martes, 19 de noviembre de 2013

Un llamado a reflexión



por Hugo Bruschi 


 Más allá de los discursos triunfalistas, en boca de los dirigentes políticos chilenos y no tan chilenos, de si será una candidata o la otra quien se corone ganadora en el alargue, las elecciones chilenas han puesto de manifiesto, que sea quien fuere la ganadora, gobernará para la mitad de Chile. El otro 50% no cree en ninguna de las alternativas que le ofrece el circo electoral. Bachelet, cuyo gobierno fue un poco más de lo mismo - en donde una multinacional gana 5.000 mil millones de dólares, 3 veces más que su homónima en Brasil, teniendo en cuenta la diferencia territorial - se lamentará seguramente de no contar en sus filas con una Constanza Moreira, esta especialista en capturar votos insurrectos, que amenazan con romper el cerco de engaños y mentiras, con el que tienen apresada a su gente.

Interesante resultado que tendría que llamarnos a la reflexión, acerca de cómo encarar el creciente descontento que día a día se manifiesta en los sectores pensantes de la sociedad. En los gremios, en los barrios carenciados y olvidados cuando no reprimidos, entre jubilados y pensionistas con ingresos inferiores a los 8.000 pesos, entre los trabajadores rurales en condiciones de semi-esclavitud a manos de empresas contratadas, sin control alguno sobre métodos y condiciones de trabajo. Entre las organizaciones de Derechos Humanos, estafadas en sus expectativas y reclamos por verdad y justicia, por juicio y castigo a los responsables de crímenes que no prescriben por considerarse de lesa humanidad, pero que aquí no se pueden juzgar. En fin, esta gran marea humana, que aún no ha encontrado la forma de encauzar la indignación en forma colectiva.

La lucha por la defensa de la tierra y la preservación de nuestros recursos naturales, contra la minería a cielo abierto y contra los proyectos entreguistas disfrazados de progreso, han dado un paso adelante en sus formas organizativas e incorporar a sus filas más y más voluntades que comparten la justicia de la lucha. Por todo ello, y teniendo en cuenta que no hay salidas dentro de los marcos tramposos que le han impuesto al pueblo, se hace menester crear conciencia acerca de la nueva trampa que le tenderán a sus víctimas y dentro de ese sector, a las víctimas que aún piensan y por tanto están indignadas. Les presentarán un escenario de "duros enfrentamientos entre Tabaré y Constanza" o " 2 visiones de país y de la izquierda uruguaya, se enfrentarán en la interna frenteamplista". El bueno y el malo. Me recuerda aquella versión que me dejó un pibe del barrio: "mirá loco, yo soy contrario a estos métodos pero si no les largás algo, te van a dar." Y el pibe mira por debajo de la capucha y le ve los pies mojados. Le dice entonces: " y si estás en contra de estos métodos, porqué estás aquí? Ilustra la conducta de Constanza Moreira que critica pero sigue. Discrepa desde hace mucho tiempo, pero vota. Luego nos habla, como si ella no fuera parte y arte de todo lo que este gobierno hace o no hace. Uno la oye hablar y parecería que militara en otro partido. Por todo ello deberemos alertar desde ya a la gente, sobre esta nueva versión del "cuento del tío", que ahora adquiere carácter de engaño colectivo.

Votar por cualquiera de los partidos con representación parlamentaria o que aspiren a tenerla, implicará legitimar este estado de cosas, sería como extenderles un cheque en blanco a quienes no respetaron siquiera, el dolor de los familiares de sus propios compañeros, negándose a anular la ley de caducidad. Por ello la consigna tendrá que ser: YO NO SOY COMPLICE DE LA IMPUNIDAD. Una vez logrado este objetivo, es decir la toma de conciencia acerca de lo que significa votar en estas circunstancias, podremos saber cuantos somos. Mientras tanto, nos quedaremos en la duda de saber, si es que le erramos al mensaje o nos equivocamos de país.


