martes, 8 de octubre de 2013

El cólera que trajeron los soldados


Denuncia de etnocidio a través de la cólera en Haití
HAITI COLERA 18hs





Cólera en Haití provino del campamento de la... por teleSUR_tv





Venían por 6 meses y están hace 10 años
Palabras pronunciadas por el senador haitiano Jean Charles Moïse en la sala Paulina Luisi del anexo de Diputados del Palacio Legislativo de Uruguay, en nombre de las organizaciones sociales haitianas, en homenaje al ex diputado Guillermo Chifflet.

Henry Boisrolin: Va dirigirles la palabra el Senador Moïse que va a hablar en creole por la simple razón que el video que están filmando lo vamos a pasar a Haití, donde la enorme mayoría del pueblo haitiano, todos, hablan creole y no francés. Yo voy a tratar de traducir al castellano.

Jean Charles Moïse: Buenas tardes a todos. Estoy emocionado por el recibimiento tan caluroso desde que llegué aquí. Tengo una vida política larga. Empecé a luchar desde el liceo, después continué con algunos grupos campesinos. Fui intendente de mi ciudad en 3 oportunidades y dirigente de la Asociación Mundial de intendentes y durante dos años asesor del presidente Preval. Hoy soy senador de la República de Haití. Tenemos una posición muy clara respecto de la situación actual del país, pero no vamos a detenernos en este tema, sino sobre la cuestión de la Minustah.

Es un honor homenajear al diputado Guillermo Chifflet por su decisión de tanto coraje (renunció a su banca en repudio al voto positivo del Parlamento uruguayo para enviar tropas a Haití). Sr. diputado, en nombre del pueblo haitiano y en el mío personal le damos las gracias por su acto de grandeza. Es un gesto que no encontramos tan fácilmente sobre esta Tierra. No hace falta esperar la muerte de alguien para rendirle homenaje. Estaba en Haití cuando escuché hablar de su acto, y nunca pensé que podría encontrarme con Ud. Su acción me dio más coraje para seguir luchando. una vez más, en nombre del pueblo haitiano le damos las gracias.

Ahora, vamos a hacer un pequeño resumen del accionar de la Minustah. Eso quizá va a ayudar a familiarizarnos con lo que está ocurriendo. Desde 1986 la comunidad internacional tiene un plan para Haití. Salvo en 1990, el pueblo haitiano no pudo desarmar ese plan. Habíamos elegido democráticamente como presidente a Jean Bertrand Aristide. Siete meses después, la comunidad internacional y la oligarquía haitiana lo derrocaron. Destruyeron el sueño del pueblo. También en 2004 el pueblo haitiano volvió a elegir a Aristide y Francia, Canadá y Estados Unidos con un sector de la oligarquía, organizaron un grupo armado en República Dominicana, repartieron dinero en la Universidad y movilizaron a los narcotraficantes para masacrarnos y luego secuestraron al presidente Aristide y lo sacaron del país.

Esta misma comunidad internacional dijo que iba a yudar al pueblo haitiano. Dijeron que iban a mandar tropas para estabilizar el país, que no nos intranquilizáramos porque se trataba de un pequeño grupo que iba a ir nada más por 6 meses. Esos 6 meses se transformaron en 10 años. Así Uds. pueden darse una idea de la situación en la cual nos encontramos.

¿Cuál es el resultado de esta permanencia?

Violación de los Derechos humanos, en Cabo Haitiano, por el supuesto robo de U$S 30, los soldados de la MINUSTAH colgaron a un joven haitiano, en Port Salud violaron a un joven, en Gonaives a otro. Todos los años cambian los contingentes y quedan centenares de mujeres embarazadas de esta gente. Imagínense la cantidad de mujeres que parieron y los chicos que no tienen a sus padres.

Cuando se presenta algún problema de inseguridad en una zona, la Minustah responde que no están para hacer ese trabajo, pero cuando el pueblo se levanta contra el hambre o reclama el derecho a votar, aparecen para reprimir.

