lunes, 28 de abril de 2014

Luchá

Muro grafiteado por los gurises de URU RAP "luchá" (26/4/2014).

Luego de emprolijar la desparramada "revolucion de los claveles rojos" en el cementerio de la teja recorde la higuerita del che donde fui hace unos meses Pero claro, en Montevideo al igual que en Bolivia no los encontre porque ellos no estan ahi.


Salu Sendic¡

A 25 años, Raul Sendic el luchador social vive!
Hay ríos que inundan…otros ríos [1]
Por: Pablo Díaz

El río da muchas vueltas pero…cuando se inunda la cuenca no se sabe ni a donde va, ni se acuerda de dónde viene, como pasa en algunos ríos que reparten al país. Solo cuando baja el agua se ve cual es cual de los ríos, recuperando caudales. Los pescadores te enseñan.

Para Sendic unir al pueblo por abajo no es una olla de grillos: su propuesta era porteras abiertas pero con un polo ideológico orientador claro, el “timonel” de la economía y el poder popular, hacia un proyecto soberano y transformador.

¿No es ese el asunto del que debe encargarse una organización política?

Desde la óptica CARGO-céntrica se deforman las realidades que se miran: en los chicos y medianos productores de Cerro Chato que frenan a los puro especuladores globales se ve a la “oligarquía vacuna”; en la laboriosa y solidaria familia Thedy se ve una “asociación para delinquir; [2] o se “bichan” cuestiones agrarias argumentando para una tribuna urbana (por ejemplo oponiendo falsamente propiedad estatal de la tierra con el merecido uso de esa misma tierra para el que la trabaja).

Hoy podemos decir que los sindicatos rurales recuperaron tierra estatal luchando. Antes de las ocupaciones de “tierra para el que la trabaja” no hubo tierra del estado para usar ellos. Mientras empezaba el proyecto sucro-alcoholero y el Plan de Emergencia ocupamos y recuperamos tierras en situación irregular en Bella Unión (aquella “intervención forzada” –del pobrerío- diría Agazzi) y escribimos un libro[3] que está a la venta en las “mejores librerías” (las que el mismo Agazzi se cansaría de recorrer para seguir censurando ideas). El Plan Alcohol no va para el lado de sembrar por todo el interior pequeñas agro-industrias, ni el Plan de Emergencia creó “nuevas fuentes de trabajo y de producción” como planteaba Raúl Sendic, aunque reditúa usar sus titulares y su apellido, pero no sus pantalones.

El Tito Gregory (¿tupamaro del MLN-T?) nos colocaba a los ocupantes de tierra en la lista de “elementos peligrosos para la seguridad nacional”.Y tarjeta roja del Pepe.[4] También es más que público[5] el hecho que desde principios del 2007 exigimos a Yerú Pardiñas la defensa de las 180.000 há “desafectables” y del artículo 101 de la Ley de colonización. Aunque Gonzalo Gaggero y Andrés Berterreche siguieron cinchándole los bigotes al tigre (sin intentar frenar la primera modificación que se hacía de la Ley de colonización desde 1948). No es sencillo dialogar con Berterreche, por algo intercambiamos amenazas: un descortezadora de eucalipto contra un libro de regalo, así que perdimos un comprador. Y atrás de él perdimos 22.700 há, desafectadas.[6]

“Repoblamiento y resistencia en la campaña”[7]

El primer paso táctico para revertir este proceso es “asujetar” a los pobladores que hoy estamos en la campaña...

Este punto a pesar de ser táctico tiene una relevancia estratégica y en ello, nos va la vida porque los pobladores de la campaña somos los que conservamos los conocimientos y la cultura de la tierra…

La lucha por la tierra es la lucha por el territorio, la lucha por el territorio es la lucha por la “liberación nacional”. El primer paso en una lógica de conquista, de dominación, es el despoblamiento del territorio a ser apropiado. En nuestra lógica, que es una lógica de resistencia, en mantenernos, en afincarnos y en recuperar el territorio perdido, el multiplicar la población en campaña es la tarea…

…Nosotros los trabajadores y productores familiares del campo, tenemos una gran debilidad organizativa y política, ya que resultamos poco atractivos para los que toman las decisiones, porque somos pocos votantes y nuestro peso en la economía es chico. Precisamos juntar fuerzas “de nosotros mismos”…

Invitación sin mentiras ni ofensas (lo que sería una muestra de debilidad).

