lunes, 21 de julio de 2014

La activista Eloisa Samy pidió asilo a Uruguay


Enviado por Jair Krischke - Presidente Movimento de Justiça e Direitos Humanos 


 En la Cancillería uruguaya dijeron  que "no está dada ninguna condición para otorgar asilo"


Eloísa Samy y otros dos activistas brasileños solicitaron este lunes asilo político en el consulado de Uruguay en Río de Janeiro, después de que un tribunal decretara prisión preventiva en su contra por "asociación ilícita" tras su participación en las protestas ocurridas desde el año pasado en Brasil.  

La abogada Eloísa Samy acudió al consulado de Uruguay acompañada de David Paixao y Camila Nascimento en busca de asilo después de que una orden judicial revocara un hábeas corpus que se le había concedido tras pasar cinco días en prisión, la semana pasada.

Los tres están acusados por el Ministerio Público de "asociación ilícita" por su participación en las manifestaciones que han tenido lugar durante los últimos meses en el país y Samy fue detenida en una protesta ocurrida en la víspera de la final del Mundial de Brasil, cuando un total de 23 activistas fueron apresados.

Paixao y Nascimento no fueron detenidos pero también recae sobre ellos la petición de prisión preventiva por los mismos motivos.

Hasta hoy, solo 5 de los imputados el pasado 13 de julio permanecen encarcelados y los 18 restantes siguen reclamados por la Justicia.

"Estamos siendo tratados como terroristas", aseguró a Efe Samy en el consulado uruguayo, donde se quejó de que la semana pasada fue encarcelada como una "delincuente común" cuando por su condición de abogada debería tener derecho a un régimen especial, que la ley brasileña concede de personas con estudios universitarios.

Samy indicó que decidió solicitar asilo político a Uruguay porque el presidente de ese país, José Mujica, "sabe lo que es la persecución política y la fuerza opresiva del Estado".

"Si no aceptan mi solicitud me llevarán de nuevo a prisión y no tendré derecho a defenderme", aseguró.

Según la activista, en los cinco días que pasó en la cárcel carioca de Bangú las condiciones fueron "horribles", compartió celda con otras siete mujeres, solo les facilitaron "una toalla y tres mantas para todas" y no dispusieron de cubiertos para comer.

Por su parte, David Paixao ha estado detenido varias veces por su participación en las protestas y siempre fue defendido por Samy, que adoptó al joven tras comprobar que no tiene familia.

La cónsul uruguaya en Río de Janeiro, Miriam Fraschini, no facilitó ninguna información sobre el trámite de la solicitud de asilo político por parte de los tres activistas brasileños.

El magistrado Flávio Itabaiana de Oliveira Nicolau, del Tribunal de Justicia de Río de Janeiro, decretó la prisión preventiva debido a la alegada "peligrosidad" de los acusados que, en su opinión, suponen un "riesgo para el orden público".

El arresto de los activistas, la víspera de la final del Mundial, fue duramente criticado por organizaciones de derechos humanos y por el Colegio de Abogados de Río de Janeiro, que consideraron que fueron "arbitrarias" e "intimidatorias"


