miércoles, 5 de marzo de 2014

El arte de vender


por Hugo Bruschi en el AÑO DE LA DIGNIDAD

Se escucha el ruido de un choque y un niño que exclama: "pa` se rompió todo!!. Un Mayor le aclara: "no pibe todo nó, el cromado quedó intacto". Bueno, por aquellos tiempos parece que los cromados de Pesce y Cia. eran garantía de calidad. Y eran tiempos en que yo escuchaba mi radio favorita: C x 34 Radio Artigas. Tal vez por su variación musical que iba desde el Mago (entre tango y mate canta Carlos Gardel), pasando por folclore, Canaro y D ` Arienzo sin descontar la orquesta de Enrique Rodríguez con Su noche de Budapest, Pinocho y otros corridos o pasodobles. Hubieron también otros avisos radiales, que nos alertaban contra accidentes y aquí ya no era el cromado que estaba en juego, sino la vida misma: "Señor peatón, cuide su vida, gracias! El Ocaso. El escucha desprevenido puediera pensar con total razón, que se trataba de una contradicción, dado que esta empresa vive de la muerte. Cómo se explica entonces que nos quieran cuidar al cruzar la calle? Muy sencillo, el aviso estaba dirigido a sus afiliados y aquí se recomienda larga vida, para seguir pagando mes a mes. Confieso que siempre me gustó la publicidad, la buena se entiende. Pero yo creo que aún aquellos indiferentes, deben tener grabada en su memoria ciertos mensajes. 


Como en el cine, en la música o en alguna de las tantas disciplinas del arte, la calidad perdura en los oidos y en la retina.
Sin embargo no podemos decir los mismo de nuestros días. En mi corto pasaje por Montevideo, he escuchado algunos avisos que me han llamado poderosamente la atención y no por su originalidad precisamente. "Algún día, algún día te vas a avivar". Uno podría pensar, que se trataba del intento de algún Partido, de lograr conciencia entre los votantes. Pero nó, parece tratarse de un comercio que vende más barato o algo parecido. Un lugar donde la gente ahorra comprando más, tal vez por los puntos que recibe, que se yo. 

Minutos más tarde escucho otro: " Por H o por B no llegás al 30, por H o por B no podés pagar". Tampoco estoy seguro, pero creo que se trataba de una tarjeta de crédito milagrosa, que te puede hacer llegar hasta donde el sueldo no alcanza. Son estas sorpresas que nos tiene reservada, la economía capitalista. Pero en ambos casos, el que te llama " a avivarte " como el que te cuestiona por "no llegar al 30",están destinados a responsabilizarte de tu insolvencia. Todo depende de vos...... 
Y tal vez desde el punto de vista de la caja registradora, el mensaje es efectivo. Desde el punto de vista estético, me parece pobre. Pero en fin, los tiempos han cambiado. Y estas nuevas formas de vender, me alertan acerca de como será la oferta del producto, cuando se acerquen las elecciones. Cómo se presentarán los envases al público. Porque por más que se esfuercen en presentar alguno puro y limpio, no lo encontrarán. Y tal vez tengan que apelar a técnicas de última generación como lo son, presentar primero algunas carencias para luego ofrecer la solución. Está dando buenos resultados, pues es más digerible que andar hablando maravillas inexistentes. 

Un escenario posible al momento de presentar un aviso a los candidatos, sería por ejemplo: Un niño que llega a clase después del recreo y vé el techo desplomado. " Señorita, se rompió todo" sale gritando al encuentro de su maestra. Atrás suyo corre el candidato para aclararle: " no pibe, todo nó! la ceibalita quedó intacta". En fin como verán, la tarea no será fácil, pero siempre confiamos en la fina sensibilidad de la clientela, al momento de decidirse por el producto. Buena suerte!!!



