miércoles, 11 de septiembre de 2013

La internacional de la mentira

Lo veo y no lo creo

 por Hugo Bruschi

En tiempos en que, una noticia dejó de serlo a los 20 minutos, para pasar a ser superada en materia de importancia por otra, podríamos afirmar que hoy vivimos más rápido, que la Sociedad moderna nos exige un ritmo acelerado para no correr el riesgo de quedar "afuera". O será tal vez, que en materia de noticias siempre ha sido igual y que la diferencia se explica con una palabra, INTERNET ? O quizás que la vida agitada sólo tiene que ver con las grandes urbes? Yo tengo conocimiento de algunos Pueblos, lejos de las capitales que no registran ninguno de los efectos tan comunes a ese mundo de locura. Gastritis, úlceras, infartos y suicidios, son prácticamente desconocidos. La gente trabaja, los viejos charlan en algún bar o a la sombra generosa de algún árbol que no permitieron derribar y los niños corretean en sus juegos. En fin, pareciera que allí no llegó el neo-liberalismo capitalista que nos ha convertido en máquinas de producir y consumo.

Dejando de lado estas pequeñas islas de la tranquilidad, es indudable que el hombre moderno ya no dispone de mucho tiempo para la vida social. El doble empleo o las horas extras imprescindibles para redondear un sueldo, le han quitado horas a otros rubros tan importantes de la vida humana. Y así es, que cansados de una larga jornada, llegamos a la casa buscando un lugar desde el cual mitigar un poco, el esfuerzo físico o intelectual del día. Y es precisamente allí, donde nos espera el enemigo público de todos aquellos que pudieron comprarlo:LA TELEVISION, esa inocente cajita en sus distintas versiones que nos introduce en el mundo de la información y del consumo. Asimismo no es casual, que tanto noticias como avisos estén más bien reservadas para las horas de mayor audiencia, es decir al cabo de la jornada laboral. Recuerdo que Goebbels, ese gran conocedor del comportamiento humano, dirigía sus discursos bastante avanzada la tarde. Está demostrado que un cerebro cansado después de un esfuerzo físico o intelectual, sólo es capaz de recibir mensajes, jamás de cuestionarlos.

 Necesito una guerra urgente

Y es allí precisamente donde actúa la internacional de la mentira, es en ese estado de indefensión donde millones de seres humanos, son bombardeados permanentemente, creando las condiciones para la noticia que Ud. recibirá dentro de una semana o un mes a más tardar. Si alguien le dice a Ud. a diario "que el chico de la esquina anda en malos pasos" Ud. no se asombrará si un día aparece muerto. A lo sumo Ud. coincidirá "quien mal anda, mal acaba". Si le dicen que un gobierno empleó armas químicas contra su propio Pueblo y se lo repiten mil veces y quien lo dice es ni más ni menos que el presidente de los EEUU, Ud. admitirá que hay que tomar medidas para castigar este crimen.

 Así funciona esta maquinaria del engaño masivo, desinformando, emitiendo noticias falsas, creando estados de ánimos siempre favorables a los fines perseguidos. Por ello creo, que debería ser prioritario para cualquier movimiento social que pretenda generar conciencia, hacer hincapié en estos aspectos. Orientar a la Sociedad hacia valores, sentimientos y principios humanitarios, para de este modo contrarrestar esta propaganda destinada al consumo de valores falsos, aquello de "sos si tenés", de desprecio por la vida de nuestros semejantes que han quedado a la veda del camino, de indiferencia hacia otros Pueblos que están lejos de nosotros y que son usados como piezas de un juego macabro donde siempre ganan los mismos, para que quienes son objeto de estos ataques permanentes desde los medios de información aprendan a sospechar que no todo lo que le envían, responde a la verdad. Que existen poderosos intereses que prefieren una población pasiva y fácil de engañar a una que cuestione y se pregunte de que se trata todo este despliegue repentino en favor o en contra de algo. Quien paga, quien se beneficia, quien está detrás de toda esta maquinaria?
Qué hacer entonces? Estimular la creación de medios alternativos, hacer uso de las redes disponibles, apoyar a las radios comunitarias, hacer uso del boca a boca para desenmascarar la mentira, programar jornadas de televisores apagados.



SI LA MENTIRA CONTINUA MI PANTALLA SEGUIRA CIEGA Y MUDA.

 Hacerle saber al avisador que no permitiremos más mentiras. Exigir por parte del Estado, el Control de veracidad de la noticia emitida. No se trata de limitar la Libertad de expresión sino del derecho que tengo como ciudadano a ser correctamente informado y no engañado como si fuera un niño. Para que la mentira no se convierta en una herramienta que posibilita invadir paises y esconder crímenes de lesa humanidad. PARA QUE MI SILENCIO NO SEA COMPLICE. 



Nadie me cree que el gobierno de Siria usó armas químicas








1 comentario:

  1. "El Modelo de Yancy"
    Philip K. Dick
    1955

    http://issuu.com/readnow10/docs/cuentos-completos-4

    https://www.google.com/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=6&ved=0CFEQFjAF&url=http%3A%2F%2Fbdigital.binal.ac.pa%2FVALENZANI%2520POR%2520ORGANIZAR%2FPhilip%2520K%2520Dick%2F4-Philip%2520K%2520Dick%2C%2520Cuentos%2520Completos.doc&ei=al0yUoqDFIj68gSb8oHoAw&usg=AFQjCNHWhCaJXAEltWEpYd-8tqNYho2hrA&sig2=R1ebZZtQHKFU38ZN79rxUw

    ResponderEliminar