domingo, 25 de agosto de 2013

Mercenarios uruguayos violan y matan en el Congo

AFP - 25.08.2013,

Dos manifestantes que intentaron penetrar en el recinto de la Misión de Naciones Unidas en Congo (Monusco) murieron en enfrentamientos con cascos azules uruguayos, indicaron este domingo responsables de la fuerza de paz en Goma y fuentes civiles.

El responsable de la Monusco Martín Kobler deploró en un comunicado la muerte de los dos civiles. Solicitó el inicio de "una investigación conjunta de la policía de la República Democrática del Congo (RDC) y de la Monusco". La ONU no precisó las circunstancias del incidente.

Según fuentes civiles, los cascos azules uruguayos instalados en Birere, cerca del aeropuerto al oeste de Goma, fueron asediados por una muchedumbre que intentó penetrar en el recinto de la ONU y abrieron fuego para intentar dispersarlos.
Las fuerzas especiales uruguayas integran la Monusco en calidad de tropas de intervención y aseguran además el control de la navegación en el lago Kivu.

La Monusco está presente desde hace 15 años en la RDC para ayudar a las fuerzas armadas gubernamentales en su lucha contra los movimientos rebeldes y los grupos armados del este del país.

Desde hace algunos meses, la Monusco recibió un mandato más ofensivo para desarmar a estos grupos y neutralizarlos.
Con ese fin, se está creando una brigada de intervención que contará con 3.000 efectivos. Actualmente hay unos 17.000 cascos azules desplegados en RDC, provenientes de India, Pakistán, Ghana y Uruguay.

La población local reprocha a los cascos azules su presunta pasividad y el sábado manifestó su descontento luego de que disparos de proyectiles rebeldes causaran tres muertos. La Monusco había anunciado el viernes haberse sumado a las fuerzas congoleñas tras la reanudación de los combates en el norte de la ciudad a mediados de la semana pasada. El sábado, tres cascos azules fueron heridos por proyectiles lanzados por rebeldes del M23.



Residentes furiosos salen a las calles en protesta por la violencia reciente, incluyendo bombardeos mortales horas antes, en Goma, Congo, Sábado, 24 de agosto 2013. Soldados congoleños apoyados por fuerzas de la ONU lucharon rebeldes en el deterioro de este del país La madrugada del sábado, dijeron las autoridades, mientras que un cohete cayó en el interior de la ciudad de Goma. Congo inmediatamente culpó a los ataques a la vecina Ruanda, que durante mucho tiempo ha sido acusado de apoyar al movimiento rebelde congoleño


Dos manifestantes muertos en Goma; testigos acusan a Cascos azules
Organización Editorial Mexicana
25 de agosto de 2013


AFP

Goma, Rd Congo / Kivu del Norte.- La Misión de las Naciones Unidas en la República Democrática del Congo (MONUSCO) fue acusada el domingo de matar a dos civiles en Goma al disparar contra manifestantes que acusaban a los Cascos azules de no proteger a la población de los ataques de los rebeldes.

Por su parte la MONUSCO anunció el sábado la muerte de "dos manifestantes", sin precisar las circunstancias del incidente.

El responsable de esta fuerza, Martin Kobler, deploró en un comunicado la muerte de dos civiles y solicitó el inicio de "una investigación conjunta de la policía de la República Democrática del Congo (RDC) y de la MONUSCO".

En el lugar en el que se produjo este incidente, fuentes civiles señalan a los efectivos uruguayos como responsables de las muertes.

"Son los cascos azules uruguayos quienes dispararon contra nuestro grupo, dos personas murieron en el momento y cuatro fueron heridas y llevadas a un hospital", afirmó a la AFP Augustin Matendo, testigo de los hechos.

Según una fuente militar occidental contactada por la AFP, que pidió el anonimato, "los cascos azules uruguayos fueron asediados por una muchedumbre que intentó penetrar en el recinto de la ONU y abrieron fuego para intentar dispersarlos".

Por su parte, el ejército uruguayo negó el domingo que sus cascos azules hayan disparado con munición real a manifestantes.

"En ningún momento Uruguay hizo disparos contra la población con munición real. Sí se hicieron disparos con escopetas con balas de goma, que fue lo que evitó que (manifestantes) ingresaran" a un recinto de la MONUSCO, explicó el coronel Mario Stevenazzi, portavoz del ejército.

El domingo, la situación parecía tranquila al norte de Goma, cinco días después de la reanudación de las hostilidades entre las fuerzas armadas y los rebeldes del M23.

El coronel Olivier Hamuli, portavoz del ejército, dijo a la AFP que "no han cedido un sólo metro cuadrado de terreno" desde el miércoles.

