miércoles, 22 de octubre de 2014

Denuncia penal contra Amodio Pérez

El Abogado Álvarez Petraglia y Amodio

Un militar declaró ante la Justicia que Héctor Amodio Pérez participó en operativos de detención de varios militantes del MLN-T y en sus interrogatorios, y que colaboró en la caída de la “Cárcel del Pueblo”. En base a este testimonio, el abogado Federico Álvarez Petraglia analiza presentar una denuncia penal contra Amodio Pérez, quien reapareció a mediados de 2013, tras permanecer más de cuarenta años en las sombras.
Por Mauricio Pérez
PUBLICADO el Lunes 20 de octubre, 2014 


Héctor Amodio Pérez fue uno de los fundadores del MLN-T y uno de sus principales referentes. Entre 1968 y 1972, él y su compañera, Alicia Rey Morales, integraron varios organismos de dirección de la organización. Sin embargo, una serie de discrepancias con el funcionamiento de la organización lo llevaron a pedir que lo enviaran a Chile, para hacerse cargo de la columna de refugiados del MLN-T en el país trasandino.
Tras una reunión con Raúl Sendic y Julio Marenales, en marzo de 1972, la dirección del MLN-T decidió cumplir con su requisito y “sacarlo” a Chile, pero sin ningún puesto de responsabilidad. Esto suponía alejarlo de los puestos de relevancia y, en los hechos, darlo de “baja”. Pero el viaje nunca se concretó. Héctor Amodio Pérez fue detenido el 25 de mayo de 1972, por personal del Batallón Florida, y recluido en la unidad militar.
Fue entonces que comenzó a gestarse su “historia negra”. Según el relato de los históricos dirigentes del MLN-T, Amodio Pérez fue un traidor. Aprovechó sus conocimientos de la organización y, a cambio de salvar su vida y la de su compañera, detenida semanas antes que él, entregó información sobre sus antiguos compañeros y varios locales, entre ellos, la Cárcel del Pueblo. Esto le valió el favor de las Fuerzas Conjuntas, que permitieron su salida del país, para que escapara de la “sentencia a muerte” que le juraron sus ex compañeros.
Cuarenta años después de su “desaparición”, Amodio Pérez reapareció. Lo hizo con una serie de cartas que envió a varios medios de prensa, y en una extensa entrevista con el periodista Gabriel Pereyra, en el diario El Observador. Allí narró “su verdad”. Contó los motivos por los que se distanció del MLN-T, cómo fue su captura, y negó ser un traidor, y los motivos que lo llevaron a radicarse en el exterior. Afirmó que cuando lo detuvieron, la “orga” ya estaba derrotada, que los militares tenían toda la información sobre ella, que nunca salió a marcar gente a la calle y que lo único que hizo fue acomodar papeles para Armando Méndez (OCOA), a cambio de que su compañera no fuera torturada.
Sin embargo, un militar activo en el Batallón Florida en 1972 aseguró ante la Justicia que, tras ser detenido, Amodio Pérez salió a marcar gente, colaboró en la caída de la Cárcel del Pueblo e, incluso, participó de interrogatorios de sus ex compañeros. Con estos elementos, el abogado Federico Álvarez Petraglia analiza presentar una denuncia penal en su contra, por su incidencia en los crímenes cometidos contra varios militantes del MLN-T a raíz de su colaboración.
Marcó gente
El capitán (r) Orosman Pereira, ex integrante del Batallón Florida, declaró que Héctor Amodio Pérez colaboró con los militares en el desbaratamiento del MLN-T. Lo hizo ante la jueza penal de 16º Turno, Julia Staricco, en el marco de la indagatoria penal por la denuncia colectiva por torturas y delitos sexuales que presentó una treintena de presas políticas. Se trata de la misma causa en que el capitán (r) Asencio Lucero, ex encargado de Inteligencia (S2) en el Regimiento de Caballería N° 9, narró las torturas cometidas en unidades militares durante la dictadura.
En este marco, Pereira afirmó que en el Batallón Florida el encargado de supervisar a los detenidos era el hoy fallecido coronel (r) Carlos Calcagno, entonces jefe del S2 del Batallón Florida, quien con los años se convertiría en jefe de los servicios de Inteligencia de la dictadura, y que en esa unidad se les dispensaba un trato “normal”. “El problema del Batallón Florida es que allí se detuvo a Amodio Pérez, quién ayudó muchísimo y ayudó a detener personas”, afirmó Pereira.