No se sabe a quien votar



El informe Barómetro Uruguay Noviembre 2013 del Instituto FACTUM

Gráficos de "Saracho"


“NUESTRO TIEMPO NO ES MAÑANA, NUESTRO TIEMPO ES HOY, NOMÁS…"


por Margarita Merklen

“NUESTRO TIEMPO NO ES MAÑANA,
NUESTRO TIEMPO ES HOY, NOMÁS…
ESTRECHEMOS NUESTRAS MANOS…
NUNCA EXISTE ALGÚN FUTURO
SI EL PRESENTE NO ES SEGURO…
LO QUE QUEDA, LO TENEMOS QUE GANAR”
                                      Eduardo Stein,  guatemalteco
                                       (de su canción “Si me voy sin despedirme”)

  ¿Qué significa para nosotros  construir la patria, es que la estamos haciendo día por día… es que la vamos definiendo en las pequeñas cosas que se van dando momento a momento… cómo es que la  construimos… nosotros… ¿cómo?...¿ no es que la patria es aquella cosa enorme, casi intangible, de la que se habla en los grandes actos de rememoración   de su historia… recordando a los héroes, a  quienes  hace tanto tiempo le dieron un nombre,  una forma de gobierno, de justicia, crearon la enseñanza, le fueron dando forma a sus posibilidades de trabajo, de industria, de comercio, etc. etc. etc.?

  ¿Qué significa para nosotros construir la patria ... es posible aún irla construyendo, poquito a poco…?

  La mayor parte de nosotros nos sentimos orgullosos de ser uruguayos, porque nos consideramos un pueblo que ha sabido crearse una forma de ser,  que es cariñoso con los demás pueblos hermanos latinoamericanos y con  los otros pueblos, mas lejanos…

  Que ha sabido ser solidario y recibir a todo aquel que necesitara vivir entre nosotros, porque hubiera tenido problemas graves y debiera ser asilado o  por causas personales que le trajeran  a esta tierra de corazón abierto… 

  Nuestro país no tiene una historia demasiado antigua…(su primera constitución data de 1830 y nuestros héroes nacionales, en especial  nuestro José Artigas, luchó desde 1811 en adelante…)

  Comparados con los países de la vieja Europa, podríamos decir que somos un pueblo joven, con experiencia de creación de la patria muy cercana…

  ¿No es que ya está totalmente creada  nuestra patria… cómo es, pues, que la podemos seguir construyendo y qué significa  construirla?

  Lo que sucede es que  la patria, nuestra patria,  en su caminar, ha estado gobernada de diferentes formas y ha pasado, también, por gobiernos dictatoriales, y hasta hace muy poco tiempo en que sufrió una tremenda dictadura de mas de una década, que llenó de gran sufrimiento a nuestra población… Con muchos muertos, desaparecidos, presos políticos, con muchos que tuvieron que exiliarse, asilándose  en otros países (y algunos no regresaron mas a la patria y viven, aún,  añorándola…)…1972-3   a  1985…

  Al pasar por todas esas experiencias, las buenas y las malas, vamos formando de a poquito, una idea de lo que consideramos la patria… como también lo hermosa, inmensamente querida, que es esa patria, aunque sea tan sólo un pequeño país, con sus características especiales y conocidas por todos… terreno ondulado (sin grandes montañas)… ríos, arroyos y corrientes de agua por todas partes,  un mar abierto en el sur y un río Uruguay en su costado,  que nos da el nombre y que es el lugar donde se pueden ver las puestas de sol  mas hermosas que  imaginarse puedan … cuando el sol, con sus mil colores   se pone sobre el río tiñendo sus aguas con sus  tonos rojizos y es todo sol y todo agua y se mezcla con la noche que finalmente triunfa…

  ¿Cómo podemos nosotros ir haciendo nuestra patria ahora?...¿no está bien así, como ya la hicieron y la heredamos?   ¿Por qué construirla?...¿para quien?...

