domingo, 8 de septiembre de 2013

Como nos espían

Obamakop

Así lo asegura una revista de Brasil que dice que son vigiladas las comunicaciones telelefónicas no sólo de nuestro país, sino también de Brasil, Argentina, Colombia y Venezuela.
Estados Unidos mantiene una base de espionaje en la pequeña isla de Ascensión, en medio del océano Atlántico, en la cual son vigiladas las comunicaciones en Brasil, Argentina, Uruguay, Colombia y Venezuela, según afirma la revista brasileña Istoé.
En su edición que comenzó a circular este domingo, el semanario atribuyó la información a “especialistas” en espionaje consultados en un reportaje sobre la intervención de las comunicaciones de la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, por parte de agencias de inteligencia de Estados Unidos.
Según Istoé, la base de la isla Ascensión, un pequeño territorio británico de ultramar, es parte de un proyecto conocido como Echelon en el que, además de Estados Unidos, participan los gobiernos del Reino Unido, Canadá, Nueva Zelanda y Australia.
El semanario analizó algunos de los documentos revelados por el exanalista de la Agencia Nacional de Seguridad de EE.UU (NSA, en inglés) Edward Snowden y asegura que refuerzan la hipótesis de que hay una complicidad entre esos cinco países en el espionaje global.
En esos documentos aparecen “el grado de la clasificación (ultra-secreto), el tipo de documento Comint/REL (comunicación interceptada) y su divulgación (USA, GBR, AUS, CAN, NZL)”, que corresponde “a los países del sistema Echelon”, apunta la revista.
Según la investigación realizada por Istoé, la información que es captada en la isla Ascensión se analiza en un centro de inteligencia situado en Fort Meade, en Maryland (Estados Unidos), mediante unos sistemas capaces de vulnerar todo tipo de protección informática.
“Una vez hecho el análisis, lo que sea de interés del Gobierno de Estados Unidos es distribuido a los agentes dispersos por el mundo, para continuar con el espionaje”, sostiene la revista.
De acuerdo con Istoé, los sistemas instalados en la isla Ascensión pueden captar cerca de “dos millones de comunicaciones por hora” y el interés de los espías se centra en “conversaciones telefónicas, correos electrónicos y publicaciones en las redes sociales”.

 Claudio Dantas Sequeira y Josie Jeronimo

Como nos espían

Desde la isla de Ascensión, los 2500 Km de Recife, los agentes que Barack Obama pueden interceptar conversaciones telefónicas e intercambios de correos electrónicos de la presidenta Dilma Rousseff.

Aproximadamente a 2500 kilómetros de Recife (PE), en una inhóspita región del Atlántico Sur, hay una pequeña isla llamada Ascención producto  de la colonización británica. Es allí donde los agentes de Barack Obama capturan aproximadamente dos millones de mensajes por hora. Son básicamente las conversaciones telefónicas, intercambio de correos electrónicos y mensajes en las redes sociales. Es esta pequeña isla que los técnicos de la NSA, una de las agencias de inteligencia de Estados Unidos, vienen espiando las conversaciones  de la presidenta Dilma Rousseff y algunos de sus ministros más cercanos. La Isla de la Ascensión es de sólo 91 kilómetros cuadrados, y es irrelevante si no estuviera en una posición estratégica a medio camino de los continentes de África y América del Sur. Al lado de sus hermosas playas, su superficie alberga potentes estaciones de intercepción de señales (Singint), que se destacan como enormes bolas blancas. Integran un sistema de inteligencia avanzada que monitoriza en tiempo real a todas las comunicaciones de Brasil, Argentina, Uruguay, Colombia y Venezuela, y son parte de un proyecto conocido como Echelon (ver recuadro), lo que implica, además de los Estados Unidos , Reino Unido, Nueva Zelanda, Australia y Canadá forman parte del espionaje.

El inicio de todo 
Los documentos mostrados por el ex analista de la CIA Edward Snowden indican que EEUU interceptan las comunicaciones desde la isla de Ascensión