http://www.frontlinedefenders.org/es/node/26635

Eloisa Samy es una abogada de derechos humanos que ha trabajado protegiendo a los/as manifestantes desde el inicio del movimiento de protestas callejeras en Brasil. Andre Constantine trabaja por la protección y promoción de los derechos de las comunidades de las favelas de Rio de Janeiro.
El 10 de julio de 2014, un juez de la Corte Penal N° 27 de Rio de Janeiro emitió órdenes para el arresto temporal de 30 manifestantes y defensores/as de los derechos humanos, entre ellos Eloisa Samy. El 12 de julio se ejecutaron 19 de estas órdenes, en vísperas del partido por la final de la Copa del Mundo, entre Alemania y Argentina, en el estadio Maracaná, Rio de Janeiro. La policía ingresó a los domicilios de los manifestantes y confiscó varios de sus objetos personales, tales como ordenadores, teléfonos móviles, máscaras antigases y prendas de vestir de color negro. De acuerdo con el servicio de prensa de la Policía Civil, otras 16 personas fueron arrestadas sin orden de arresto durante los allanamientos del 12 de julio de 2014, porque se hallaban en los domicilios de los manifestantes cuando estos fueron arrestados/as.
El 13 de julio de 2014, el día del partido final de la Copa Mundial de Fútbol, las protestas previstas quedaron marcadas por la violencia policial contra los manifestantes en la plaza Saens Peña, Rio de Janeiro.
Aproximadamente dos horas antes del inicio del partido, la policía lanzó gas lacrimógeno contra los/as manifestantes y los persiguió hasta una estación de subterráneo cercana, que había sido acordonada para los medios de prensa. La policía atacó a los manifestantes con porras de madera y disparó balas de goma, gas lacrimógeno y aerosol de pimienta. Felipe Peçanha, defensor de los derechos humanos, fue golpeado por la policía, que también confiscó o destruyó el equipamiento de por lo menos diez periodistas y activistas de medios de comunicación. El defensor Andre Constantine quedó arrestado temporariamente durante las protestas. En suma, diez manifestantes quedaron detenidos temporalmente; recuperaron la libertad hacia el fin del día.
Las solicitudes de habeas corpus presentadas por abogados fueron denegadas hasta el 15 de julio de 2014, cuando 13 manifestantes detenidos, entre ellos Eloisa Samy, recibieron permisos para salir libres. Se espera que salga de la prisión Bangu el día 17 de julio. Actualmente, seis de las personas arrestadas permanecen detenidas. El Sr. Marcelo Chalreo, presidente de la Comisión de Derechos Humanos de la Asociación de Abogados de Brasil, calificó estos arrestos como intimidatorios, ya que no se fundamentan en la ley, y condenó lo que denominó intención policial para prevenir el derecho de las personas a manifestarse.
Esta situación es la última en una serie de arrestos y acciones represivas contra defensores/as de los derechos humanos, que participaron en protestas durante las finales de la Copa Mundial de Fútbol. Front Line Defenders produjo un cortometraje, como parte de su emisión de vídeo mensual "Multiple Exposure" sobre las agresiones a defensores/as de los derechos humanos en las favelas de Rio de Janeiro.
Front Line Defenders desea manifestar su preocupación por la acción policial en Rio de Janeiro contra los/as defensores/as de los derechos humanos Eloisa Samy y Andre Constantin, y por la violencia de la que fue objeto Felipe Peçanha. Asimismo, Front Line Defenders entiende el uso del arresto, detención y ataques físicos es una forma de neutralizar e intimidar a defensores/as mientras que desarrollan su labor legítima en defensa del derecho de las personas a la libertad de reunión y expresión.
- See more at: http://www.frontlinedefenders.org/es/node/26635#sthash.3GjtyRFJ.dpuf


URGENTE Declaración de Eloísa Samy - Abogada perseguida política del Estado de Rio de Janeiro .
Se pueden activar subtitulos pinchando en la ruedita



Fuente Diario “O Globo”
RIO – La abogada Eloisa Samy, acusada de estar involucrada en actos violentos durante protestas en Rio de Janeiro, fue al consulado de Uruguay, en Botafogo, en la Zona Sur de Rio, para pedir asilo político en el país. Según el abogado del Instituto de Defensores de Derechos Humanos (IDDH), Lucas Sada, la activista llegó al lugar alrededor de las 12 hs..
— Fue una decisión individual de ella. Que al menos esto sirva para llamar la atención internacional en relación a la criminalización que los abogados militantes están sufriendo sólamente por ejercer su función constitucional — declaró.
Buscado por O GLOBO, en la tarde de este lunes, el consulado de Uruguay no quiso pronunciarse.
Eloisa Samy y otros 17 activistas son considerados foragidos desde el último viernes, después de tener la prisión preventiva decretada ese día. El sábado, policías civiles, de diferentes comisarías especializadas, con apoyo de la Coordenadoria de Recursos Especiais (Core), hicieron diligencias con el intento de apresar a 18 de los 23 activistas que tuvieron prisión preventiva decretada por el juez Flávio Itabaiana de Oliveira Nicolau, de la 27ª Vara Criminal. Ellos son acusados de actos violentos durante protestas en la ciudad y responden por asociación criminal armada (asociación ilícita). Sin embargo, en la acción, no fue encontrado nadie.


