miércoles, 25 de junio de 2014

Ley de Faltas, esconder la pobreza


Nacional
23.6.14
Entrevero 
Voluntarios que brindan alimento y abrigo 
a personas en situación de calle en el Centro 
de Montevideo fueron advertidos por incumplir 
Ley de Faltas.
 
Algo por Alguien se llama el grupo que desde febrero a diciembre, los miércoles y sábados, da de comer en la plaza del Entrevero a unas 100 personas en situación de calle. Hace diez años que los voluntarios llevan adelante esa tarea; sin embargo, la semana pasada fueron advertidos por la Policía en dos oportunidades: no pueden continuar alimentando a personas en la vía pública porque esto significa una violación de la Ley de Faltas. 


La llegada de turistas a partir del Mundial de fútbol que se está desarrollando en el país vecino fue el principal argumento que dio un policía comunitario de la Seccional 3ª cuando advirtió a los integrantes de Algo por Alguien de que no volvieran a la plaza Fabini (más conocida como del Entrevero), ubicada en la avenida 18 de Julio, en el Centro de Montevideo. Hace diez años que allí les dan de comer a más de 100 personas en situación de calle. Diana Traverso contó que arrancó yendo sola. Llevaba una mochila grande con termos con té que repartía entre quienes vivían en la calle, como una forma de que pudieran hacer más llevadero el frío. “Lo hice dos años sola y me conocían como ‘la loca del Centro’”, recordó. A partir de vínculos personales, su acción se fue haciendo conocida y comenzó a tener difusión, lo que permitió que se fueran sumando otros voluntarios, con los que fue tomando forma el grupo Algo por Alguien. En todos estos años han circulado muchísimos voluntarios, pero en promedio los integrantes fijos son entre 20 y 30. Traverso aclaró que el colectivo “no es una ONG, es gente que va por voluntad propia”. Explicó que no piden dinero y que son apolíticos, y las donaciones que reciben son de alimentos secos no perecederos. “Somos seres humanos comunes y corrientes, que salen de su casa con una olla y se organizan medianamente por internet”, resumió.
Cuando reciben donaciones o se acercan a participar voluntarios de otros ámbitos van a la plaza los jueves y domingos. El jueves 19 concurrió un grupo integrado por los más jóvenes del plantel. Traverso contó que ese día se les dijo que no podían repartir más alimento en la plaza; “estaba prohibido porque causaba mal aspecto para el turismo y por la Ley de Faltas”, les explicaron. La fundadora del grupo comentó que aunque los jóvenes no se resistieron, no fueron bien tratados. Relató que a uno de ellos lo acusaron de tener “mal aspecto” y le indicaron que “también él quedaba feo en la plaza”.
Luego de ese incidente, y a un día de volver a realizar esa actividad, una integrante del grupo de Facebook Algo por Alguien advertía: “Queridos compañeros, mañana ir con documentos y sin nuestros hijos por las dudas, llevo copia de Ley de Faltas, esperamos no pase nada pero ¡debemos ir preparados!”.

Registros e interpretaciones

Llegó el sábado y el grupo se organizó: fueron con una cámara y acompañados por una abogada. A diferencia de otros días, notaron la presencia de más policías que daban vueltas a la plaza. “Hace diez años que vamos, conocemos los movimientos de la plaza de memoria”, remarcó. Indiferentes a la guardia policial, sacaron las ollas repletas de comida que los voluntarios traen de sus casas y les dieron de comer a personas solas y familias. Una vez que cenaron y todos comenzaron a irse, un grupo reducido de voluntarios se quedó juntando las bandejas donde sirven la comida, ya que las reutilizan. “En eso veo que un oficial se arrima y les grita a las personas a las que les dimos comida: ‘¿Ya terminaron de comer?’”, detalló. Ante esto, los voluntarios le salieron al cruce y le preguntaron: “Disculpe, oficial, ¿tiene algún problema?”. “Él argumenta que por el turismo que llega por el Mundial queda feo darles de comer a los pobres, que arruinan todo el paisaje. Dice que se ha gastado mucha plata en arreglar la plaza como para que la arruinemos con guisos y cosas por el estilo”, señaló Traverso. Los integrantes del grupo encendieron una cámara y grabaron la charla con el policía.
El agente les preguntó si tenían pensado seguir yendo a la plaza a darles de comer a esas personas, y ante la respuesta afirmativa de los contados voluntarios, explicó que no era posible porque en ese caso estarían inclumpliendo la Ley de Faltas, normativa que, entre otras cosas, regula el comportamiento de los ciudadanos en el espacio público. En la ley se establece que quien “ocupare espacios públicos acampando o pernoctando en forma permanente en ellos” será castigado con penas de siete a 30 días de prestación de trabajo comunitario, si persiste en su actitud luego de haber sido intimado dos veces por la autoridad municipal o policial. Sin embargo, éste no parecería ser el caso. La entrevistada contó que el encuentro suele comenzar a las 19.00 y finaliza prácticamente una hora después.
la diaria consultó al Ministerio del Interior. Desde la cartera se respondió que se desconocía la situación y que se indagará al respecto, y se adelantó que seguramente se trate de una “mala interpretación de la Ley de Faltas” por parte de “mandos medios”.
GM

Ley de faltas...falta de humanidad
.

