jueves, 6 de febrero de 2014

Tirar sin mirar a quién

Mural de Sergio Lemos en Santa Catalina asesinado por la policía 

03 feb 2014
El hecho había ocurrido el pasado martes, cuando los efectivos iniciaron una persecución contra dos adolescentes que iban en una motocicleta. Según el testimonio inicial de los jóvenes, no pararon porque no tenían los papeles del birrodado.
Una versión que acercaron fuentes policiales a El País, señalaba que se trataba de dos delincuentes y que la moto en la que circulaban había sido robada durante una rapiña.
El padre de uno de los adolescentes, señaló que "la moto es suya. La compró con su plata en noviembre".
A la vez, el hombre señaló que su hijo no es ladrón. "Él me dijo cuando lo atacaron que estaba tras de unas gurisas, con su amigo" , señaló.
En el plano judicial, el caso aún no ha tenido avances. "Se está esperando la evolución de los dos chicos, para determinar qué grado de responsabilidad le cabe a cada uno de los seis participantes en este caso", señalaron fuentes judiciales.
Desde la interna policial se tienen claro que, al menos uno de los efectivos que estuvo involucrado en el operativo va a ser procesado. Se aguarda por las pericias técnicas de balística para establecer cuántos disparos se efectuaron en el lugar.

31 de enero del 2014
Seis policías indagados por dos jóvenes baleados en Carrasco

La investigación determinó que los jóvenes, oriundos de Santa Catalina, no tenían armas. Cuando les fue dada la orden de detenerse huyeron del lugar. Uno de ellos se encuentra en grave estado y según información primaria la patrulla se retiró sin asistirlos.
Un equipo del Grupo Especial de Patrullaje Preventivo detectó en actitud sospechosa a dos personas que transitaban en moto por la calle General French.

Los jóvenes son oriundos de Santa Catalina y al parecer desoyeron el pedido de detenerse.En su primera declaración, dijeron no haber obedecido la orden porque carecían de libreta de conducir.El hecho generó una persecución que terminó en la zona limítrofe con Canelones.

Los prófugos huyeron por un puente peatonal y allí cayeron heridos de bala.El conductor de la moto pidió ayuda pero la patrulla se fue del lugar sin auxiliarlos.Finalmente lograron llegar a la casa de uno de ellos. Desde allí fueron trasladados a una policlínica y más tarde a un sanatorio privado.

El menor de edad está en estado reservado: recibió un tiro en la cadera y otro en una pierna.

En Santa Catalina fue donde sucedió un hecho similar el año pasado cuando un joven murió baleado por la policía, desencadenando fuertes protestas de los vecinos.

Montevideo, Uruguay



El aparato armado policial bajo el mando de Bonomi continúa aplicando el "gatillo fácil".La duda no es si van a matar a otros jóvenes sino cuando lo van a hacer

 

 

 

0 comentarios:

Publicar un comentario