jueves, 6 de febrero de 2014

Uruguay tiene todos los factores de riesgo

04.02.2014,

La Facultad de Ciencias, concretamente su departamento de Limnología, recibió varias consultas de productores del interior cuyo ganado se enferma y muere tras tomar agua de ríos.
La situación se planteó con ganado (vaquillonas y ovejas) de Río Negro y de Paysandú. Las consultas llegaron incluso desde la regional norte de la Universidad de la República a la que se le murió ganado del que tenía para sus estudios.
En 2012 un sólo productor reportó la muerte de 40 vaquillonas y en 2013 hubo cinco denuncias, una de Paysandú y otras de la zona de los embalses Baygorria y Rincón del Bonete donde están las represas del río Negro.
Este año hubo un caso de ovejas que adelgazaron y no se recuperaron y se analizan otros reportes, dijo a El Observador la doctora en biología Sylvia Bonilla, investigadora de la Facultad de Ciencias de la Universidad de la República.
En marzo de 2013, un productor cuyo campo llega a orillas del río Negro, informó que se le murieron 15 ovejas tras tomar agua. “Los animales entran al río y salen verdes”, dijo entonces a El Observador Walter Aguerre, propietario de los animales. En esa fecha, otro productor de Durazno perdió 20 ovejas.
Según estudios realizados por esa facultad, las cianobacterias del río Negro “son muy tóxicas” y eso llevó a los técnicos de esa casa de estudios y de la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama)  a concentrar su esfuerzo en la zona de los embalses.
La próxima semana se tomarán nuevas muestras, dijo Bonilla. También la facultad de Química comenzó a trabajar en la zona que según se determinó está enriquecida en fósforo y nutrientes, y los indicadores de clorofila son altos.
Bonilla explicó que el río Negro se encuentra “eutrofizado”, es decir que su ecosistema se caracteriza por una abundancia anormalmente alta de nutrientes. La eutrofización trae como consecuencia un aumento de la cantidad de fitoplancton que crece en forma desmedida. Como resultado el agua se vuelve turbia, lo que limita el ingreso de luz solar y el ambiente se deteriora.
Luego de descartar varias causas que pudieron provocar el adelgazamiento de su ganado y mortandad, los productores comenzaron a pensar que el agua puede ser el “factor patógeno”, como lo sugieren algunos veterinarios.
En el arroyo Canelón Chico aparecieron vacas con diarrea luego de tomar agua de ese pequeño  afluente del río Santa Lucía, que es de donde toma agua OSE para la población de la zona metropolitana. El año pasado en Canelón Chico aparecieron también peces muertos con una extraña hinchazón.
Bonilla aclaró que aún “no se puede establecer una causalidad entre el agua y la muerte de ganado”, pera la evidencia hace pensar que si el ganado “puede morir” si ingiere cianobacterias en grandes cantidades que se acumula en las orillas como si fuera una polenta verde.
Además de las algas, que también son un problema para la OSE, hay ríos contaminados por la fumigación, en particular la que se hace para los cultivos de soja que ya ocupan 1.1 millón de hectáreas, según datos del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca.
Informe
En un estudio de Bonilla, Luis Aubriot y Claudia Piccini sobre cianobacterias y cainotoxinas, se afirma que su desarrollo en grandes cantidades puede producir toxinas “muy nocivas para animales y para el ser humano”.
“Las floraciones de cianobacterias afectan negativamente la calidad de agua ya que le dan color, mal olor y mal sabor, pero sobre todo porque pueden producir sustancias tóxicas para los animales y para el ser humano. Esas sustancia se denominan cianotoxinas”, establecen los expertos en el informe.
Existen reportes internacionales sobre mortandad de animales domésticos, como perros, y también de ganado que bebieron agua con esas floraciones. Los reportes de intoxicación que involucraron a humanos son bastante más escasos.
Según los investigadores, la concentración de cianotoxinas es variable y ha sobrepasado con frecuencia los límites establecidos por la Organización Mundial de la Salud para aguas de recreación de Montevideo y playas de Colonia.
“La peligrosidad es mayor en la orilla del agua donde se acumulan las colonias que se descomponen al sol”.
Esa situación hace que los niños sean los más vulnerable, por jugar en la orilla, su bajo peso corporal y por tragar más agua que los adultos.


Preocupa aparición de cianobacterias en playas de Montevideo

La Intendencia de Montevideo informó que son 17 las playas habilitadas para baños en Montevideo.