Hay un grupo de soldados nepaleses que defecaron en baldes y aunque la Minustah tiene suficientes herramientas para hacer un hueco y enterrar este material, sin embargo lo tiraron a un río donde la gente toma agua y se baña. Así trajeron el cólera. En Haití no es como acá que la gente dispone de baños, no hay agua potable para todos, entonces utilizan el río. esta enfermedad ya ha matado a varios miles. la Minustah nos trajo el mal.

Haití fue el primer país independiente de la región y hemos ayudado a varios a tomar su independencia, hoy nos hace mal ver que esos mismos países han enviado tropas para ocuparnos. Evidentemente eso afecta nuestra dignidad como pueblo.

Considerando todos estos casos presenté una resolución en el Senado de la República de Haití y tanto los senadores próximos al gobierno como los opositores la han votado a favor por unanimidad. La misma aclara que la decisión de enviar la Minustah no fue pedida por Haití, sino una resolución de la ONU.

Ellos votaron la Convención de Viena que dice que no se pueden enviar tropas a un país sino está en guerra. En Haití no había guerra. La resolución tiene 15 considerandos y 6 artículos. Uno de ellos dice que el 23 de mayo de 2014, la Minustah tiene que dejar Haití. Con los U$S 900 millones que gasta la ONU en el mantenimiento de las tropas, sería preferible construir hospitales y escuelas y la cantidad de carros de asalto que pululan en la calle intimidando al pueblo haitiano, reemplazarlos por tractores para ayudar a los campesinos.

En la Policía Nacional, que ellos dijeron que iban a ayudar, hay dos promociones que salieron de la Academia de policía y no cuentan con armas. Un policía haitiano cobra U$S 250 mensuales, si hubieran tenido realmente intenciones de ayudar, hubieran aumentado los efectivos, lo que hubiera permitido dar seguridad en todo el país.

Por todo lo que hemos dicho, consideramos que la comunidad internacional se está burlando del pueblo haitiano.

 Las tropas brasileras, argentinas y uruguayas están en Haití para reprimirnos

Aparte de plantear esta resolución, nos transformamos en peregrinos para difundirla y viajamos a Brasil, Argentina, siete países africanos, próximamente estaremos en la ONU y hoy aquí. Esta es una batalla que no solo debe ser llevada adelante por el pueblo haitiano, sino pueblo con pueblo. Creo que se trata de una batalla difícil, pero nosotros tenemos determinación y los pueblos de la Tierra también, particularmente los pueblos cuyos gobiernos enviaron tropas a Haití.

La cuestión MINUSTAH no es simple. Hay una serie de intereses detrás y esto entra directamente en un plan global de la comunidad internacional.

Brasil, Argentina y Uruguay están ahí para reprimirnos, pero las minas son para Francia, Canadá y Estados Unidos Esos países tienen compañías mineras nacionales explotando las minas haitianas, entre tanto, la situación está degenerando y nosotros nos estamos organizando. Saben muy bien que la cuestión de la ocupación, va de la mano con la globalización y el neoliberalismo. Los países que creen que fueron para ayudarnos, no lo están haciendo.

Hoy estamos en un momento que todos tienen que alzar la voz muy fuerte sobre esta cuestión. Cuando los veo a todos Uds. reunidos aquí me da una gran alegría porque significa que tienen en cuenta la situación del pueblo haitiano. Imagínense que después del terremoto que costó la vida de 200.000 personas, un año después desataron la enfermedad del cólera, imagínense en qué situación nos encontramos.Cuando escuchan hablar a la comunidad internacional que vienen a ayudarnos, sepan que es mentira. Todos esos millones que dicen que nos van a dar, es mentira. Pueden ir a Haití y ver cuántas personas todavía viven en carpas, cuántos chicos están en las calles y no pueden ir a la escuela, pero todos dicen que nos están ayudando. Eso nos parece ridículo. Estados Unidos ofreció dinero después del terremoto, todas las cadenas de TV estadounidenses se refirieron a U$S 450 millones para Haití y resultó ser un 30% para USAID, otro tanto en subsidios para los granjeros norteamericanos que exportan arroz y porotos, un 20% para los marines que dicen que fueron a ayudarnos, 10% para la República Dominicana que también está mandando ayuda. Solo queda 10% para los haitianos. es ridículo.

