lunes, 12 de agosto de 2013

El abajo que se mueve



.
El carnero es el único animal capaz de atentar contra su propia clase, cobarde y servil con el enemigo, mortal y traidor contra sus hermanos de lucha

.
Daniel Isgleas
La Confederación de Organizaciones de Funcionarios del Estado (COFE) tuvo una asamblea el viernes 9 en la cual se definió un plan de movilizaciones de unas tres semanas de duración que arrancan en las próximas horas.
Este miércoles se dará el primer paso con motivo de la votación en particular del proyecto de Rendición de Cuentas en el Parlamento.
A las 11 horas de ese día habrá una concentración de todos los gremios de COFE en la puerta del Hospital Vilardebó -que permanece ocupado por los trabajadores desde hace varios días- , que reclamarán contra el recientemente aprobado Estatuto del funcionario público, indicó a El País el secretario general de COFE, José Lorenzo López.
El dirigente indicó asimismo que el régimen de movilizaciones se hará también "contra la Rendición de Cuentas y en respaldo de todos los conflictos que tienen los sindicatos afiliados a la Confederación, como los trabajadores de la Impositiva, los de los Diques del Estado, los del Mides, los funcionarios de meteorología, los de Sanidad Animal del Ministerio de Ganadería, el conflicto en Salud Pública y otros afiliados de COFE".
El Hospital Vilardebó continúa ocupado por decisión de sus trabajadores, dijo López.
Desde el ministerio de Trabajo se había hablado sobre su posible desocupación pero hasta ahora no hubo novedades.
López ratificó que para los sindicatos la ocupación es una extensión del derecho de huelga.

Ocupaciones.

En estas horas, además, López dijo que se va a definir un mecanismo de nuevas ocupaciones en oficinas públicas de la Administración Central -posiblemente ministerios- cuyo cronograma de acción se mantiene en reserva por razones obvias, más allá de que los funcionarios de los sindicatos de esos lugares ya están preparando las acciones.
El jueves 22 habrá una reunión de la Mesa Representativa del Pit-Cnt y allí se considerará y votará la realización de un paro general de 24 horas.
Si no se llegara a definir ese paro, informó López, el viernes 23 en el marco del festejo de su 49 aniversario, estaría anunciando un paro general de 24 horas en fecha a confirmar.
"Las movilizaciones tienen que ver con los conflictos, con la Rendición de Cuentas y la disconformidad de cómo se terminó votando el Estatuto del Funcionario Público, dijo López.

ESTATUTO SERÁ RECURRIDO

Los tres sindicatos que dependen del Ministerio de Economía y Finanzas y tienen relación directa con la recaudación del Estado (Aduanas, DGI y Casinos) formaron un frente común contra el proyecto de ley de nuevo estatuto del funcionario público y reestructuras que los afectan. Por ello, con el apoyo de la dirección de COFE, presentarán un recurso de inconstitucionalidad.




Se mueve, se mueve hoy Plenario Departamental en el Hospital Vilardebo hora 11. Seguimos luchando arriba el Vilardebo FFSP en lucha.

 Olla popular en el Vilardebó. Vilardebó ocupa y Vilardebó resiste y se empieza a poner lindo!!!
Aguantando a rodear a los compañer@s del Hospital Vilardebo, esta lucha es de tod@s.

Comunicado de Prensa de COFE: La lucha de los trabajadores sigue viva.

9 de agosto de 2013 


La lucha de los trabajadores sigue viva

Esta mañana los compañeros de la Federaciónde Funcionarios de Salud Pública ocuparon el Hospital de Mercedes. Mañana secumplirán 72 horas de ocupación en el Hospital Vilardebó, reclamando elcumplimiento del convenio acordado el año pasado, como así también mejorescondiciones de trabajo, aumento de salarios y fundamentalmente inversiones quepermitan una mejor calidad de atención para los usuarios.

Ayer en horas del mediodía los compañerosde la Asociación de Funcionarios de Impositiva, se movilizaron en 18 de Julio yFernández Crespo solicitando la aplicación de una reestructura y rechazando laaplicación del decreto 401 que mutila el derecho de huelga.

