martes, 19 de noviembre de 2013

Uruguay es el mejor país

.Los papeles de Bácenas y la corrupción en la cúpula del PP español .

Lavado en Uruguay



. .
.
En Uruguay, tras una denuncia presentada meses atrás por el Banco Central, Valetti y la fiscal Mónica Ferrero investigan maniobras de lavado de activos por más de 4 millones de euros que implican a Bárcenas y a varias empresas.
El juez Ruz envió a Uruguay meses atrás un pedido de colaboración judicial en el que solicitó diversa información.
Sin embargo, el magistrado uruguayo desestimó ese pedido. "Por el carácter de reserva que ampara legalmente dicha investigación no se puede brindar más detalles de la misma, por ahora", señaló Valetti en la respuesta que envió a su colega, según informó ayer el diario ABC de España.
De todos modos, Valetti indicó a Ruz que esa disposición es "sin perjuicio" de que en el marco de la investigación en curso en Uruguay se podrán adoptar "las medidas cautelares necesarias para asegurar la disponibilidad de los bienes sujetos a eventual decomiso".
La señal de alerta sobre las presuntas maniobras de Bárcenas se encendieron debido a que se comprobó que en 2009 transfirió 800 mil euros desde el banco suizo Lombard Odier al Discount Bank de Montevideo. Para realizar esa operación, Bárcenas utilizó la sociedad anónima uruguaya Tesedul, que fue creada el 11 de diciembre de 2008 con un capital accionario de $ 2:400.000.
Tesedul es presidida desde agosto de 2009 por el abogado argentino Edgardo Bel, quien es señalado por el juez español Ruz como testaferro de Bárcenas. Bel asumió la presidencia de la sociedad anónima en marzo de 2009. Un mes después abandonó el cargo y lo retomó en agosto de ese año.
En medios de prensa españoles se señaló al matrimonio uruguayo constituido por Daniel Pérez Blanco y Cristina González Silvestri como testaferros del extesorero del PP, ya que sus nombres aparecen vinculados a la creación de Tesedul. Pérez Blanco, sin embargo, dijo a El País en el pasado mes de julio que su actividad se limita a la apertura y venta de sociedades, por lo que es lícita.
Durante la investigación judicial desarrollada en España (que en su momento estuvo a cargo del exjuez Baltasar Garzón) se descubrió que Bárcenas tenía 48,2 millones de euros sin declarar (26,2 millones en el Lombard Odier y los 22 millones restantes en el Dresdner Bank de Alemania).


0 comentarios:

Publicar un comentario