viernes, 8 de noviembre de 2013

Extradiciones


El juez Guido decidirá sobre la extradición de Ohanessian
Temen que algún error burocrático vuelva a dejar libre a uno
de los enjuiciados por el fiscal Capaldo en el Tribunal de Roma




El juez penal de 20º turno, Dr. Alejandro Guido, será quien resuelva si otorga o no la extradición a Italia del represor uruguayo Antranig Ohanessian, quien permanece preso en Cárcel Central desde mediados de agosto al ser requerido por el fiscal del Tribunal de Roma, Gianncarlo Capaldo, para someterlo a juicio por los crímenes de lesa humanidad del Plan Cóndor.

POR ROGER RODRIGUEZ

La detención de Ohanessian había sido ordenada por la jueza penal de 6º turno, Dra. Fanny Canessa, quien estaba de turno cuando Interpool procedió a capturar a Ohanessian en un lujoso apartamento de la rambla del Buceo, donde estaba domiciliado. En 2011, el militar uruguayo ya había estado detenido en Argentina por la misma causa, pero fue liberado sin concretar su extradición.
La eventualidad de que algún error en el trámite burocrático impida nuevamente el enjuiciamiento del torturador uruguayo, estuvo de manifiesto en los últimos días en las redes sociales, donde se comparó la situación de Ohanessian con la del capitán de navío Jorge Tróccoli quien por el vencimiento de plazos no pudo ser extraditado a Uruguay en 2008 y hoy está libre en Italia.

REQUERIDOS
La orden de captura internacional de Ohanessian había sido ordenada por el fiscal italiano Capaldo, quien a fines de los años noventa inició una causa por las víctimas italoamericanas del Plan Cóndor, como se llamó a la coordinación represiva de las dictaduras militares del cono sur en los años setenta. Tras de diez años de indagatoria, el fiscal inició juicio a 35 de militares de la región.
De la lista de Capaldo, que inicialmente implicaba a un centenar de militares, policías y civiles, hoy solo quedan otros 17 uruguayos: dos han muerto (el dictador Juan Bordaberry y el coronel Carlos Calcagno); once cumplen condena por otros crímenes (el ex canciller Juan Carlos Blanco; los militares Gregorio Alvarez, José Gavazzo, Ricardo Arab, Ernesto Ramas, Jorge Silveira, Gilberto Vázquez, Luis Maurente, Juan Carlos Larcebeau; y los policías Ricardo Medina y Jorge Sande) y tres permanecen libres (el general Iván Paulós, el coronel Pedro Mato y el capitán de fragata Ricardo Chávez).

EL TURCO
Ohanessian fue detenido por Interpool ante las sospechas de que estaba planificando su fuga de Uruguay. El militar se desempeñaba como uno de los administradores y asesor en seguridad de la mediática princesa Laeitita D'Arenberg, una empresaria de origen francés, dueña del tambo La Pataia, radicada en la ciudad turística Punta del Este.
Alias “Oscar”, “Turco”, “Turco chico”, “Armenio”, “Antonio”, Ohanessian nació el 4 de febrero de 1949 e ingresó al Ejército en 1966, en el arma de Ingenieros. Egreso de la School of Américas de Panamá en 1969. Integró el Organismo Coordinador de Operaciones Antisubversivas (OCOA). Estuvo implicado en la muerte por torturas del ferroviario Gilberto Coghlan (1973) y actuó en el centro de torturas “300 Carlos”, donde se denuncian decenas de desapariciones.

EXTRADICION
La extradición de Ohanessian ya tiene el voto conforme de la fiscal Ana María Tellechea, quien considera que el gobierno de Italia ha cumplido con la presentación de pruebas establecidas en el tratado que ambos países firmaron en 1879 y mantienen vigente. La no presentación de esas prueba en tiempo y forma por parte del Estado uruguayo en 2008 dejó libre al capitán Tróccoli.
En el pronunciamiento de Tellechea, actualmente a estudio de la defensa de Ohanessian, se da lugar a la extradición impetrada, pero se advierte que la pena que eventualmente pueda recaer sobre el militar uruguayo no puede superar los treinta años de penitenciaría, máximo punible en la legislación uruguaya, donde no admite la pena de muerte ni la cadena perpetua.


BUENOS AIRES.- César Alejandro "Pino" Enciso, supuesto ex represor de la Triple A y la última dictadura, será extraditado desde Brasil a la Argentina, donde la justicia federal lo acusa de crímenes de lesa humanidad.

Así lo informaron fuentes judiciales y precisaron que la extradición a las autoridades judiciales del país vecino fue solicitada por el juez federal Daniel Rafecas en el marco de la denominada mega causa I Cuerpo de Ejército.

"Pino" Enciso está acusado de crímenes perpetrados en el campo de concentración "Automotores Orletti", que estaba especializado en el denominado "Plan Cóndor" de colaboración represiva de las dictaduras latinoamericana.

Por eso, a  "Pino" Enciso se le imputan los secuestros y desapariciones de cuatro ciudadanos uruguayos que estaban exiliados en Argentina y fueron a parar a "Automotores Orletti", un viejo taller en el barrio porteño de Flores. (Especial



.

0 comentarios:

Publicar un comentario