  Porque la patria debe ser como la soñaron nuestros héroes… como la soñó  Artigas, que fue muy claro con lo que dijo y consecuente con lo que hizo… 

  Y la patria debe ser como la soñamos nosotros también, como la han soñado tantos y tantos compañeros  …una patria que camine por nuestro trabajo, que cante con el corazón humilde de sus jóvenes,  que sonría en la mirada  de los abuelos que están siempre  recordando las cosas lindas de la vida… que juegue en nuestros niños y viva el amor con los enamorados eternos de la vida misma… una patria que palpite en cada creación y que viva en cada descubrimiento científico que realicen sus hijos… una patria en la que entren todos… que sea de todos… donde el cariño emane tanto calor que nadie pase frío… una patria que sepa cantarle a la vida…que viva el respeto … donde todos entren … que  sepan sus hijos soñar,  que puedan vivir los sueños…

  Una patria de amor, de alegría, de esperanza en que existirá un mañana mejor… un mundo donde los pueblos puedan vivir la solidaridad y tratarse como hermanos, sintiéndose liberados del sometimiento a otros, tejiendo su  propio destino… despacito… pero sin descanso.

  Donde no haya confusiones:  no podremos comenzar a descansar hasta que se juzguen a  los responsables de todos y cada uno de los delitos de lesa humanidad que llenaron de sufrimiento a nuestro pueblo… responsables de muertes, desapariciones y vejámenes monstruosos contra nuestros hermanos, hijos, padres… compañeros, cuyo “delito” fue llevar una vida luchando incesantemente por  construirnos   un mundo mejor, por creer que es posible la liberación   de los pueblos y  la experiencia de compartir  los bienes de la  tierra…que es posible.

   Hemos perdido muchos de nuestros mejores hijos, como patria… no podemos seguir viviendo sin que se juzgue a quienes fueron responsables de cortar tanta vida joven, sabiendo que fueron destrozadas  con alevosía, con saña, … sabiendo que fueron torturados muchos  hasta la muerte…sabiéndolo…

  Los crímenes de lesa humanidad no prescriben… nuestra patria se irá construyendo a medida que se pueda ir reconociendo  la lucha de sus hijos por engrandecerla  pero lo mas importante, lo único que podría ayudar a que volvamos algún día a ser una patria de todos, es que se juzguen todos y cada uno de los delitos de lesa humanidad cometidos por la dictadura y algunos ya desde antes… contra nuestra población mas sensible, mas luchadora, mas valiente, haciéndola desaparecer… matándola de cualquier manera y de las mas horrorosas formas, desangrando principalmente a nuestra juventud, que se sintió   comprometida con un sueño… y que luchó y lo dio todo por conseguirlo y sustentarlo…

  A medida de que se juzgue a todos y a cada uno de los responsables de tantos crímenes de lesa humanidad, que no prescriben y que han sido muchos, muchísimos, demasiados para los pocos que somos como nación… a medida de que se juzguen esos crímenes, podremos mirarnos a los ojos todos… (cosa que ahora no podemos).

   En cada uno de los desaparecidos está y estará presente por siempre el dolor abierto de lo que significa para una madre, hermana, compañera, amiga… para un padre, hermano, compañero, amigo, esa desaparición, esa ausencia que se vive segundo a segundo todos los días de nuestra existencia… en ese silencio mil veces  cuidado por quienes saben lo que pasó con cada uno de ellos, pero no lo dicen…

  Nuestra patria es una patria que está rasgada a lo  largo y a lo  ancho por una herida que no terminará de sangrar mientras permanezca el silencio, mientras no se juzgue  a los responsables de tanta crueldad…. Es una patria que mantendrá su bandera a media asta esperando que se llegue a la verdad y se opere la justicia en todos esos crímenes de lesa humanidad que nos hacen a todos responsables, mientras permanezcan impunes…

  Pero además, han pasado algunas cosas que nos hacen pensar que no estamos respondiendo como uruguayos, como deberíamos responder, como hemos respondido siempre… han pasado muchas cosas preocupantes, que quiero plantear…

  No es posible que en nuestro país, en nuestro Uruguay, a esta altura de su historia, teniendo como presidente al Pepe Mujica, quien fue uno de los rehenes de la dictadura,que pasaron años en los aljibes de Durazno (ciudad donde vivo)…  y de otros lugares, pasando las peores cosas que se les puede hacer a una persona , no se juzgue a esos militares (y civiles) responsables de tales tratos inhumanos, sabiendo (ellos mejor que nadie), con que crueldad inhumana se actuaba, se torturaba, se hacía desaparecer a nuestros queridos amigos, hermanos, compañeros…

  No quiero que mi patria sea un lugar del “todo se puede y se deja hacer”…no quiero que mi patria tenga su presente hipotecado, preso de la falta  de sentido común… como si tuviera que dar cuentas a alguien aún, a alguien inhumano, cruel y despiadado y no pudiera  ser dueña de su destino y ejercer su voluntad  defendiendo a quienes actúan con ética y responsabilidad frente a los derechos humanos.

