jueves, 26 de febrero de 2015

Después de la muerte






Jueza Sánchez absolvió a enfermeros enjuiciados por múltiples homicidios en 2012 



26.02.15, de DICOMI-SCJ.- La Jueza Letrada de 1º Instancia en lo Penal de 10º Turno, Dra. Dolores Sánchez absolvió a los enfermeros imputados por la comisión de numerosos homicidios especialmente agravados en el año 2012, cuando la sede estaba a cargo del Dr. Rolando Vomero.


Dos de las tres personas encausados aún se encontraban recluidas en forma cautelar, disponiéndose su liberación inmediata bajo caución juratoria.
En su fallo, la magistrada señala que "de la prueba testimonial se nota dos grupos: uno a favor de los encausados y otros en contra, con un denominador común: nadie los vio hacer nada a ningún paciente".
"Quienes sospechan hablan de rumores, de aumentos de tasas de mortalidad en el Centro del Maciel que no fueron tales finalmente". "Nadie escuchó de los propios encausados que provocaran muerte a los pacientes".
Añade Sánchez que "los medicamentos incautados a P., dicen ambas instituciones que no les pertenecen a ellos porque no han tenido bajas significativas y que es difícil que seas hurtados por el protocolo que a los efectos se lleva".
"Y agregan que pueden ser comprados en cualquier farmacia, P. y su esposa dicen que les fue indicado por alguna dolencia puntual".
"El inicio de la investigación se debió a la sospecha de una enfermera de que la tasa de mortalidad del Centro del Hospital Maciel se había disparado y que todos los rumores lo sindicaban a P. como responsable (porque había escuchado de alguien que lo hacía también en la institución privada, venía con esa fama) lo puso en conocimiento de la Nurse, esta a su vez al Jefe del Centro y al Director del Hospital, quienes iniciaron una Investigación que no arrojó resultados significativos y que tampoco obtuvo pruebas de la responsabilidad de P. como para denunciar, eran sospechas infundadas dijo el Director".
"Ya afirmemos que sea fama o rumor (para mí solo un rumor) lo que surgió del Hospital Maciel y que se lo imputaron a P., los testimonios examinados al respecto solo prueban eso: el rumor o la fama no el hecho en si mismo".
"Nadie los vio efectuar ningún procedimiento inusual, ni dar muerte a paciente alguno, ni en el Hospital Maciel ni en la Asociación Española se notó aumento significativo de muertes en los CTI donde estos trabajaban".
"Los decesos a pesar de que para alguno de estos testigos no eran esperables, se contradice con las conclusiones de la Junta Médica en la que subraya: que todas las muertes eran las esperables al estado critico de los enfermos, habiéndoseles avisado en varios casos a la familia que el deceso a corto plazo era irreversible".
"A ningún médico durante ese tiempo le llamó la atención ninguno de los fallecimientos, y solo se inicio investigación en el Hospital Maciel a instancia de la Enfermera y la Nurse que, como vimos, no llevó a corroborar las sospechas".
La magistrada enfatizó que "se necesita más que una sospecha para condenar, se necesita más que una probabilidad, se necesita la certeza de la existencia del hecho delictivo y de la culpabilidad del o de los encausados, la condena sólo será legítima cuando las pruebas la hagan inevitable, cuando no haya más remedio".
"Aún cuando el Ministerio Público (dueño de la persecución penal) haya hecho el máximo de los esfuerzos para procurar pruebas de cargo, ni el delito ni la culpabilidad pudo ser acreditada, los imputados han de ser absueltos, tal extremo reconoce fundamento en el hecho de que siendo función de la parte acusadora destruir, a través de la prueba, el estado de inocencia que ampara al imputado, el fracaso de tal función no puede traducirse en perjuicio de éste sino en el mantenimiento de ese estado".