Si quiere sentir la vigencia de las “ideas fuerza” de Sendic, venga a buscar tierra por la Ruta 6 al norte de Sarandí del Yi, carretera que hoy mismo es suavemente acariciada por 100 camiones diarios de eucalipto rumbo a Botnia. Se va a llevar más tierra en la cara que las 12 000 há propiedad de Aratirí (quizás hasta lo persigan desesperadamente los 60 vecinos aspirantes a colonos que se reunieron el mes pasado por estos lares), y conocerá a los compañeros que unos 25 años atrás acogieron a Raúl Sendic: el luchador social.

De allí por Blanquillos no tan lejos está el Río Negro, y los campamentos de gurises pescadores que siguen peleando con el “colono” Larrachea como en las épocas en que Raúl apoyaba la cría de chanchos con restos de pescado. Venga a escuchar y a ver como abajo, bien abajo, sigue vivo el Río que sabe a dónde va. Solo hay que saber mirar y escuchar. Aprender a desaprender lo que los lentes de los cargos impiden ver, como en una inundación.

No lo estamos invitando a una zafra de caña de azúcar porque todavía no empezó y porque además de Bella Unión es en muchos rincones olvidados donde se escucha el rumor de que hay que recuperar el Uruguay nuestro, de que el hombre “vive” y la lucha sigue.

[1] Respuesta a: “Con verdad no ofendo ni tempo” de Piero Sabini, Mate Amargo, marzo 2014
[2] Ver la respuesta de Mario Thedy al artículo de Sabini: www.elmuertoquehabla.blogspot.com
[3] “Sociología de las ocupaciones de Tierra”, Ed.Nordan, Año 2009, cuyo archivo digital del libro completo está en www.nordan.com.uy
[4] http://www.espectador.com/sociedad/267400/gregori-habr-a-sido-destituido-por-orden-de-mujica
[5] http://ssq.com.uy/?p=662
[6] http://ssq.com.uy/?p=687
[7] Fragmentos de un documento del Movimiento Por la Tierra, Agosto de 2012 - See more at: http://mateamargo.org.uy/index.php?pagina=notas&seccion=la_ronda_del_mate&nota=494&edicion=20#sthash.lnohsj62.dpuf

 http://mateamargo.org.uy/index.php?pagina=notas&seccion=la_ronda_del_mate&nota=494&edicion=20


Plan y fantasía

“Qué importa que nos apaguen la luz, Sendic ilumina el camino”. Así decía un grafiti urgente en aquel 1989 bisagra que estábamos viviendo. Veníamos de la derrota del voto verde y nos esperaban duros golpes ideológicos con la caída del muro de Berlín, el desbarrancamiento de la revolución sandinista y la crisis de la Cuba socialista. También era un año de sequía y apagones programados, que los jóvenes aprovechaban para desafiar las razias cotidianas.

La muerte del Bebe nos tomó por sorpresa, de la misma manera que nos sorprendió con sus planteos al salir de la cárcel. El mítico líder guerrillero, que había sobrevivido al intento de lento aniquilamiento del enemigo, sale con un plan de emergencia para el desastre de país que nos dejó la dictadura. Habla de no pagar la deuda externa, de pasar las tierras en manos de los bancos al Instituto Nacional de Colonización, limitar el latifundio vía reforma constitucional y castigar vía impuestos al consumo suntuario. Crea el Movimiento por la Tierra y habla de un Frente Grande como instrumento para juntar a los que coincidan con este planteo, a nivel político pero fundamentalmente a nivel social, aprovechando el torrente de organizaciones sociales que la lucha contra la dictadura había generado. No se la llevó casi nadie; desconfianza en la izquierda y hasta en los propios tupamaros, que estaban pensando más en resolver sus viejos conflictos producto de la derrota. Pero al Bebe no le importó; fiel a su estilo, siguió adelante, recorriendo el mundo y aprendiendo de las diferentes experiencias revolucionarias, estudiando economía y articulando con todo aquel que pudiera aportar a la causa. Por su casa de Ejido pasaban desde Reinaldo Gargano hasta Luis Mosca (que después fue ministro de Economía de Sanguinetti, pero en ese momento pertenecía a la parte “progresista”del Partido Colorado), también Hugo Batalla, Óscar López Balestra y Alberto Couriel, entre otros. Nunca recibió a Jorge Batlle, que en varias oportunidades le mandó decir que se tomaría un café con él (Lacalle se encargó de cobrárselo en una campaña electoral posterior).