Saber amargo 

por Hugo Bruschi en el AÑO DE LA DIGNIDAD
 

 Días atrás y por gentileza de las redes sociales, tuve acceso a unos versos de Abel Soria, quien nos describe como sólo él sabe hacerlo, algunos rasgos de la llamada "viveza criolla" que tan bien caracteriza a los uruguayos. En este caso, un muchacho del campo plantador de papas, le dice al padre que quiere ser Diputado. En lugar de plantar y romperse el lomo  o la tranquilidad pensando en una lluvia que puede arruinarle la cosecha, el quiere "estar en la papa".Como verán, a este muchacho lo podrán acusar de muchas cosas en el futuro, menos de gil. Un laburo de traje y corbata, en donde alcanza con ir y levantar la mano (se puede faltar con certificado médico) y ganar 200.000 pesos mensuales, llueva o caiga granizo, no es para nada despreciable, si además tenemos en cuenta que por esa patriótica actividad, recibirá votos y aplausos, en lugar de puteadas por el precio de la papa. Dejando de lado claro está, que sólo se trata de versos que nos convocan a la risa, pinta con claridad la mentalidad nacional: pedir un lugar en la joda. Si no podemos cambiar las cosas y tampoco lo intentamos que yo sepa, siempre es mejor buscar un lugar en las mismas. Es decir, si no consigo trabajo, abrimos un club político unos meses antes de las elecciones o nos arrimamos al caballo del comisario, es decir al Partido de gobierno. Nos presentamos como militantes de primera línea a la espera de la recompensa. Y ésta siempre llega más temprano que tarde ,sobretodo en tiempos de urnas. Acaban de presupuestar a unos 2000 y pico de empleados, que figuraban en carácter de contratados. Desde ese punto de vista, blancos y colorados pueden estar tranquilos, que nadie más los acusará de prácticas clientelistas.

Cuando uno toma conciencia de estas y de otras tantas cosas, se desalienta, se amarga y tal vez pase a integrar las filas de la indiferencia. A tal extremo, que si uno pudiera regresar a la niñez, sabiendo lo que ahora sabe y reconociendo que ignora otras tantas, que es una forma de saber también, yo le diría a mis padres: "no me envien a la escuela, porque yo quiero ser ignorante" y mis padres alarmados me preguntarían, porqué?  Los ignorantes son más felices, sería mi respuesta. Los que ignoran y no quieren saber, que es una variante de la ignorancia, rien permanentemente, sus inquietudes no van más allá del 5 de oro, el fútbol o el carnaval. Se conocen de lejos y gozan en cada cuplé como si fuese un gol faltando 2 minutos. Yo en cambio vivo amargado, pensando que será del pais y de los hijos de esta gente. Discutiendo con algún amargado como yo, lo que pasa en el mundo. Preguntándome y preguntando, si hay - por ejemplo - nazis buenos y nazis malos. La industria cinematográfica con Hollywood a la vanguardia, les hizo saber a quienes no habían tenido o querido tener oportunidad de enterarse por otros medios, las atrocidades cometidas por esta gente. Los campos de concentración y de exterminio, un verdadero Holocausto.

De como el Estado de Israel sigue hasta el día de hoy, buscando criminales de guerra, sin importar su edad. Sobretodo a aquellos que eludieron los tribunales de Nuremberg, ayudados en su tarea por el Vaticano entre otros benefactores. Días atrás la policía alemana, detuvo y lleva a juicio a 3 ancianos - que no se entere Mujica por favor!- de 90,92 y 94 años que en su Juventud, habían desarrollado tareas humanitarias cerca de los hornos de AUSCHWITZ. También ahora nos enteramos que en Kiev los rabinos aconsejan a los judíos, a abandonar la Ciudad en busca de regugio en las zonas donde aún, no han podido llegar las hordas nazis alentadas desde la Union Europea y EEUU. Estas bandas fascistas han incendiado locales del Partido Comunista y Sinagogas en una nueva versión de la "noche de los cristales" en donde ni siquiera se salvaron los munumentos al héroe ruso: LENIN. 

En medio de este caos y esta avalancha nazi, estamos esperando alguna declaración del Estado de Israel, que nos confirme que estos nazis de UCRAINA también son malos, de lo contrario la gente desprevenida puede pensar que tal como ocurrió con Al Khaeda, ahora pasaron a ser buenos. Ya no hay peligro de que tomen aviones y los estrellen contra algún rascacielo, por suerte! Mientras todo esto acontece, uno se pregunta que nos contará o mejor dicho que versión nos acercará HOLLYWOOD,estas novedades en materia de crímenes? Habrán mejorado desde el punto de vista de la lágrima, su amor por el prójimo estos, Al Khaedas y estos nazis ucranianos? O será que el amor a los negocios, las posiciones estratégicas, el gas y el petróleo está por encima de estas pequeñeces? Sigo sosteniendo que el saber es amargo, tiene el sabor característico de la infamia sin remedio. Y para colmo de males, no puedo ir al desfile en busca de alegría, dado que el último  ómnibus con destino a casa, sale a las 9.45 y los taxis no quieren llegar hasta "esa zona". Esto sí que es grave......



0 comentarios:

Publicar un comentario