Inyecciones letales

 Para el movimiento de usuarios "La salud para todos", la absolución de los enfermeros Marcelo Pereira y Ariel Acevedo "no sorprende en un país en el que la impunidad es corriente", según dijo a Montevideo Portal su presidente, Ruben Bouvier.
Desde 2012, cuando los casos trascendieron en los medios y los enfermeros fueron enviados a prisión, el movimiento "La salud para todos" comenzó a reunirse con familiares de personas que habían fallecido presuntamente por su accionar. Es así que en 2012 presentaron ante el juez penal Rolando Vomero más de 70 denuncias, documentos que finalmente no fueron aceptados por la Justicia.
"El mismo día de las detenciones, el 18 de marzo de 2012, el juez Vomero dijo a la prensa que había pruebas suficientes para procesarlos", señaló el usuario, contraponiendo esas declaraciones con la decisión adoptada este jueves por la jueza Dolores Sánchez, que lleva el caso desde que el magistrado pasó al Tribunal de Apelaciones.
Según Bouvier, hubo un "cambio de actitud" de la Justicia en torno al caso. Al respecto, sostuvo que Vomero se contactó con el movimiento en 2012 para pedirle la información que los usuarios habían recabado de las víctimas pero "seis meses después, cuando le llevamos una carpeta con todas las denuncias, no la quiso recibir y dijo que tenía mucho trabajo".
Para el dirigente, "hay algo atrás" de la absolución. En ese sentido, consideró que existió "una decisión política" para liberarlos y especuló con la existencia de "intereses políticos y profesionales de la salud".
"Quizás si estaba más de tres años en la cárcel iban a empezar a hablar y podía caer gente más pesada dentro del Sistema de Salud", acusó Bouvier, opinando que el manejo del caso fue "todo muy turbio".
El dirigente recordó que en 2013 el grupo de usuarios recurrió a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para evitar la liberación de los enfermeros, señalando que "quedaron en que iban a designar a dos observadores para venir a Uruguay a reunirse con el MSP y analizar si nuestra denuncia tiene asidero".



.




Otra sentencia escandalosa con tufo a influencia masonica. Absolucion con confesión ratificada ante el defensor y en 3 oportunidades mas
Otra perla de nuestra muy opaca justicia penal con argumentos muy heterodoxos cuando hay masoneria de por medio

En el caso de los enfermeros las consecuencias económicas las pagaban la Española ( de Tabarė ) y el Estado.
La sentencia absolutoria penal hace casi inviable cualquier reclamación económica contra el Estado y la semi estatal Española.
Semi estatal pues sobrevive en base a préstamos políticos (masonería de por medio)La Española" tiene un banco".Es como Lopez Mena
El Dr Rolando Vomero en caso enfermeros NO accedió a investigar decenas de situaciones similares.Ya arrancó mal. Luego fiscal pide tentativa
Ahora la frutilla de la torta:absolución y libertad provisional. 4 confesiones.Cuando hay masoneria de por medio surgen las tesis "novedosas
Fuente: https://twitter.com/sallelorier

Acabo de ser entrevistado por "Subrayado" por el tema enfermeros.Los conceptos vertidos fueron los siguientes:

Primero: "Líbreme el destino de caer en la telaraña perversa del sistema judicial uruguayo"

Segundo: "Siempre que haya una sentencia " RARA" fíjense quien está política o económicamente detrás"

3) La causa fue mal concebida, mal parida, pues, el Juez Vomero no quiso investigar decenas de denuncias por caso similares

4) En esta causa el tema no es Acevedo o Pereira , es el sistema integrado de salud (el gobierno) y la Española segunda casa de los masones

5) El 99,9 por ciento de los médicos tienen intereses profesionales y económicos con la Española y el Sistema Integrado"

6) Siguiendo la tesis de Dra Sanchez Juez Vomero y Fiscal Gilberto Rodriguez procesaron " por rumores"; una barbaridad (según tesis Sanchez)

7) En el caso según tesis Sänchez algún magistrado se equivocó GROSERAMENTE

Los familiares de las victimas tienen que pedir fotocopiar el expediente y publicarlo. La mera lectura generará la perplejidad popular

La mera lectura del expediente por un lego, torna innecesaria cualquier aclaración técnica. Sólo basta el "sentido común"

El país se debe un debate sobre una eventual ley de eutanasia o "buen morir". Somos muy hipócritas , pues ,sabemos que se usa mucho






.

0 comentarios:

Publicar un comentario