Han pasado 25 años, hace casi diez que la izquierda gobierna en el Uruguay. Como dijo el representante del Movimiento Sin Tierra de Brasil en el acto en recuerdo de Sendic el sábado, hoy el enemigo ya no es más el viejo latifundio sino el agronegocio (aliado al capital financiero internacional), que concentra la propiedad de la tierra, destruye los recursos naturales y expulsa a los pequeños productores familiares que aún sobreviven en nuestra campaña. La izquierda aprobó la ley de ocho horas para el trabajador rural, el Instituto de Colonización ha repartido tierras para aspirantes largamente postergados, pero sigue siendo algo testimonial ante el avance del agronegocio. Parece que el país necesita los puntos de crecimiento del PIB que aportan estas grandes empresas para sostener el nivel de consumo necesario en las ciudades, que prefieren mirar al mundo desarrollado como modelo. En un año de campaña electoral, poner en discusión este modelo, con la apertura que nos mostró el Bebe, mirando más hacia el campo y escuchando a los olvidados de la tierra, es quizá la mejor forma de seguir ese camino que nos sigue iluminando Sendic.

Adolfo Wasem


25 años de la muerte de Sendic: “En nosotros está que tomemos sus banderas o las enterremos”

El hombre de frente grande


Luis Rómboli
La Diaria, Montevideo, 28-4-2014


Hoy se cumplen 25 años del fallecimiento de Raúl Sendic Antonaccio, uno de los fundadores y líder histórico del Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros (MLN-T). El fin de semana se le hicieron diversos homenajes, se presentó un libro y se reivindicó la vigencia de su pensamiento, tanto en filas del Frente Amplio (FA) como de la izquierda no frenteamplista.

“Supo llevar un mensaje de esperanza a los sedientos de justicia, esparció la semilla de la dignidad a los cuatro vientos, sufrió rigores y persecuciones y dejó una herencia de grandeza que trasciende a su tiempo y pertenece a la historia”, dice la placa que el MLN-T colocó hace 25 años sobre la tumba de su líder histórico. El sábado, una multitud se congregó alrededor de donde están los restos de quien fue apodado Bebe, en el cementerio de La Teja.

El homenaje comenzó a las 10.00, con una concentración en Agraciada y San Quintín, desde donde se marchó hasta el cementerio. Sobre el nicho se colocaron claveles rojos y una bandera del MLN-T. Miguel Ángel Olivera, Ariel Silva y Albérico Acuña recitaron poemas; el músico Ezequiel Fascioli cantó acompañado por su guitarra.

Luego, el homenaje continuó en la plaza Lafone, o Solar Raúl Sendic, como le llaman las organizaciones que convocaron al homenaje. Ahí, se presentó un libro que recopila artículos de prensa de Sendic publicados en el quincenario Mate Amargo y en los semanarios Brecha y Asamblea entre 1985 y 1986, con un prólogo de William Yohai y Jorge Zabalza, y se descubrieron esculturas del artista Horacio Faedo, hechas en homenaje. El MLN-T realizó su tradicional acto de homenaje a Sendic el viernes 25, en la esquina de Tristán Narvaja y Paysandú. Quizás por eso, muy pocos dirigentes del movimiento se hicieron presentes al otro día en La Teja, en donde participaron principalmente muchos ex integrantes del MLN-T, frenteamplistas y no frenteamplistas, veteranos ex presos políticos contemporáneos de Sendic y jóvenes menores de 25 años, que seguramente lo conocieron por medio de la lectura de artículos, libros y anécdotas.

Tierra para quien la trabaja

Xenia Itté, la última compañera de Sendic, explicó a la diaria que “los tres grandes ejes del pensamiento” del líder tupamaro fueron la problemática de la extranjerización de la tierra y de la banca, y el no pago de la deuda externa. “Hay que remitirse a todo lo que dejó escrito, no hay invenciones. A Raúl sólo se lo puede interpretar de una manera. Ése es el legado que dejó. En nosotros está que tomemos esas banderas o las enterremos”, dijo. Contó que en un artículo Sendic expresó: “Mientras el tema de la tierra no sea resuelto, va a volver una y otra vez al tapete. Podrán cubrirlo de un manto de silencio, pero va a volver”.
De estos temas tratan los artículos recopilados en el libro que se presentó el sábado, en el que aparece una entrevista a Sendic en la cual explica por qué fundó el Movimiento por la Tierra y plantea la necesidad de una reforma agraria. “Hace 20 o 30 años, el primer punto de todas las plataformas de los movimientos avanzados era la reforma agraria; hoy en día hay una conspiración de silencio en torno a este tema y nadie habla de reforma agraria”, decía Sendic en 1988.

Pero el problema de la tierra lo planteó hace más de 50 años, cuando impulsó la sindicalización de los trabajadores que cortaban caña de azúcar en el departamento de Artigas. Sendic trabajó junto con los cañeros para crear la Unión de Trabajadores Azucareros de Artigas, que entre 1961 y 1970 organizó varias marchas desde Bella Unión a Montevideo. Conocidos como los “peludos”, los cañeros llegaron a la capital bajo las consignas “por la tierra y con Sendic” y “tierra para quien la trabaja”.