Frente a todo esto necesitamos abrir los ojos. Para colmo Estados Unidos nos ha impuesto un presidente y un primer ministro. Ambos con nacionalidad norteamericana. En cambio, el pueblo fue a votar y el Consejo Electoral haitiano dio los resultados diciendo la posición de cada candidato. Mediante una nota de prensa, la Embajada de Estados Unidos aclaró que no estaba de acuerdo con este resultado y pusieron a alguien que salió quinto como presidente, y ese hombre está hoy entregando nuestras minas a las compañías mineras extranjeras.

Si no nos sentamos juntos para hablar, concertar pueblo con pueblo, corremos el riesgo de perder esta batalla. Con el apoyo de todos los pueblos la ganaremos. Muchas gracias.

Desgrabación y edición: Mario Hernandez 


UNA CONVOCATORIA URGENTE
Queridos Compañeros:


 A 7 días de la llegada de los tres compañeros dirigentes sociales de Haití, donde se está procesando un nuevo golpe de estado "lento", mediante la no convocatoria de elecciones de las cámaras de Senadores, diputados y concejales y por lo tanto, al fin del mandato, quedando tan solo el presidente Martelly, como autoridad, gobernando por decreto, se anuncia una crisis política explosiva, de consecuencias graves para el pueblo haitiano.

Esta denuncia fué colocada por el senador Moiïse Jean Charles y Henry Boisrolin que nos visitaron la semana pasada, y temen por un nuevo baño de sangre contra un pueblo que ha crecido en unidad, consciencia, movilización y organización.

El próximo  lunes 14 de octubre,estarán en un acto en el Paraninfo de la Universidad, para informar de esta situación, para demandar la solidaridad de nuestro pueblo en esta coyuntura. Camille Chalmers (PAPDA), Antonal Mortimé (PODHH), y Henry Boisrolin (Comité Democrático Haitiano) serán los compañeros encargados de la mesa redonda en el Paraninfo el lunes 14 de octubre, de 19 a 22hs.
Necesitamos de ustedes para llegar a los trabajadores informando y convocando a este acto imprescindible. Donde haya una asamblea de trabajadores departamental o nacional, movilización, acto, congreso, allí necesitamos llegar a hacer la convocatoria. Audiciones radiales de cualquier sindicato, todo medio que esta semana y la siguiente nos permita cumplir rapidamente con la información.
Les solicitamos colaboración con la información de actividades de los diferentes gremios en esta semana, así como comunicaciones radiales o de prensa obrera, para llenar el paraninfo el próximo lunes.
Un abrazo, esperando respuesta, por la Coordinadora por el retiro de las Tropas de Haití
Mónica Riet.
cel. 098772718
Andrés Olivetti 094915074


