lunes, 30 de diciembre de 2013

Barriendo para adentro




por Hugo Bruschi

Resulta casi obligatorio, que al final del año hagamos un repaso de los hechos más destacados, del que se vá. Hasta donde llega mi memoria, no son demasiado alentadores los recuerdos. Éste ha sido un año, que marcó a fuego el fracaso de un proyecto político-económico, entendiendo por esto, el de los intereses populares y las aspiraciones de más de medio Pueblo, de un destino mejor para sus hijos. En donde una Sociedad,durante años viviendo la fiesta ajena, pudiera por fin tomar en sus manos los destinos del país y de su gente. La triste realidad nos confirma, que estamos en presencia, de un poco más de lo mismo, pero agravado por medidas que como nunca antes, han enajenado el país en favor de intereses extranjeros. Desde la Tierra hasta nuestros recursos naturales, desde nuestra soberanía hasta una verdadera integración - sin vaivenes- latinoamericana, con aquellos paises que - aún con tropiezos - luchan por desprenderse de los lazos de la dependencia. Viejos principios puntuales de la izquierda e incluso del país, han sido sepultados para siempre, por acuerdos vergonzantes suscritos entre 4 paredes, por hombres que una vez nos inspiraron simpatías, pero que hoy la historia reciente, pone de manifiesto su condición de impostores. Que luchaban por otros intereses a los invocados y que tanta sangre jóven le costó al Pueblo uruguayo. A LO MEJOR DEL PUEBLO PARA SER MAS EXACTOS.

Y hoy, al repasar el escenario nacional que nos deja el 2013, constatamos con tristeza, como un grupo de gente ha transformado una herramienta - que si bien jamás fue revolucionaria - fue creada para alcanzar los cambios urgentes que el país reclamaba a gritos, en una gran familia que maneja los intereses de toda la Sociedad, como si fuera una cuestión privada. Y con métodos que mucho distan de ser los más democráticos, invitandonos a aceptar como buenos, sus manejos bastantes reñidos con las buenas costumbres. En donde el derecho ha sido sustituido por el "derecho viejo", aquí manda el ganador aunque los perdedores somos todos. Ya ni la misma justicia que ellos digitaron a sus necesidades, parece complacerles. Mientras se condenaban algunos luchadores sociales en defensa de una jueza digna, todo marchaba bien e incluso alentaban las decisiones desde la presidencia o algún ministerio comprometido con la impunidad reinante en el país. Pero cuando algún fiscal curioso, pretente husmear en ciertos negocios "non sanctos", entonces el juego no vale, aunque esos negocios le hayan costado al estado -que pagamos todos - mas de 300 millones de dólares. Todos somos buenos, pero como dijo el paisano, el poncho no aparece. Y entonces reaccionaron con espíritu de cuerpo,organizando marchas de neto corte fascista, para apoyar a los indagados por el "affaire", en un claro intento de presentarlos como víctimas de quien sabe qué conspiraciones y al mismo tiempo presionar a la justicia. Como queriendo decir " si tocan a uno, nos tocan a todos", olvidando que esa consigna es digna de mejores causas. En donde el fiscal de Corte y hombre de confianza del Ejecutivo, corre a informar sobre las intenciones del fiscal acusador, para poner en guardia a los acusados. En donde esta familia política pretende modificar la ley, para evitar que dos de sus miembros puedan ser procesados, por delitos similares a los que otros ya pagaron, para risa y satisfacción de los "decentes" y "transparentes". Pero claro aquellos pertenecían a otra familia concurrente. Don Corleone no podría haberlo hecho mejor.......

Este comportamiento peligroso que nos quieren vender como naturales, es a mi juicio - junto con las maniobras diversionistas - un serio precedente que tendremos que combatir, a riesgo de convertir la vida política del país, en un manejo de familias que se disputan un mercado. Y en este estado de cosas recibiremos el nuevo año, en donde otro emprendimiento presentado como beneficioso para el país, será puesto en marcha. Nos referimos a ARATIRI y sus cláusulas contractuales, a las que el Pueblo uruguayo no tiene acceso, por su carácter confidencial. Y cuyas consecuencias pagará ese mismo Pueblo, si es que no reacciona a tiempo para detener esta entrega de la soberanía. Una empresa que se llevará el hierro de suelo uruguayo, sin el valor agregado que tanto necesitaría nuestra industria. Y también recibiremos los efectos de otro nuevo emprendimiento, en donde las juventudes consumidoras y las que ahora podrán hacerlo en forma legal, serán objeto de un experimento a gran escala como ratones de laboratorio. Luego de los resultados, Rockefeller y Soros sabrán como invertir: si en semillas mejoradas para lograr mejor efecto o en psicofármacos para tratar la esquizofrenia. Ellos apuestan siempre a ganar. Mientras tanto, la planta legalizada, comenzará su tarea idiotizadora sobre una Juventud que necesita estudiar más que nunca, para hacer frente a un futuro incierto y un mercado cada vez más exigente. Si Ud. Amigo lector fuera empleador, le ofrecería trabajo a alguien que consume drogas? Arriesgaría el empleador,la seguridad de su empresa y la de sus empleados, sabiendo que los accidentes laborales pueden costarle muy caros? Y los padres, querrán ver a sus hijos postergados y condenados a un salario esclavo, porque su capacidad cognitiva no le permitió adquirir conocimientos? Y que sentirá ese padre o madre, cuando viva en carne propia el desprecio y la indiferencia de la Sociedad, de esa misma parte de la Sociedad que hoy aplaude algo que ignora y que mañana escupirá en el rostro de sus hijos tirados por las calles, la palabra "parásitos sociales". Yo me estoy tomando el trabajo de traducir un informe de la Universidad de Uppsala ( Suecia), para acercarle a las familias uruguayas interesadas en esta temática, el resultado de algunos estudios recientes llevados a cabo con la mayor de las tecnologías y desde una perspectiva centrada en la investigación, ajena a cualquier interés en el negocio. Les prometo a todos los padres interesados en conocer los efectos psíquicos y sociales de esta inocente plantita, que en los próximos días habré de publicarlos. Ese será mi humilde aporte, para combatir este flagelo presentado como auspicioso, por gente falta de escrúpulos que pretende convertir a las nuevas generaciones, en gente inofensiva y lobotomizada socialmente.

Y si el 2014 será mejor o peor que el que se fue, será cuestion de nosotros........




1 comentario: