viernes, 18 de julio de 2014

Los salarios de Bergara


por Blog Noticias Uruguayas

 Cualquier trabajador lo entiende, pero la cúpula sindical no. Si se promete (y anuncia) una "tregua" en el período electoral y se asegura que no habrán reclamos ni conflictos, las patronales pasan a la ofensiva ya que aprovechan la oportunidad para avanzar posiciones. Ya se reunieron TODAS las Cámaras patronales y presentaron reclamos (siempre por la baja de los salarios) y manifestaron "inquietud" por "las reglas de juego". En ese contexto el gobierno aprovecha también la "tregua" y le comunica a los patrones que los salarios serán rebajados en tanto que no van a tener la inflación como referente. En suma, con la peregrina tesis de "calmar a la derecha" (y así tratar de ganar las elecciones) lo que se ha hecho es demostrar debilidad y darle luz verde a las patronales que aprovechan el invite. Las consecuencias la pagarán los trabajadores.

MAXIMILIANO MONTAUTTI  mié jul 16 2014
Mediante un comunicado, el Pit-Cnt discrepó con el planteo de desvincular la evolución del salario con la inflación. El Secretariado Ejecutivo planteo que uno de los objetivos es "profundizar en la distribución progresiva de la riqueza, lo cual en vez de tener una preocupación por la expansión de la demanda del pueblo debería tomar en cuenta la ganancia exacerbada de algunos sectores vinculados al gran capital".
Asimismo, expresó que la inflación es uno de los temas que preocupa a la central sindical, aunque aclaró que "está claro para nosotros que el salario no produce inflación y por tanto no puede ser la variable de ajuste. En tal sentido reafirmamos nuestra voluntad de estudiar mecanismos de control de precios acordados sobre los bienes más importantes del consumo popular".
Uno de los coordinadores del Pit-Cnt, Fernando Pereira, dijo a El País que el planteo fue "fuera de tiempo para una ronda de Consejos de Salarios que para el sector público comenzará en 2015 y en el sector privado será en 2016". El dirigente agregó que "hay tiempos políticos que no son los adecuados y nos hacen debatir sobre temas en momentos que no son los correctos".
Pereira consideró que "cuando se habla de desindexar, lo que la gente tiene que entender es que puede ocurrir que no se recupere la totalidad de la inflación con los ajustes salariales".
El dirigente expresó que quizás esa puede no ser la interpretación exacta de los dichos del ministro Bergara, aunque igualmente la posición planteada preocupa al Pit-Cnt.
Bergara había dicho la semana pasada en una comparecencia en la comisión de Hacienda de Diputados que para la negociación de 2016 se debe "tratar de despegarnos un poco de las cláusulas indexatorias, yendo a negociaciones de salario nominal" y agregó que para que "negociar salarios nominales sin cláusulas indexatorias automáticas pueda ser fructífero y creíble, hay un prerequisito que es bajar la inflación"

Rechazo.

"Desde el punto de vista sindical, te mandan a la paliza", dijo a El País el integrante del Secretariado Ejecutivo del Pit-Cnt, Richard Read, refiriéndose a la idea de desindexar los salarios.
"Podría ser una posibilidad en países donde la inflación es mucho más baja que en Uruguay", dijo sin embargo Pereira.
Además, recordó que para el cálculo de los ajustes se toma el centro del rango establecido por el Banco Central (5%), cuando la inflación anual se ubica desde hace varios años entre 8% y 9%. El dato anualizado a junio ubicó la suba de precios en 9,08% y en el primer semestre el Índice de Precios del Consumo (IPC) fue 5,38% y ya superó la media del Central.
El Pit-Cnt también reivindicó a los Consejos de Salarios como la mejor herramienta para disminuir "la brecha entre ricos y pobres". Pereira sostuvo que la central sindical se planteó en ese ámbito ser "la defensa de los más débiles" y proteger a los asalariados más sumergidos.
También recordó que las rondas de los Consejos de Salarios siempre tuvieron resultados positivos con más de 90% de acuerdo y en todos los casos los lineamientos propuestos por el Poder Ejecutivo para la negociación incluyeron a la inflación como componente.

Empresarios.

En tanto, el lunes, las 24 cámaras empresariales mantuvieron un encuentro donde marcaron su preocupación por un "cambio en las reglas de juego", tanto a nivel laboral como salarial.
El ejemplo utilizado en el cónclave fue la posibilidad de una recategorización de la empresa Takata, que en los Consejos de Salarios está dentro del Grupo 4 que corresponde a la industria textil (y por lo tanto paga esos laudos), mientras es catalogada como autopartista en el Ministerio de Industria y cobra reintegros de 10% por sus exportaciones por ese motivo.
El Pit-Cnt reclama que tenga una sola categoría y si es autopartista que pague los laudos correspondientes a ese sector (mayores a los textiles). "Las empresas son insólitas. Para pagas sueldos son textiles y para cobrar reintegros son autopartistas", comentó Pereira.
"Es bastante paradójico. Takata tiene un subsidio como autopartista, recibe una devolución tributaria por eso, pero quiere pagar como textil. Que se ponga de acuerdo dónde quiere estar", afirmó Read.
"Capaz que está bien que reciban el subsidio. Pero si lo hace es porque es autopartista, no por ser textil. Es lo mismo que dijeran que son gastronómicos. ¿Qué estás eligiendo? ¿El grupo que paga menos?", añadió Read.
Las 24 cámaras decidieron unánimemente que trasladarán su preocupación por ese "cambio de reglas de juego" al gobierno. Entienden que además del caso puntual de Takata, los perjuicios por ese motivo podrían llegar a todas las industrias ya establecidas y a compañías que piensen en invertir en el país en el futuro.
"Dicen que tienen miedo de que se vayan los inversores. Nunca el país tuvo tanta empresas invirtiendo como ahora", expresó Pereira. Está previsto que la semana próxima el Consejo Superior Tripartito vuelva a tratar (ya lo hizo en una reunión hace un par de semanas donde decidió entrar en un cuarto intermedio) si Takata es recategorizada y debe pagar el laudo autopartista.
.

Bergara interpretó la "tregua" proclamada por la cúpula sindical como la oportunidad de prometerle aún mayores ganancias a las patronales y qué la inflación se cargará sobre las espaldas de los trabajadores. Ante la reacción contraria en los ámbitos sindicales la Dirección del PIT/CNT marca su rechazo a la propuesta de Bergara y éste MIENTE DESCARADAMENTE con la pretensión de sacarse el problema de encima. Niega lo que hace dos días atrás anunció con triunfalismo. Lo que nos lleva a deducir que EFECTIVAMENTE el "progresismo" (si gana las elecciones) va a instrumentar esta anunciada rebaja salarial.

mié jul 16 2014
Tras la polémica que desató entre empresarios, trabajadores y candidatos a la Presidencia las declaraciones del ministro de Economía Mario Bergara de ir hacia ajustes de salarios que no sean por inflación, el funcionario cambió el tono y sostuvo que "nadie está planteando la desindexación ni desconocer la inflación como un factor a considerar a la horas de la negociación".
Las afirmaciones hechas en el Parlamento generaron la molestia de los sindicatos y los empresarios mostraron su preocupación por el cambio en la política salarial. Asimismo consultado al respecto el precandidato a la Presidencia del Frente Amplio, Tabaré Vázquez, éste se distanció de las declaraciones y dijo que había que consultarlo a Bergara.
Hoy, tras un evento sobre aduanas, al hacerle una pregunta sobre la polémica generada, Bergara sostuvo: "Nadie está planteando la desindexación ni desconocer la inflación como un factor a considerar a la horas de la negociación. Es más, hemos planteado que para avanzar en esta serena búsqueda de mecanismos de negociación colectiva con el iobjetivo de que el salario real también crezca cuando la inflación crece un pre requisito es que la inflación baje y se estabilice. Compartimos totalmente la visión de que la negociación tiene que tener en cuenta la inflación. Simplemente lo que estamos planteando es buscar mecanismos alternativos que eviten inercia, que eviten dificultades del combate a la inflación que no pasa por bajar los salarios, todo lo contrario. A nosotos nos interesa que aumente el salario real y no la inflación, porque el salario real erosiona y come una parte del salario real. Es simplemente buscar mecanismos que a la vez de proteger un proceso de aumento del salario real cuando la economía crece, tratemos de combatir elementos inerciales que hacen difícil combatir la inflación".
Bergara agregó que ahora "hay un horizonte de dos años" antes de que comience la próxima ronda salarial y que "acá no estamos para dar recetas" por lo que apela a que el mejor mecanismo lo definan "con sabiduría" trabajadores, empresarios y gobierno.
.

Bergara se dió cuenta que la mayor parte de los votos están en el pueblo trabajador. Más aún, niega diferencias con lo que planteó el PIT/CNT aunque éstas han sido obvias. Conviene resaltar que "el peor enemigo del salario real" es la avaricia insaciable de las patronales que siempre han propugnado el trabajo esclavo como la "solución".

16.07.2014,

El Pit Cnt ha manifestado la poca conveniencia de desindexar los salarios, como ha planteado el ministro de Economía y Finanzas, Mario Bergara, de cara a las próximas negociaciones salariales de aquí a dos años. El jerarca quiso aclarar este miércoles a los medios que no existe una polémica con la central obrero, sino que se trata de un manejo de ideas para mejorar el salario a la vez que se combate la inflación.

“Planteamos claramente que hay un horizonte de dos años para ir perfeccionando los mecanismos de negociación salarial. Somos fervorosos partidarios de la negociación colectiva y tenemos una valoración positiva de todo el esquema de las relaciones laborales que se instalaron en 2005. Permitió una mejora del salario real y una mejora de la situación de los trabajadores. El salario real creció de manera consistente con el crecimiento de la economía. Por lo tanto, no es un foco de presión inflacionaria como algunos analistas a veces aseveran”, aseveró Bergara.

“También estamos preocupados de que si la economía sigue creciendo el salario real también debe seguir creciendo. Por lo tanto, el principal enemigo del salario real es la inflación, buscamos que no erosione el ingreso de los hogares. No estamos planteando de ninguna manera, como plantean algunos sectores políticos y de analistas, que hay un problema con el aumento del salario real sobre que han generado costos excesivos para la competitividad”.

“Lo que sí planteamos es que este hecho hay que conversarlo con serenidad, con un horizonte de dos años, no son para pasado mañana. No es una cuestión de campaña electoral. Si alguien lo quiere usar así está teniendo una tesitura oportunista. Busquemos mecanismos para que, protegiendo el aumento del salario real, no se generen elementos inerciales que dificulten el combate a la inflación. Esto es algo que está en el interés de todo, y eso lo comparte el Pit Cnt, que la inflación es el peor escenario. Es simplemente discutir y buscar mecanismo”.
.







0 comentarios:

Publicar un comentario