Por la tarde los compañeros trabajadoresdel MIDES marcharon desde su lugar de trabajo hasta Torre Ejecutiva y allíexigieron ser recibidos por el Presidente de la República, cosa que noconsiguieron. Estos exigen la regularización de los contratos “chatarras” queabarcan las 3/4 partes del Ministerio.

Los funcionarios de la Dirección Nacionalde Loterías y Quinielas suspendieron los sorteos vespertinos en rechazo alanteproyecto que crea la “desreguladora del juego” que otorgaría licencias ypatentes nuevas a operadores privados, provocando una menor participación delEstado en el mercado de los juegos.

Diques del Estado por su parte siguemovilizándose en contra de la privatización de un área estratégica para eldesarrollo de la industria naval.

La Asociación de Funcionarios de la Aduanaseguirá tomando medidas de lucha frente a la designación a dedo de más de 80cargos con sueldos superiores a los 5 mil dólares que deberían haber sidoconcursados.

A todos estos conflictos anteriormenteenunciados, se le suman las medidas de lucha que desde hace más de un mesvienen desarrollando los compañeros de la Dirección Nacional deMeteorología,  Industria Animal del Ministeriode Ganadería Agricultura y Pesca y Aviación Civil.

Esta tarde en el Parlamento se votó el Estatuto del Funcionario Público, sin haber tenido en cuenta parte de losplanteos sugeridos por COFE. Sumémosle a todo esto  la falta de respuestas del Poder Ejecutivo yLegislativo, para solucionar la situación de precariedad contractual, quetienen alrededor de 850 trabajadores de la administración central, queingresaron por concurso en el marco del artículo 53 de la anterior Ley dePresupuesto, como así también la negativa a cualquier propuesta de mejorar lossalarios más sumergidos del Estado, cosa que se podría haber hecho con dineroya presupuestado sin necesidad de aumentar el gasto propuesto por el PoderEjecutivo.

Todas estas situaciones evidencian el malmanejo de las relaciones laborales que ha tenido el Poder Ejecutivo con todo elsector público, especialmente con las Organizaciones que nuestra Confederaciónnuclea. Dónde claramente se expresa la violación directa a los ámbitosprevistos en la ley de negociación colectiva, como así también elincumplimiento de los pocos acuerdos que se han podido lograr.

Comunicado de prensa
                                                                   
Por la presente, la Confederación deOrganizaciones de Funcionarios del Estado expresacategóricamente su total y absoluto apoyo a todas las medidas que se llevanadelante por parte de todas nuestras filiales, y así mismo analizaralas diferentes situaciones, en la Asamblea Nacional de Delegados a realizarseen el día de mañana viernes 9, dónde se definirán los próximos pasos a seguir.

JoseloLópez            SecretarioGeneral
PabloCabrera          Presidente

Montevideo, 8 de agosto de 2013-

Paro en escuelas y liceos cuando se voten recursos para educación
.