Obuses mortíferos

=================

Según testigos en Goma, tres personas murieron el sábado por la mañana por un tiro de obús en un suburbio. La tensión aumentó entonces en esta ciudad que ya fue blanco de ataques con obuses el jueves, que dejaron cuatro muertos.

Indignada, la población local atacó vehículos de la ONU y reprocharon la presunta pasividad de la MONUSCO.

Por su parte, la ONU indicó en un comunicado que obuses "lanzados desde las posiciones del M23" el sábado, cayeron cerca de las posiciones de la MONUSCO y que había "tres heridos entre los Cascos azules".

"Este acto cometido por elementos del M23 no puede ser tolerado, y cualquier ataque contra la población civil y las Naciones Unidas es un crimen de guerra", aseguró el jefe de la MONUSCO.

Previamente, había prometido que "los ataques contra la población civil" no quedarían "impunes".

Británicos salen de Goma

=========================

Frente al deterioro de la situación, el ministerio británico de Asuntos Exteriores anunció el domingo que retiró a su personas basado en Goma, "por medida de precaución".

Organizaciones no gubernamentales recomendaron también a sus representantes de ir a Bukavu, la capital del Sur Kivu, informaron algunos de sus representantes.

En Nueva York, Mary Robinson, enviada especial de la ONU para la región de los Grandes Lagos, calificó de "inaceptables" los ataques contra civiles y Cascos azules.

La MONUSCO está presente desde hace 15 años en la RDC para ayudar a las fuerzas armadas gubernamentales en su lucha contra los movimientos rebeldes y los grupos armados del este del país.

Desde hace algunos meses, la MONUSCO recibió un mandato más ofensivo para desarmar a estos grupos y neutralizarlos.

Con ese fin, se está creando una brigada de intervención que contará con 3.000 efectivos. Actualmente hay unos 17.000 cascos azules desplegados en RDC, provenientes de India, Pakistán, Ghana y Uruguay.

Las fuerzas especiales uruguayas integran la MONUSCO en calidad de tropas de intervención y aseguran además el control de la navegación en el lago Kivu.

La MONUSCO había anunciado el viernes haberse sumado a las fuerzas congoleñas tras la reanudación de los combates en el norte de la ciudad a mediados de la semana pasada.

Llamado a la impunidad

Suena conocido

 Una abogada congoleña denunció que soldados uruguay os "violan" a menores y las dejan embarazadas

En el marco de un Congreso Internacional organizado en Montevideo por el colectivo Mujeres de Negro, Therese Kulungu, abogada que trabaja para la Fundación Panzi de la República Democrática del Congo, denunció que "hay evidencia de que solda dos uruguayos han participado en la violación de mujeres menores" en ese país africano.

Kulungu integró una mesa de debate que se desarrolló el martes 20 por la mañana en el Auditorio Nelly Goitiño del Sodre. La Fundación para la que t rabaja se ocupa de mujeres víctimas de violencia sexual por efecto de la guerra. En eso centraba su presentación cuando la moderadora de la mesa la consultó sobre el trabajo de los "cascos azules" de Naciones Unidas y, en especial, de los soldados uruguayos.

La abogada se manifestó "en contra" de la presencia de los "cascos azules" y aseguró que participan, también efectivos uruguayos, en violaciones de muje res menores de edad.

Búsqueda consultó a Kulungu una vez finalizada la mesa. La abogada aseguró que "hay evidencia de que los soldados uruguayos han participado en la violación de mujeres menores" y que hay jóvenes "embarazadas por soldados uruguayos". "Al estar en Uruguay es difícil decirlo, pero es ci erto que los uruguayos que están en el Congo han participado en violaciones", insistió.

Kulungu aclaró que en esos casos "no hay evidencia de violencia sexual". Pero sí aseguró que "mantuvieron sexo con menores que quedaron embarazadas" y esos casos en el Congo son considerados violaciones.

La congoleña señaló que la Fundación no planteó el tema al gobierno uruguayo porque lo trata directamente con la Secretaría General de las Nacio nes Unidas.

El Hospital de Panzi, ubicado en la ciudad de Bukav u, al este del país, es la institución de mayor reconocimiento de la Fundación. Kulungu trabaja par a la Fundación en esa misma ciudad. Pegada a Bukavu se encuentra Goma, ciudad donde está destaca do uno de los batallones de "cascos azules" uruguayos.

El hospital se construyó en 1999 para atender el nú mero creciente de "mujeres víctimas de violencia sexual" y, desde entonces, trató más de 40.000 caso s de violaciones. El fundador del hospital, el médico Denis Mukwege, fue reconocido en 2008 por la s Naciones Unidas y nominado dos veces al Premio Nobel del la Paz






El colmo
El video .







1 comentario:

  1. Correcta la actuacion de nuestros soldados en el congo, son lamentables los comentantarios de los cipayos de este blog.... enemigos de la patria.

    ResponderEliminar