  Siempre los uruguayos hemos sabido acompañar con nuestra presencia, cánticos, aplausos, gestos de acompañamiento, a quienes lo han necesitado, en alguna circunstancia  considerada injusta por quienes siguen paso a paso, la trayectoria de  quienes actúan defendiendo los derechos humanos, con valentía y sabiduría y entrega, como fue el caso del  acompañamiento de la jueza Mariana Mota, que tenía en ese momento la responsabilidad de definir cerca de 50 casos de denuncias  relacionadas con delitos de lesa humanidad  que hubieran dado sentencia   a muchos juicios en los que había responsabilidad concreta de militares  de mucha jerarquía implicados como responsables…

  No ha ocurrido nunca que se eligiera de un grupo tan grande como el que entró al edificio de los Derechos Humanos, sede actual de la Suprema Corte de Justicia, acompañando a la jueza Mariana Mota en su sorpresivo nuevo nombramiento, que la llevaría a la justicia civil (siendo excelente jueza penalista, con el trabajo casi definido sobre mas de 50 casos de violaciones a los DDHH,  (repito)  que incluían delitos de lesa humanidad),  trabajo difícil y árduo,   por el cual tuvo que leer miles de hojas de expedientes, para tomar decisiones correctas…

  Un traslado que no fue pedido por ella sino dado directamente por la SCJ, cuando estaba culminando ese trabajo, que, por otra parte, enlentecería mucho mas las decisiones al pasar a otro juez, (por lo que significa el tiempo que lleva la lectura de un material tan extenso, etc. etc. .)… con el agravante de lo que se dio a conocer a través de la prensa, relacionado con un reportaje a la jueza Mota, en  el cual opinaba que la Argentina había ido mucho mas lejos que Uruguay en los juicios por DDHH relacionados con ambas dictaduras…(cosa que era cierta)… pero  que molestó a nuestro presidente , con el resultado a la vista…

  Ese traslado impactó negativamente en un mundo de gente comprometida con el país, con los DDHH, con la enseñanza, con la gente común… y los que pudieron estaban ahí, acompañando a la joven jueza Mariana…

  Hay una hermosísima foto de ese hecho, que muestra a Eduardo Galeano y  Daniel Viglieti  acompañando … detrás se ve a Jorge Zabalza, entre muchos que se hicieron presentes para demostrar su solidaridad con la jueza…

  Aunque fueron muchos los que pudieron acompañar a Mariana en ese momento,  no se dieron incidentes… es un lugar público y los juramentos de los nombramientos de los jueces pueden ser acompañados por la gente…Sin embargo,  hace unos pocos días fueron  procesados 7 de los asistentes, haciéndolos responsables de haber organizado dicho acompañamiento…  ellos son: Patricia Borda, Irma Leites, Alvaro Jaume, Diego Jaume, Eduardo Jaume, Aníbal Varela y Jorge Zabalza

  A algunos el fiscal Zubía  pide procesamiento con prisión.  La jueza que tuvo que decidir este pedido fiscal procesa a todos pero no pide prisión para ninguno…

  Dicha jueza es trasladada casi de inmediato para un juzgado civil …Hace unos días  los compañeros presentaron  la  respuesta al procesamiento…

  Llama la atención que se haya elegido intencionalmente a algunos de los asistentes, para procesarlos…¿por qué, si era lo mismo cualquiera, no eligieron a Galeano o a Viglietti, que eran muchísimo mas conocidos, famosos, tanto aquí como en el exterior?... si era lo mismo uno que otro…