La indicación más fuerte que el espionaje de Obama en las conversaciones de la presidenta Dilma y sus ministros fue porque Edward Snowden tomó de documentos propios de la isla, denunciando el plan. Ellos, pueden leer todos los documentos clasificados, de grado "alto secreto" (ultrasecreto), de documento tipo Comint / REL (interceptado comunicaciones) y la revelación (EE.UU., GBR, AUS, CAN, NZL), exactamente el siglas que indican que los países de Echelon. "Hay un alto grado de probabilidad de que la NSA ha convertido no sólo en el sistema de comunicaciones de la presidente, y también de todos los sistemas nacionales críticos", advierte el consultor de seguridad Ghelfi Salvador Raza, que ha trabajado para el gobierno de Barack Obama . Las antenas de la isla de Ascensión para capturar los mensajes en tiempo real que se producen, incluso antes de que lleguen los satélites para ser distribuidos. Una vez recogidos, los datos se archivan en una computadora gigante instalada en el Fuerte Meade en Maryland, EE.UU.. Allí, se procesan en un programa llamado Prism (Prisma), que se encuentra a través de palabras clave, lo que buscan los intrusos, entre los millones de datos son recibidos por hora. A partir de ahí la información se envía a otro programa, para romper el cifrado. También en Maryland, computadoras traducen la información recogida. Tras el análisis, lo que es de interés para el gobierno de EE.UU. se distribuirá a los agentes repartidos por todo el mundo para continuar con el monitoreo. Las empresas estadounidenses a menudo conectados a teléfono e Internet donde se activan para obtener información adicional. Con acceso a la red, por un técnico autorizado, pueden capturar todos los datos de tráfico, archivos de vídeo, ya sean fotos, intercambiar mensajes o llamadas de voz desde el IP.

Las agencias de inteligencia cuentan "muchas veces" con la colaboración de empresas de Estados Unidos que operan en las áreas de telefonía e internet.
"La cooperación de grandes corporaciones, como Microsoft, Google, Facebook, o de gigantes de la telefonía, como Verizon y AT&T, es fundamental para o funcionamiento de la red de la NSA", asegura Istoé.
En el semanario Veja, que también comenzó a circular este domingo, el ahora exembajador de Estados Unidos en Brasil Thomas Shannon, que acaba de concluir su misión en el país, insistió en que el trabajo de las agencias de espionaje "tiene respaldo legal" y se justifica en asuntos de "seguridad nacional".
Shannon se negó a explicar el alcance del espionaje en Brasil, pero aseguró que el país "no es un blanco", aunque sí admitió que representa "uno de los grandes centros de distribución de comunicaciones del mundo".
Aseguró también que "muchas de las informaciones" obtenidas por Estados Unidos son compartidas con Brasil.
"No puedo entrar en detalles, pero puedo decir que Brasil, con la importancia que hoy tiene, globalizado y que será sede del Mundial (de fútbol de 2014) y de los Juegos Olímpicos (2016), tiene que desarrollar capacidad para proteger y garantizar la seguridad de las personas que irán a esos eventos", dijo el diplomático.
Shannon concluyó su misión en Brasil el pasado viernes y asumirá el cargo de consejero especial del secretario de Estado, John Kerry.
Será reemplazado en Brasil por Liliana Ayalde, diplomática con larga trayectoria en la agencia de cooperación estadounidense.
Uno de los asuntos más inmediatos para Ayalde será la visita que la presidenta Rousseff tiene prevista a Washington para el próximo 23 de octubre, que la propia mandataria ha condicionado a las "explicaciones" que espera de la Casa Blanca sobre el espionaje a sus comunicaciones personales.

 8/9/2013 
  Los espías de la NSA y el GCHQ inglés pueden romper los protocolos más comunes de encriptación 
 Las agencias de espionaje de los regímenes estadounidense e inglés además influencian en el diseño de productos tecnológicos, para engañar al público

Las agencias de espionaje de Estados Unidos y del Reino Unido, la NSA y el GCHQ respectivamente, son capaces de romper los protocolos de encriptación más comunes utilizados para proteger correos electrónicos, registros médicos y transacciones bancarias, aseguran las últimas revelaciones de Edward Snowden publicadas por los periódicos The Guardian y New York Times.
Según los documentos secretos filtrados por Edward Snowden, las agencias adquirieron una gran variedad de métodos para sistemáticamente atacar lo que ven como la mayor amenaza para acceder a toda la información que circula por la red: "el uso masivo de encriptación en todo Internet".
 Estos métodos usados por la NSA y el GCHQ consistirían en usar supercomputadores para romper las contraseñas con fuerza bruta, controlar la adopción de estándares de encriptación, y una colaboración en conjunto con empresas de tecnología y proveedores de Internet.
Según los documentos, un proyecto de 10 años de la NSA contra las tecnologías de encriptación logró el 2010 un gran avance que permitía explotar "vastas cantidades" de información recolectadas en Internet.
Otro documento señalaba que la NSA gasta unos USD$ 250 millones al año en un proyecto que, entre otras metas, trabaja en conjunto con empresas de tecnología para 'influenciar secretamente' el diseño de sus productos [en buen cristiano: engañar al público, de tal forma que, lo que se vende como "tráfico seguro" o "transacción encriptada", en realidad puede ser y será visto por algún burócrata de una agencia de espionaje].
Por su parte, la GCHQ inglesa ha estado desarrollando métodos para romper el tráfico encriptado de 'los cuatro grandes' proveedores de servicios: Hotmail, Google, Yahoo y Facebook.
Links: - The Guardian - The New York Times


