domingo, 2 de noviembre de 2014

China ya es la mayor potencia

Chongking (antes Chunking). Es la principal ciudad del centro de China, con más de 9 millones de habitantes


En las últimas cuatro semanas dos hechos de gran trascendencia han salido a la luz. De un lado, China se ha convertido en la primera potencia económica mundial, adelantando oficialmente a los Estados Unidos, con un peso económico oficial (cifras del FMI) de 17,61 billones de dólares (contra 17,4 de los Estados Unidos).

Y  los Estados Unidos han dejado de ser la primera potencia económica mundial y este hecho lo cambia todo

 Sobre todo porque, además de cruzar este umbral, los Estados Unidos, después de tratar de impresionar al mundo con un militarismo desbordante durante la crisis de Ucrania, revela una debilidad estratégica importante en su "gestión" de la crisis de Irak. El músculo político, que parecía obligar al mundo a permanecer bajo la tutela norteamericana de manera indefinida, se manifiesta como insuficiente.

Estos dos indicadores nos permiten ver un punto de inflexión de primera magnitud dentro del desarrollo de la crisis sistémica global: el paso de un mundo americano a un mundo chino …

Shenzhen. Es una ciudad muy joven, creada en los 80 como la primera zona económica especial de China

La aparición evidente de este “jugador” chino se ha precipitado por la crisis de Ucrania. Mientras que China tenía interés en ir desarrollando su crecimiento de manera casi inadvertida, mientras que los rusos mantenían distancia ante el miedo de una inevitable invasión China, mientras que los europeos también mantenían las condiciones para una aparición suave de este mega-jugador, la crisis de Ucrania aceleró el cambio y provocó que el resto de jugadores perdiera protagonismo.  


Ya hemos señalado que la crisis de Ucrania y la política de sanciones empujaron a los rusos a firmar el famoso acuerdo de gas Ruso-Chino en condiciones menos ventajosas que las que habían esperado. Ucrania perdió frente a los rusos por sus negociaciones con China sobre este acuerdo.

El acuerdo de gas entre Rusia y China "cambiará el sistema financiero mundial"
El primer ministro chino realizó una visita oficial a Europa y Rusia (2). Sus bolsillos están llenos de contratos, proyectos de inversión y perspectivas de negocio (3) , un plan Marshall para la reconstrucción real de las economías europeas y rusas parcialmente destruida por la guerra de Ucrania (4) ... un plan irresistible por supuesto. Pero ¿se han reunido las condiciones para que seamos lo suficientemente cautelosos para preservar nuestra independencia con respecto a este nuevo poder?

Un Plan Marshall chino para Europa y Rusia
El City Bank ya se ha salvado de la bancarrota gracias a China, convirtiéndose en el principal centro financiero fuera de China en emisión de bonos de yuanes (5). Como consecuencia, el Reino Unido se ha convertido en un fuerte defensor de agregar el yuan al DEG (Derechos Especiales de Giro) del FMI. El BCE está incluso empezando a considerar agregar el Yuan a sus reservas internacionales (6). Y Europa se encuentra en el papel que le corresponde como facilitador de la transición sistémica entre el mundo de antes y el mundo después de la crisis; pero para jugar en su verdadero interés, hubiera sido mejor haberse dejado guiar por una visión (7) más que por la codicia o por un instinto de supervivencia.
Toda esta actividad entre Europa, Rusia y China culminará con la Cumbre ASEM en Milán del 16 y 17 de octubre de 2014.

Encuentro entre China y Europa (solo en inglés)

Sin contar con EEUU 

Este evento tiene todas las posibilidades de dejar su huella en los libros de historia, ya que conectará a Europa y Asia y proporcionará la plataforma para resolver la crisis del Euro, la crisis de Ucrania, la crisis Euro-Rusa, la crisis sistémica global..., permitiendo así la transición al mundo de después de la crisis. Hubiera sido más "multi-polarización" si el acto de fundación del mundo de después, hubiera sido sellado en una cumbre Euro-BRICS (8); pero esto es urgente y, después de todo, tres de los cinco países BRICS estarán presentes (Rusia, India y China) ... y lo más importante, la cumbre ASEM tendrá características comunes con la idea de una cumbre Euro-BRICS que representa las nuevas realidades globales (peso económico, comercial, demográfico) ... y sin contar con EE.UU., que hasta nuevo aviso, no proyecta más que su sombra sobre cualquier intento de adaptar el sistema mundial a las nuevas realidades.

Las alianzas que que ofrece EEUU se reducen a una cuestión de guerra

Fuentes RT/leap
Ver también:

.ALAI, América Latina en Movimiento

2014-10-30

Entre ilusiones y guerras desesperadas contra el tiempo

Cambios decisivos en el sistema global

Jorge Beinstein
http://alainet.org/active/78432



 

0 comentarios:

Publicar un comentario