jueves, 29 de mayo de 2014

Indígenas contra el Mundial

Enviado por Jorge Zabalza 
 
El día del indio debería pasar a ser el de ayer, 27 de mayo.
A la tarde de ayer, bien en el medio del centro político de Brasilia, un Indio acertó una flecha en la pierna de un policía a caballo.
Una manifestación indígena que protestaba exigiendo la demarcación de sus tierras, vestidos y adornados como en fiesta de tribu, con arcos y flechas y típicos instrumentos musicales, recorrió al trotecito, danzando, la rampa de los ministerios. Después, en el mismo ritmo bajaron la famosa rampa y en la plaza expresaron su protesta con rondas y danzas bellísimas. Una verdadera fiesta
Enseguida, junto a otro grupo que protestaba contra los gastos de la Copa, se dirigen en marcha pacífica hacia el novísimo estadio Mané Garrincha juntando unas mil personas.
Una cerradísima y organizada barrera de policías a caballo le cerraron el paso.
Saltando, con los brazos en alto y a los gritos, la manifestación consiguió hacer retroceder, desorganizada, la ensayada formación policial que, asustada comenzó a tirar gases lacrimógenos.
Fue entonces que un indio consiguió acertar la pierna de uno de los caballeros.
Pareció una venganza secular. Pareció un acto simbólico contra todas la injusticias practicadas contra Nuestra América
Yo no sé si exagero en mi entusiasmo, pero siento que ese flechazo fue un flechazo para el eterno enemigo que desde la colonización hasta la represión de nuestros días, se ensaña con el pueblo americano.
Seguramente el pobre policía herido no sabe el por qué de las órdenes que obedece; ni siquiera sabe quién será el mandante, en última instancia, de las órdenes que él obedece.
Tal vez el heroico indio no sepa nunca que ya es parte de la historia y de nuestro orgullo -por lo menos del mío-.
Desde Brasilia, Cacho
28 maio 2014

.












0 comentarios:

Publicar un comentario