imputados en el caso, y ese mismo día se arrestaba en Salerno (sur de Italia) al ex militar uruguayo Néstor Jorge Fernández Troccoli.
Sin embargo, éste fue excarcelado en abril de 2008 al considerar el Tribunal que 'no existían pruebas suficientes para mantenerle en prisión preventiva'.
De esta larga lista, el único que ha sido encarcelado es el ex fiscal militar durante la dictadura chilena Alfonso Podlech Michaud, quien fue extraditado a Italia tras haber sido detenido el 27 de julio de 2008 en el aeropuerto madrileño de Barajas.
En concreto, Podlech está acusado de la desaparición en la cárcel de Temuco del ex sacerdote de origen italiano Omar Venturelli.
En estos años, Capaldo se ha dedicado a recoger información e interrogar a testigos sobre las actividades de los 140 imputados, en total 59 argentinos, 7 bolivianos, 11 brasileños, 20 chilenos, 6 paraguayos, 4 peruanos y 33 uruguayos, que se han quedado en 139 tras la muerte del ex responsable de la Marina argentina, Emilio Massera.
Capaldo tiene intención de pedir el enjuiciamiento en ausencia de los 139 imputados, entre ellos el ex dictador argentino Jorge Rafael Videla; mientras que entre los uruguayos está el ex presidente Juan María Bordaberry, su sucesor Gregorio Álvarez, el ministro de Defensa Walter Ravenna y los de Exteriores, Juan Carlos Blanco y Alejandro Rovira.
También se pedirá enjuiciar al ex jefe de la policía política de la dictadura militar chilena (DINA) Juan Manuel Contreras y al ex ministro del Interior de Paraguay Sabino Augusto Ciarletti Montanaro, al ex presidente de Perú Francisco Morales Bermúdez y al primer ministro de ese país Pedro Prada Richter.
En octubre de 2008, Capaldo advirtió a los imputados sobre la necesidad de que designen un abogado y fijen un domicilio en Italia para recibir las convocatorias judiciales, pero 'las respuestas fueron muy pocas'.
Tampoco Argentina ha entregado a Italia, a pesar de la orden de arresto, al ex militar uruguayo Antranig Ohannessian, detenido en el aeropuerto de Buenos Aires.
Los abogados Luca Milani y Enrico Liberati, que representan en Italia a algunos de estos imputados, afirmaron en una nota que 'se trata del enésimo proceso a la Historia, (...) que está fundado en una extensiva utilización de la ley sobre el 'concurso de delito''.
'Es incomprensible que se acuse, por ejemplo, a máximos exponentes del Gobierno de Perú, país que históricamente se ha considerado que no participó en el 'sistema Cóndor', de haber ordenado estas conductas ilegales de las que son considerados responsables los Jefes de Estado de otros países de Sudamérica', añadieron.




0 comentarios:

Publicar un comentario