A pesar de este comunicado, se informó a la población que en los estudios realizados entre el 26 de diciembre de 2013 y el 1 de enero de 2014 se detectó la presencia de colonias dispersas de cianobacterias en las aguas costeras.
Por este motivo se sugieren las siguientes recomendaciones:
  • no bañarse en zonas donde aparezca “espuma cianobacteriana”. La misma se manifiesta como una mancha verde observable desde lejos.
  • evitar que los niños jueguen en la arena donde se observen restos de manchas verdes. De presentarse alergias, irritaciones u otros trastornos de salud se deberá consultar al médico.
La Intendencia realizó diferentes campañas de muestreo en la franja costera y así establecer las aptitudes de las playas para su uso recreativo. Estas tareas y análisis correspondientes son realizados por el Servicio de Evaluación de la Calidad y Control Ambiental de la Intendencia de Montevideo.




05.02.2014,

Uruguay tiene las peores estadísticas de cáncer en el mundo. El estudio Global Cancer Report 2014 (Reporte Mundial de Cáncer), publicado ayer por la Organización Mundial de la Salud (OMS), establece cinco categorías y ubica a Uruguay en el nivel más comprometido en el avance de la enfermedad.

Si lo que se compara es prevalencia (nuevos casos), Uruguay está en la situación más grave junto con América del Norte, Europa central y Australia. Si se mira la mortalidad por cáncer, los países del primer mundo no están tan mal pero sí empeora Asia, que tiene la mayor cantidad de muertos por cáncer en relación a los casos que diagnostica.

Uruguay es uno de los pocos países del globo que tanto en prevalencia como en mortalidad padece las peores estadísticas.

Los datos revelan que cada año se diagnostican más de 242 enfermos de cáncer por cada 100 mil uruguayos y que mueren por esa enfermedad 116 personas por cada 100 mil. Argentina, Brasil y Chile tienen entre 242 y 172 nuevos casos anuales y entre 99 y 116 muertos cada 100 mil habitantes.

Según una nota de la cadena de noticias BBC, la OMS advierte en el informe que hay un “tsunami” de cáncer en el mundo y advierte que hay que considerar restringir el azúcar y el alcohol, así como “realmente enfocar” las políticas en combatir el tabaquismo, el alcoholismo y la obesidad. El libro está en inglés y no se accede a él por internet.

El reporte de OMS señala que el tabaquismo, las infecciones, el acoholismo, la obesidad, el sedentarismo, la radiación (solar y de equipos médicos), la contaminación del aire y otros factores ambientales son causas de riesgo. Entre las “mayores formas de contraer cáncer prevenible” también se incluye: paternidad tardía, tener menos hijos y no amamantar.

Hoy se diagnostican 14 millones de enfermos de cáncer cada año, según la publicación. Y de seguir así, en 2035 la cifra ascenderá a 24 millones. Sin embargo, “la mitad pueden ser prevenidos”, de acuerdo a la organización.

Chris Wild, director de la agencia que investiga cáncer en la OMS, comentó a BBC que, en buena medida, el “tsunami” de cáncer se debe al aumento de la población mundial y de la esperanza de vida.





.