 Cazuela por alguien, hambre en la plaza El Entrevero





 Leer mas

Por orden de la Intendencia y el fiscal de Corte
31.05.2014, 

Frente al cuestionamiento a la Justicia por parte del equipo de la Intendencia Municipal de Montevideo (IMM) que se encarga de aplicar la ley de faltas para retirar de los espacios públicos a las personas que los ocupan indebidamente, el fiscal de Corte Jorge Díaz, afirmó a El Observador que los fiscales tienen independencia técnica para resolver si condenan o no a los indagados. En ese sentido, subrayó que “es un dato de la realidad que la ley genera gran resistencia en la academia” y por eso es esperable que los fiscales no acusen.

Un documento del Centro Coordinador de Emergencias Departamental (Cecoed) al que accedió El Observador cuestionó el accionar de la Justicia en la aplicación de la ley de faltas, en concreto sobre el artículo 14 que sanciona a quien pernocta en espacios públicos. Señaló que cada día encuentran “se han detenido a 1.648 personas que por diferentes motivos se encontraban viviendo en situación de calle, pero no fueron procesadas, aunque algunas de ellas cumplían con los criterios (ser detenidos más de tres veces)”.

El coordinador de Cecoed Montevideo, Jorge Cuello, dijo a El Observador que la justicia no aclara porque no se condena a estas personas. Mientras que el juez de faltas, Jorge Pírez, explicó que por lo general, los fiscales no acusan a los detenidos.

El fiscal penal Carlos Negro, afirmó que la ocupación de espacios públicos es una falta más compleja que otras, por el trasfondo social que involucra. La situación “no se resuelve solamente llevando al individuo ante la justicia”, sino que primero hay que ofrecer refugio, en trabajo con el Ministerio de Desarrollo Social (Mides). En el caso de que la persona se comprometa a ir a los refugios y luego no lo cumpla, entonces se considera la falta como tal y se determinan sanciones de trabajos comunitarios. En su opinión esas sanciones se aplican.

La fiscal adjunta Dorothy Abuchalja, quien trabaja en el juzgado de faltas, aclaró que “no es verdad” que la ley no se aplique, y aseguró que tanto ella como sus colegas han aplicado la ley y las sanciones previstas.

De todos modos, el reclamo de la IMM se refiere a la aplicación del articulo 14 por la falta de sanciones en los casos de ocupación de espacios públicos. El informe no menciona la aplicación de las otras faltas como puede ser el vandalismo de contenedores (que esta última semana ha habido procesamientos), las picadas, entre otras conductas que se castigan.

Ubicar al indigente
El fiscal de Corte señaló que desde la Fiscalía de Corte se ha hecho “todo lo posible por articular y organizar el trabajo de los fiscales” en coordinación con el Ministerio del Interior, con la Intendencia, con el Mides pero aún así hay problemas operativos, indicó.

Entre esos problemas mencionó que a veces cuando el juez cita a la persona para que declare como vive en la calle, la Policía no los logra ubicar. Consultado sobre por qué motivo no van al juzgado enseguida que se los detiene, dijo que esa es una decisión del juez.

Explicó que al principio no se podía dar cumplimiento a la disposición que ordena la ley de ofrecerle una alternativa a las personas que están en la calle porque el Mides por falta de refugios aunque aclaró que eso ahora se solucionó.

Además se quejó porque cuando la ley fue estudiada en el Parlamento no fueron consultados. “Seguramente hubiéramos ofrecido soluciones alternativas, porque en el interior del país la Suprema Corte puede delegar la tarea de aplicar la ley a los jueces de paz que no están en las capitales y en ese caso los fiscales no podrán estar en la audiencia”, explicó.

El fiscal de Corte se pronunció por la inconstitucionalidad de la ley. A su juicio el hecho de que no se puedan apelar los fallos le quita garantias a las partes pero luego la Suprema Corte de Justicia entendió que la norma no contradice ningún principio constitucional.

Diana Traverso en "Puesta a Punto"


.







0 comentarios:

Publicar un comentario