Según el militar, que posteriormente estuvo a cargo de la Cárcel de Punta Rieles, los detenidos llegaban “por operativos o patrullas e inclusive con Amodio Pérez; él marcaba y así se capturó la Cárcel del Pueblo”, tras la conversación que mantuvo Amodio con Wassen Alaniz.
El oficial afirmó que los patrullajes se realizaban “por orden del comando” y que “salían de la unidad oficiales, personal subalterno y Amodio Pérez”, y que cuando llegaban los detenidos “se los interrogaba”. Pereira dijo que no participó “en interrogatorio alguno”, pero que participó en el operativo de la Cárcel del Pueblo, así como en los procedimientos en los cuales fueron detenidos el presidente José Mujica y su esposa, la senador Lucía Topolansky, ambos en 1972.
En este sentido, el Batallón Florida oficaba como “depósito” de detenidos, que posteriormente eran derivados al Penal de Libertad o a la Cárcel de Punta Rieles, y dijo que el ex jefe tupamaro participó en interrogatorios: “Era un depósito; no se las interrogaba, interrogaba Amodio Pérez en el propio batallón. Habría algún oficial”.
A raíz de esto, el militar fue interrogado por las tareas específicas de los servicios S2: “Obtener información. En el caso de Amodio Pérez, [cuando lo detuvieron] estaba en un apartamento un berretín y la suerte fue que se capturó a él, y por él se hicieron las detenciones”. “¿Cómo hacía Amodio Pérez el interrogatorio?”, le preguntaron. “No lo sé, supongo que él le entregaría la información al capitán Calcagno; no recuerdo con quién estaba, porque yo no participaba”, declaró.
Denuncia contra Amodio
El testimonio del militar deja claro que Amodio Pérez “no sólo colaboró con la gente que lo apresó en el Batallón Florida, sino que deja traslucir que, prácticamente, era él quien dirigía los operativos contra el MLN, que salía a hacer recorridas en vehículos militares y que era él quien señalaba gente en la calle”, afirmó el abogado Federico Álvarez Petraglia, en diálogo con Caras y Caretas.
El abogado afirmó también que, con base en este testimonio, estudia la posibilidad de presentar una denuncia penal en su contra, al menos “para que se investigue”. “Me da la impresión que, por los testimonios que hemos venido recabando, este señor [Amodio Pérez] tuvo una colaboración que, en mi opinión, es criminal, en el sentido de que está atrapada por tipos penales que se le puede imputar a los militares”, sostuvo Álvarez Petraglia.
Durante la entrevista que concedió al diario El Observador y en sus cartas públicas, explicó el abogado, Amodio Pérez negó “terminantemente” que haya salido a “marcar compañeros”, pero el testimonio del militar y las situaciones que rodearon su detención, como el hecho de que ni él ni Alicia Rey Morales fueran procesados por la Justicia militar, dejan entrever que sus dichos no fueron ciertos.
Amodio Pérez y Alicia Rey “mantuvieron un estatus de colaboradores activos; es más, este señor [Pereira] sostiene en su declaración que Amodio Pérez participaba en los interrogatorios de sus ex compañeros detenidos”. “Hay una participación directa y que excede” lo que conlleva a pensar que “pasó un umbral” y tuvo “un rol paramilitar”.
“Hubo gente que se quebró [en la tortura]. Es natural y obvio que uno se pueda quebrar y decir una cantidad de cosas. Y ha pasado. Y nadie puede cuestionar a una persona que en esas situaciones le pase eso, porque a lo mejor a nosotros nos pasaría lo mismo. El problema es cuando pasás un umbral y pasa a ser prácticamente un represor más, […] teniendo un rol de paramilitar”, dijo. La denuncia, en caso de que se concrete, también podría incluir a integrantes de otras colectividades políticas y del propio MLN-T que colaboraron en forma estrecha con los militares, “no sólo marcando gente, sino que también participando de los interrogatorios y las torturas”.

