sábado, 21 de junio de 2014

Maltrato y Tortura en el Hogar Ser

Imágenes difundidas por el sindicato de trabajadores del INAU 


11/06/2014
Subrayado investiga: denuncias de maltrato y tortura en el INAU 

Denuncias de malos tratos y torturas a los internos, que afirman que todo eso “es moneda corriente”. Autoridades separadas de sus cargos e investigaciones en marcha.
Funcionarios y autoridades del Hogar Ser fueron denunciados por madres, un funcionario y organizaciones de derechos humanos. Los acusan de malos tratos hacia los internos y aseguran que hay casos de torturas.
En ese hogar están recluidos menores que cometieron todo tipo de delitos: desde rapiñas y copamientos, hasta violaciones y homicidios. Ellos aseguran que el maltrato es moneda corriente y algunos señalan que les pegan sin razón ninguna.
Un video grabado por un ex funcionario del Hogar Ser muestra como otro (que luego fue separado del cargo) grita y golpea a un interno. Los denunciantes aseguran que hay funcionarios que orinan sobre los menores, los golpean y los dejan desnudos o en ropa interior durante varios días en pleno invierno. Afirman que esto es así desde hace un año, cuando Jessica Barrios (actualmente con licencia) asumió la dirección del hogar.
José Enrique Márquez es funcionario de INAU y uno de los denunciantes. Dijo que Barrios y ocho trabajadores que ella llevó al lugar eran quienes golpeaban a los menores. Además, afirma que la jerarca amenazó a quienes denunciaran con ser expulsados, puestos a disposición o recibir malas evaluaciones.
Barrios tiene tres denuncias penales en su contra, además de una investigación administrativa avanzada en el Sirpa. Sandra Giménez, abogada que representa a los familiares de adolescentes privados de libertad, contó a Subrayado que Barrios obligó a uno de los menores a comerse parte del papel de la citación judicial que recibió. “¿A tu madre le gusta denunciar? Ahora comete la denuncia”, le dijo al chico.

.

.

Por su parte, Jorge Gago, integrante de la comisión del Sirpa, reconoció que hubo problemas de maltrato, pero recalcó que se hicieron las denuncias correspondientes. Afirmó además que quienes dicen que hay torturas deben probarlo. “No se puede acusar a cualquiera”, dijo.
Desde el sindicato del INAU, su presidente, Joselo López, afirmó que si hay denuncias se debe investigar y que si hay algún funcionario involucrado en estas situaciones “no puede seguir trabajando en la institución”.
Quien está actualmente en lugar de Barrios es Alejandro Araújo, subdirector del Hogar Ser, quien dijo a Subrayado que en ese centro instauraron una frase: “la pelotita la tenés vos, vos decidís como se juega el partido”.
Subrayado consultó a las autoridades del INAU, que no quisieron realizar declaraciones y enviaron un comunicado titulado "Del directorio del INAU y la comisión delegada del Sirpa a la población".




http://970universal.com/wp-content/uploads/audios/4_16_14_guianze.mp3 .

A menores “los cuelgan desnudos y los golpean” en hogares de INAU

Así lo afirma Sandra Giménez, abogada de internados en el sistema de responsabilidad penal adolescente. 
Quince organizaciones de la sociedad civil se sumaron a la Institución Nacional de Derechos Humanos en el pedido de renuncia del directorio del Sistema de Responsabilidad Penal Adolescente (Sirpa).
Ese organismo califica la situación del Sirpa como “gravísima” y se basa para ello en las denuncias de malos tratos y torturas en los centros de rehabilitación.
José  fue uno de los funcionarios del Sirpa que inició la denuncia ante la institución y dijo a Subrayado que ya no trabaja más allí, ya que lo sacaron de forma compulsiva luego de perseguirlo laboralmente durante un año.
Por su parte, Juan Fumeiro, del Comité de los Derechos del Niño, dijo que quieren que se cambie a toda la dirección del Sirpa por una que “tenga respaldo del sistema político y de la sociedad civil” para enfrentar esta situación.
"NO SE PUEDE OCULTAR". Sandra Giménez, abogada que representa a 18 madres y padres de adolescentes internados en hogares del Sirpa, afirma que “ya no se puede ocultar” lo que está pasando en el Hogar Ser de la Colonia Berro.
“Varios gurises que habían pasado por diferentes centros me narraban con lujo de detalles las torturas. Los cuelgan, ya sea de los barrotes o de un fierro, con las manos esposadas arriba de la cabeza, previamente los desnudan y los mojan con agua helada y los empiezan a golpear”, relató la abogada en el programa Poder Pensar del Canal 20.
Agregó que los internos “crean formas de darse una mano entre ellos, se gritan por las mirillas y dan ánimo a los que están siendo golpeados”. Según contó Giménez, para ayudar al golpeado, alguno de sus compañeros pide para ir al baño y se pone en cuclillas debajo, para que pueda apoyar sus pies y aliviar el dolor.
“Hay siete investigaciones que inició el Sirpa y un sólo funcionario separado del cargo hasta julio del 2014, con retención de la mitad del sueldo. No hay más sancionados. La directora del Hogar SER sigue siendo la misma a la que se le acusa en la denuncia de las madres de estar en algunas de estas situaciones”, afirmó la abogada, que dijo que tiene a 12 funcionarios totalmente identificados.
INAU ASEGURA QUE ACTUÓ ANTE DENUNCIAS E INICIÓ INVESTIGACIONES. Desde el INAU, su presidente, Javier Salsamendi, respondió que comparten la mayor parte del informe que presentó la Institución de Derechos Humanos y que el propio Sirpa ha presentado denuncias penales y ha iniciado investigaciones administrativas con separación del cargo para algunos funcionarios.
Mienttas, Jorge Gago, delegado del Sirpa, dijo que han tomado iniciativa en todas las denuncias que han hecho familiares y chicos. “Se removió gente, se hizo denuncia penal cuando correspondía; siempre tuvimos la iniciativa”, afirmó.