En 1987, en un acto del MLN-T en el estadio Luis Franzini, en el que habló luego de José Mujica y Eleuterio Fernández Huidobro, Sendic propuso la idea de crear un “frente grande” en torno a un programa de soluciones “para la tierra, la banca, la deuda externa y el salario”.

En ese momento, el MLN-T aún no estaba formalmente en el FA, aunque había solicitado el ingreso y muchos de sus integrantes militaban en comités de base de la coalición. Pero el “frente grande” era una idea que trascendía las alianzas político partidarias, la propuesta era conformar una “unidad desde abajo”. “Tal vez lo que los dirigentes políticos no consigan lo lograremos trabajando desde abajo, codo a codo, con hombres y mujeres de distintas tendencias”, decía Sendic en el Franzini. En su recordado discurso de aquella jornada, destacó ejemplos de esa unidad que imaginaba, como el acto del Obelisco de 1983 y las comisiones pro referéndum para la derogación de la Ley de Caducidad, en la que participaron, además de frenteamplistas, muchos militantes del Partido Nacional.

Antonio Vadell, ex director del Programa Uruguay Rural, del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, escribió la semana pasada en una columna de opinión en Mate Amargo digital que “la mejor manera” de recordar a Sendic “es continuar hoy planteando el tema agrario”. Vadell se pregunta: “¿A qué modelo de desarrollo rural se apuesta en los gobiernos del FA?”, y explica que “la mayor reducción del número de productores según los datos del último Censo General Agropecuario se concreta durante los dos gobiernos del FA”. Agrega que esos gobiernos “no han impulsado un plan de desarrollo rural inclusivo de los sectores populares del campo”. Destaca que hubo “una aceleración del proceso capitalista” en el agro, “con la entrega del 40% de nuestras tierras a las transnacionales”.

“En la izquierda deberíamos estar estudiando y debatiendo sobre la agricultura familiar y su proletarización forzada, los asalariados rurales y su calidad de vida, la soberanía alimentaria, los modos de tenencia de la tierra, la educación en el medio rural, de cómo avanzamos hacia el socialismo en el campo, entre otros temas. La falta de debate crítico termina dando espacio a las posiciones obsecuentes, defensoras de todo lo que se haga, si viene del gobierno. Y es muy difícil construir nuevo pensamiento desde ahí”, opina el integrante del MLN-T. “Olvidadas van quedando consignas como reforma agraria, lucha por la tierra y contra su extranjerización, que contenían ideas revolucionarias de cambio y justicia social por las cuales luchó Raúl Sendic”, concluye Vadell en su artículo en el portal de Mate Amargo.

Legado

Para el ex presidente de ANCAP Raúl Fernando Sendic, presente en el cementerio de La Teja el sábado, hay una frase de su padre que lo ha orientado en “la actividad política”: “Si nos ponemos a discutir sobre nuestras diferencias, nos podemos pasar toda la vida discutiendo. Si nos ponemos a trabajar sobre nuestras coincidencias, vamos a pasar toda la vida trabajando”. “En vez de discutir, se dedicó a hacer, y ésa es una diferencia que lo distanció muchísimo de los demás políticos en Uruguay”, agregó.


Homenajearon a Raúl “Bebe” Sendic en Montevideo
Resumen Latinoamericano/Carlos Aznárez y María Torrellas, desde Uruguay –