LA COORDINADORA POR EL RETIRO DE LAS TROPAS DE HAITÍ DENUNCIA
La Coordinadora por el Retiro de las tropas de Haití denuncia la grave situación política, social e humanitaria que afecta al pueblo haitiano producto en gran medida de la intervención político- militar extranjera.
Como sabemos, EEUU, Francia y Canadá dieron un golpe de Estado en Febrero de 2004, a Jean- Bertrand Aristide.
Tres  meses después pidieron al Consejo de Seguridad de la ONU el envío de una  “Misión de Paz” para “estabilizar y dar ayuda humanitaria a HAITÍ”, y así conformaron la MINUSTAH (Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización de Haití).
Las tropas militares  de la MINUSTAH en sus 9 años de permanencia en HAITÍ, no disminuyeron sino que aumentaron la inestabilidad a través de: masacres de población civil entre 2006 y 2007, represión a la población civil en sus manifestaciones por salario, por el hambre, o contra la invasión imperial y de la ONU. Abusos y  violaciones sistemáticas, prostitución de familias enteras víctimas del hambre,   intercambio de comida por droga u otros, colaboración en la política de asesinatos selectivos de referentes políticos y sociales.
También las tropas de ONU provenientes  de Nepal, cuyo país padece de una epidemia de cólera , introdujeron  en Haití dicha enfermedad, volcando sus deshechos fecales  en el río Artibonite, cuyas aguas son usadas por el 98% de los haitianos  para beber, lavar, cocinar, regar  y bañarse. Sólo el 2% de la población tiene acceso al agua potable. La epidemia se trasmite por el agua y los alimentos.
Al momento han muerto más de 8.000 personas y otras 800.000 están enfermas, pero la ONU no acepta responsabilidades a pesar de todas las pruebas científicas presentadas ni toma ninguna medida para detener el avance de la epidemia y rechaza el pedido de indemnización presentado por los abogados de los familiares de las víctimas y por numerosas organizaciones populares.
La ONU se niega, entonces, a implementar medidas para solucionar de manera efectiva la epidemia y a financiar las elaboradas por varios organismos humanitarios tanto nacionales como internacionales. Mientras tanto TODO EL PERSONAL DE LA MISIÓN DE PAZ PARA LA ESTABILIZACIÓN Y AYUDA HUMANITARIA en HAITÍ SE SUMA AL SILENCIO CÓMPLICE  DE LA ONU, mientras se desarrolla UN ETNOCIDIO de PROPORCIONES GIGANTESCAS. Cabe recalcar que el rebrote de la epidemia ha tenido recientemente un nuevo pujo ante la indiferencia y el silencio de los "colaboradores humanitarios".
Todo tiene una explicación, después de años de represiones cruentas vividas por el pueblo libertario de Haití (invasión norteamericana de 1915 a 1934, 30 años de dictadura de los DUVALLIER, golpe de estado contra Jean-Bertrand Aristide en 1991, ocupación norteamericana del país con el pretexto de restaurar a Aristide en 1994, y, en 2004, invasión de la MINUSTAH): la política de dominación neocolonial. Sin embargo,  las organizaciones sociales y populares siguen de pié y articulan un Movimiento Patriótico Democrático Popular; lo que demuestra que nunca fueron realmente  derrotadas. Lo que hay y ha habido en Haití es un movimiento por la independencia de un pueblo sojuzgado por el imperialismo.
E.E.U.U. ha instalado un sistema colonial, racista  y esclavista de producción, robándose además el oro, cobre y plata, de riquísimos yacimientos que posee Haití de larga data y explota la mano de obra haitiana en las empresas establecidas en las llamadas zonas francas.
Desde hace dos años, el primer cómplice de turno se llama Michel Joseph  Martelly. Un presidente sospechado de poseer la nacionalidad estadounidense,  y fue elegido a dedo por la llamada comunidad internacional en 2011, sobre todo a partir de la decisión de Bill Clinton. En efecto en esa época, el ex presidente norteamericano -sin ser haitiano- era co-presidente de la Comisión Interina para la Reconstrucción de Haití (CIRH). Una institución neocolonial creada luego del terremoto del 12 de enero de 2010 que devastó buena parte del país. Ahora tanto Clinton como otros personajes de las potencias con intereses en Haití, FRANCIA Y CANADÄ, deciden acerca de las medidas económicas a adoptar por el gobierno de Martelly. Así, algunas multinacionales están realizando inversiones en el país, en las zonas francas y en hoteles de 5 estrellas para los visitantes de ONGs, pero la gente sigo mojándose bajo las carpas. etc.
Y, desde 2004, los segundos cómplices de turno son los gobiernos que tienen tropas en la MINUSTAH.
Mientras el gobierno uruguayo declara reconocer a  Martelly como “la autoridad y el gobierno legítimo de Haití”, de quien esperan una orden para retirarse, el Senado Haitiano  vota por unanimidad y por segunda vez (en 2011 y en mayo 2013), por el retiro inmediato de las tropas de su país.
Desde el año 2004, y sobre todo a partir de 2006, 2007, hasta nuestros días, las manifestaciones populares contra la MINUSTAH han ido creciendo de manera exponencial a lo largo y ancho del país, pues para los haitianos MINUSTAH= KOLERA, MINUSTAH=OKUPASYON, violación, hambre, sometimiento, explotación, saqueo.
El gobierno uruguayo afirma que permanecerá hasta el 2016 para “institucionalizar a Haití” y dejar una policía de 15.000 efectivos, el mismo objetivo planteado hace 10 años, en los que nada se ha hecho, sino más bien se ha retrocedido en la institucionalidad
Su referente MARTELLY se dedica a la DESINSTITUCIONALIZACIÓN. Como no lo apoyó el Senado, no ha convocado a  elecciones en los tiempos legales establecidos, dejando al Senado con 20 de sus 30 miembros. Ahora debería haber un nuevo llamado a elecciones ya que el mandato de los actuales legisladores caducaría a fin del año 2013. Sin embargo, todo parece indicar que el acto eleccionario no sería organizado, lo que viene aumentando un malestar social que a todas luces quieren que explote, para reprimirlo nuevamente a sangre y fuego.
 Junto al genocidio del cólera, y la eliminación de algún tipo de institucionalidad donde el pueblo vio su demanda más sentida reflejada: la EXIGENCIA DEL RETIRO de las TROPAS, la desinstitucionalzación es un retroceso, que si la MINUSTAH estuviera para eso, no lo debería permitir. Tampoco ser parte de esta provocación que terminará con un baño de sangre de un pueblo inocente.
Por el contrario, allí  están de “observadores” silenciosos y cómplices, viendo cómo se arrasa con variadas estrategias de un pueblo martirizado por siglos , pero que sigue luchando por lograr paz, independencia,  dignidad , soberanía, autodeterminación.