  ¿Por qué?... Esa no es la patria que queremos… no puede ser bueno ni saludable para un país que no se permita acompañar públicamente una decisión que puede tener consecuencias malas para el desarrollo de los DDHH, con el traslado de una de las juezas mas comprometidas con esos  expedientes  (estaba ya  con mas de 50 casos  estudiados y sobre los cuales tomaría decisiones definitivas) a dar sentencia en esos días u horas… (Ahora pasará mucho tiempo sin que se pueda)…porque no es humanamente posible hacerlo)…

  Plantearon ASONADA pero parece que ya se pudo demostrar que no existió tal hecho sino que simplemente la gente se reunió en apoyo a la jueza Mota… y estén seguros todos que muchos no pudimos asistir porque no vivimos en Montevideo, pero que hubiéramos estado si viviéramos allí o cerca… y hubiéramos sido miles, no cientos… porque era un hecho marcado por una injusticia a ojos vista y no aprobada por muchos de nosotros, nunca… ( a quien se le ocurre que cuando se están por dar los fallos sobre expedientes relacionados con actuación de los militares  y su responsabilidad en violaciones a los DDHH , se traslada a la jueza que tiene en sus manos, todo estudiado y comenzaría a dar fallos en esos días… y son mas de 50)… ni a un niño que se le explique…se le ocurre semejante cosa… menos aún a una Suprema Corte de Justicia…

  A algunos de los citados, fueron a buscarlos (la policía) a sus casas y los llevaron …(ellos  pensaron que quedarían todos detenidos)…pero a otros  no… fueron por sus propios medios, como es el caso de Jorge Zabalza…

  Esta no es la patria que nosotros debemos construir… esta es la otra  cara de la patria… una muy  parecida a la que ya vivimos cuando la dictadura… que deseamos no vuelva a ocurrir nunca mas…

  Una patria que no condice con un gobierno del Frente Amplio y menos con el presidente José Mujica al mando, porque no puede ser… se transforma en otra cosa que no deseamos vivir nunca mas, ni por un recuerdo siquiera,  ni por una equivocación provocada por quien sabe qué cosa… nunca mas…

  ¿Cuál es, entonces, la patria que  queremos construir?

  Es ésta… ésta misma, pero con algunas cosas importantes… Esta misma patria con sus tierras cultivables, pero con una Reforma Agraria que posibilite que pueda ser trabajada por un montón de gente, ayudándose a tener posibilidades de alimentos seguros…

  Una patria, ésta, pero con  la posibilidad de que todos podamos tener acceso a las cosas que  son indispensables para la vida:  alimentos,  viviendas dignas, ropa y calzado dignos… posibilidades de trabajo para todos y educación y atención sanitaria para todos…

  Una patria que pueda mantenerse siendo ella misma, con su propia voz y  planes de desarrollo propios, que pueda relacionarse estrechamente con sus pueblos hermanos latinoamericanos y el resto del mundo en la medida de sus posibilidades, sin atropellos imperialistas y de agresiones para quitarle sus riquezas naturales y tesoros…

  Una patria que pueda presentar a sus hijos con el orgullo de que serán respetados por sus talentos y riqueza espiritual y por su dignidad manifiesta y permanente…

  Una patria de la que estemos orgullosos y podamos llevarla en nuestro andar por el mundo, sabiendo que en ella estamos representados todos, todos los que nacimos aquí, vivimos aquí, nos criamos aquí… y los que ya han fallecido y continúan siendo nuestros guías desde lo que fueron y en ese misterio de la comunicación entre quienes se aman…

  Una patria por siempre llena de bondad, de amor, de trabajo , de alegría, siempre llena de niños y jóvenes, con un sueño que traemos desde lejos y que nos acompaña desde siempre… porque sentirnos uruguayos es pensar en todas estas cosas y saber que tenemos un horizonte abierto para poder vislumbrar en el un futuro de paz, de trabajo, de entrega a los demás, de vida compartida… una patria de todos y para todos…

Margarita Merklen
desde Durazno, 17 de noviembre de 2013

0 comentarios:

Publicar un comentario