A pesar de todo
Miércoles 28 de agosto de 2013
En las próximas semanas las cancillerías de ambos países comenzarán con el trabajo de organización de la visita oficial de Mujica a los Estados Unidos, aseguró Cánepa este martes.
De todas maneras el jerarca prefirió no aventurar la fecha de la realización del encuentro. Aunque ha trascendido en más de una ocasión, que la reunión entre ambos mandatarios podría ser en noviembre.
Los anuncios fueron realizados luego de que Presidente José Mujica recibió en la Torre Ejecutiva al subsecretario de Comercio de Estados Unidos, Francisco Sánchez, y a la embajadora en Uruguay, Julissa Reynoso.
Sobre fines de julio pasado Cánepa, había afirmado luego de un Consejo de Ministros, que Mujica se reuniría con Obama entre los meses de septiembre y noviembre próximos.
Pero la visita de Mujica a los Estados Unidos ya había sido manejada a comienzos de año tanto por el canciller Luis Almagro, como por la embajadora norteamericana en Uruguay, Julissa Reynoso.

Charlas

En su visita a Estados Unidos, el prosecretario de Presidencia participó en encuentros en Washington y gestionó detalles de la visita del Presidente Mujica. “El carácter de esta visita se hará en clave regional”, dijo Cánepa en declaraciones a la prensa.
Mujica y Obama se conocieron en Cartagena durante la celebración de la VIª Cumbre de las Américas.
En dicha reunión entre jefes de Estado celebrada a mediados de 2012 en Colombia, Obama y Mujica compartieron una cena a solicitud del mandatario norteamericano, en una selecta mesa en la que también participaron los presidentes de Colombia, Chile y Brasil.
Luego de tal encuentro,  Obama manifestó que había quedado “encantado” con la charla que mantuvo con Mujica, con quien conversó durante más de una hora. Mujica destacó por su parte la “finura de pensamiento” del Presidente norteamericano.


OTHER NEWS

Big Brother nos espía a todos. y tan contentos

(Uypress / Other News -Carlos Enrique Bayo*)- Si alarmante es descubrir que los dos grandes hermanos del espionaje mundial (Washington y Londres) están vigilando indiscriminadamente a los dos mil millones de usuarios de internet y redes móviles, empezando por los más altos dirigentes de sus propios aliados, aún más preocupante es comprobar que nuestros gobernantes aceptan sumisamente esa vigilancia masiva de las potencias anglófonas.


El propio exagente de la CIA Edward Snowden -refugiado en Rusia tras revelar la magnitud del 1984 de la National Security Agency (NSA)- afirmó a The Guardian que "ellos [los espías del GCHQ británico] son peores que los de EEUU".

Ciertamente, el operativo de la Government Communications Headquarters (GCHQ, la más desconocida de las tres agencias de inteligencia británicas, pues sólo se hablaba hasta ahora de MI5 o MI6) ha sido tan faraónico que ha superado ampliamente el despliegue de la NSA, pese a que esta última cuenta en su cuartel general de Fort Meade (Maryland) con más de 50 edificios en los que trabajan decenas de miles de agentes. A finales del año pasado, el programa británico de nombre en clave "Tempora", radicado en Bude (Cornwall), estaba registrando 600 millones de comunicaciones al día, tras pinchar más de 200 cables internacionales de fibra óptica, de los que era capaz de procesar información de 46 simultáneamente.

Aunque comparte su información con la NSA, en función de la "relación especial" entre Londres y Washington, lo cierto es que la GCHQ se ha transformado en la verdadera superpotencia del espionaje informático mundial; en lo que Snowden definió como "el mayor programa de vigilancia de la historia de la humanidad".