María Orfila @orfilamaria - 27.03.2013,

La capacidad de filtrado de OSE en el proceso de potabilización del agua es “insuficiente” para eliminar las sustancias disueltas con potencial tóxico. Así lo afirmó a El Observador el ingeniero agrónomo Daniel Panario, director del Instituto de Ecología y Ciencias Ambientales de la Facultad de Ciencias, respecto a las microcistinas y restos de plaguicidas que pueden llegar hasta la canilla y, vaso a vaso, acumularse en el organismo humano. Por tal motivo, recomienda instalar filtros en la cocina.
Siempre se había dicho que la calidad del agua era muy buena. Sin embargo, se ha hecho público que no es confiable. ¿Cuáles son las amenazas actuales?
Yo vengo diciendo que no siempre es necesariamente confiable desde hace 15 años. Ahora tuvo mal olor y mal gusto, sino ni nos enterábamos. Lo que ocurre es que OSE no tiene filtros adecuados para potabilizar agua que contenga microcistina. Esta vez tuvimos suerte; no era un genotipo que produjera toxinas. El decano de Agronomía (Fernando García) dijo que la soja en la cuenca del Santa Lucía es insignificante. Eso no es cierto hoy. Parte del problema son los fertilizantes. Se ha extendido la agricultura intensiva a la cuenca del Santa Lucía. Los tambos también son parte del problema. Son el nitrógeno y el fósforo, fundamentalmente, los que producen las floraciones de algas.
¿Cómo se mitiga el problema?
Teniendo los filtros adecuados. Hoy el filtrado es insuficiente para las sustancias que están disueltas en el agua. Lo que se detiene son las partículas y microorganismos. La ventaja de un filtro de carbón activado es que absorbe (fija sobre su superficie) microcistinas y plaguicidas. Ahora OSE dijo que va a hacer todo lo que tendría que haber hecho siempre. Pero hay que hacer más. Es carísimo filtrar el agua para 1,5 millones de personas. OSE no dispone de una sola fuente por lo que se podría sacar agua de otro lugar por un tiempo. Es importante tener un sistema de alerta que pueda prever las condiciones. Por ejemplo, saber con anticipación si en algún afluente se está gestando un problema según los parámetros de temperatura del agua, concentración de nutrientes, velocidad de la corriente y concentración de clorofila. A lo mejor lo que hay que hacer con la cuenca del Santa Lucía es decretar una zona de exclusión de cierta forma de agricultura, controlar el agua que sale de los tambos y que OSE haga tratamiento de efluentes en las localidades urbanas con saneamiento.
Usted dijo que esta vez tuvimos suerte. ¿Cuáles pueden ser las consecuencias severas?
A este directorio le cayó una cosa sin comerla ni beberla. Es el primero que realmente sale a responder como corresponde. Todos los demás salían a negar todo. Éste es el primero que acepta que hay cosas que hacer. Me acuerdo que (Fernando) Nopitch (exvicepresidente de OSE) y el presidente anterior (Juan Justo) Amaro me insultaron por radio. Decían que OSE sabía como resolver el tema de la microcistina. Pero lo que hacían era mezclar el agua contaminada con otra agua para bajarle la concentración, o metían el chupón a más profundidad, intentando evitar las algas.
¿Con eso alteraban resultados?
Con eso paliaban un poco la situación. ¿Se acuerda de la pelea que hubo entre La Española y la OSE por las diálisis? Ahí hubo muertos. O el caso actual de las ovejas en Rincón del Bonete. Las ovejas se murieron casi seguramente por tomar agua con microcistina y eso que se trata de animales que toman muy poca agua. Ahí se ve el impacto. Se debería, además, hacer bioensayos con peces u otros organismos aún más sensibles. Cuando los peces empiezan a tener malformaciones, es muy probable que nosotros también estemos siendo afectados.
Hace un tiempo usted informó sobre una posible vinculación entre el índice elevado de cáncer de la población de Rincón del Bonete y el agua. ¿Se investigó esa asociación?
No se confirmó la sospecha. De todas maneras diría que la prevalencia de cáncer en Uruguay es extremadamente alta y que es más alta en el sur del país. La vinculación con el agua es difícil de demostrar. Requiere estudios muy largos y que todos los casos sean registrados y hay que saber cuál es la fuente de agua. Hay que desligarlo de otras causas. Por ejemplo, los transgénicos en el maíz eran fantásticos hasta que un investigador francés demostró que producían cáncer en ratas. Por supuesto le dijeron que utilizó una variedad de ratas muy sensible, pero estos son animales que se usan habitualmente para probar los medicamentos que son suministrados al hombre.
El presidente de OSE y el subsecretario del MSP dijeron que no es necesario instalar filtros en los hogares. ¿Usted lo recomienda?
Por supuesto. Vea de qué color queda un filtro de papel. Queda negro. Es parte del carbón que se ha usado que corre por las cañerías. Es conveniente filtrarlo. Aunque sean concentraciones mínimas. Por otro lado, las microcistinas no se resuelven con hervir el agua. No se desintegran. Ni los plaguicidas. Ni el plomo. Yo siempre digo: los plaguicidas siempre cotizan a la baja. Los niveles aceptables bajan; el estándar de plomo es más bajo hoy que hace poco tiempo. El organismo humano no puede defenderse de cosas que aparecieron hace 100 años. Nuestra evolución no nos permitió evolucionar contra los plaguicidas. Y son concentraciones que se acumulan. El presidente de OSE dijo que los filtros requieren mantenimiento y que el uruguayo no mantiene. Pero mantenimiento requiere el auto, la moto, hasta el reel de pesca. Decir eso es menospreciar a la gente.
¿Hay poblaciones más vulnerables a la bioacumulación de las sustancias disueltas en el agua potable?
Los bebés son los más vulnerables. Cuanto antes empezamos a acumular, más vamos a tener. Son organismos más sensibles. Los ancianos y la gente mal alimentada también. A ellos habría que regalarles los filtros.
¿Qué uso le da usted al agua que brinda OSE?
Solo para bañarme. Yo tomo agua de pozo. Mi madre tiene 96 años y sigue tomando de ese pozo. Las concentraciones de algunas sustancias organocloradas en el agua de OSE son mínimas pero yo no quiero nada. Son indetectables por los instrumentos usados para detectar plaguicidas, pero existen. Y, por lo general, no se analizan porque Uruguay no está en condiciones de hacerlo.



.

Uruguay presenta las peores estadísticas  Global Cancer Report 2014
.


0 comentarios:

Publicar un comentario