Macedo ejerce desde hace treinta años como maestro y dirigente sindical. Fue secretario general de la FUM y hoy integra la Dirección. Además, dicta clases de tercer año en la escuela 167 de la Unión, cuarta en el ranking de mayor índice de repetición de Montevideo.
Macedo explicó a El País que el alto promedio de repetición se debe a que los alumnos no logran adquirir los conocimientos necesarios para pasar al siguiente año y lo adjudicó, en gran medida, a las carencias que viven en sus hogares y la falta de respuestas coordinadas desde el Estado.
"La escuela 167 está a cinco cuadras de Avenida Italia y siete de 8 de Octubre. Es un barrio obrero pero la clase media sacó a sus hijos de la escuela. Esto es parte de un deterioro progresivo de la educación pública que se vive desde 1973. Los niños que vienen a la escuela tienen situaciones muy complejas. La mayoría carece de cuestiones básicas como agua caliente en sus casas o la alimentación necesaria. Está bravo para un niño no cenar, pasar frío, tener parásitos y venir a aprender, no es changa", dijo.
En momentos de conflicto con el gobierno por mayores salarios, Macedo reivindica el papel de los maestros en las zonas de contexto crítico.
"En el aula yo no me doy cuenta de que exista un impacto de las políticas sociales. Y no digo que con esto la culpa de la situación la tenga el Mides. Digo que hay una preocupación por mostrar las grandes cifras, el pasaje de la indigencia a la pobreza, pero nada más. Ese es el logro de las políticas asistencialistas, pero por ahí quedan", dijo.
Reclamó que las autoridades responsables de las políticas sociales lleguen hasta las escuelas para coordinar. "Todo queda librado a la voluntad que tenga la Dirección de la escuela para conectarse con el barrio, lo cual se hace y en muchos casos muy bien, con el desarrollo de redes y el involucramiento de los padres. Pero faltan políticas de largo plazo y con todos. Se hizo bien con el Plan Bucal de Presidencia, pero nada más. Todos los otros esfuerzo se hacen sin coordinar, se gasta dinero y todo cae en saco roto", afirmó.
Y acotó: "en las zonas rojas los médicos y el transporte ya no entran, a los policías les cuesta cada vez más hacerlo y, sin embargo, el maestro, con su túnica blanca, va y viene todos los días. Y lo respetan porque quienes allí viven saben que la educación es su última oportunidad para dejar ese lugar. Los maestros son el último eslabón con los pobres y están solos. Siempre estamos solos. Cada uno tironea para su lado y le echa la culpa al otro", opinó.
Dijo que la escuela es el primer contacto del Estado con la gente y por ello es también la primera en recibir las descargas de los marginados. "Nadie va al despacho de un ministro ni a la comisaría a descargar sus frustraciones con la sociedad. Lo hacen en la escuela, la rompen o insultan o le pegan al maestro. Pero a nivel político se le pega y se usa a la escuela pública porque es el lugar donde resulta más fácil cosechar réditos", dijo.
Macedo consideró que es necesario que esas personas tengan "verdaderas oportunidades para salir" más allá de las políticas asistencialistas.
"Cuando esta situación se reproduce durante tanto tiempo resulta muy difícil revertirla. Pero hay que empezar porque de lo contrario en 2050 nuestra sociedad va a padecer muchísimo. No hay que ir muy lejos para ver lo que nos espera, alcanza con ir a Centroamérica", sostuvo.

"No son grandes, son normales"

Macedo contó que hace unos años se integró a la escuela donde dictaba clases una maestra que siempre había trabajado en colegios privados. Lo primero que le llamó la atención fue la estatura de los niños y comentó que los del privado eran "muy grandes" para la edad. Macedo respondió: "no son grandes, son normales y estos son muy chicos". El docente destaca así que los problemas de alimentación siguen siendo una constante en las zonas de contexto crítico e inciden decididamente en el rendimiento del niño. También advirtió sobre el alto porcentaje de parásitos que presentan los niños, lo cual los condiciona desde todo punto de vista. La Intendencia de Montevideo detectó que en las escuelas el 65% de los niños tiene parásitos, y en algunos casos se llega al 80%.
"Es un dato espantoso. El que no los tiene no puede imaginarse lo que eso implica. Hay que embarrarse un poco y se verá que la cosa está muy difícil", indicó.

"Ofrecer la comida incentiva"

La escuela 167 donde se desempeña Macedo es de tiempo completo. El docente afirma que el hecho de ofrecer desayuno, almuerzo y merienda incide y mucho en la decisión de los padres para enviar a sus hijos a la escuela. "Es un componente muy importante porque estamos hablando niños que viven en zonas de contexto socioeconómico muy bajo", indicó.
No obstante, no considera que la extensión de las escuelas de tiempo completo sea la solución a todos los problemas.
"Más que tiempo necesitamos calidad. Yo soy de la idea de que los maestros deben trabajar seis horas, cuatro con el niño y dos planificando y estando en contacto con el barrio y las familias de los niños. Por su parte, los niños deben dedicar esas dos horas que no están con los maestros para participar de talleres en los que puedan desarrollar su imaginación, su veta artística, etc.", explicó.
Macedo explicó que en una escuela de tiempo completo donde los docentes cumplen ocho horas queda muy poco tiempo para establecer redes con el barrio y trabajar con los padres de los alumnos, algo que consideró indispensable y que depende en gran medida de la actitud que tenga el cuerpo docente.







0 comentarios:

Publicar un comentario