Por tanto, que Londres tenga controladas todas las comunicaciones de España, tras pinchar la GCHQ el cable submarino FLAG Europe-Asia (FEA) que conecta nuestro país con Oriente Medio y Asia (entrando por Estepona tras pasar junto a Gibraltar), como ha podido verificar Público de diversas fuentes, no debería sorprendernos. Ahora bien, al menos debería haber provocado una protesta formal del Ministerio de Exteriores, que tan belicoso se muestra frente a otras actividades en aguas gibraltareñas que comprometen mucho menos la seguridad nacional de nuestro país.

Porque no cabe duda de que el servicio secreto británico está espiando las comunicaciones que, por ejemplo, mantiene Margallo con sus embajadores en zonas sensibles del planeta. Al fin y al cabo, en la respuesta de William Hague a la demanda de explicaciones de la comisaria de Justicia de la UE, Viviane Reding, el secretario del Foreign Office argumentó que Londres efectuaba dicho espionaje por razones de seguridad nacional. Y ¿acaso no afecta a la seguridad nacional del Reino Unido todo lo relativo al conflicto con España a causa de Gibraltar?

Que el Gobierno no haya reaccionado todavía a las múltiples evidencias de que británicos y norteamericanos nos tienen completamente vigilados y controlados mediante técnicas de espionaje electrónico masivo, demuestra que las protestas patrióticas que tanto ha aireado el Ejecutivo este verano no son más que una cortina de humo con la que Moncloa trata de tapar otras vergüenzas.

*Director de Público.es. Fue redactor-jefe de Internacional en la edición papel de este diario. Ha sido corresponsal en Moscú (1987-1992) y en Washington (1992-1996)..


lun sep 9 2013 13:16
La embajadora de Estados Unidos en Uruguay Julissa Reynoso dijo a El País que desconoce que su país esté espiando a Uruguay desde la isla y sostuvo que el gobierno no le ha consultado, pero que puede aclararlo si así lo desean.
Según informó al revista brasileña Istoé, desde una pequeña isla en el océano Atlántico, Estados Unidos espía las comunicaciones de varios países de América del Sur, entre ellos Uruguay. La base de espionaje para la región está en la isla Ascensión, un pequeño territorio británico de ultramar y es parte del proyecto Echelon -una red de espionaje y análisis para interceptar comunicaciones electrónicas- en el que participan Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Nueva Zelanda y Australia.
"Es un reporte que es de una fuente que no conocemos. No podemos decir si la información está correcta o no porque no tenemos ninguna información sobre esas acusaciones" así que "esa información no tiene validez porque no conocemos la acusación que se nos ha planteado", remarcó Reynoso que se presentó hoy en la Expo Prado 2013.
La embajadora sostuvo que el gobierno uruguayo no realizó ninguna consulta al respecto, pero "si me preguntan yo puedo aclarar cualquier información".
Consultada al respecto de si es posible que se haya divulgado información en Brasil a partir del cortocircuito que tuvo ese país con Estados Unidos al conocerse que se espiaba el correo electrónico de la presidenta Dilma Rousseff, Reynoso dijo que "es un asunto que fue de Brasil, no estoy en Brasil por lo que no puedo hablar de esa dinámica interna del gobierno brasilero". Igualmente remarcó: "Obviamente la presidenta Rousseff y Obama tienen una buena relación".
.
Como "no existe reconocimiento por parte de Obama" Almagro desmiente

La denuncia de los brasileños se suma a la realizada ya por los argentinos en el mismo sentido, pero Uruguay afirma –en la versión de la Cancillería- que no cuenta con suficiente evidencia ni informes de que pueda haber espionaje estadounidense.
Pese a que el propio canciller Luis Almagro ha dicho que no existe reconocimiento desde el gobierno de Obama de que haya tal tipo de espionaje, Uruguay se sumó al reclamo de Argentina y Brasil.

Brasileños denuncian desde dónde somos espiados

La base de espionaje para la región está en la isla Ascensión, un pequeño territorio británico de ultramar y es parte del proyecto Echelon -una red de espionaje y análisis para interceptar comunicaciones electrónicas- en el que participan Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Nueva Zelanda y Australia, según consigna Istoé.
Ascensión es en realidad un islote de 91 kilómetros cuadrados a medio camino entre África y América del Sur y lo suficientemente estratégica como para albergar potentes estaciones de intercepción de señales (Singint), según afirma la versión brasilera.
El sistema de avanzada monitorea en tiempo real a todas las comunicaciones de Brasil, Argentina, Uruguay, Colombia y Venezuela, y son capaces de analizar hasta dos millones de mensajes por hora desde la isla Ascensión: conversaciones telefónicas, intercambio de correos electrónicos y mensajes en las redes sociales.






0 comentarios:

Publicar un comentario