Hace exactamente 25 años, en abril de 1989, moría Raúl “Bebe” Sendic, líder de los Tupamaros uruguayos y uno de los grandes referentes revolucionarios de la Patria Grande. Sendic había protagonizado una de las grandes marchas de los cañeros de la localidad de Bella Unión, afiliados al sindicato UTAA (Unión de Trabajadores Azucareros de Artigas). Con ellos, a quienes asesoraba como abogado, llegó en una ocasión a Montevideo, y el poder fáctico tembló literalmente, ya que las consignas y decisión de los “peludos” (así se llama a los cañeros) preludiaba nuevas y grandes batallas no sólo por reivindicaciones gremiales sino que ponía en marcha una nueva etapa de la Revolución artiguista en Uruguay.
Sendic se había convertido en el factor clave de esa lucha y recibía día a día la solidaridad militante de los trabajadores más golpeados por la hambruna provocada por la sucesión de gobiernos de derecha. De esos fuegos, nace el Movimiento de Liberación Nacional Tupamaros que escribirá a partir de 1962 páginas heroicas y emancipatorias, que causaron adhesión y admiración incluso fuera de las fronteras uruguayas.
Cuando finalmente se precipitan los acontecimientos, y el enemigo imperialista provoca un golpe de Estado en Uruguay, los militares descabezan a los Tupas y Sendic con sus compañeros son capturados y enterrados en vida durante 13 largos años, donde la tortura y el aislamiento total fueron moneda corriente.
En 1985 cuando son liberado, Sendic, muy golpeado físicamente por el muy mal trato recibido en la cárcel, donde no fue tratado de un balazo que le perforó la cara y le destrozó la mandíbula, siguió luchando, convocó a sus compañeros a plantear, como siempre, la lucha por la tierra y por la unidad en un Frente Grande. En esa idea, sin retroceder ni un paso, y con la dignidad de los grandes, como el Che, como Sandino, como Zapata, el Bebe Sendic muere en París, después de intentar durante un tiempo curarse en Cuba.
El día de su fallecimiento y su posterior entierro, miles de uruguayos y uruguayas se lanzaron a la calle y realizaron una marcha inolvidable. A caballos, en carros, a pie, los cañeros, los trabajadores de los arrozales, los más humildes entre los humildes se encolumnaron con las banderas de los Tupamaros y las de Artigas para despedir a quien entregara su vida por la liberación nacional y social, para que los explotados vivan como se merecen.
Hoy, a 25 años de su partida, otra vez numerosos y memoriosos militantes nucleados en la Comisión “Solar Raúl “Bebe” Sendic volvieron a juntarse para homenajear al Bebe. Ocurrió este pasado sábado 26, en Montevideo, más precisamente en el Cementerio La Teja, donde están enterrados los restos de Sendic, y luego en un encuentro popular en la plaza Lafone. Allí estuvieron para homenajear a Sendic, los luchadores de la actualidad, entre ellos varios de los trabajadores en conflicto contra las políticas neoliberales que se aplican en el Uruguay donde gobiernan ex compañeros de Sendic que dejaron sus principios en algún recodo del camino.
Convocaron y adhirieron al acto: UTAA (Unión de Trabajadores Azucareros de Artigas), OSDOR (Organización Sindical de Obreros Rurales), Movimiento por la Tierra (grupos de Tacuarembó, Rocha y La Paloma); CRYSOL, Colectivo “El Sauce”, Agrupación “8 de Octubre” (Base Pinella), Mesa Permanente contra la Impunidad, Comisión de Homenaje a los “Fusilados de Soca”, Agrupación 307 de ADEOM (Asociación de Empleado y Obreros Municipales), Grupo Coso, Fundación Zelmar Michelini, Fundación Vivián Trías, Fundación Ricardo Zabalza, CO.NO.SUR,  Grupo Voces del Sur, Comisión en Defensa del Agua, Colectivo El Ojo, Asamblea del Callejón, Confederación de Pueblos Costeros (Valizas., Punta del Diablo, La Paloma), La Bombonera, Marquemos un Norte, ADEMU (Canelones). ADEMU (Montevideo), FOSSE, AFFUR, UCRUS (Unión de Clasificadores de Residuos Urbanos Sólidos), FEUU (Federación de Estdiantes Universitarios del Uruguay) y Colectivo “Espika” de Santa Lucía.
Desde Buenos Aires llegó la adhesión de las Organizaciones Libres del Pueblo, Convocatoria por la liberación nacional y Social, Fogoneros, Organización Social y Política Los Pibes, Movimiento Popular La Dignidad, Periódico Resumen Latinoamericano. Encuentro Nacional Popular Latinoamericano y Juventud Guevarista.
A la hora de los discursos en el Cementerio, habló un integrante del MST de Brasil, luego recitaron poemas Miguel Angel Olivera, Ariel Silva y el joven Ezequiel Fascioli cantó varios temas dedicados al Bebe y a la lucha de los cañeros de UTAA de ayer y de hoy. Los “peludos” respondieron con la consigna de los años 70: “Por la tierra y con Sendic”.
En la plaza Lafone, rodeada de carteles con la imagen de Sendic, el Che Guevara, y frases convocando a la Revolución, hubo talleres formativos y de debate  se presentó un libro con escritos económicos de Sendic (“La Tierra, la deuda y otros temas”), a cargo del periodista William Yohai y el tupamaro histórico Jorge Zabalza, quienes criticaron duramente la actual gestión del presidente Mujica y la anterior de Tabaré Vázquez
Finalmente se descubrió una escultura dedicada a Sendic, y entonó canciones el trovador uruguayo Daniel Viglietti, quien recordó a los cientos de luchadores caídos.

2 3 4 5 6 7






0 comentarios:

Publicar un comentario