DENUNCIAMOS ante el pueblo uruguayo, y sus organizaciones, ante las instituciones de Derechos Humanos, ante todos los representantes de nuestro gobierno, que acá no hay ni habrá inocentes. El Estado uruguayo está íntimamente comprometido con esta situación, comenzando por el genocidio del cólera donde lo fundamental es contar con agua potable y saneamiento, y se le mandan tropas, se guarda un silencio cómplice sin asistir a la hambruna, a las carencias alimentarias y de agua, pero sí se colabora con el orden imperante, reprimiendo y fortaleciendo los aparatos represivos al servicio de los capitales estadounidenses gestionados por Bill Clinton en persona, en tierra haitiana.
No nos librará de culpas participar en el escenario del crimen y luego retirarnos en silencio aparentando no tener ninguna implicancia. El argumento de estar impidiendo la presencia norteamericana no tiene ningún sustento, cuando se toma como autoridad legítima a un Martelly, elegido por la Sra. Hillary Clinton y la OEA. Las multinacionales que mantienen desangrándose a los obreros haitianos en las minas o en las fábricas de las zonas francas, son yankees. Los 22.000 marines que desembarcaron cuando el terremoto, también. ¿Dónde esta la MINUSTAH?


El Ministro Fernández Huidobro lo dijo: “Nosotros estamos allí, a la orden de la ONU-(de su Consejo de SEGURIDAD)desde donde se sabe vino la solicitud norteamericana de conformar la MINUSTAH para relevarlos de Haití, y poder  desplegarse más cómodamente en Medio Oriente.
No valdrá esperar 200 años para pedirle disculpas al pueblo de HAITÍ por el genocidio consciente de hoy, como se ha hecho con el pueblo del Paraguay.
LLAMAMOS A  MOVILIZARNOS  AHORA POR:
- EL RETIRO INMEDIATO DE TODAS LAS TROPAS DE HAITÍ

-DETENER  EL PELIGRO DE UN NUEVO GOLPE DE ESTADO SANGRIENTO A MANOS DEL DUVALLIERISTA MARTELLY,  REPRESENTANTE DE LOS INTERESES DE EEUU. Y PERPETRADO CON LA COLABORACIÓN DE LA MINUSTAH.


LUNES 14 de OCTUBRE ACTO EN EL PARANINFO DE LA UNIVERSIDAD
 de 19 a 22hs.


CON LA PRESENCIA de  3  DIRIGENTES SOCIALES HAITIANOS.
CAMILLE CHALMERS  representante de PAPDA (Plataforma de lucha por un desarrollo alternativo de Haití)


ANTONAL MORTIMÉ representante de PODDHH (Plataforma de organizaciones haitianas en defensa de los DDHH)
HENRY BOISROLIN representante del Comité Democrático Haitiano. 
 

0 comentarios:

Publicar un comentario