.
De terror
JUAN PABLO CORREAvie jun 13 2014
También declararon, aunque no como indagados, Javier Salsamendi, presidente del INAU, y Ruben Villaverde, director del Servicio de Responsabilidad Penal Adolescente (SIRPA). La investigación se originó en denuncias realizadas por el propio SIRPA y por la Institución de Derechos Humanos a partir de testimonios de familiares de los internos.
Mientras tanto, instituciones de derechos humanos insistieron en el Parlamento en que en los hogares del INAU hay "plantones" y malos tratos. El Comité por los derechos del Niño, el Ielsur y el Servicio Paz y Justicia dijeron el miércoles ante la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Representantes que persisten en los hogares del INAU prácticas de malos tratos y que no hay una clara orientación en la conducción de esos centros. El presidente de la comisión, el diputado colorado Gustavo Espinosa, contó a El País que los representantes de las instituciones mencionaron casos de "plantones" y de "paquetes", como se denomina a la situación que se produce cuando el joven con grilletes y esposas debe permanecer en posición incómoda por períodos prolongados.
Según Espinosa, las instituciones -que han pedido la renuncia de Villaverde, director del SIRPA, que es un órgano desconcentrado del INAU-, denunciaron también que a los funcionarios que alertan sobre situaciones anómalas se los traslada o no se les renueva el contrato. También señalaron que no hay una clara orientación en la dirección de los centros que funcionan "a impulsos de los directores, sin que haya un programa uniforme" para todos ellos.
Las instituciones reconocieron sí que se ha constatado un menor suministro de tranquilizantes a los internos y la puesta en marcha de obras que apuntan a bajar el hacinamiento aunque todavía, sostuvieron, se constata ingreso de drogas a los centros.
El diputado se quejó de que no ha recibido respuesta a los muchos pedidos de informes que ha realizado sobre denuncia penales vinculadas a fugas de establecimientos del INAU y a malos tratos.
Por otra parte, una nutrida delegación de diputados de la Comisión de Población visitó ayer la Colonia Berro donde funcionan varios hogares y los representantes se retiraron con opiniones contrapuestas. El diputado oficialista Julio Bango dijo a El País que hay "una mejora importante en el tema hacinamiento" y en la mayoría de las celdas se encuentran dos jóvenes, como debe ser. De todas formas, reconoció que en el hogar Piedras en algunas había tres e incluso cuatro. Bango dijo cree que el faltante de plazas todavía existente se resolverá con diversas obras antes de que termine el año. Según Bango, los jóvenes realizan más actividad física y trabajos de granja que cuando visitó las instalaciones hace dos años. "Hablé con 10 jóvenes y se está superando el tema del encierro", aseguró.
El diputado blanco Pablo Abdala, sin embargo, señaló que la visita fue "parcial" y que hay un atraso "severo" en la ejecución de obras previstas a partir de los US$ 25 millones que el SIRPA recibió desde su creación en 2010. "Todo se supone que está en marcha pero hay un rezago", dijo. En el hogar Piedras, ejemplificó, 15 de los 45 jóvenes internados, duermen en el suelo. También señaló que jóvenes con los que habló le comentaron que había días en que no salían de su celda y que había golpizas. El legislador también mostró su molestia porque el SIRPA no compartió con la comisión de Población de la cámara baja el informe de respuesta que le envió a la Institución de Derechos Humanos que lo había cuestionado. La institución sostiene que los jóvenes permanecen 23 horas al día en sus celdas.
El SIRPA tiene a su cargo 678 jóvenes.

Centro polémico

Ya en 2008 la entonces ministra de Desarrollo Social, Marina Arismendi, había considerado que el SER era "un infierno", recordó Espinosa. Hoy uno de sus tres módulos está en obras por lo que no pudo ser visitado ayer por los legisladores. Los otros parecen estar en buenas condiciones.


Entrevista a José Márquez, denunciante de maltratos en el Centro Ser del INAU y ex funcionarios





0 comentarios:

Publicar un comentario