Las cartas de Amodio
A mediados de 2013 arribó a varios medios de prensa una serie de cartas con la firma de Héctor Amodio Pérez. Estas se mantuvieron en reserva, mientras se analizaba si su contenido era verídico y correspondían a un hombre cuyo paradero permaneció desconocido por cuarenta años. El trabajo periodístico del diario El Observador permitió confirmar su autenticidad. Tras recibir un registro fotográfico, se publicaron las cartas y una entrevista con quince preguntas.
Por esas vías, Amodio Pérez contó “su verdad” sobre la caída del MLN y su salida de Uruguay. Afirmó que en 1972, luego de que las Fuerzas Armadas se hicieron cargo de la lucha antisubversiva y se instalara la tortura generalizada al interior de los cuarteles, percibió la derrota inexorable del MLN. Dijo que intentó evitar la derrota, y que la detención de su compañera, Alicia Rey, fue lo que “rompió el escaso vínculo que me unía con el MLN, en especial con el grupo de dirigentes que nos habían conducido a la debacle”.
Además, afirmó que sus ex compañeros lo tomaron como “cabeza de turco” para esconder sus errores, y que por eso lo calificaron como “colaborador” y “traidor”, al tiempo que señaló a Mario Píriz Budes como el responsable de brindar a los militares información sobre “el organigrama completo” de la organización, los locales y los militantes que conocía, y de los contactos que el MLN mantenía con políticos uruguayos y extranjeros.
Aseguró que en junio de 1972 decidió “colaborar” con los militares, pero que su única acción fue ordenar los papeles de la OCOA, luego de que Armando Méndez se lo solicitara, a cambio de concederle la libertad. Amodio Pérez le manifestó que era una labor imposible, pero cuando Alicia Rey fue trasladada al Batallón Florida cambió su posición. “Retomé la iniciativa de Méndez como medio de lograr nuestra libertad. No nos quedaba otra alternativa”, dijo durante la entrevista.
Sin embargo, en esa entrevista negó que saliera a “marcar” gente. “Eso forma parte de la estrategia para acusarme. Nunca lo hice. Como a todos los detenidos, se nos vestía de soldados para los traslados, ya fueran a los juzgados, al hospital o a visitar a nuestros padres, que de todo hubo y no he sido el único. ¿Por qué nunca se ha señalado a los que “marqué”? ¿Por qué, si eso hubiera sido verdad, el MLN no modificó nunca la forma en que se producían los encuentros callejeros?”, contestó.
En una de sus cartas, también explica su relación con el jefe del S2 del Batallón Florida, Carlos Calcagno: “Tuve la suerte de que en el Florida, el jefe S2 era Calcagno, familiar de una tía mía, pero de cuya existencia no tenía ni idea y que había prometido a esa tía protegerme en caso de ser detenido. Pero yo no lo sabía, por lo que en un descuido de la guardia me tragué un tubo completo de Valium 10. Cuando desperté, en la enfermería del Florida, estaban el médico que me rescató del coma, el capitán Calcagno y el teniente segundo Armando Méndez”.

* Publicado en Caras y Caretas el viernes 17 de octubre de 2014

A continuación republicamos fragmentos del artículo de Jorge Zabalza en referencia a la "reaparición" de Amodio (2013)



domingo, 14 de abril de 2013
Yo no lo perdono


por Jorge Zabalza
Ricardo-Zabalza--Alfredo-Cultelli--Jorge-Salerno--Small-.jpg
Ricardo Zabalza, Alfredo Cultelli, Jorge Salerno, caídos en la retirada de la Toma de Pando - 8 de Octubre de 1969

En memoria de los que murieron luchando

BRECHA me llamó para opinar sobre la ahora ”famosa” carta posiblemente escrita por Héctor Amodio Pérez. La analicé con atención y saqué varias conclusiones.

Mi primer sorpresa fue la confesión. Fuere quien fuere el que escribió la carta, ella cuenta como Amodio despertó en la enfermería Batallón de Infantería No. 1, luego de haber ingerido una sobredosis de Valium 10, para mí un simulacro de suicidio porque bien sabía que el “pastillazo” no era mortal. Al despertar se encontró cara a cara con el teniente Armando Méndez, con quien llegaron a un “acuerdo” : Alicia Rey Morales y Amodio “ordenaron” las carpetas y archivos de la OCOA a cambio de ser dejados en libertad. Entre ellas estaban los cuantiosos e invalorables “aportes” realizados por otro traidor, el Tino Pírez Budes. “Ordenar” significó sistematizar los datos, hacer el trabajo de inteligencia que sirvió de base para perseguir y allanar, torturar y violar, asesinar y desaparecer
.
De esa manera, vendiendo a miles de militantes, Rey Morales y Amodio Pérez se transformaron en criminales de lesa humanidad y salieron en libertad. Hasta el momento la traición estaba documentada con los testimonios de sus víctimas, pero en esta carta se relata el proceso de la traición. El “pacto” Méndez-Amodio sólo era conocido por ellos dos y algunos cómplices que callaron la boca. Es la primera vez que sale a la luz. Si la carta es auténtica, el autor está confesando su complicidad en crímenes de lesa humanidad; si la carta no es de Amodio, sus autores lo mandan en “cana”…


