miércoles, 25 de junio de 2014

Llegó la republicana y se arruinó la fiesta

DIEGO CASTRO   mié jun 25 2014
El pitazo final del arbitro mexicano desató el grito contenido de las más de 1.000 personas que se concentraron en 18 de Julio, frente a la pantalla del Impo.
Todo era festejo. El "Soy Celeste" resonaba a lo largo y ancho de la avenida, las banderas se agitaban y todo era alegría.
Sin embargo, dos jóvenes que estaban en el lugar, comenzaron a discutir y a tomarse a los golpes. La gresca se generalizó cuando las respectivas barras de amigos de estos jóvenes, se trenzaron en una pelea.
Fue en ese momento que un grupo de 25 policías se hizo presente en el lugar con intención de acabar con la pelea. Pero lejos de aplacar los ánimos, la presencia policial lo único que hizo fue exacerbar los ánimos.
"¿Que hacen acá, alcahuetes?", fueron los primeros, y más suaves epítetos dirigidos a los policías que se hicieron presentes en el lugar. A partir de allí comenzó una lluvia de piedras, palos y botellas que cayeron sobre los efectivos allí presentes.
En esa lluvia de proyectiles, dos efectivos resultaron heridos. Un policía que estaba en uno de los cordones que se realizaron en el medio de 18 de Julio casi Barrios Amorín recibió una pedrada en la cabeza.
Además, una mujer policía fue golpeada por una botella rota, recibiendo un corte profundo en una pierna y debió ser sacada del lugar por un compañero que la llevó en sus brazos, ya que no podía caminar debido al corte.
A esa altura, ya había pasado cerca de una hora de finalizado el partido y los patrulleros iban y volvían desde las Seccionales más cercanas, llevando personas detenidas.
No obstante, varios de los agresores, lograron "zafar" de la Policía. Por ejemplo, un individuo arrojó una botella directamente a efectivos de la Guardia Republicana, siendo inmediatamente perseguido por agentes policiales. Sin embargo, el agresor pudo escaparse perdiéndose entre la multitud.
A última hora de la noche, eran 47 las personas detenidas por la Policía por distintos desmanes, sobre todo agresiones físicas y verbales contra los agentes presentes en el lugar.
Según información suministrada por fuentes policiales, las seccionales 2a, 3a y 5a recibieron a los detenidos. Las tres dependencias policiales terminaron desbordadas.
Del total de detenidos, 18 fueron derivados a la Seccional 2°, 15 a la 3° y 12 en la 5°. A última hora de ayer, la Justicia era informada de la situación y se espera para hoy que varios de los detenidos sean derivados al juzgado penal de turno.
Varios comercios céntricos, sufrieron roturas de vidrieras, aunque según fuentes policiales, no se registraron denuncias de robos o saqueos.
Muchos de esos comercios habían tomado la previsión de cerrar sus puertas al finalizar el encuentro.

Salto.

Los festejos en la capital del departamento de Salto también se vieron salpicados por incidentes en la calle Uruguay.
A última hora de ayer, las comisarías se encontraban desbordadas y desde los hospitales públicos, se pidió que no se llevara más heridos, ya que no daban abasto para atender los ingresos. La policía se vio obligada a utilizar a su grupo de choque para frenar los desmanes. En primera instancia los enfrentamientos se dieron en la Plaza de los Treinta y Tres, donde dos policías fueron heridos.
Los desmanes se trasladaron hacia la calle Uruguay, obligando a reforzar la seguridad en casas cambiarias que a esa hora cerraban sus puertas. (Producción: Diego Píriz y L. Pérez)

Alegría y festejo en el IMPO terminó con incidentes y detenidos .
Federico Cardozo @fedecardozo1980 - 24.06.2014, 
.






Lo que podría haber sido un día histórico y de fiesta, se convirtió en un caos. Uruguay le estaba ganando por 1 a 0 a Italia por el grupo D del Mundial de Brasil y se metía en octavos de final. Un país festejaba el gran triunfo de la celeste vestida de blanco en el estadio Das Dunas en la ciudad de Natal. Las lágrimas de emoción de una pareja que miraba el partido en la pantalla gigante del IMPO pintaba de pie a cabeza el sentir de más de tres millones.
Sin embargo, ese sentimiento en el centro de Montevideo fue otro. Corridas, botellazos, pedradas y algunas personas a los gritos -víctima de algún robo como el que padeció quien suscribe este crónica- fue el escenario del impensado final de una tarde de gloria para el fútbol uruguayo. Así se presentó la explanada de la Intendencia Municipal de Montevideo (IMM) que reunió a cerca de 10.000 personas en 18 de julio y Ejido.
Durante el encuentro, los hinchas celestes se comportaron con total normalidad. Acompañados de mate, cerveza o vino, y comiendo pop y tortas fritas, alentaban a los jugadores a cada momento.
Lo que era una fiesta poco a poco se fue empañando. La presencia policial comenzó a meterse entre la gente ya que algunos acusaban a los gritos: “Me robaron”.
Los oficiales comenzaron a buscar a los delincuentes. La gente comenzó a murmurar. Las corridas de un lado a otro se adueñaron de la explanada. El saldo del operativo policial concluyó con dos policías heridos y 30 detenidos, según informó a El Observador Fernando Gil, vocero del Ministerio del Interior.
El cántico “Volveremos a ser campeones como la primera vez” se escuchó como nunca minutos más tarde del cabezazo de Diego Godín que puso el 1 a 0 y condenó a los italianos a armar las maletas.

Los gráficos de "Saracho"







.

0 comentarios:

Publicar un comentario