domingo, 28 de diciembre de 2014

Puro cuento

La verdad de la milanesa

Todo indica que en 2014 se completará el décimo año consecutivo con crecimiento salarial, lo cual constituye un escenario inédito para nuestro país al menos desde que se cuenta con estadísticas sistemáticas sobre las remuneraciones. Sin embargo, continúa siendo muy preocupante la alta proporción de trabajadores con salarios sumergidos. De acuerdo a las últimas cifras disponibles que son de 2013, casi un 40% de los trabajadores recibieron salarios por debajo de los $ 14.000 líquidos, de los cuales la mitad ni siquiera llegaban a los $ 10.000 líquidos mensuales.


En su análisis de coyuntura trimestral, el Instituto Cuesta Duarte del PIT-CNT sostiene que la economía uruguaya continúa mostrando dinamismo con un crecimiento del PBI en los primeros nueve meses del año de 3,5% respecto a igual período del año anterior.


Agrega que todo indica que en 2014 se completará el décimo año consecutivo con crecimiento salarial, lo cual constituye un escenario inédito para nuestro país al menos desde que se cuenta con estadísticas sistemáticas sobre las remuneraciones. Sin embargo, alerta que continúa siendo muy preocupante la alta proporción de trabajadores con salarios sumergidos. De acuerdo a las últimas cifras disponibles que son de 2013, casi un 40% de los trabajadores recibieron salarios por debajo de los $ 14.000 líquidos, de los cuales la mitad ni siquiera llegaban a los $ 10.000 líquidos mensuales.
En el mercado laboral, mientras la tasa de empleo y desempleo se mantienen en niveles muy positivos, la informalidad y los salarios sumergidos siguen siendo las vulnerabilidades más acuciantes. Para el Instituto Cuesta Duarte, la economía uruguaya continúa mostrando dinamismo y de acuerdo a las expectativas de los agentes consultados por el Banco Central, en 2014 alcanzaría un crecimiento del PBI en el entorno de 3,2% marcando una desaceleración pero moderada respecto al 4,4% observado el año anterior.
En este contexto y bajo una nueva administración de gobierno, a mediados de 2015 se iniciará una nueva Ronda de Consejos de Salarios que pautará la evolución de las remuneraciones para los próximos años. Actualmente, el peso de la masa salarial en el PBI aún no recuperó los niveles previos a la crisis de 2002 y está muy lejos de alcanzar los niveles de décadas atrás. Por otro lado, la política salarial incide fuertemente en la distribución del ingreso entre las personas.
Teniendo en cuenta el porcentaje de salarios sumergidos, el Instituto Cuesta Duarte sostiene que será fundamental que las próximas negociaciones incorporen como aspecto central una fuerte mejora tanto del Salario Mínimo Nacional como de esos niveles críticos que permitan continuar avanzando en la reducción de la desigualdad y sentando las bases que garanticen la consolidación del desarrollo.


.





0 comentarios:

Publicar un comentario