A mi entender, es una revelación muy importante, un insumo para los historiadores: ahora se sabe como se consumó la traición. Amodio podia haber optado por el mismo caminos que siguieron Pedro Lerena, Edison Marín, Juan Facchinelli, Nelson Berreta, Gerardo Alter y Walter Arteche, que se hicieron matar en la tortura. Pero no, Amodio eligió el camino de las treinta monedas, el de condenar sus compañeras y compañeros a la muerte y la tortura.
En los juicios en Argentina se condena a civiles que han sido cómplices de crímenes de lesa humanidad. Amodio es un civil que colaboró activamente en la consumación de los crímenes. Debe de ser juzgado como criminal de lesa humanidad al igual que sus jefes y cómplices militares.
Colectivo Noticias Uruguayas 

1 comentario:

  1. PIDO PERMISO SEÑORES:
    VERDAD Y JUSTICIA
    EL BEBE MURIO EN EL 89 HOY DONDE ALINEARIA?
    SABEMOS QUE ENTRE OTROS ARTIGAS MURIO EN EL PARAGUAY EN EL 1850 DESPUES QUE INVENTARAN LOS INGLESES ESTE PAIS EN EL 1830 DESPUES QUE SE FUERA AL OSTRACISMO AL IGUAL QUE EL CHE MURIO EN BOLIVIA, AMBOS SIN CONCEDER NADA A SUS PENSAMIENTOS.-
    EL VERDADERO GOLPE DE ESTADO FUE EN EL 72 ENTRE LOS MILICOS DEL FLORIDA Y LOS TUPAS, USANDOAL NEGRO Y A LA NEGRA DE CHIVOS EXPIATORIOS.-
    GENTE DEL MLN TRABAJO Y TRABAJA PARA LOS SERVICIOS, EL ÑATO Y LA PLANA MAYOR SON HOY CIVILES PARAMILITARES.-
    ESA PLANA MAYOR EN EL 1975 CONDENO A MUERTE A LOS QUE ABANDONARON EL GATILLO Y LA TEORIA DEL FOCO FORMANDO UNA TENDENCIA PARTIDISTA Y COLABORO CON SU EXTERMINIO POR AQUELLO DE QUE SI YO ME RINDO INCONDICIONALMENTE Y NO HAGO LA GUERRILLA NO LA HACE NADIE.-
    SE CHUPARON AL PVP, A LA UAL, A NUEVO TIEMPO, GENTE PERTRECHOS Y GUITA, FUERTES COLABORADORES EN EL ASESINATO DE WHITELAW, BARREDO, MICHELINI Y TANTOS COMPAÑERAS Y COMPAÑEROS QUE DE ESO NADA HABLA POR QUE LO TAPAN CON EL NEGRO AMODIO QUE LO ENCONTRARON EN UNA CARCEL QUE TENIA SALIDA A LA RED Y CUYO CAT HABIA CAIDO, DEJENSE DE JODER.-
    QUE PASO CON EL CURA BIDEGAIN DE LA GUACHA CHICA EL EX COMPAÑERO DE LA TRONCA, TAMBIEN ERA TRAIDOR, QUIEN MATO AL RONY, POR QUE RESULTA QUE SON TODOS TRAIDORES MENOS UDS.
    LOS MILICOS LOS TIENEN AGARRADOS DE LOS HUEVOS AMENZADADOS DE DAR A CONOCER LAS AGACHADAS Y LOS PACTOS TRAIDORES POR EL COSTO POLITICO QUE ELLO CONLLEVA EN LAS ELECCIONES Y LOS OBLIGA A PACTAR CON EL PJ LO QUE LE PASO A MOTA ES UNA TDOCONSECUENCIA DE ESO.-
    EL ÑATO NO DEJA ROMPER EL SMA EMBERRETINO LOS ARCHIVOS DE LA DICTADURA.-
    Y EL FENECIDO PREMIO NOBEL DE LA PAZ VA A DEJAR QUE LOS VIEJITOS DE DOMINGO ARENA PASEN LA NAVIDAD 2014 EN SUS CASAS DESPUES DE LAS ELECCIONES POR EL COSTO POLITICO.

    ResponderEliminar