Los 23 denunciados

Os 23 denunciados pelo MP-RJ são:
- Elisa de Quadros Pinto Sanzi, vulgo "Sininho”
- Luiz Carlos Rendeiro Junior, o "Game Over”
- Gabriel da Silva Marinho
- Karlayne Moraes da Silva Pinheiro, a "Moa"
- Eloisa Samy Santiago
- Igor Mendes da Silva
- Camila Aparecida Rodrigues Jourdan
- Igor Pereira D’Iicarahy
- Drean Moraes de Moura Corrêa, "DR"
- Shirlene Feitoza da Fonseca
- Leonardo Fortini Baroni Pereira
- Emerson Raphael Oliveira da Fonseca
- Rafael Rêgo Barros Caruso
- Filipe Proença de Carvalho Moraes, o "Ratão"
- Pedro Guilherme Mascarenhas Freire
- Felipe Frieb de Carvalho
- Pedro Brandão Maia, o "Pedro Punk"
- Bruno de Sousa Vieira Machado
- André de Castro Sanchez Basseres
- Joseane Maria Araujo de Freitas
- Rebeca Martins de Souza
- Fabio Raposo Barbosa
- Caio Silva Rangel.


Algunas “particularidades” del proceso:
LUCAS VETTORAZZO DESDE RIO
La investigación que terminó con la denuncia de 23 manifestantes por Asociación Ilícita Armada en Rio llevó diez meses para ser concluída, tiene por el menos dos mil páginas y demoró un poco menos de dos horas para transformarse en un proceso criminal en el Tribunal de Justicia de Rio.
A las 18h06 del viernes (18), la Policia Civil confirmó a Folha que había enviado la investigación finalizada al Ministerio Público. Exactamente una hora después,  a las 19h06, el MP divulgó una nota informando que había realizado la denuncia contra los activistas. Veinte minutos después, una nota de la Justicia de Rio ordenaba la prisión preventiva de 21 de los 23 denunciados.
Ahora acusados, los activistas van a responder por Asociación Ilícita Armada, crimen previsto en el artículo 288 del Código Penal, con pena de uno a tres años de prisión.
Folha de São Paulo
 


.

21/07/2014

Cancillería: no hay condiciones para otorgar asilo a brasileños

Los tres activistas contra el Mundial que pidieron asilo se fueron del Consulado uruguayo en Río de Janeiro. Fuentes dijeron que no hay condiciones para otorgarlo.
Tres manifestantes brasileños, acusados de practicar "violencia" en las manifestaciones anticopa en Rio de Janeiro, se refugiaron en el Consulado de Uruguay y pidieron asilo, informó este lunes la prensa brasileña. Ellos son Eloísa Samy, una abogada que asesoraba a los manifestantes, y los jóvenes Davi Paixao y Camila Nascimento, indicó el diario O Globo.
Fuentes de la Cancillería uruguaya dijeron a Subrayado que "no está dada ninguna condición para otorgar asilo". Además, explicaron que esto no significa que Uruguay niegue el asilo, ya que para ello sería necesario que se dieran las condiciones para solicitarlo y en este caso no es así.
Pasadas las 18.00 horas, los activistas dejaron el Consulado, informaron las fuentes.
Según O Globo, más temprano la Policía de Río intentó entrar en el consulado pero fueron expulsados por el personal diplomático y se quedaron en la puerta esperando para cumplir con el arresto ordenado. Además, varios manifestantes llegaron al lugar para dar su apoyo a los tres activistas.
La justicia de Rio de Janeiro ordenó el viernes la prisión de 23 personas por "practicar actos violentos" durante las protestas contra el Mundial, incluida Samy, que según la fiscalía organizó reuniones en su casa para planificar actos violentos, y hoy está prófuga junto a otras 17 personas.
En un video publicado en las redes sociales, Samy dijo que era una "perseguida política" y que era "criminalizada" por su "actuación en la defensa de los derechos a manifestarse".




0 comentarios:

Publicar un comentario